Evaluación de riesgo químico en instalaciones mecánicas en edificios mediante el método simplificado del INRS


Estudio Científico, 2010

41 Páginas, Calificación: 10,0


Extracto

INDICE

1. ALCANCE

2. DESARROLLO
2.1. Normativa aplicable
2.2. Descripción del método Francés INRS

3. Reportaje fotográfico de algunos de los productos detectados

4. Medidas previstas en función de los resultados obtenidos

5. Referencias

1. ALCANCE

El alcance de este proyecto comprende los productos químicos que están utilizando los trabajadores de varias empresas de instalaciones mecánicas en edificios, para las distintas operaciones y trabajos a desarrollar de climatización, calefacción, instalación de protección contra incendios e instalación de redes de agua.

No se ha considerado la realización de mediciones de los agentes contaminantes debido:

- El escaso tiempo de chequeo de las instalaciones en distintas obras (inferior a 2 años).
- La probabilidad de que al realizar las mediciones en un medio abierto, los resultados sean falseados.
- La obligatoriedad por parte de los Servicios de Prevención Ajenos (SPA) de cada empresa subcontratista de evaluar los riesgos en caso de ser necesario.

El presente documento, pretende constituir una guía básica de observación de los agentes contaminantes y un documento de información preventivo para las empresas subcontratistas, con el fin de que estimen la posibilidad de modificar sus procesos a la vista de los resultados obtenidos en la presente evaluación simplificada.

2. DESARROLLO

2.1. Normativa aplicable.

El desarrollo de esta instrucción se realiza en virtud de lo indicado en el artículo 3 sobre “Evaluación de riesgos” del RD 374/2001, de 6 de abril, sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo, que indica lo siguiente:

“1. El empresario deberá determinar, en primer lugar, si existen agentes químicos peligrosos en el lugar de trabajo. Si así fuera, se deberán evaluar los riesgos para la salud y seguridad de los trabajadores, originados por dichos agentes, de conformidad con el artículo 16 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y la sección 1 del capítulo II del Reglamento de los Servicios de Prevención , considerando y analizando conjuntamente:

Sus propiedades peligrosas y cualquier otra información necesaria para la evaluación de los riesgos, que deba facilitar el proveedor, o que pueda recabarse de éste o de cualquier otra fuente de información de fácil acceso. Esta información debe incluir la ficha de datos de seguridad y, cuando proceda, la evaluación de los riesgos para los usuarios, contempladas en la normativa sobre comercialización de agentes químicos peligrosos.

Los valores límite ambientales y biológicos.

Las cantidades utilizadas o almacenadas de los agentes químicos.

El tipo, nivel y duración de la exposición de los trabajadores a los agentes y cualquier otro factor que condicione la magnitud de los riesgos derivados de dicha exposición, así como las exposiciones accidentales.

Cualquier otra condición de trabajo que influya sobre otros riesgos relacionados con la presencia de los agentes en el lugar de trabajo y, específicamente, con los peligros de incendio o explosión.

El efecto de las medidas preventivas adoptadas o que deban adoptarse.

Las conclusiones de los resultados de la vigilancia de la salud de los trabajadores que, en su caso, se haya realizado y los accidentes o incidentes causados o potenciados por la presencia de los agentes en el lugar de trabajo.

2. La evaluación del riesgo deberá incluirla de todas aquellas actividades, tales como las de mantenimiento o reparación, cuya realización pueda suponer un riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores, por la posibilidad de que se produzcan exposiciones de importancia o por otras razones, aunque se hayan tomado todas las medidas técnicas pertinentes.

3. Cuando los resultados de la evaluación revelen un riesgo para la salud y la seguridad de los trabajadores, serán de aplicación las medidas específicas de prevención, protección y vigilancia de la salud establecidas en los artículos 5 , 6 y 7 .

No obstante, dichas medidas específicas no serán de aplicación en aquellos supuestos en que los resultados de la evaluación de riesgos pongan de manifiesto que la cantidad de un agente químico peligroso presente en el lugar de trabajo hace que sólo exista un riesgo leve para la salud y seguridad de los trabajadores, siendo suficiente para reducir dicho riesgo la aplicación de los principios de prevención establecidos en el artículo 4 .”

El modelo convencional de evaluación de riesgo químico incluye las etapas de identificación, evaluación y control y revisión del método.

En la etapa de evaluación de riesgo químico, se requiere la medición compleja del producto detectado, lo cual significa una importante inversión de tiempo y costes.

La complejidad técnica en la evaluación de riesgo incluye:

La estrategia de muestreo: número de muestras, duración de cada una, ubicación, momento del muestreo, número de trabajadores a muestrear, número de jornadas y peridiocidad del muestreo.

La toma de muestras: elección de la instrumentación (valorando la opción de utilizar equipos calibrados o en tal caso verificados[1] ) y parámetros de muestreo adecuados.

El análisis químico de las muestras.

El tratamiento de los datos y comparación con los criterios de valoración.

Las conclusiones sobre el riesgo por exposición al agente químico.

Alcanzar conclusiones sin realizar mediciones ambientales y realizar una previsión de las medidas de control necesarias en cada puesto de trabajo constituye una interesante oportunidad para delimitar el proceso de evaluación.

En cualquier método de evaluación del riesgo químico simplificado, previa a tomar la consideración de si será necesario medir o no, se presentan dos etapas: Por una parte una primera etapa de screening, mediante la cual se establecerá un nivel de prioridad, filtrando las situaciones inaceptables que requieran la adopción inmediata de medidas y establezca un orden de prioridad para la evaluación posterior y la segunda etapa, opcional, de carácter semicuantitativo, para determinar el nivel de riesgo. Ambas etapas son etapas muy sencillas en el sentido que parten del principio de dar una puntuación por rangos de peligros y de condiciones de exposición.

Los riesgos a evaluar, en cualquier caso, serán los derivados por la presencia de agentes químicos peligrosos, que pueden ser uno o varios de los siguientes[2]:

- Riesgos por absorción a través de la piel o por contacto de la piel u ojos: Localización y extensión del contacto, toxicidad del agente (absorción), duración y frecuencia del contacto, trabajadores especialmente sensibles.

- Riesgos por inhalación: toxicidad del producto, concentración ambiental, tiempo de exposición, trabajadores especialmente sensibles.

2.2. Descripción del método Francés INRS

Para la evaluación simplificada de riesgo químico se utiliza la técnica de “control banding”, que consiste en agrupar:

Los riesgos (bandas de riesgos).

El potencial de exposición (bandas de exposiciones).

La combinación de estos grupos de bandas genera un conjunto de controles (bandas de controles).

El “control banding” permite alcanzar una estructura para la evaluación cuantitativa, constituyendo una técnica transparente, práctica y fácilmente accesible.

Las etapas para desarrollar esta técnica son las siguientes:

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Para ello, se utilizan métodos simplificados por riesgo de exposición, que permitirán:

Concluir la evaluación en los casos sencillos

Establecer o mejorar las medidas preventivas, después de lo cual habría que volver a evaluar.

Filtrar tareas, puestos o agentes químicos que requieren un estudio pormenorizado y un seguimiento posterior.

En esta instrucción, se tratará el método francés desarrollado por el INRS (Institut national de recherche et de sécurité pour la prévention des accidents du travail et des maladies profesionnelles), el cual incluye una metodología de evaluación simplificada para los riesgos de exposición por inhalación, de contacto cutáneo, de incendio-explosión y de impacto ambiental, aunque en este caso, se evaluarán los riesgos por inhalación y contacto cutáneo.

Consta de tres fases:

Inventario de productos químicos y materiales utilizados.

En esta etapa se recogen los datos relativos al producto químico y material utilizado (nombre comercial, empresa que lo utiliza…).

Jerarquización de riesgos potenciales o “screening”.

Los peligros se determinarán a partir de las frases R, mientras que la exposición potencial se calcula a partir de la cantidad utilizada. Con estos parámetros, se calcula el riesgo potencial

Evaluación de riesgos.

La evaluación de riesgos simplificada, propone una evaluación a priori “sin medición”, que se justifica en este caso porque se comprueba alguno de los siguientes hechos:

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

En el resto de casos, queda sujeta al Servicio de Prevención de cada empresa correspondiente, a realizar mediciones específicas del contaminante.

Los datos relativos para la valoración del riesgo por contacto, son los que se indican a continuación:

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

El siguiente esquema define de forma simplificada los pasos a seguir para desarrollar el método:

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten
En primer lugar, se determina mediante el uso de las “Fichas de datos de seguridad química”, las frases R que relacionan los peligros, se obtiene así la clase de peligro:

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

[...]


[1] De acuerdo lo indicado en la VIM: 1993 ISO sobre Vocabulario internacional de términos básicos y generales en metrología, se define calibración como: “El conjunto de operaciones que establecen, bajo condiciones especificadas, la relación entre los valores de las magnitudes indicadas, por un instrumento o sistema de medición, o valores representados por una medida materializada o un material de referencia y los correspondientes valores realizados por patrones”.

La calibración de un equipo de medición permite estimar el valor convencionalmente verdadero de una medida de referencia, los errores de indicación de un equipo de medición, las correcciones, entre otras propiedades metrológicas. En la calibración los resultados deben informarse a través de un certificado de calibración.

En la verificación un rasgo característico es la emisión de un certificado de verificación cuyo contenido puede limitarse a la aptitud o no del equipo de medición para el uso como resultado de la evaluación de conformidad con respecto a las especificaciones metrológicas. Mientras que en la calibración, el certificado de calibración debe contemplar los resultados de la calibración (tablas, gráficos, correcciones, errores de indicación, etc…) y puede incluir una declaración de cumplimiento con especificaciones metrológicas conocidas (por ejemplo el error máximo permisible del equipo de medición).

[2] De la Guía del INSHT.

Final del extracto de 41 páginas

Detalles

Título
Evaluación de riesgo químico en instalaciones mecánicas en edificios mediante el método simplificado del INRS
Universidad
University of Extremadura
Calificación
10,0
Autor
Año
2010
Páginas
41
No. de catálogo
V197612
ISBN (Ebook)
9783656240778
ISBN (Libro)
9783656241225
Tamaño de fichero
2122 KB
Idioma
Español
Etiqueta
higiene industrial, construcción, instalaciones mecánicas en edificios
Citar trabajo
Vanessa Zorrilla Muñoz (Autor), 2010, Evaluación de riesgo químico en instalaciones mecánicas en edificios mediante el método simplificado del INRS, Múnich, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/197612

Comentarios

  • No hay comentarios todavía.
Leer eBook
Título: Evaluación de riesgo químico en instalaciones mecánicas en edificios mediante el método simplificado del INRS



Cargar textos

Sus trabajos académicos / tesis:

- Publicación como eBook y libro impreso
- Honorarios altos para las ventas
- Totalmente gratuito y con ISBN
- Le llevará solo 5 minutos
- Cada trabajo encuentra lectores

Así es como funciona