La crisis ambiental global. Causas, consecuencias y soluciones prácticas


Ensayo, 2015

21 Páginas


Extracto

Content

Resumen

Abstract

Introducción

Crisis ambiental global

Revolución Industrial versus crisis ambiental global

Las guerras mundiales y sus consecuencias socioambientales

Posguerra y crecimiento industrial. Efectos colaterales

Deforestación versus desarrollo

Los organismos internacionales y la problemática ambiental

Modelo de desarrollo sostenible

El ambiente que habitamos hoy

Conclusiones

Referencias bibliográficas

La crisis ambiental global. Causas, consecuencias y soluciones prácticas1

Dr. Enaidy Reynosa Navarro2

Resumen

Esta revisión tiene como propósito argumentar la histórica crisis ambiental global que enfrenta la humanidad. De la misma manera, analizar las causas fundamentales que la condicionan, así como las consecuencias que podría arrojar la misma para el desarrollo humano, a corto mediano y largo plazos. Para ello, se analiza la evolución histórica de los problemas ambientales. Asimismo, se conceptualiza y contextualiza la crisis ambiental global y su incidencia en la calidad de vida de todas las personas que habitamos el planeta Tierra. Se abordan los aciertos y descalabros de las organizaciones, reuniones, conferencias, congresos, cumbres, etc., enfocados en implementar lo que se conoce como modelos de desarrollo sostenible. Finalmente, se analiza el ambiente que habitamos hoy y se proponen soluciones prácticas a considerar para mitigar progresivamente esta problemática común.

Palabras clave: evolución de los problemas ambientales; causas; consecuencias; alternativas de solución.

Abstract

This review aims to argue the historical global environmental crisis facing over humanity. Furthermore, it analyzes the root causes that condition it, and the consequences that might shed it for human development in the short medium and long term. To do this, the historical evolution of environmental problems is analyzed. It also conceptualizes and contextualizes the global environmental crisis and its impact on the quality of life for all people who inhabit the planet Earth. The successes and setbacks of organizations, meetings, conferences, summits, etc., focused on implementing what is known as sustainable development models are discussed. Finally, the environment we inhabit today is analyzed and practical solutions are proposed to consider for progressively remedy in this common problem.

Keywords: evolution of environmental problems; causes; consequences; alternative solutions.

Introducción

Hace miles de años, la huella que dejó el hombre (entiéndase hombre y mujer) en el espacio natural que habitó, fue absolutamente insignificante; donde, los recursos naturales con que contaba eran suficientes para satisfacer sus necesidades vitales. Vivían adaptados a la dinámica de la naturaleza y los beneficios que esta les proporcionaba para sobrevivir: frutas, tubérculos, plantas, así como la pesca y la caza entre otros. Se trataba de personas sin lujos ni lugar fijo en dónde vivir que emigraban constantemente, lo que permitía la regeneración natural de los suelos que habían dejado atrás.

Pero con el surgimiento de la agricultura, la domesticación de animales, el perfeccionamiento de los métodos de caza y pesca, la aparición del lenguaje, entre otros, ya no necesitó estar emigrando todo el tiempo, gracias a que podía producir los alimentos que necesitaba para él, su familia y los animales domésticos que poseía. Progresivamente fue creando, además, las condiciones óptimas para la vida: una familia, alimentación y un techo dónde vivir. Aun así, los efectos negativos, que causaban a la naturaleza, seguían siendo intrascendentes.

Poco a poco, el hombre fue experimentando un desarrollo social que les permitió organizarse mejor, formar comunidades y trabajar de manera más ordenada y eficiente. Estos sucesos facilitaron, no solo la sostenibilidad en el tiempo de las distintas generaciones, sino llegar hasta nuestros días con una huella claramente visible en el entorno natural que habitamos.

Todo este desarrollo alcanzado estuvo condicionado por acontecimientos políticos, sociales y culturales que forman parte de la historia de la humanidad y que en la mayoría de los casos (La Revolución Industrial, las guerras mundiales, postguerras, globalización neoliberal, etc.) sirvieron para alterar el equilibrio de la naturaleza a través del impacto negativo resultante y que se convirtió en herencia para las nuevas generaciones. Ello significó el inicio de todos los problemas ambientales que enfrentamos hoy y que se conocen como la crisis ambiental global.

Crisis ambiental global

Una temática abordada con frecuencia es la crisis ambiental global que vivimos en la actualidad. Pero, ¿qué nos motiva a regresar sobre las huellas de esta problemática? Considero que la necesidad de estudiar, más a fondo, este fenómeno y conocer cuáles son las causas, las consecuencias y la manera en que podemos solucionar este problema.

En el artículo “El concepto de las crisis ambientales en los teóricos de la sociedad del riesgo”, se realizó la siguiente cita:

Nadie puede negar el carácter humano de las crisis ambientales, pero en la perspectiva social, el elemento técnico ha vinculado al hombre con la naturaleza. Las crisis ecológicas han sido vistas como resultado de la confrontación de la naturaleza y la acción humana, las leyes naturales contra las sociales. De hecho, estas crisis se definen como la imposibilidad de la naturaleza de reproducirse al mismo nivel con que la sociedad genera sus alteraciones. Los límites del crecimiento y del progreso frente a los límites naturales. (Foladori, 2001, citado por Mercado y Ruiz, 2006, p. 195)

La crisis ambiental global es una situación que necesita de atención urgente, no solo por parte de instituciones gubernamentales o no gubernamentales, ni de esfuerzos aislados. Se trata de asumir una postura internacional basada en la conciencia de cada ser humano del planeta sin importar su condición social, racial o económica. Actuar resolviendo el problema ambiental que está cerca de ti como la manera más fácil y coherente de ser una persona con cultura ambiental.

Es un problema social que tiene que ser resuelto desde el propio espacio social. Un problema viejo, pero que puede ser revertido siempre que forme parte de la conciencia popular de todos los que habitamos la tierra. Esta situación tiene muchos culpables, pero todos, de alguna manera, contribuimos con la alteración de la naturaleza. La crisis ambiental global (paradójicamente) es el resultado de la interacción irresponsable del hombre con su entorno natural. E, indicaba paradójicamente porque es la propia naturaleza la fuente primordial de vida y desarrollo humano.

La crisis ambiental global es causada por la relación contradictoria e ilógica del hombre con la naturaleza. Es el resultado del uso de maquinarias pesadas, la depredación de los bosques, la minería tanto formal como informal, el mal usos de los suelos, la indolencia ante la desaparición de elementos abióticos y bióticos. También se evidencia mediante la sobrepoblación, tanto de personas como de especies, los animales y plantas en peligro de extinción, la depredación de combustibles fósiles no renovables, el mal o deficiente uso y/o aprovechamiento de los recursos renovables. Así como los efectos dejados por las guerras y el crecimiento insostenible de las industrias entre otras. Sin embargo, todos estos problemas tienen un denominador común: la conciencia social.

Constituye un problema global que de manera silenciosa y sostenida ha venido provocando una alteración ambiental en casi todo el planeta. Este problema causa el efecto boomerang previsto en la Tercera Ley de Newton, donde con toda acción, existe siempre una reacción igual en sentido opuesto, o sea: las acciones mutuas de dos cuerpos siempre son iguales y dirigidas en sentido contrario.

Como es así, debemos comprender que de no reflexionar y cambiar nuestra actitud a tiempo, el riesgo de desaparición de la especie humana será cada vez más probable ya que el hombre se encuentra sujeto a las leyes que regulan su equilibrio, por lo que su entorno natural, formado a partir de elementos abióticos y bióticos, no solo constituye un soporte para su existencia; sino que se encadenan dentro del proceso evolutivo en forma armoniosa e inteligente. “No creo que exista preocupación más humana y antropocéntrica que aquella dirigida a preservar el medio ambiente. A nadie le interesa más su conservación que al propio hombre. De poco serviría una naturaleza salvada con todos sus humanos muertos”. (Fabelo, 2006, p. 265)

¿Se trata de salvar el planeta? La respuesta es sí, pero reflexionemos en torno esto. Si en apoyo a las leyes ambientales que existen, los seres humanos logramos unirnos y aportar soluciones prácticas basadas en la conciencia individual y colectiva de los pueblos en relación con la importancia de proteger el medio natural, estaríamos esculpiendo la felicidad propia y la de los que nos sucederán en el futuro; estaríamos salvando cada especie en peligro o amenaza de extinción. Viviríamos con el orgullo de haberle dado vida a quien nos da nuestra existencia. Estaríamos salvando nuestra propia especie.

Revolución Industrial versus crisis ambiental global

Con la Revolución Industrial y los acontecimientos científicos, tecnológicos y socioculturales que ello trajo aparejado, aumentó sustantivamente la relación del hombre con la naturaleza, gracias al descubrimiento, uso y explotación de los combustibles fósiles, así como la explotación intensiva de los recursos minerales de la tierra. A partir de esa época, se acrecentó la degradación y destrucción progresiva de los factores ambientales, en donde los seres humanos empezaron a cambiar la faz del planeta, la naturaleza de su atmósfera y la calidad de sus recursos naturales.

En este periodo comenzó a gestarse lo que hoy es una realidad: el agotamiento de los recursos naturales como el agua, el calentamiento global y con ello el aumento de las temperaturas, aspectos que tienen incidencias -negativas- en el derretimiento de los polos, la extinción de algunas especies y el riesgo de desaparición de otras. Para que se tenga una idea, en 2014 “la temperatura promedio estuvo 0,69°C por encima del promedio del siglo XX, lo cual superó el récord alcanzado en los años 2005 y 2007 de 0,04 °C.” (Infobae, 2015). Se considera el año más caluroso de la historia.

En lo que respecta a los procesos productivos, ello significó la demanda de mano de obra barata; situación que ocasionó la emigración masiva de personas a otras ciudades de mayor auge económico ocasionando el problema de la sobrepoblación de ciudades.

El poderío económico y político que se comenzó a generar en esta etapa fue decisivo para que aumentase el desarrollo desmedido de la minería como parte del proceso de industrialización. Proceso que trajo efectos de magnitud catastrófica para todo el planeta y aunque se plantea que en esta etapa significó un sostenido crecimiento constante para muchas naciones, nadie puede negar que también fue desarmonizada la relación del hombre con la naturaleza, ya que la contaminación aumentó a niveles inimaginables gracias a la producción de infinidades de residuos (de todo tipo) que han traído consecuencias lamentables para todas las especias que habitamos el planeta Tierra.

Las guerras mundiales y sus consecuencias socioambientales

Las condiciones políticas, económicas y sociales del mundo en la primera mitad del siglo pasado, permitieron el desencadenamiento de dos cruentas y exterminadoras guerras mundiales, que pusieron el planeta al borde la una hecatombe universal.

En el caso de la I Guerra Mundial, ésta incluyó naciones situadas en otros continentes. Por primera vez en la historia de estas lides se incluían países alejados geográficamente, sin embargo, sus consecuencias no pudieron ser peores; ya que arrojó resultados adversos que de una forma u otra tuvieron incidencia y/o repercusión en el mundo entero.

Desde una visión socioambientalista, esta guerra gestó condiciones desfavorables para la vida y el desarrollo humano, así como la pérdida de una parte importante de la biodiversidad del planeta. También, resultó la destrucción del patrimonio cultural y natural de las naciones involucradas, así como la desaparición de centenares de ciudades, poblados y miles de kilómetros de carreteras, caminos y otras vías de comunicación.

En esta contienda se empleó por primera vez un sustancia de gran persistencia en el terreno: la iperita, que es un producto químico muy difícil de eliminar y causa un especial impacto a corto, mediano y largo plazos sobre personas y animales; puede permanecer varias semanas y meses contaminando el aire y/o destruyendo la vegetación, el terreno, las construcciones, así como la raza humana.

Esta guerra involucró al 67% de la población en ese entonces, donde las pérdidas humanas estuvieron por encima de los 10 millones de personas y más de 40 millones entre heridos, prisioneros y mutilados. La población civil arrojó una baja superior a las de 500 mil personas. (Izquierdo, 2005)

Como consecuencia de este conflicto la economía de los países participantes y los que mantenían relaciones económicas con ellos, se contrajo considerablemente, propiciando esto un impacto sociocultural notable que afectó profundamente el nivel de vida de la población, en ese momento y en los años posteriores.

En 1939 se inició la II Guerra Mundial, la cual se conoce como la contienda más sangrienta y burda de la historia; donde solamente los gastos militares directos e indirectos, más las pérdidas de los ingresos de la población, así como de las empresas paralizadas en las regiones ocupadas por las tropas alemanas, hecatombes humanas y otras, tuvieron un costo multimillonario que superó los 300 mil millones de dólares.

En el orden ambiental y sociocultural se conoce que en esta contienda participaron de forma directa más de 70 estados del planeta, recibiendo el impacto directo del empleo de todas las armas, lo que trajo como consecuencia una grave afectación del medio ambiente en esos países y el resto del mundo.

En el caso de las bombas atómicas, detonadas por los estadounidenses de manera injusta e innecesaria sobre las ciudades niponas de Hiroshima y Nagasaki; estas causaron efectos devastadores, dañaron ampliamente el sistema ecológico de la región, contaminando todo el ambiente y dejando un saldo de más de 200 mil muertos y decenas de miles de personas que fueron falleciendo paulatinamente. (Pauwels, 2004)

[...]


1 Fecha: 22 de febrero de 2015

2 Docente de la Universidad César Vallejo, Perú Correo electrónico: ereynosa@ucv.edu.pe

Final del extracto de 21 páginas

Detalles

Título
La crisis ambiental global. Causas, consecuencias y soluciones prácticas
Curso
Cultura Ambiental
Autor
Año
2015
Páginas
21
No. de catálogo
V293196
ISBN (Ebook)
9783656904427
ISBN (Libro)
9783656904434
Tamaño de fichero
522 KB
Idioma
Español
Notas
Enaidy Reynosa Navarro Licenciado en Estudios Socioculturales por la Universidad Oscar Lucero Moya, Holguín, Cuba. Máster en Desarrollo Cultural Comunitario. Mención Gestor de Proyectos Socioculturales de Cambio, Universidad de Las Tunas, Cuba, Doctor en Administración de la Educación, Universidad César Vallejo (UCV), Perú. Actualmente se desempeña como docente del Programa Académico de Formación General de la UCV y es, asimismo, Editor de la revista literaria y de investigación Espergesia, la misma que se edita en el programa académico mencionado.
Etiqueta
causas de la crisis ambiental, consecuencias de la crisi ambiental global, alternativas de solución a la crisis ambiental global, crisis ambiental global
Citar trabajo
Enaidy Reynosa Navarro (Autor), 2015, La crisis ambiental global. Causas, consecuencias y soluciones prácticas, Múnich, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/293196

Comentarios

  • No hay comentarios todavía.
Leer eBook
Título: La crisis ambiental global. Causas, consecuencias y soluciones prácticas



Cargar textos

Sus trabajos académicos / tesis:

- Publicación como eBook y libro impreso
- Honorarios altos para las ventas
- Totalmente gratuito y con ISBN
- Le llevará solo 5 minutos
- Cada trabajo encuentra lectores

Así es como funciona