El programa eugenésico nazi

Los programas de eutanasia en la política nazi


Essay, 2012

12 Seiten


Gratis online lesen

Inhaltsverzeichnis

0. INTRODUCCIÓN

1. APROXIMACIÓN A LOS ORÍGENES DE PROGRMAS EUGENÉSICOS

2. EL PROGRAMA EUGENÉSICO EN LA ALEMANIA NAZI
2.1. EL PROGRAMA DE EUTANASIA IINFANTIL
2.2. EL PROGRAMA DE EUTANASIA EN LA POBLACIÓN ADULTA
2.2.1. ¿CÓMO?
2.2.2. ¿QUIÉN?
2.2.3. ¿DÓNDE?
2.2.3.1. ¿CÓMO SE RECIBÍA LA INFORMACIÓN DE LOS PACIENTES?
2.3. EL PAPEL DE LA IGLESIA

0. INTRODUCCIÓN

El nazismo ha sido uno de los mayores dramas para la historia de la humanidad y lo demuestra el hecho de que la industria cinematográfica siga sirviéndose de él para contar historias sobre: las víctimas, testigos y verdugos del exterminio de comunidades judías (El diario de Ana Frank, Eichmann, Shoah, Perlasca. Un héroe italiano, El niño del pijama de rayas, Spielzeugland, QB VII), la vida en los campos de concentración (La zona gris, La escapada de Sobibor, Sin destino), el holocausto industrial (La lista de Schindler), presos políticos (Más allá de la alambrada, La gran evasión, Sophie Scholl), fraudes económicos (Los falsificadores), intentos para asesinar a Hitler (Valkiria), juicios posteriores a criminales de guerra y sus responsabilidades (Los juicios de Nurenberg, El lector, La deuda), el holocausto en otros países (La vida es bella, El pianista, El libro negro), propaganda en contra de los judíos (Der ewige Jude), la iglesia en el periodo nazi (Maximilian Kolbe), organizaciones que ayudaban a antiguos criminales nazis (Odessa), etc.

1. APROXIMACIÓN A LOS ORÍGENES DE PROGRAMAS EUGENÉSICOS

La historia de la eugenesia muestra que la búsqueda por la perfección en el ser humano ya existía desde la antigua Grecia; basta con recordar la “eugenesia espartana” por la que los niños nacidos eran examinados por una comisión de ancianos para determinar si era hermoso y bien formado, en caso contrario se le consideraba una boca inútil y una carga para la ciudad; por ello se le conducía al “Apótelas” (lugar de abandono), donde se le arrojaba por un barranco; por otro lado, Atenas contaba con el infanticidio, etc. Los proyectos sociales griegos de diferentes contextos históricos aunaban tres elementos constantes: 1. Es posible perfeccionar al ser humano, 2. La existencia de subhumanos, es decir, seres que no son considerados personas, y 3. La idea de perfección biológica y psicológica ligada al proceso en distintos sentidos sociales.

La eugenesia o “bien nacer” fue un término acuñado por Francis Galton en 1883, cuyo interés por la eugenesia surge tras la aparición de los ensayos sobre la evolución de las especies, escrito por su primo Ch. Darwin. Este último presentó la “selección natural” como la forma de supervivencia de los individuos mejor dotados y cuyos caracteres genéticos son transmitidos a sus descendientes; por su parte, Galton defendía la “selección artificial” con la convicción de que el talento, la habilidad, la inteligencia y otros factores fluían en las familias y que la “selección natural” interviene en el ser humano de la misma forma que en las demás especies, lo único que había que hacer era controlar su reproducción. Para comprobar su hipótesis estudió y describió pedigríes de familiares de personas famosas (gobernadores, políticos, músicos, jueces, militares, etc.) y concluyó que hombres distinguidos provienen de familias distinguidas. Los resultados de su estudio se publicaron en dos libros: Hereditary talent and character (1865) y Hereditary genius (1869), dedicándose a continuación a planificar la aceleración de la especie humana hacia la perfección mediante técnicas positivas y negativas. La eugenesia positiva buscaba conservar las características de los mejores individuos que conformaban la sociedad prohibiendo el mestizaje al objeto de evitar la “degeneración de una población considerada homogénea. Estas medidas consistían en favorecer la unión de jóvenes idóneos para la sociedad patrocinando el matrimonio con la esperanza de que procreasen hijos sanos. De otro lado, la eugenesia negativa limitada los derechos individuales de reproducción en aras de la salud genética de las generaciones futuras, y consistía en la eliminación de sujetos indeseables mediante la segregación sexual y racial. Un factor relevante en esos años resultó ser que los psicólogos y psiquiatras desempeñaron, sin especialización previa, el trabajo de genetistas ya que sabían definir fenotipos o caracteres hereditarios del comportamiento humano. La observación empírica concluyó que el alcoholismo, la prostitución o la locura se heredaban de la misma forma que la hemofilia, el daltonismo o la ceguera, y por ello dichos individuos debían ser eliminados. Y dado que la cura de los trastornos mentales era impensable a finales del siglo XIX por sus características hereditarias, el movimiento eugenésico se centró en los problemas que estos pacientes provocaban en la sociedad y en los elevados costes por mantenerles hospitalizados. La mejor opción consistía en evitar su reproducción, y aún mejor, que no nacieran. Así se paso de la eugenesia a la eutanasia.

En la primera mitad del siglo XX el contexto político aceptaba socialmente estas medidas eugenésicas, y la mezcla entre genética y sociedad se denominó “darwinismo social”. La idea de eugenesia predominante en este periodo fue la denominada “totalitaria”, llevada a cabo por países con gobiernos que ejercieron un poder centralizado y autoritario. También se unieron otros países como Inglaterra y Estados Unidos, liberales y democráticos, en los que la consistencia racial de la sociedad se convirtió en un objetivo de primera mano. El movimiento eugenésico más poderoso y cruel de todos tuvo lugar en la Alemania nazi.

2. EL PROGRAMA EUGENÉSICO EN LA ALEMANIA NAZI

La eugenesia se convirtió para los nazis en la panacea para la búsqueda de la perfección de la raza aria. En el centro de su ideología se encontraba la sociedad considerada un organismo vivo y formaba en sí una “sociedad de sangre”, sus intereses estaban por encima del individuo, al que se le restó toda importancia; es más, la funcionalidad o disfuncionalidad de los sujetos afectaban a la salud de dicho organismo o de la “comunidad popular” (Volksgemeinschaft), y por ello la higiene racial adquirió tan gran relevancia. La herencia humana sirvió a este régimen totalitario como recurso científico para promover y legitimar políticas raciales. El gobierno llegó a la conclusión de que los “indeseables”, esto es, deficientes mentales, discapacitados y enfermos, incluidos menores de edad, no debían nacer, para ello era imprescindible evitar su reproducción pues según análisis poblacionales los inferiores se reproducían más y más rápido. Una de las medidas que excluían de la comunidad nacional a aquellos que pudieran minar su pureza fue la Ley sobre la prevención de progenie con enfermedades hereditarias de 14 de julio de 1933, que permitía no sólo la esterilización forzada de enfermos mentales, sino también permitía que los familiares la solicitaran; los médicos podían llevarla a cabo hacia aquellos considerados biológicamente inferiores. Entre 1933 y 1945 (12 años), 400.000 personas fueron sometidas a la esterilización forzosa. Dos años después, en 1935 fueron promulgadas las leyes de Nürnberg (ley para la protección de la sangre[2], de 15/09/1935, y la ley para la defensa de la pureza biológica hereditaria del pueblo alemán[3], de 18/10/1935) dirigidas a “ariar” la sangre alemana y asfixiar legalmente a la población judía bajo definiciones discriminatorias. Sin embargo no todas las acciones eugenésicas fueron legales.

[...]


[1] Eugenesia: higiene racial. Término en voga en los años 20 tanto en Europa como en Estados Unidos. favorecerá la reproducción de los individuos pertenecientes a las élites y obstaculizará la de los inaptos.

[2] Prohibía casarse o tener relaciones sexuales con personas “alemanas o de sangre alemana”; así como que judíos emplearan como trabajadoras domésticas a mujeres de menos de 45 años de edad.

[3] Exigía a los futuros recién casados un certificado de salud genética emitido por los funcionarios locales en el que costase que ambos eran “racialmente idóneos”. Aunque no llegó a aplicarse en la práctica, 10 millones de alemanes la obtuvieron; en caso de resultar genéticamente no apto, uno podía correr el riesgo de ser esterilizado. Un decreto adicional prohibió a los alemanes contraer matrimonio o tener relaciones con personas de sangre extranjera, aunque no fueran judíos; 12 días después se especificó que se refería a gitanos, negros y “sus bastardos”. También se prohibió el certificado para el matrimonio a aquellos que sufrían de “enfermedades hereditarias” y contagiosas.

12 von 12 Seiten

Details

Titel
El programa eugenésico nazi
Untertitel
Los programas de eutanasia en la política nazi
Hochschule
Universidad de Huelva
Autor
Jahr
2012
Seiten
12
Katalognummer
V230237
ISBN (Buch)
9783656472209
Dateigröße
458 KB
Sprache
Deutsch
Schlagworte
cine, nacionalsocialismo, eugenesia, eutanasia
Arbeit zitieren
Christina Holgado Sáez (Autor), 2012, El programa eugenésico nazi, München, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/230237

Kommentare

  • Noch keine Kommentare.
Im eBook lesen
Titel: El programa eugenésico nazi



Ihre Arbeit hochladen

Ihre Hausarbeit / Abschlussarbeit:

- Publikation als eBook und Buch
- Hohes Honorar auf die Verkäufe
- Für Sie komplett kostenlos – mit ISBN
- Es dauert nur 5 Minuten
- Jede Arbeit findet Leser

Kostenlos Autor werden