Análisis del personaje de Calírroe en "Quéreas y Calírroe de Caritón" de Caritón de Afrodisias


Trabajo Universitario, 2011
13 Páginas, Calificación: 10

Extracto

Quéreas y Calírroe[1] es la más antigua de las novelas griegas que conservamos íntegras. Los críticos sitúan su composición aproximadamente en el s. I d.C. entre los fragmentos en papiro de la novela de Nino y Semíramis, datada aproximadamente en el 100 a.C., y las Efesíacas de Jenofonte de Éfeso del s. II d.C. La novela es el más tardío de los géneros literarios que nacieron en Grecia aunque cuenta con fuertes influencias de géneros anteriores como la historiografía, la épica y el drama. Es un producto de la época helenística cuyos rasgos se aprecian en todas las obras conservadas.

Precisamente uno de los rasgos más característicos de esta época es la revalorización de la figura femenina. En comparación con las mujeres que aparecían en los géneros literarios anteriores, las protagonistas de las novelas no son grandes heroínas ni personajes de la mitología sino mujeres corrientes que, en un momento dado y por circunstancias muy concretas, se convierten en protagonistas para volver a su cotidianidad y anonimato una vez que la aventura en cuestión que les ha tocado vivir llega a su fin.

En el presente trabajo vamos a centrarnos en el personaje de Calírroe, la protagonista femenina de la novela de Caritón de Afrodisias, abordándolo desde todos los ángulos posibles para así obtener una caracterización lo más completa del personaje que nos permita sacar las conclusiones pertinentes. Para el análisis tendremos en cuenta toda aquella información que el narrador omnisciente nos proporciona sobre el personaje. La novela cuenta, además, con muchas partes en estilo directo, ya sean diálogos o monólogos, por tanto, analizaremos también lo que la protagonista dice sobre sí misma (deseos, anhelos, frustraciones, quejas, etc) y sobre otros y, al revés, lo que otros personajes refieren sobre ella.

Nos parece de suma importancia destacar además cómo es su relación con los otros personajes principales, Quéreas y Dionisio, sus dos maridos. Teniendo en cuenta esto, nos parece oportuno distribuir el trabajo en dos grandes secciones. Por un lado, la descripción en profundidad del personaje de Calírroe. Por otro, la explicación de su relación con los dos personajes masculinos principales.

Según García Gual[2] el título original de la novela de Caritón era Calírroe y no Quéreas y Calírroe como la conocemos en la actualidad, probablemente por influencia del resto de novelas que han llegado hasta nosotros cuyos títulos se componen de la unión de los nombres propios de los protagonistas, primero el masculino y a continuación el femenino. El hecho de que ésta llevara como título original solamente el de la protagonista femenina es bastante significativo ya que la verdadera protagonista e hilo conductor de la novela es precisamente Calírroe y no tanto la pareja de amantes como sucede en el resto de la producción.

Efectivamente y, al menos en este caso, el personaje femenino es el eje de la narración, en primer lugar porque su desaparición de la tumba es el hecho que desencadena la acción. En segundo lugar, porque su belleza atrae a todos los protagonistas masculinos que se mueven en órbita alrededor del personaje. Por último, si comparamos la técnica narrativa con la que está construida la novela con el cine, Calírroe es el personaje que acapara mayor número de planos y contraplanos ya que Quéreas hasta el libro VII no cobra un verdadero protagonismo sino que se dedica simplemente a seguir los pasos de su amada.

Empecemos pues con la información que objetivamente se nos da sobre Calírroe. En primer lugar, a diferencia de las grandes heroínas de la epopeya o de la tragedia su origen no es mítico ni pertenece a ninguna realeza sino que el narrador nos presenta a un personaje de origen noble. Se trata de la hija de Hermócrates el estratego de Siracusa famoso, nada menos, que por haber vencido a los atenienses en la famosa expedición a Sicilia que tuvo lugar entre los años 415-413 a.C. Calírroe no es sin embargo, un personaje histórico. Caritón ha escogido este hecho, al igual que la mención a la corte de Artajerjes II de Persia[3], simplemente para encuadrar su creación en un marco histórico que pudiese resultar atractivo al público.

Como hija de un estratego que es, tiene educación y saber estar, como nos hace saber Terón el pirata en I-12-9 cuando pretende venderla a Leonas para que haga de institutriz de la hija de Dionisio. Sin embargo, no es este el rasgo más característico de la protagonista, sino su belleza. Las alusiones a la belleza sin par de Calírroe son constantes a lo largo de toda la narración y merece la pena que nos detengamos y profundicemos un poco en este hecho.

Lo primero que llama nuestra atención es que a pesar de que la belleza de Calírroe sea un tema recurrente, en ningún lugar de la novela aparece ésta descrita específicamente. Lo más que llegamos a ver es en II-2-2 cuando el narrador nos cuenta que su piel es blanca y su cuerpo delicado. Pero esto es todo. Caritón nos hace ver la belleza de Calírroe en abstracto, como un dogma de fe en el que debemos creer sin cuestionar nada.

Sin embargo, los personajes sí que pueden juzgarla. Muchos de ellos piensan que es de origen divino, propia de una diosa, concretamente de Afrodita[4] con quien Calírroe tiene una estrecha relación, como veremos. Incluso estando muerta (aunque esta muerte sea sólo supuesta) no pierde un atisbo de lo que la caracterizó en vida. Según Terón el pirata, esa belleza se vende sola y es lo más preciado del botín que ha encontrado en la tumba. No obstante, el narrador indica en I-12-1 que a éste le costaba venderla porque una belleza tal estaría solamente al alcance de un hombre rico o de un rey.

Dionisio, su segundo marido, compara la belleza de Calírroe con la de Helena y afirma que solo con contemplarla se adivina que la mujer es de noble linaje pues los nobles son bellos por naturaleza[5], como se pensaba en la época. Tal es la belleza de Calírroe que el propio Quéreas, al pensar que la ha matado, pide que lo lapiden por haberle quitado la corona al pueblo (I-5-4)

Otra característica importante de la belleza de Calírroe es que actúa como un imán que atrae hacia sí a los hombres. Esto es convencional en la novela griega, sin embargo, en Quéreas y Calírroe se explota más que en otras novelas ya que es uno de los móviles que hacen que la acción avance. El esquema es regular. Un hombre contempla la belleza de Calírroe y automáticamente cae herido de amor, un amor enfermizo que le obliga a intentar conseguir su objeto del deseo a costa de lo que sea.

[...]


[1] Seguimos la edición de Mª Cruz Herrero Ingelmo citada en la bibliografía.

[2] “La primera novela”, pág. 97.

[3] Hermócrates y Artajerjes II no fueron coetáneos.

[4] Su belleza no era humana sino divina y no propia de una Nereida o de una Ninfa de las montañas, sino de la misma Afrodita Virgen (I-1-2).

[5] II-1-5

Final del extracto de 13 páginas

Detalles

Título
Análisis del personaje de Calírroe en "Quéreas y Calírroe de Caritón" de Caritón de Afrodisias
Curso
Máster
Calificación
10
Autor
Año
2011
Páginas
13
No. de catálogo
V199775
ISBN (Ebook)
9783656313977
ISBN (Libro)
9783656314479
Tamaño de fichero
483 KB
Idioma
Español
Etiqueta
análisis, calírroe, quéreas, caritón, afrodisias
Citar trabajo
Anglistik/ Germanistik/ klassische Philologie Enrique del Cerro Calderón (Autor), 2011, Análisis del personaje de Calírroe en "Quéreas y Calírroe de Caritón" de Caritón de Afrodisias, Múnich, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/199775

Comentarios

  • No hay comentarios todavía.
Leer eBook
Título: Análisis del personaje de Calírroe en "Quéreas y Calírroe de Caritón" de Caritón de Afrodisias


Cargar textos

Sus trabajos académicos / tesis:

- Publicación como eBook y libro impreso
- Honorarios altos para las ventas
- Totalmente gratuito y con ISBN
- Le llevará solo 5 minutos
- Cada trabajo encuentra lectores

Así es como funciona