Una crisis de 'todas las sangres' peruanas

La problemática de la identidad en "Todas las sangres" de José María Arguedas


Trabajo, 2010
24 Páginas, Calificación: 14/20

Extracto

Índice

1. Introducción

2. Obra y vida de Arguedas

3. Trama y análisis narratológico de Todas las sangres
3.1. Trama
3.2. Análisis narratológico

4. Identidad y sangre
4.1. Lengua
4.2. Clases sociales
4.3. Roles de géneros
4.4. Religión

5. Interpretación

6. Comparación con Hijo de hombre

7. Conclusión

Bibliografía

1. Introducción

En Todas las sangres1 (1964) José María Arguedas (1911-1969) nos presenta una visión completa de un país plural2 gracias al género épico-ético3 a través el cual traza un fresco verídico de una sociedad peruana en tiempo de crisis. Es una tierra de todos los mestizajes, de todas las mezclas, lo que plantea problemas dentro de nuestro libro indigenista. Además, se publicó en los años sesenta, un lapso crítico para la historia peruana4. ¿Cuál podría ser el sentido de la tensión en Todas las sangres en este contexto?

Intentaremos descubrirlo alrededor de la problemática de las identificaciones, examinando la cuestión del mestizaje que es, como lo veremos, sobre todo social, y observaremos cómo las identidades se construyen, destruyen o re-construyen en un ambiente muy agitado. Luego, aplicaremos conceptos claves en cuanto al mestizaje para plantear nuestro problema y acabaremos con una comparación breve con Hijo de hombre (1960) de Augusto Roa Bastos (1917-2005), para situar mejor nuestra narrativa. No olvidaremos señalar la presencia de la violencia a varios niveles porque podrá ayudarnos en descifrar un potencial mensaje. Pero ante todo, conviene situar a Arguedas y los rasgos narratológicos sobresalientes de nuestro texto heteroling ü e.

2. Obra y vida de Arguedas

Es interesante examinar la experiencia de vida de nuestro autor porque nos permite explicar el origen de su interés por la cultura quechua. Entenderemos más claramente que una dedicación como la suya tiene una implicación afectiva en Todas las sangres.

Su madre murió cuando era muy joven, y como su padre viajaba mucho, fue dejado en manos de unos sirvientes quechua-hablantes, lo que explica su implicación con los indios, destacable en sus publicaciones etnográficas. Así, hizo estudios folclóricos, compilaciones, y traducciones españolas de poesía quechua. Trataba principalmente de demostrar la riqueza de la creatividad del verbo y de la música andina5. Pero nuestro escritor es más conocido por su contribución literaria. Escribió cuentos y novelas, entre las cuales contamos con Los r í os profundos (1958) (fundamentalmente autobiográfica) como culminación6. Arguedas se suicidó en 19697 porque se sentía en un callejón sin salida tanto en el plano de su acción política como en el plano de su creatividad literaria8.

La figura del indio coexistiendo con la naturaleza siempre está presente en su obra9. No obstante, Arguedas no nos presenta esta figura como trágica, estoica o mística, sino que nos muestra su sufrimiento y pone luz en su generosidad inalterada. Eso atrae la admiración del lector y no su compasión10. También sabemos la importancia de la sangre en su obra, basta citar las novelas Yawar fiesta (que es la fiesta de la sangre) o más bien Todas las sangres, títulos significativos. Arguedas escribió Todas las sangres en un estado de frenesí. Admiraba tanto los personajes de Rendón y don Bruno que envió su manuscrito sin revisarlo ni una sola vez11.

3. Trama y análisis narratológico de Todas las sangres

3.1. Trama

Todas las sangres habría sido una copia de la verdadera historia del pueblo donde Arguedas vivió los primeros años de su infancia12, un pueblo muy cerca del Lahuaymarca del libro. Nuestra historia tiene lugar en un pobre pueblo andino dotado de una mina donde los se ñ ores utilizan a los peones en una perspectiva feudal. Sin embargo, tras las páginas descubrimos que este sistema se derrumba poco a poco porque ya no puede funcionar en el siglo XX. Una compañía americana capitalista intentará comprar las tierras de los señores Aragón de Peralta, mientras que el Estado expulsará a los habitantes del pueblo para apropiárselo.

Rápidamente, la historia se centrará en el conflicto entre los hermanos Aragón de Peralta: don Bruno y don Fermín. “-[…] Y a los Aragones, que también quieren revolver la costumbre; el mayor [Fermín], por ambicioso, porque dice “la civilización debe venir”; el otro [Bruno] porque, oiga usted, lo han contagiado, no sé cómo, los indios. […] También hay que matarlo.” (I, 231-232) Están a favor de dos perspectivas diferentes frente al porvenir. Don Bruno, gran “señor cristiano”13, representa la perspectiva antigua cercana al mundo colonial (o más bien a la imagen idealizada que tiene de éste14 ). Tema que sus indios “puros” sean ambiciosos. Es severo con ellos pero muy amado y obedecido. Por otro lado, tenemos el insaciable y moderno don Fermín que quiere sustituir el feudalismo por la competición15, lo que no resaltaba en primer lugar:

- ¡Silencio! - […] [Fermín dijo a Bruno] […]-. ¿Quién, bestia, qué cerdo violó a esa criatura infeliz que mi madre protegía? ¿A quién lo encontraron con bestias y hasta con criaturas sin la edad del juicio? ¿Por culpa de quién tomó, sin otra causa, mi padre, la primera botella de cañazo, como si fuera agua? ¿A quién maldijo primero? (I, 23)

Al principio, cuando el lector sabe que don Bruno violó a una sirviente enana, que se acuesta con numerosas mestizas y que luego llora de manera teatral en el enterramiento de su padre, aparece como la figura despreciable. Paulatinamente va a cambiar:

-No se trata de nuestros pecados, [contestó Bruno a Fermín,] sino de volver a cometer otros más grandes, ¿entiendes? Se trata de conjurar la maldición solemne de nuestro padre. La maldición de hoy, que nos ha lanzado desde la torre, en ayunas, no borracho, en pleno cabildo. Si seguimos como caínes, se confirmará que hemos sido alcanzados por la maldición […]. (I, 23)

Don Bruno quiere arrepentirse. Luego, se levanta para los indios maltratados y al final encuentra el equilibrio con la suave mestiza Vicenta de la cual reconoce al niño (lo que no era su costumbre).

Don Fermín, en cambio, nos proyecta inicialmente una imagen de gran hermano sabio, mesurado por ser casado, trabajador y más discreto aunque sea ambicioso desde el principio.

Con el tiempo, su ambición llegará a ser insaciable y tendrá una crueldad sin límites. Quiere un mundo en el cual los trabajadores sean mejor pagados y, sobre todo, mejor explotados. Sin embargo, no le gustan las multinacionales, sus negocios sólo se aplican al Perú, para el Perú. Un director dice de él que “[tiene un] sentimiento patriótico […] miserable y peligroso; es antiyanqui, enemigo de los consorcios extranjeros” (II, 117). No obstante, don Fermín no debe ser dejado a una encarnación del mal: tiene defectos pero quiere realmente que la nación del Perú emerja.

Es interesante saber que los dos hermanos tienen mentalidades aristocráticas opuestas: por un lado observamos una perspectiva buensalvajista16 y por otro lado una capitalista. La ambición constituye el núcleo del conflicto entre don Fermín y don Bruno, el afrontamiento se sitúa a nivel axiológico17. El mundo nuevo ya no se construye alrededor de los señores e indios sino alrededor del tema moral del bien y del mal18. Todas las sangres “is permeated by the idea of change”19.

Pero el verdadero protagonista es probablemente Rendón Wilka, un cholo educado y silencioso que mostrará a los indios la vía de la emancipación. No “es un personaje que surge como una gran estrella sino que va lentamente gestándose a lo largo de la producción de JMA en forma dolorosa y trágica pero lúcidamente consciente”20. Es un personaje clave, aunque discreto, que parece encarnar el mestizo por excelencia.

3.2. Análisis narratológico

La novela empieza con las consecuencias de una nueva realidad porque un mundo muere y otro nace21. La primera escena del libro presenta una iglesia en ruinas y el suicido del padre de los hermanos Aragón de Peralta: no promueve una nota positiva.

-[…] Ni tú que te ha apoderado de mi hacienda de alfalfa y de mis minas, ni tú que te has agarrado mis molinos, mis indios, mis moyas; vosotros, Fermín, el Satanás, y Bruno, el cuesco de Satanás, podéis llevar, como yo, el traje de los caballeros. ¡Caballero desde mis barbas hasta el corazón! Y no un Caín. Otra vez malditos seáis, os maldigo, como padre, como anciano, como noble. (I, 12)

Estos hermanos son a menudos designados como “caínes”, el maldito hermano de la historia bíblica22. Como es una historia que termina mal, no esperamos entonces una morfología ascendente23 alrededor de los hermanos. Y en efecto, en el último capitulo del libro, acaba mal: la policía dispara a un hombre y a una mujer inocentes acusados de “agitación comunista”. Este fin negativo parece corresponder a un final, una visión desesperada de la problemática de coexistencia peruana, lo que profundizaremos más adelante en el trabajo.

El relato está contado en tercera persona con un narrador omnisciente heterodieg é tico24 que tiene una función testimonial en algunos momentos25. Arguedas alterna las secuencias narrativas con las secuencias dial ó gales26 donde la acción es privilegiada a los monólogos interiores, así que la narración es anterior27 y su función narrativa28. El autor usa muchas metáforas y símiles que añaden poesía a la narrativa realística y dan poder a los estados de ánimos de los personajes.

Además de la preponderancia de la acción en la narrativa, la narración se sirve de historias que se entremezclan o revelan subhistorias, lo que crea confusión y movimiento dentro de la novela. Por ejemplo, las alianzas alternan con los acontecimientos; primero don Bruno se sitúa contra su hermano don Fermín; luego los dos se unen contra el Consorcio (momento en el cual don Bruno se opone a Rendón); y por fin, don Bruno y Rendón se asocian contra don Fermín y el Consorcio. Las alianzas no encuentran equilibrio en la historia. Otro ejemplo de este movimiento inestable se ve en la organización de los conflictos, fuentes de las acciones. Se pueden destacar tres niveles. Primero, tenemos un conflicto entre los “líderes” de un pueblo, como lo muestran don Fermín y don Bruno; luego, la estructura de los pueblos feudales se derrumba; y a un nivel más alto, descubrimos que el Perú está frente a multinacionales voraces. Obtenemos conflictos dentro de conflictos; el país es inestable por dentro pero debe luchar a un nivel mayor (internacional) también. Estos múltiples encajados acentúan un ambiente agitado que no parece dirigirse hacia una dirección rectilínea.

Por otro lado, Arguedas nos ofrece otro efecto de multiplicidad real gracias al carácter heteroling ü e29 de su texto: el quechua vernáculo y el español vehicular coexisten. Desemboca en efectos estéticos, para la ilusión realista o la caracterización, pero también ideológicos, por la sensibilidad postcolonial30. Aunque no sea sistemático en el libro, el autor traduce explícitamente el discurso (con glosas o comentarios metalingüísticos31 ), lo que favorece en el lector incompetente en este código la idea de una omnipresencia de la lengua indígena32. De cierto modo, la presencia del quechua en el texto escrito en español fuerza al lector a domesticar la diferencia cultural y lingüística33. Arguedas nos sumerge en una realidad difícil y múltiple. Según Sternberg (1981)34, esta estrategia, proponiendo una verdadera correspondencia entre realidad y libro, se llama vehicular matching.

Todas las sangres es un relato realista que acentúa lo dramático (gracias a la morfología, el movimiento constante, las figuras poéticas,...). Además, como lo hemos visto, no estamos en un microcosmo cerrado sino en un país inmenso hirviendo, lo que subraya la voluntad de globalidad del proyecto del autor35. Quiere sumergir al lector en un patrimonio, rico en componentes, que causa permutaciones dentro de la organización tradicional peruana. Para entenderlo, conviene examinar más en profundiza los problemas de identidad.

4. Identidad y sangre

Podemos preguntarnos por qué don Bruno se convierte en un salvador pro-indio mientras que don Fermín opta por un capitalismo explotador. El motor que opera cambios en los comportamientos de los hermanos es probablemente la emergencia de una consciencia nacional.

[...]


1 Arguedas, Todas las sangres, t. I y II, Buenos Aires: Editorial Losada, 1975.

2 Rens, « Dimension éthique de l’œuvre narrative de José María Arguedas », thèse de doctorat nº1772, Université de Neuchâtel, 2003, p. 112.

3 Ibid. p. 143.

4 Cornejo Polar, Los universos narrativos de Jos é Mar í a Arguedas, Buenos Aires: Editorial Losada, 1973, p. 188.

5 Unruh, pp. 33-34.

6 Rodríguez-Peralta, “The Literary Progression of José María Arguedas”, Hispania, vol. 55, 1972, p. 226.

7 Unruh, 1997, p. 33.

8 Lagarde, Des é critures bilingues : sociolinguistique et litt é rature, col. « sociolinguistique », Paris : Editions l’Harmattan, 2001, p. 159.

9 Rodríguez-Peralta, p. 229.

10 Ibid. p. 230.

11 Castro Klarén, “Todas las sangres: A Change of Skin”, Latin American Review, vol. 1, 1973, p. 83.

12 Giménez Micó, “José María Arguedas y la modernidad”, Revista Canadiense de Estudios Hisp á nicos, vol. 20, 1996, p. 246.

13 Trigo, La instituci ó n eclesi á stica en la nueva novela latinoamericana, tomo I, Caracas: Universidad Católica de Andrés Bello, 2002, p. 114.

14 Giménez Micó, p. 256.

15 Rodríguez-Peralta, p. 228.

16 Giménez Micó, p. 256.

17 Rens, p. 115.

18 Castro Klarén, p. 87.

19 Ibid. p. 83.

20 Marin, La experiencia Americana de Jos é Mar í a Arguedas, Buenos Aires: Fernando García Cambeiro, 1973. p. 204.

21 Rens, p. 112.

22 Es relevante notar que ningún es cualificado de “Abel”, el hermano sencillo. Los dos son mal vistos.

23 Cuando la degradación es anunciada al empiezo y que luego los acontecimientos giran a favor del protagonista, la morfología es dicha ascendente.

24 Reuter, L ’ analyse du r é cit, col. « universitaire de poche », Saint-Jean de Braye : Armand Colin, 2009, pp. 45-54.

25 Ibid. p. 43.

26 Ibid. p. 82.

27 Genette. Discours du r é cit, col. « poétique », Paris : Éditions du Seuil, 2007, pp. 223-236.

28 Ibid. pp. 267-271.

29 Delabastita. Modern English Literature and the Other Languages, en el contexto del curso “LGERM2722 - Étude approfondie d’une période de la literature anglaise”, dispensado en la UCL, año académico 2010-2011, p. 4.

30 Ibid. p. 15.

31 Ibid. p. 13.

32 Lagarde, p. 54.

33 Ibid.

34 Op cit. en Delabastita, p. 8.

35 Rens, p. 112.

Final del extracto de 24 páginas

Detalles

Título
Una crisis de 'todas las sangres' peruanas
Subtítulo
La problemática de la identidad en "Todas las sangres" de José María Arguedas
Universidad
University of Louvain
Calificación
14/20
Autor
Año
2010
Páginas
24
No. de catálogo
V187410
ISBN (Ebook)
9783656107316
ISBN (Libro)
9783656107491
Tamaño de fichero
505 KB
Idioma
Español
Etiqueta
arguedas, perú, identidad, crisis, todas las sangres
Citar trabajo
B.A. Caroline De Groot (Autor), 2010, Una crisis de 'todas las sangres' peruanas, Múnich, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/187410

Comentarios

  • No hay comentarios todavía.
Leer eBook
Título: Una crisis de 'todas las sangres' peruanas


Cargar textos

Sus trabajos académicos / tesis:

- Publicación como eBook y libro impreso
- Honorarios altos para las ventas
- Totalmente gratuito y con ISBN
- Le llevará solo 5 minutos
- Cada trabajo encuentra lectores

Así es como funciona