Matrimonio igualitario. Ideologías en torno al matrimonio entre personas del mismo sexo en la ciudad de Gualadajara Jalisco


Tesis, 2013

129 Páginas, Calificación: ninguna


Leer texto completo

Inhaltsverzeichnis

INTRODUCCIÓN

1. EL MATRIMONIO GAY EN SU DIMENSIÓN SOCIAL Y COMUNICATIVA
1.1 PRIMEROS CUESTIONAMIENTOS PARA TRATAR DE ENTENDER UNA FORMA EMERGENTE DE ORGANIZAR EL MATRIMONIO
1.2 EL CONTEXTO DISCRIMINATORIO Y RELIGIOSO DE LA ZONA METROPOLITANA DE GUADALAJARA, JALISCO
1.3 LA ARTICULACIÓN IGLESIA-ESTADO EN GUADALAJARA, JALISCO
1.4 LA OPINIÓN DE LOS MEXICANOS SOBRE EL MATRIMONIO IGUALITARIO EN MÉXICO

2. LA EMERGENCIA DEL MATRIMONIO GAY Y SU CONCRETIZACIÓN EN MÉXICO
2.1 LA CONSIDERACIÓN DE LA HOMOSEXUALUDAD
2.1.1 LA CONSIDERACIÓN DE LA HOMOSEXUALIDAD EN MÉXICO
2.2 LA LUCHA Y CONCRETIZACIÓN DEL MATRIMONIO IGUALITARIO EN MÉXICO

3. EL MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO
3.1 EL MATRIMONIO NO TIENE UNA MANERA DE SER
3.2 LA DINÁMICA CULTURAL DEL MATRIMONIO
3.3 EL MATRIMONIO IGUALITARIO PARA LOS GAYS: ACTITUDES HACIA LA DIMENSIÓN JURÍDICA

4. MARCO TEÓRICO: EL ANÁLISIS DEL DISCURSO IDEOLÓGICO Y DE LA SIGNIFICACIÓN COMUNICATIVA
4.1 EL ANÁLISIS DEL DISCURSO
4.1.2 DISCURSO E IDEOLOGÍA
4.2 LOS DISCURSOS SOBRE EL AMOR: EL AMOR ROMÁNTICO-CORTÉS Y EL AMOR POSROMÁNTICO MODERNO

5. MARCO METODOLÓGICO
5.1 POSIBLES CATEGORÍAS
5.2 DESCRIPCIÓN Y JUSTIFICACIÓN DE TÉCNICAS E INSTRUMENTOS DE MEDICIÓN
5.2.1 EL CONTENIDO DE LA ENTREVISTA
5.3 EL CONTACTO CON LOS ENTREVISTADOS
5.4 PROCEDIMIENTO DE ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN
5.4.1 LA CODIFICACIÓN...63 CUADRO 1.0 LOS IMAGINARIOS AMOROSOS
5.4.2 ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN

6. RESULTADOS DEL ANÁLISIS
6.1 LA DIMENSIÓN JURÍDICA DEL MATRIMONIO
6.1.1 IGUALDAD IDENTITARIA Y DE DERECHOS: EL MATRIMONIO ES UN RECONOCIMIENTO SOCIAL PARA TODOS
6.1.2 POSICIONARSE COMO DIFERENTES: “EL MATRIMONIO GAY ES UNA IMITACIÓN DEL MATRIMONIO HETEROSEXUAL”
6.1.3 EL MATRIMONIO ES UN DERECHO AL QUE TODO MUNDO DEBE ACCEDER
6.1.4 EL MATRIMONIO DESVALORIZADO
6.1.5 CONCLUYENDO LA DIMENSIÓN JURÍDICA
6.2 LA DIMENSIÓN SIMBÓLICA DEL MATRIMONIO
6.2.1 (A) LA IDEOLOGÍA TRADICIONAL DEL MATRIMONIO
6.2.2 (A)LA IDEOLOGÍA ROMÁNTICA DEL MATRIMONIO: DURA TODA LA VIDA
6.2.3 (A)EL MATRIMONIO ES UN COMPROMISO
6.2.4 (A) LOS ROLES EN LA VIDA COTIDIANA TIENDEN A LA DIVISIÓN TRADICIONAL
6.2.5 (A)POSTMATRIMONIO: FAMILIA E HIJOS
6.2.1 (B) IDEOLOGÍAS POSROMÁNTICAS Y EMANCIPADAS DEL MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO
6.2.2 (B)EL MATRIMONIO NO TIENE UNA DURACIÓN ESPECÍFICA
6.2.3 (B)EL MATRIMONIO ES UN COMPROMISO QUE SE DISUELVE CON LA PROPIA VOLUNTAD
6.2.4 (B) LOS ROLES EN LA VIDA COTIDIANA DE UN MATRIMONIO SON MÁS ABIERTOS
6.2.5 (B)POSTMATRIMONIO: SEGUIR SUPERÁNDOSE Y CRECER

7 CONCLUSIONES
7.1 CIERRE DE LA DIMENSIÓN SIMBÓLICA Y DEL PROYECTO DE INVESTIGACIÓN
CUADRO 2: RESUMEN DE SIGNIFICACIONES IDEOLÓGICAS DEL MATRIMONIO IGUALITARIO

8 BIBLIOGRAFÍA

INTRODUCCIÓN

Estamos iniciando el siglo XXI y con él se han venido una serie de transformaciones sociales que han trastocado la vida de manera significativa. Un ejemplo de ello es la globalización que ha permitido que las comunicaciones se aceleren y se transformen tan rápidamente que ahora es más fácil enterarse de los cambios que estructuran un mundo social cada vez más inestable.

Un aspecto importante de todos estos cambios es la entrada del matrimonio entre personas del mismo sexo; fenómeno que inició en los Países Bajos en el 2001 y que se propagó por gran parte de Europa septentrional generando gran polémica y debate no solo a nivel local sino a nivel mundial. A partir de este momento observamos una restructuración del matrimonio que llegó a México en el año 2009 y que igualmente ha levantado mucha polémica y debate en un contexto de alta discriminación.

Es por eso que en medio de este clima tan controversial, este trabajo está enfocado en indagar a través del análisis del discurso lo que los propios homosexuales tapatíos piensan sobre el matrimonio gay a partir de una serie de ideologías específicas; de esa manera se podrían rescatar los significados y las ideologías que giran en torno a este objeto en nuestro país.

Sin embargo, no solo se trata de rescatar ideologías en las personas sino que es importante tener una visión comunicacional que aborde la problemática desde una perspectiva compleja que tome en cuenta los sistemas y subsistemas sociales que estructuran el fenómeno. Es por eso que este trabajo intenta exponer una visión multifactorial que abarque el fenómeno desde un contexto polémico del tema en una ciudad con altos grados de religiosidad y discriminación para después pasar por cuestiones interpretativas del hecho que hagan pensar al matrimonio desde diversas ópticas como la comunicación, la antropología, la sociología y la psicología.

No obstante, no podemos basarnos en teorías para explicar toda la realidad sino que se debe tener siempre en cuenta a la indicación; es decir, la muestra discursiva de lo que está pasando realmente por la mente de los propios homosexuales tapatíos quienes son las personas que se encuentran directamente involucradas en todos estos cambios. Entonces es de vital importancia observar lo que está ocurriendo en los imaginarios y en las ideologías de los mismos gays que nos hablarán de lo que piensan sobre estas reformas legales que también trastocan lo íntimo.

Es decir que este trabajo nos ayuda a pensar el matrimonio gay en dos dimensiones que son la jurídica y la simbólica en donde cada una de ellas nos hace replantear el sistema ideológico en cuestión y que ciertamente se encuentran fuertemente ligadas a todo un pensamiento que es digno de análisis.

Por otro lado, un trabajo sobre las ideologías de los gays en torno al matrimonio nos ayuda a interpretar la transformación del matrimonio en el siglo XXI y además nos permite poder analizar el estado de una fuerte institución que se está transformando por nuevas maneras de organizar la subjetividad y que trae como consecuencia algunas repercusiones que resultan interesantes rescatar en un contexto mexicano.

La ciudad de Guadalajara Jalisco no cuenta con un estudio profundo sobre la manera en que se representa la ideología sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, es por eso que el rescate de la pluralidad del pensamiento de algunos gays tapatíos podría ofrecer una pista sobre la manera en que se piensa y se estructura un fenómeno que es más complejo que el maniqueísmo de los debates existentes.

Por ello a continuación se desarrollará un trabajo que intente explorar toda es complejidad a nivel discursivo e ideológico para poder ofrecer un mosaico o una descripción microsociológica de lo concierne en torno a los significados de esta manera emergente y polémica de organizar el matrimonio en nuestra sociedad.

1. EL MATRIMONIO GAY EN SU DIMENSIÓN SOCIAL Y COMUNICACIONAL.

1.1 Primeros cuestionamientos para tratar de entender una forma emergente de organizar el matrimonio

Desde el año 2009 en que se legalizó el matrimonio y la adopción entre personas del mismo sexo en el Distrito Federal han surgido una serie de debates y enfrentamientos ideológicos en donde los mexicanos hemos presenciado la transformación jurídica y social de una institución tradicional que ahora se reforma para estar a la altura de los ideales de una sociedad más justa e igualitaria.

Sin embargo, dicho evento ha traído consigo una serie de cuestionamientos y enfrentamientos ideológicos dentro de un contexto en donde hay diversas opiniones y disputas divergentes entre personas de ideología derecha que están en contra y personas de ideología conservadora que están a favor.

Dentro de estas disputas podemos encontrar la manera en que se piensa el matrimonio gay en un país en vías de desarrollo, con una fuerte presencia de ideología católica y con un grupo muy grande de personas que rechazan y discriminan este tipo de uniones. Se trata pues de una lucha de deseos e intereses diversos que condicionan las estructuras sociales y las posicionan en el terreno de la lucha y las diferencias apoyadas por mecanismos de poder y resistencia, pero también por la violencia simbólica y el antagonismo ideológico.

En medio de esta tensa situación el diario El Pa í s (2010)1 se dio a la tarea de hacer una encuesta cuyos resultados arrojaron un porcentaje de 78% de mexicanos en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo. Por eso, dentro de este contexto de conflicto social e ideológico, surgió la necesidad y la curiosidad intelectual de saber qué es lo que piensan los propios homosexuales sobre el cambio en las condiciones del matrimonio más allá de las posturas ideológicas maniqueas que se repiten constantemente en los debates que circulan en los medios de comunicación.

Para llevar a cabo dicha faena se ha decidido elaborar algunas entrevistas a ciertos homosexuales tapatíos con la finalidad de darles voz y hacer un análisis de casos particulares para después llegar a generalizaciones sobre las ideologías del matrimonio gay que albergan los grupos entrevistados. De esa manera estaríamos obteniendo un mosaico de ideas provenientes del discurso de los propios homosexuales de Guadalajara para poder conocer qué se dice más allá de lo que comúnmente se ha escuchado, leído o visto sobre el tema.

Ahora bien, al querer analizar los discursos que giran en torno al matrimonio gay tendíamos forzosamente que dimensionarlo en lo que corresponde la parte jurídica y la parte de la vida íntima y cotidiana (simbólica).

- De primera mano, se podría decir que en el marco jurídico del matrimonio entre gays contiene una fuente rica de actitudes, valores y posicionamientos ideológicos que se entraman en todo el complejo conflictivo de la emergencia del nuevo derecho al matrimonio y del derecho al matrimonio igualitario como resultado de un proceso de igualdad e inclusión social.
- Por otro lado, la dimensión de la vida íntima y cotidiana (simbólica) contiene toda la serie de referentes sobre la convivencia en pareja, los roles, las aspiraciones, etc que se toma de la vida de casados a partir de un esquema que conocemos normalmente como matrimonio y vida cotidiana.2

Ahora bien, dejando un poco de lado las dimensiones, hay que tomar en cuenta la manera en que se está construyendo el objeto. Por eso se puede decir que en este momento del proceso cuando el matrimonio gay es una institución emergente, se podría insinuar la posibilidad de que el matrimonio gay no sea exactamente lo mismo que es el matrimonio heterosexual sino que haya matices en el terreno de lo simbólico y de la vida cotidiana que lo conviertan en una propuesta más o menos emancipada de lo conocemos comúnmente como matrimonio heterosexual.

No obstante, la cuestión, por más insinuaciones que haya, es que lo anterior solo queda entredicho como posibilidad más no se tiene la certeza de qué lo que signifique el matrimonio gay para los mismos homosexuales porque bien podría ser que no exista tal matiz y que los homosexuales simplemente estructuren la idea de matrimonio justamente como se conoce desde siempre; es decir, como un contrato legal que afianza la vida en pareja para asegurar los bienes y la decencia y en donde además hay amor, cariño confianza y larga duración.

Es por ello que, partiendo de la idea de que el matrimonio gay pudiera tener un matiz que lo haga especial en cualquiera de las dimensiones se exponen a continuación algunos cuestionamientos que se intentarán responder a lo largo del desarrollo del trabajo de investigación:

- ¿El matrimonio gay, en su dimensión jurídica, solo puede estructurarse de acuerdo al matrimonio heterosexual como modelo de referencia o podría tener una alternativa?
- ¿El matrimonio gay, en su dimensión simbólica, solo puede estructurarse de acuerdo al matrimonio heterosexual como modelo de referencia o podría tener una alternativa?
- ¿Cómo valoran los homosexuales tapatíos el matrimonio?
- ¿Entran o no en sus aspiraciones de vida los deseos de casarse?
- ¿Cuáles son las razones que dan para casarse y apoyar el matrimonio o para no hacerlo?
- ¿Cómo sería la vida cotidiana de los homosexuales que aspiran casarse?
- ¿Cuáles son los ideales de los homosexuales con respecto al matrimonio?
- ¿Cuáles son los retos o problemas que enfrentarían en el matrimonio?
- ¿Qué tan igual o distinto es el matrimonio gay del heterosexual?
- ¿Juega la ideología un papel importante en la configuración simbólica y jurídica del matrimonio?

El objetivo de todas estas preguntas es bordear al matrimonio gay en tanto institución reformada legalmente en nuestro país pero también con miras hacia la vida íntima y cotidiana teniendo en consideración la organización social en México, los niveles altos de discriminación, las discusiones ideológicas entre grupos liberales y conservadores y las mismas configuraciones subjetivas de cada uno de los informantes.

Para tratar de responder estas preguntas (si es esto posible) y encontrar los significados del matrimonio entre homosexuales y las ideologías que giran ante la emergencia de un derecho constitucional se han planteado las siguientes hipótesis:

- La idea de matrimonio entre personas del mismo sexo en su dimensión de la vida íntima y cotidiana podría encontrar diferencias o matices con aquello que se conoce como matrimonio heterosexual.
- El matrimonio entre personas del mismo sexo en su dimensión jurídica; es decir, como un derecho constitucional, resulta conflictivo por la fractura social que acarrea un cambio en las condiciones sociales y jurídicas del matrimonio.
- La valorización del matrimonio gay depende de la postura ideológica que se adopte?
- El matrimonio gay es conflictivo y discrepante incluso al interior de los mismos grupos sexuales minoritarios porque dentro de la misma comunidad gay hay diferencias ideológicas que no les permite consensuar lo que el matrimonio debe ser tanto en sus ámbitos jurídicos como simbólicos.

A partir de estas hipótesis es que existe el interés de saber cómo se imaginan, conceptualizan o viven los propios homosexuales tapatíos el matrimonio. Además considero que es importante ver si en el plano jurídico las ideologías convergen, divergen o emergen de entre todo el entramado social que es el contexto mexicano en donde hay un fuerte rechazo hacia él.

Una vez aclarado el terreno de exploración de este trabajo, se procederá a contextualizar el fenómeno.

1.2 El contexto discriminatorio y religioso de la Zona Metropolitana de Guadalajara, Jalisco.

Antes de iniciar propiamente el trabajo sería conveniente analizar cómo es la ciudad de Guadaladajara, Jalisco en su dimensión religiosa ya que esto nos ofrece las coordenadas del clima ideológico de derecha que pertenece a personas con un alto grado de religiosidad y posturas políticas específicas.

Se tienen datos (2005) de que el estado de Jalisco, al igual que los estados de la región del Bajío, registra uno de los porcentajes más altos de población católica en el país; por cada 100 personas de 5 y más años, 95 son católicos, 3 tienen otra religión y una persona declaró no tener ninguna creencia3. En el Atlas de diversidad religiosa en México se observa que Jalisco ocupa el tercer lugar de la zona de occidente de la república de población católica del país con un porcentaje de 96.094 (De la Torre, 2007). Esto resulta vital para comprender el contexto de la ciudad y de ahí partir para pensar que existe una población mayoritariamente católica.

Por otro lado, en Guadalajara existe una fuerte influencia de la iglesia católica ya que es sede de la segunda arquidiócesis más importante de México. De igual manera, la ciudad tiene el seminario sacerdotal con mayor número de estudiantes; no sólo de México sino a nivel mundial con 622 seminaristas en etapa del seminario mayor en donde el arzobispo cardenal Juan Sandoval Íñiguez se encontraba a cargo hasta hace algunos meses.

La arquidiócesis de Guadalajara cuenta con el mayor número de matriculados en todo el país aunque el número de adeptos haya disminuido considerablemente durante los últimos años. Por otro lado, la ciudad alberga otras religiones como “la luz del mundo” donde dentro de sus festividades reúne hasta 125,00 feligreses. Asimismo, existe un gran número de seguidores cristianos de diversas filiaciones y también vemos un algunos movimientos de nuevas religiones apoyadas en su mayoría por jóvenes como el movimiento de paz mundial (RAP), el movimiento gnóstico universal, new age, entre otros5.

Sin embargo, aunque haya cierta pluralidad de religiones Guadalajara, ésta conserva la herencia religiosa católica heredada desde la conquista. Se puede ver tanto en las cifras del INEGI como en el Mapa de diversidad religiosa (de la Torre, 2007) donde hay personas de ideología conservadora en personas de edad avanzada y de contextos rurales quienes se definen como feligreses y concuerdan cuando los miembros de jerarquía católica proclaman cosas como que “la familia nuclear y el matrimonio son insustituibles y no admiten alternativa”6 o como que “las madres de familia que trabajan, desprecian y minusvaloran su papel de amas de casa, abandonando el cuidado de su familia en aras de una vida más cómoda y de una realización personal al margen del esposo e hijos”7.

Vemos entonces que en algunos sectores sociales existe una postura muy arraigada en la ideología de la jerarquía católica que apoya un tipo de pareja-familia y rechaza categóricamente otras maneras de organizar la vida matrimonial y familiar. Por ello, conocemos de antemano su oposición ante el aborto, las píldoras anticonceptivas y por supuesto, el matrimonio gay.

El discurso de la jerarquía católica viene dado a través de una serie de postulados que suponen la existencia de un saber que procede de lo divino y que además encuentra otras formas de justificación como lo es el discurso biologicista el cual postula que la relación entre los dos sexos biológicos hombre-mujer8 es propia de la naturaleza. Además se recurre constantemente al mito de la creación de Adán y Eva para explicar que “Dios ha hecho hombres y mujeres” y que el matrimonio significa por su acepción latina “Unión con la madre”; por lo tanto, un tipo de unión entre personas del mismo sexo no tiene cabida y debe ser desaprobado categóricamente por la sociedad.

1.3 La articulación iglesia-Estado en Guadalajara, Jalisco

Entonces, ¿qué es el matrimonio homosexual para la jerarquía católica? Las respuestas posibles podrían ser que no tiene valor o que es perjudicial y negativo puesto que va en contra de las leyes divinas y de la idea de concepción natural entre un hombre y una mujer. Por otro lado, la actitud en contra del matrimonio gay de la jerarquía católica no solamente se queda en un fuerte rechazo a las alternativas de matrimonio y familia sino que ejerce su espectro de poder verticalmente: sobre las ideologías de algunos ciudadanos, y horizontalmente: sobre la esfera política estatal.

Tal es el caso de Emilio González Márquez quien fue el gobernador de Jalisco por el Partido Acción Nacional y cuyos valores reflejan parte de la ideología de la jerarquía católica del país. Por eso es que durante el gobierno del Partico Acción Nacional en el estado de Jalisco, hemos visto una articulación iglesia-estado que se ha mostrado muy fuerte y que ha dado paso a que, al menos en Guadalajara, la vida política esté permeada por la vida religiosa y viceversa. Para poner un ejemplo de esto, Karina Bárcenas (2010) relata lo siguiente:

El Sexto Encuentro Mundial de las Familias representa una de las oportunidades más recientes en las que la iglesia católica y el Estado han mostrado su unión en la defensa de la familia nuclear. Esta reunión inicia desde la asistencia del Presidente Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala al acto inaugural donde estuvieron en compañía del Secretario del Estado del Vaticano, el cardenal Tarsicio Bertone, el nuncio apostólico Christophe Pierre y el cardenal Norberto Rivera, arzobispo primado de México. Además de que la presencia del Presidente Felipe Calderón coloca en desventaja a otras religiones presentes en el país y con las que no se tiene registro de su asistencia a los eventos religiosos que emprenden. Al acto inaugural del Sexto Encuentro Mundial de las familias también asistieron las primeras damas de algunos estados del país y el Gobernador de Morelos Marco Adame Castillo. (Bárcenas, 2010: 126)

Esto nos está ofreciendo una muestra de que en el país se vive una articulación entre el Estado y la Iglesia que de entrada no debería existir puesto que se supone que el estado debe ser laico, libre y soberano.

Por otro lado, aterrizando esta misma articulación en el estado de Jalisco, podemos ver como el gobierno de Emilio González también ha tomado acciones similares. A continuación presentamos un extracto del historial del gobernador el cual nos acerca un poco más a la situación de Guadalajara en relación con la articulación Iglesia-Estado y con la ideología moralista del gobernador y del Partido Acción Nacional:

El 6 de agosto de 2007 el gobernador de Jalisco declaró que la distribución de condones entre los jóvenes sería como darles un “Six de Cerveza” en referencia a su negativa la distribución de condones gratuitos por el Consejo Estatal para la Prevención del SIDA en Jalisco. Cabe decir que ante este evento fue destituido el director Sergio Zúñiga Quiñones por organizar una feria del condón en Guadalajara; además, en la misma declaración Emilio González señaló que sólo entre la población homosexual se deberían entregar los condones.

Por otro lado el 24 de marzo de 2008, Emilio González anunció la donación de 90 millones de pesos (de los cuales 30 millones fueron entregados ese mismo día) para la construcción del Santuario de los Mártires, templo católico dedicado a la veneración de los participantes católicos muertos en la Guerra Cristera y cuya edificación es promovida por el cardenal Juan Sandoval Iñiguez9.

Con solo algunos datos sobre las actitudes del gobernador de Jalisco podemos observar la influencia ideológica que existe entre un servidor público del Estado y las ideologías de la jerarquía católica. Esto nos resulta importante para pensar en la ciudad de Guadalajara como un espacio en donde al menos por parte de las autoridades máximas de poder existe una distribución de la información más o menos orientada al orden moral judeo-cristiano.

Todo esto, aunado a las diversas organizaciones católicas de la ciudad (María visión, arquidiócesis, seminario, movimiento por la vida, clubes de oración, católicos unidos, etc.) hacen de la ciudad un contexto específico en donde el matrimonio entre personas del mismo sexo se vuelve un objeto de discusión y polémica; pero sobre todo de fuerte rechazo ante una manera emergente de organizar el matrimonio que en el 2009 se hizo posible en el Distrito Federal y que posiblemente se pueda realizar en el estado de Jalisco donde ya diversos grupos activistas están llevando a cabo acciones concretas y pláticas con el gobierno para que también el matrimonio gay sea posible en Jalisco.

1.4 La opinión de los mexicanos sobre el matrimonio igualitario

Tener un panorama general del clima de opinión sobre el matrimonio gay nos ofrece otras coordenadas sobre el contexto. Por eso en este apartado hay que preguntarse sobre la opinión de los mexicanos con respecto a toda la polémica que se ha armado. Sin duda tenemos un escenario con un clima de opinión constituido por diversas posturas ideológicas que han alimentado el debate. Por eso, acercarnos de una manera más directa al contexto mexicano y saber qué es lo que piensa exactamente la ciudadanía nos daría una idea más focalizada sobre los terrenos ideológicos por donde se está planteando este trabajo.

Para comenzar este panorama sobre la opinión de los mexicanos habría que reiterar el poder que tienen los medios de comunicación y la jerarquía católica en la construcción de las subjetividades y las opiniones que se puedan generar sobre un tema tan polémico. Por ejemplo en el caso del debate del programa Tercer Grado10 podemos observar la manera en que algunos conductores muestran claramente su preferencia ideológica de derecha que concuerda con un proyecto al que se suman miles de mexicanos que están en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Pero no solamente en los debates podemos ver la ideologización de un grupo estigmatizado en el país sino en toda la construcción de la imagen del homosexual en los medios de comunicación de México en donde la imagen más recurrente que hay es la de un gay afeminado, chistoso, que no está casado, que no tiene hijos, que no está inserto en la esfera de la heteronormatividad y que más bien se encuentra relegado a ser solterón, a vestir estrafalariamente, a ser amanerado, bufón, el ser el mejor amigo de las mujeres, etc.

Toda esta proyección mediática y tipificación social de los homosexuales con su derecho al matrimonio, aunado a la ideología de la jerarquía católica que propone un modelo de familia y un modelo de pareja, debe tener ciertas repercusiones sobre la subjetividad de los mexicanos. Sin embargo, no quiere decir que los medios sean los responsables absolutos de las representaciones de los matrimonios entre homosexuales. Más bien se trata de una articulación en donde entran en juego muchos factores en donde influye la educación, la familia, la escuela, los medios, la cultura en general, etc. El resultado de todos estos procesos arroja en las encuestas un grado considerable de rechazo al matrimonio gay.

Este rechazo reflejado en las encuestas lo podemos ver en una que llevó a cabo el Partido Acción Nacional (con toda la inclinación política-ideológica que pueda tener) y que (según sus datos) sostienen que el 53.1% de los encuestados no apoyan al matrimonio entre personas del mismo sexo11. Por otro lado, en el mismo año la empresa encuestadora de investigación estratégica y análisis de opinión y mercado, PARAMETRIA, reveló un estudio comparativo hecho entre españoles, latinos en Estados Unidos y Mexicanos en donde se puede ver que el 21% de los españoles encuestados está en desacuerdo con el matrimonio gay, el 46% de los latinos en Estados Unidos también están en desacuerdo y el 52% de los Mexicanos de igual manera lo están. Esto, asimismo, reflejaría que los mexicanos son los que se muestran más proclives a rechazar el matrimonio entre personas del mismo sexo12.

Otros datos interesantes de la misma encuesta (que es la más detallada de todas las mencionadas) es que el 59% afirma que el matrimonio entre homosexuales va en contra de los valores de la familia mexicana, que la mayoría de los mexicanos no están de acuerdo con los matrimonios gay, que apenas un 6% de los mexicanos conoce personalmente a alguna familia homoparental y que además el 66% está convencido que los hijos de los matrimonios homosexuales quedan afectados psicológicamente.

Con estos porcentajes obtenidos se puede observar que en México hay una mayoría en contra del matrimonio gay y que además las razones que se exponen tienen que ver con la ideología anclada a la moralidad y a la creencia de que la familia nuclear compuesta por padre madre e hijos es la única forma viable y aceptada. También la mayor parte de la población mexicana no reconoce la existencia de las parejas y las familias homoparentales ya que cuando se les pregunta si las parejas que conoce son amigos familiares o conocidos responden con cierto grado de desconocimiento o ignorancia sobre el tema.

Es por ello que se puede postular que en México existe una atmósfera de rechazo ante esta forma emergente de organizar la vida en pareja puesto que en términos generales la ideología imperante es la de la jerarquía católica que es reproducida tanto en las altas esferas de poder como en otros estratos de la sociedad.

2. LA EMERGENCIA DEL MATRIMONIO GAY Y SU CONCRETIZACIÓN EN MÉXICO

Este apartado está dedicado a explicar cómo fue posible que en México se diera el matrimonio entre personas del mismo sexo. Para tratar de explicar este cambio se puede partir de las diversas influencias ideológicas que dieron lugar a la restructuración de la subjetividad social a partir de los años setenta cuando el feminismo y la entrada de la mujer al campo laboral modificaron las condiciones sociales de la época.

Es en este sentido que hace falta observar cómo se ha dado el cambio cultural para que el matrimonio entre personas del mismo sexo fuera posible en una sociedad mexicana con una mayoritaria ideología moralista-católica que es representada por un poder institucional que siempre estará como referencia en el clima de opinión sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Para poder analizar el cambio cultural sería importante explicar cómo ahora es posible un matrimonio entre personas del mismo sexo a diferencia del siglo pasado en donde era prácticamente impensable. Este proceso transformacional (que en algunos países inició con la tolerancia y la apertura a los gays y que desembocó en el matrimonio entre homosexuales) tuvo que pasar primero por una modificación de la concepción de homosexualidad la cual aró el terreno para poder llevar legalizar el matrimonio gay.

Es por ello que en los apartados posteriores se tratará de dar un contexto sobre cómo se ha dado el cambio cultural para poder llegar a lo que ahora conocemos como matrimonio entre personas del mismo sexo.

2.1 La consideración de la homosexualidad

Sin duda la homosexualidad fue un tema tabú que en términos generales ha pasado del castigo a la tolerancia13 ; pero para que esto fuera posible fue necesario modificar los discursos que existían sobre ella para poder generar una atmósfera que concordara con los estatutos de una sociedad moderna e inclusiva. Es decir que para poder pasar de la represión victoriana (o de la edad media en donde ser homosexual era considerado como un aberración contra las leyes divinas) a la posibilidad de que exista el matrimonio gay tuvieron que pasar algunos sucesos que fueron muy importantes.

Uno de los sucesos que ayudó a la transformación de las ideas sobre los homosexuales fue la entrada del discurso científico que ayudó a contrarrestar la idea de que la homosexualidad era una enfermedad de “unos cuantos”. El siglo XIX nos trae el aporte valiosísimo de Sigmund Freud quien ya había hablado de la bisexualidad humana como una parte importante de la sobredeterminación del inconsciente. Por eso para Freud los homosexuales no eran enfermos como lo proponían los tratados neurológicos en dónde existía el discurso biologicista y determinista que postulaba la existencia de tejidos neuronales o deficiencia de algunos órganos del cerebro (hipotálamo más grande, por ejemplo) que establecían la orientación sexual de las personas.

Freud fue uno de los primeros en negar que la biología tuviera un papel determinante en la orientación sexual. Por eso propuso su teoría del Edipo como un artefacto de interpretación simbólica que le ayudó a dilucidar todas sus teorías sobre las neurosis infantiles.

Llegando el siglo XX hubo más intentos de demostrar que la sexualidad no era tan maniquea, por ejemplo tenemos el trabajo de Alfred Kinsey (1948) que marcó una gran pauta en los Estados Unidos y el mundo de la sexualidad. El trabajo de recopilación de datos sobre prácticas y pensamientos sexuales de los ciudadanos americanos arrojó que entre estos últimos había una confusión de deseos sexuales que se podían medir en una escala que iba de la heterosexualidad absoluta a la homosexualidad absoluta pasando por una serie de matices. Así algunos informantes de Kinsey revelaron tener ciertas inclinaciones homosexuales (sueños, deseos, pensamientos, prácticas, etc.) que tendían más o menos a la bisexualidad aunque siempre prevaleciera una preferencia sobre la otra14.

En los años subsecuentes, los discursos sobre la homosexualidad fueron cambiando a tal grado que en el año de 1973 fue eliminada del DSM-IV como una enfermedad mental y después la ONU declaró que el 17 de mayo sería el día internacional contra la homofobia.

Si aunamos esta información a la revolución sexual, el anarquismo, la entrada de la mujer al campo laboral y la ideología feminista tenemos un cambio en las condiciones de vida de la sociedad occidental. Esta nueva disposición decodificó en algunos sectores las ideas negativas que habían sobre los homosexuales y entonces sirvió de base para que el matrimonio entre personas del mismo sexo se instaurara.

Ahora bien, después de todos estos eventos mencionados que permitieron la apertura social a los homosexualidad y la posibilidad de un matrimonio gay, podemos ver como en Europa se concentraron los primeros cambios ideológicos al respecto. En la actualidad, los resultados de la Encuesta Mundial de Valores15 muestran un grado considerable de tolerancia y aceptación hacia los homosexuales en los países europeos septentrionales. Por ejemplo en la cronología de los años 80 al 2006 (del grado de justificación de la homosexualidad por parte de algunos países del mundo Europeo) Suecia ha mostrado una mayor justificación paulatina a la homosexualidad. De ahí le siguen en su mayoría algunos países del norte como son: Noruega, Finlandia, Suecia, Islandia, Holanda, etc.16

Con esto vemos que se puede hablar de un progreso en la consideración de la homosexualidad en occidente; sin embargo existen lugares como en Afganistán donde por ejemplo es ilegal e incluso es castigada con pena de muerte. De ahí que tanto el matrimonio como la homosexualidad se deben abordar a partir de una acotación de tiempo y espacio puesto no es lo mismo hablar de la homosexualidad en la Grecia antigua que en la Grecia moderna así como tampoco es lo mismo en un país como Noruega o en un país como Arabia Saudita. Es por lo anterior que los siguientes párrafos se dedicarán a enfocarse al caso de nuestro país.

2.1.1 La consideración de la homosexualidad en México

El escándalo de los “Cuarenta y uno”17 ocurrido en noviembre de 1901 marcó un hito en la historia de los homosexuales del país. A partir de este evento, el estigma de la homosexualidad se agudizó entre la sociedad mexicana pero también abrió paso a una nueva lucha por el reconocimiento de una sexualidad alterna que un principio era estigmatizada.

Se cree que en México, después de la redada del cuarenta y uno, la sociedad se había vuelto quizá más consciente de la presencia de homosexuales en todos los estratos de la sociedad. La representación de la homosexualidad masculina en los años posteriores fue muy drástica; incluso hasta en los ambientes artísticos e intelectuales no era aceptada del todo y se veía como una decadencia de la burguesía para los marxistas y comunistas de la época. En las representaciones de los muralistas mexicanos se podía observar claramente la manera estigmatizada en que se concebían a los homosexuales.

No obstante, la influencia de Estados Unidos en donde ya había habido algunas revueltas por parte de homosexuales y el establecimiento del capitalismo moderno permitieron que la familia tradicional comenzara a resentir los cambios de la división del trabajo. Esto dio pie a que se germinaran los primeros intentos de aparición social de los homosexuales en el mundo y en nuestro país (Laguarda, 2009).

No obstante, para haber llegado a este tipo de “avance” fue necesario todo un proceso histórico que tuvo que ver con el papel del Estado y de la sociedad en el país. Por ejemplo las clases medias, las más expuestas a la publicidad y al mundo globalizado moderno fueron las más afectadas por los medios y los discursos que giraban en torno a las nuevas formas de administrar la sexualidad.

El establecimiento de otras familias que no fueran nucleares también introdujo cambios significativos en el país a tal grado de lograr un ligero avance en la consideración de la homosexualidad. Los cambios se mostraron desde los años setenta hasta el 2000 en donde, a pesar de existir una gran preponderancia de las familias nucleares, éstas registraron una baja considerable en las cifras del INEGI (2003). Además también se suscitó una alza considerable en los divorcios, una mayor industrialización y el ingreso de la mujer al campo laboral lo cual flexibilizó la estructura de roles (Esteinou, 2008).

Estos cambios que iniciaron en los setenta propiciaron una nueva visión del mundo de la sexualidad; sobre todo en contextos urbanos en donde los programas de planificación familiar tuvieron un impacto considerable sobre la edad de tener hijos, la edad para casarse, vivir en unión libre, poder divorciarse, disminución en la tasa de matrimonio, la libre elección del cónyuge, etc. También influyó la educación, la alfabetización y la disminución tasa de mortalidad debido a las políticas de salud implementadas por el gobierno.

Pero aunque a partir de los años setenta hayamos visto toda esta transformación si hacemos un contraste con los países nórdicos, en México todavía la homosexualidad es aún objeto de burlas y de creencias falsas como la de que el activo conocido popularmente como “mayate” no es homosexual, que todos los homosexuales se parecen entre sí, que son afeminados, travestidos, etc. Esto nos remite a pensar que aún existen representaciones negativas que podrían influir en la constitución de la imagen del gay y podría ser que también lo hagan en las ideologías sobre el matrimonio gay; sobre todo cuando el clima de opinión general sobre el tema está repleto de ideologías religiosas y morales.

La palabra gay viene de Estados Unidos y comenzó a utilizarse en México a partir de 1970 (Laguarda, 2009) esta palabra en un principio era una macrocategoría que abarcaba hombres y mujeres que se sintieran atraídos por el mismo sexo, pero después se fueron creando otros términos para designar matices. Lo curioso para el caso de México es que aún se sigue utilizando la misma palabra para designar distintos tipos de homosexualidades a diferencia de Estados Unidos y Europa es donde es muy común encontrar definiciones más específicas18.

Otro factor decisivo para la aparición de los homosexuales en el terreno público fueron las políticas progresistas del presidente López-Portillo que intentaban poner al país a un alto nivel de modernización e industrialización. Bajo este espejismo muchos homosexuales intentaron salir del closet o al menos posicionarse en contra de los valores tradicionales teniendo poco éxito puesto que no preveían el poder que tenía el Estado y la Iglesia.

Después de la matanza de Tlatelolco, se cree que en México hubo más organización ciudadana y más activismo entre feministas y homosexuales; el clima mundial y local se prestaba para presentarle al país un grupo emergente de jóvenes inconformes con el estilo de vida promovido en los años setenta. Gracias a todos esos movimientos comenzaron a recomponerse los papeles tradicionales de género.

A la postre también surgieron las marchas de orgullo gay. El 2 de octubre de 1978 se realizó la primera marcha cuando conmemoraban los10 años del movimiento estudiantil del 68. Existía ya por ese tiempo un grupo llamado FHAR (Frente Homosexual de Acción Revolucionaria) que la había organizado. Se dice que tuvo muchos críticos y muchos detractores, pero que en general hubo cierta aceptación al movimiento que se sumaba a un solo orden global que establecía una identidad en constante lucha (Ibid, 2009).

De igual manera, en los años setenta ya se debatía el aborto y los métodos anticonceptivos y aunque la iglesia católica estuviera en contra, muchas personas hacían uso de estos métodos de manera clandestina. A diferencia de otros países Latinoamericanos, México utilizaba un discurso progresista. Así, en las universidades más importantes del país se empezaba a hablar de reformar la educación sexual (aunque ello ocurriera mucho después y solo parcialmente).

Por otro lado, la modernización del país ciertamente ocurrió en algunos sectores minoritarios pero dio pauta a que México ingresara de acuerdo a sus propios términos y bajo su propia lógica a una sociedad globalizada y de información que también afectó la subjetividad de algunas personas; sobre todo a las clases medias que tenían más educación y más acceso a la información.

De esta manera fue más fácil para los sectores medios de la sociedad ingresar en la lógica moderna de pluralidad de sentidos de la que habla Luhmann (1993) en la cual a través del proceso de modernización de la sociedad el mundo doméstico-familiar perdió fuerza como centro absoluto del sentido dando pauta a otras maneras de organizar la experiencia social.

Estas nuevas maneras de organizar la experiencia social se relaciona con la caída de los ideales de la familia; es decir, que la familia nuclear es el único lugar de sentido, protección, amor, cuidados, etc y con ello se abre la posibilidad de una reintegración de las relaciones humanas y de pareja como “pura relación” Giddens (1992) en donde la unión no tiene que ser necesariamente institucional/jurídica sino a través vínculos íntimos y personales que propician convivencias, cohabitaciones, uniones libres, etc.

Después de los años setenta y entrados los ochenta, la comunidad lésbico gay ya estaba fuertemente definida en el país. Había bares, antros, lugares de encuentro, y cafés en donde se podía expresar libremente la sexualidad. Las ciudades grandes como Distrito Federal, Guadalajara y Monterrey abrieron locales diseñados para homosexuales aunque todavía eran ilegales los actos públicos que delataran la homosexualidad.

En los años noventa ya existía el turismo gay y había zonas identificadas como tales, en donde de igual manera se podían encontrar espacios para ejercer la sexualidad o promover la comunidad gay. Algunos de estos lugares aceptaban heterosexuales, otros no. Otros lugares no eran precisamente para homosexuales pero se mostraban gay friendly. La comunidad estaba creciendo en el país.

En el año de 1983 nace en Guadalajara el grupo Orgullo Homosexual (GOHL) encabezado por Pedro Preciado, un activista tapatío quién decide crear dicho grupo tras las detenciones arbitrarias, discriminatorias, ilegales y de acoso a los homosexuales por parte de la policía metropolitana durante el gobierno de Flavio Romero de Velasco el cual se caracterizó por la represión hacia la comunidad gay en la década de los ochenta.

La primera movilización que el Grupo de Orgullo Homosexual y Lésbico organizó fue ese mismo año en verano de 1983 en protesta por el ambiente de hostilidad y represión que violaba las garantías y derechos civiles de miles de homosexuales en la ciudad. Éste movimiento, como el resto de las manifestaciones que el grupo intentó organizar, fue frenado por el gobierno de Romero de Velasco. Sucesivamente por casi quince años más las manifestaciones públicas en pro de grupos homosexuales fueron reprimidas por parte del gobierno; sin embargo, se llevaron a cabo durante estos años algunas jornadas culturales en torno a la orientación sexual y a los derechos de los gays.19

Años después en 1991 la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas por sus siglas en inglés (ILGA) (la cual es una asociación mundial LGBT que trabaja conjuntamente con la ONU promoviendo los derechos de los homosexuales, bisexuales y transgénero en el mundo) propuso a la ciudad de Guadalajara como sede para realizar el Congreso Internacional de Lesbianas y Gays, el cual fue truncado por la fuerte oposición de los grupos en el poder en ese entonces encabezado por el gobierno Estatal y los cuatro municipios de la zona metropolitana gobernados por el PRI, así como la iglesia conservadora en manos del Arzobispo Juan Jesús Posadas Ocampo20.

Actualmente desde 1996 existe en Guadalajara la Marcha de la “Diversidad sexual” que después de años de lucha por llevarla a cabo y después de diversos movimientos contra la homofobia en la ciudad de Guadalajara, fue la segunda más importante en el país debido a que brotaron los movimientos abiertamente gays exigiendo igualdad de derechos para la comunidad LGBT.

En el año 2000 la marcha cobró fuerza y la organización a cargo de activistas con experiencia en movimientos y manifestaciones organizaron la edición llamada "La mecha no se apagó, todavía humea" con la que, a pesar de la existencia de políticos conservadores en la ciudad, fue realizada con éxito y rompió record de asistencia. Asimismo esta marcha logró captar la atención de la todos los medios de comunicación en la ciudad convirtiéndose en primera plana y difundiendo la marcha hasta la actual edición21.

Actualmente existen diversas asociaciones civiles y colectivos (Sensaciones Diversas, CODISE, Voto incluyente, Oasis Guadalajara, Patlatonalli Guadalajara, etc.) que luchan por los derechos de los homosexuales en Jalisco y en Guadalajara. Una de las peticiones que se está llevando a cabo entre diputados y asociaciones civiles es la legalización del matrimonio y adopción gay en el estado de Jalisco

2.2 La lucha y concretización del matrimonio igualitario en México

El matrimonio es una institución legalizada de la que anteriormente gozaban hombre y mujer. Históricamente no se han encontrado registros que demuestren lo contrario puesto que todos los discursos sobre el matrimonio a lo largo del tiempo muestran que la finalidad de casarse es formar una familia y garantizar la descendencia biológica de las personas que optan por este modo de vida. Sin embargo, desde el contexto de una sociedad moderna, globalizada y democrática, se podría pensar que es posible articular nuevas formas de organizar a la pareja y a la familia. El matrimonio entre personas del mismo sexo o matrimonio igualitario es precisamente una propuesta inserta en este contexto.

El proceso del matrimonio gay en México ha sido documentado por los medios de comunicación y para elaborar este apartado del trabajo se ha recolectado la información que se consideró como la más relevante para hacer un contexto histórico sobre la emergencia de este fenómeno y ver cómo se ha dado el cambio social hacia la existencia de un matrimonio entre personas del mismo sexo.

En el caso de México, a partir de todos estos cambios histórico-estructurales que se ha mencionado anteriormente, surgieron grupos lésbico-gay y asociaciones civiles que mantenían ciertas relaciones y comunicaciones con los partidos políticos y que (observando la transformación global de la familia y el matrimonio) pedían que en México también se reconociera que el matrimonio igualitario y que la familia no se constituyera solamente sobre la base de la unión matrimonial heterosexual.

Esta petición presentada varias veces en la cámara de diputados del Distrito Federal nunca pasó a ser realidad sino hasta tiempo después. Sin embargo, las primeras ofertas del PRD fueron las de hacer pactos y arreglos de convivencia. Así, el 9 de noviembre de 2009 fue aprobada en la ciudad de México la Ley de Sociedad de Convivencia después de casi seis años de discusión entre miembros del PAN y el PRD22.

Esta ley de convivencia otorgaba reconocimiento legal a todos aquellos hogares formados por personas sin parentesco consanguíneo o por afinidad. No obstante, no estaba diseñada para homosexuales sino que pretendía abarcar a todas aquellas personas que no entraran en la categoría jurídica de matrimonio y que quisieran establecer una cohabitación común; podría entonces tratarse de familias compuestas por hermanos, madre y abuela, amigos, etc.

Pero la importancia de esta ley es porque abre el camino para que el 24 del mes de noviembre se propusiera un proyecto para legalizar el matrimonio homosexual en todo el país. Es decir, a partir de la legalización de las sociedades de convivencia diversos grupos y colectivos lésbico-gay y demás asociaciones en pro de los derechos de las minorías sexuales continuaron con su tarea de difundir y hacer valer sus propios derechos y comenzaron a establecer propuestas y diálogos con diputados del PRD para proponer el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Esto quedó en propuestas, reuniones y deseos que no esperaban ser realizados de manera rápida hasta que finalmente el 21 de diciembre de 2009 se reformó en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal el artículo 146 del código civil de la ciudad de México en el cual concepto de matrimonio fue definido de la siguiente manera:

Artículo 146.- Matrimonio es la unión libre de dos personas para realizar la comunidad de vida, en donde ambos procuran respeto, igualdad y ayuda mutua. Debe celebrarse ante el Juez del Registro Civil y con las formalidades que estipule el presente código23.

De esta manera el decreto de la Asamblea Legislativa cambió el concepto de matrimonio entre “hombre y mujer” por el de “persona” reconociendo así todos los derechos conyugales tanto a los heterosexuales como a las parejas de sexo opuesto, incluyendo para estos últimos la posibilidad de adoptar, la adquisición común de un crédito bancario, la posibilidad de heredar bienes y el derecho de incluir una pareja en las pólizas de seguros dentro de la zona metropolitana del Distrito Federal.

A partir de este momento se abre una brecha polémica en lo que al matrimonio civil concierne; especialmente en un país en vías de desarrollo y con una población mayoritariamente católica en donde el concepto de matrimonio se extiende en términos civiles para que las parejas del mismo sexo puedan casarse y adoptar. Esta extensión del matrimonio generó numerosos debates, opiniones, discusiones y conflictos tanto sociales como jurídicos.

Por ejemplo, al ser aprobado el matrimonio gay los miembros del Partido Acción Nacional intentaron retardar la aprobación a través de un referéndum que no fue aceptado: se le pidió al Gobierno del Estado de México que rechazara la ley porque la adopción de gays era perjudicial para los niños. Como en un principio no procedieron los argumentos del PAN, un grupo de panistas y diferentes representantes de la jerarquía católica presentaron un recurso de inconstitucionalidad en el Ministerio Público. No obstante, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de México ratificaron el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo y además dictaminaron que todos los estados de la República Mexicana están obligados a reconocer la validez de los matrimonios gays que se realizaran en el Distrito Federal.

Después de haber sido emitida esta reforma, el día 04 de Marzo entró en vigor la ley y al cumplirse un mes de la aprobación de matrimonios del mismo sexo se registraron 88 matrimonios: 50 uniones de hombres y 38 uniones de mujeres. La mayoría de los contrayentes fueron personas entre los 31 y los 40 años de edad, aunque también se registraron de 20 años. Posteriormente, a los seis meses se registraron 398 bodas en donde el 53% eran hombres y el 47%, mujeres. Además es importante mencionar que 41 contrayentes de matrimonio fueron extranjeros, en su mayoría procedentes de Europa24.

A partir de la entrada en vigor de esta aprobación, el gobierno capitalino del D.F. afirmó que en el Distrito Federal se respiraba más libertad e igualdad. Sin embargo, apenas hubo entrado esa ley, e incluso desde antes de su aprobación, se habían ya suscitado respuestas reaccionarias por parte de la iglesia católica y de sus feligreses. Por ejemplo el 13 de diciembre de 2009 cuando ya se sabía sobre el debate que habría en la cámara legislativa, el vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, afirmó que esta ley era inmoral porque el matrimonio sólo se daba entre un hombre y una mujer; por lo tanto, la iglesia católica condenaba tal propuesta25.

Asimismo, el cardenal Norberto Rivera Carrera aseguró que no se quedaría callado ante esta situación y llamó a los feligreses católicos a no aceptar esto porque “las leyes del hombre no podían imponerse ante las de Dios26 ”. De igual manera, en el Colegio de Abogados Católicos se pronunciaron en desacuerdo con la ley y anunciaron que emprenderían una serie de acciones para que el Jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, vetara la legislación y posteriormente se hiciera un plebiscito en donde se consultase a la ciudadanía sobre esta norma27.

Por supuesto, ninguna de estas acciones se llevó a cabo pero siguieron las declaraciones de Norberto Rivera quien convocó a no votar por el PRD porque no este partido no protegía a la familia. Además también estaba la demanda de inconstitucionalidad en la PGR la cual no procedió y significó una violación de los derechos constitucionales porque según Miguel Carbonell28 no existe legalmente un modelo de familia protegido por la ley, de manera que modificar el código significaba “retirar la discriminación”. Asimismo enfatizó que ideologizar la constitución a favor de una visión moral le parecía pernicioso para un estado laico.

De cualquier manera, las declaraciones en contra de la acciones del PRD siguieron suscitándose ya que este partido no tiene una fuerte relación con las arquidiócesis. La jerarquía católica de Rivera y Zepeda coincidieron en que se estaba atentando contra el concepto de familia, pero sobre todo que se “estarían afectando los derechos de los niños que esperan integrarse a una familia a través de la adopción”.

Sin embargo, no toda la iglesia católica mostró las mismas actitudes. Por el lado de la izquierda católica tenemos a Raúl Vera, obispo de Saltillo, quien ha causado revuelo entre la jerarquía católica al defender los derechos humanos, entre ellos ciertamente los de los homosexuales y su derecho al matrimonio civil29. Otro ejemplo de posturas católicas que no están radicalmente en contra ni de la homosexualidad, ni del derecho al matrimonio civil.

[...]


1 Diario el País (2010). “Encuesta: Familias homoparentales” . [En línea]. Madrid, disponible en: http://www.elpais.com/elpaismedia/ultimahora/media/201001/11/internacional/20100111elpepuint_3_Pes_P DF.pdf [Accesado el día 15 de enero de 2011].

2 Ambas dimensiones se encuentran unidas y se afectan mutuamente porque el marco legal de alguna manera afecta el marco íntimo en el sentido de que existen estipulaciones que si no se respetan llegan a trastocar ambas dimensiones. Por ejemplo, el divorcio es un proceso legal, pero también un proceso de orden íntimo que lleva a los que están pasando por él a una serie de cuestiones psíquicas y sociales.

3 Instituto Nacional de Geografía e Historia INEGI (2005). “La diversidad Religiosa en México” . [En línea]. México D.F. Disponible en:http://www.inegi.gob.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/integracion/sociodemografico/r eligion/Div_rel.pdf [Accesado el día 15 de enero de 2011].

4 Aunque también resulte importante mencionar que el número de católicos también ha disminuido: desde1950 ha habido un descenso de la población católica mayoritariamente en el sur y norte del país aunque lazona centro y centro occidente permanecen como núcleos duros del catolicismo.

5 Holland L. Cliffton (2005). “Hacia un sistema de clasificación de grupos religiosos en Amèrica Latina”. En Programa Latinoamericano de Estudios Religiosos PROLADES. [En línea]. San Pedro, Costa Rica. Disponible en: http://www.prolades.com/religion/clas-spn.pdf [Accesado el día 4 de mayo de 2012].

6 Román J. Antonio (2008) “El matrimonio no admite alternativa” en La Jornada [En línea]. México D.F.,disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2008/02/26/index.php?section=sociedad&article=046n2soc, En Bárcenas, K. (2010).

7 Diario “El milenio” (2008) “Concluye el congreso eucarístico en Quebec”. [En línea]. México D.F. disponible en: http://impreso.milenio.com/node/8072565 En Bárcenas, K. (2010).

8 El hecho de que la mayoría de las personas en el mundo sean heterosexuales no quiere decir que la naturaleza sea la principal organizadora de la sexualidad humana. Más bien, se trata de que la sexualidad humana corresponda al orden del significante como estructura organizadora del deseo. Es decir, la cultura se representa a través de los significados que comparten los sujetos, pero las personas no poseen un significado como si fueran fuentes de sentido por sí mismas sino que el significante del Otro (el lenguaje, la cultura) lo que configura al sujeto. El individuo no viene al mundo a crear su propia cultura sino que nace (es arrojado) al seno de ella.

9 Biografía de Emilio González Márquez (2009). [En línea].Guadalajara, Jalisco, disponible en: http://omnibiografia.com/biografias/biografia.php?id=149 [Accesado el día 18 de abril de 2012].

10 Tercer Grado, Televisa (2010) “Periodistas mexicanos debaten polémico matrimonio gay en el D.F. Parte 1” [En línea].En Youtube. Disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=DiRFDX8Tm4o&feature=related [Accesado en día 9 de abril de 2011].

11 Encuesta PAN (2010) “53.4% de mexicanos en contra de parejas gay que adopten” [En línea]. En SIPSEinformativo. Disponible en: http://sipse.com/noticias/29859-encuesta-53-4-contra-parejas-adopten.html [Accesado en día 17 de mayo de 2011].

12 Encuesta Parametria (2010) “Resultados sobre la legalización del matrimonio entre parejas homosexuales” [En línea]. PARAMETRIA. Disponible en: http://www.parametria.com.mx/images/uploads/Diapositiva1-106.gif [Accesado en día 22 de mayo de 2011].

13 La consideración de la homosexualidad ha tenido diversas etapas a través de la historia porque las ideas sobre ésta se han ido modificando de acuerdo a la dinámica cultural. Por ejemplo, se sabe que en Grecia las parejas homosexuales eran aceptadas e incluso deseables entre maestro y discípulo. No obstante, en toda la edad media la homosexualidad nunca fue tolerada y se entendía como una práctica que iba en contra de las leyes divinas. Por ejemplo Alfonso el Sabio castigaba con muerte a los actos homosexuales y los Reyes católicos también dictaron leyes contra la homosexualidad ordenando que fueran quemados y que cedieran sus bienes al fisco. Actualmente la iglesia no condena la tendencia homosexual como un pecado sino más bien reprueba los actos homosexuales. La iglesia católica manda a los homosexuales a vivir su vida en castidad y en comunión con Dios lo cual parece un mecanismo institucional de dominar el cuerpo y la vida sexual de los homosexuales que creen que ella.

14 En relación a esto cabe mencionar que ha habido otros estudios hechos en Estados Unidos que intentan mantener la misma idea a través del análisis de datos similares. Por ejemplo, está El informe Hite en dónde algunos informantes hombres revelan algunas prácticas, sentimientos, deseos, sueños, etc., que los separa de una sexualidad monolítica y que los pone asimismo en una escala con ciertas tendencias bisexuales. Hite. S. (2002) El Informe Hite: Estudio de la Sexualidad Masculina. Madrid, Punto de lectura.

15 Encuesta Mundial de valores (2008) “Justification of homosexuality chart”. En línea. Disponible en: http://www.wvsevsdb.com/wvs/WVSData.jsp/656?homosexuality /7846bi. (Accesado el 11 de junio de 2009)

16 Aunque esto habría que matizarlo con la Europa Latina o con la Europa Eslava que no mostraron tanta apertura como los países escandinavos. Sin embargo aún en estos países se puede observar que paulatinamente también ha habido apertura (aunque sea menor) a la homosexualidad.

17 El hecho se refiere a una redada realizada el 18 de noviembre de 1901, durante el mandato de Porfirio Díaz. La redada, realizada en la calle de la Paz (hoy calle Ezequiel Montes), era contra un baile de hombres que se estaba realizando en una vivienda particular, de los cuales 22 están vestidos de hombres y 19 de mujeres. La prensa mexicana se ceba en el hecho, a pesar de que el Gobierno se esfuerza en tapar el asunto, puesto que los detenidos pertenecen a las clases altas de la sociedad porfiriana. La lista de los nombres nunca fue revelada.

18 18 Definiciones como homoflexible, heteroflexible, queer, transgénero, trasvestido, queer, etc.

19 La marcha gay en Guadalajara (2010) [En línea].Guadalajara, Jalisco, disponible en: [Accesado el día 25 de septiembre de 2012].

20 La marcha gay en Guadalajara (2010) [En línea].Guadalajara, Jalisco, disponible en: [Accesado el día 25 de septiembre de 2012].

21 La marcha gay en Guadalajara (2010) [En línea].Guadalajara, Jalisco, disponible en: [Accesado el día 25 de septiembre de 2012].

22 En el 2001, la iniciativa para esta ley fue propuesta ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa del D.F. con el apoyo del PRI y del PRD. No obstante, no fue aprobada y durante tres años estuvo congelada porque nunca había quórum o porque siempre estaba a debate entre los diputados y senadores; además “ningún partido quería asumir el costo político de lo que hubiera representado un avance social importante para la ciudad, y que además habría sentado un precedente positivo para las legislaturas estatales y federales” (Castañeda, 2006).

23 Rodríguez M. Elí (2010). “Los matrimonios homosexuales en el distrito federal. algunas consideraciones en torno a la reforma a los códigos civil y de procedimientos civiles”. En Bolet í n Mexicano de derecho comparado. [En línea]. México, D.F. Disponible en: http://www.juridicas.unam.mx/publica/rev/boletin/cont/128/el/el12.htm [Accesado el día 19 de agosto de 2011].

24 CNN México (2010). “88 parejas gay se casaron en el primer mes de vigencia de la ley en el DF” . [En línea]. México D.F. Disponible en http://mexico.cnn.com/nacional/2010/04/05/88-parejas-gay-se- casaron-en-el-primer-mes-de-vigencia-de-la-ley-en-el-df [Accesado el día 25 de junio de 2011].

25 Rodríguez, Ruth (2009). “Iglesia: Matrimonio gay es inmoral”. [En línea]. En Grupo el Universal. México D.F. Disponible en http://www.eluniversal.com.mx/notas/645754.html [Accesado el día 25 de junio de 2011].

26 Jimenez, Ma. Eugenia (2010). “Califica Norberto Rivera como aberrantes los matrimonios gay s. [En línea]. En Grupo Milenio. México D.F. Disponible en http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/58728fb8aae6dbf3108c44ad7521e4b6 [Accesado el día 27 de junio de 2011].

27 CNN México (2010). “Abogados católicos amagan con juicio político a ministros por adopción gay” . [En línea]. http://mexico.cnn.com/nacional/2010/08/15/abogados-catolicos-amagan-con-juicio-politico-a- ministros-por-adopcion-gay México D.F. Disponible en [Accesado el día 05 de julio de 2011].

28 Carbonell, Miguel (2011) “Matrimonio entre homosexuales: Recurso de inconstitucionalidad”. En Canal del Instituto de Investigaciones Jur í dicas UNAM. . [En línea]. Disponible en http://www.youtube.com/watch?v=e23etSmjzr8 [Accesado el día 05 noviembre de 2011].

29 Barranco, Bernardo (2010) “Raúl Vera, el pastor de las controversias” [En línea]. En La Jornada. México D.F. Disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2010/11/10/opinion/029a1pol [Accesado el día 08 noviembre de 2011].

129 de 129 páginas

Detalles

Título
Matrimonio igualitario. Ideologías en torno al matrimonio entre personas del mismo sexo en la ciudad de Gualadajara Jalisco
Universidad
University of Guadalajara
Calificación
ninguna
Autor
Año
2013
Páginas
129
No. de catálogo
V302669
ISBN (Ebook)
9783668024946
ISBN (Libro)
9783668024953
Tamaño de fichero
1165 KB
Idioma
Español
Palabras clave
matrimonio, ideologías, gualadajara, jalisco
Citar trabajo
Adán Díaz Cárcamo (Autor), 2013, Matrimonio igualitario. Ideologías en torno al matrimonio entre personas del mismo sexo en la ciudad de Gualadajara Jalisco, Múnich, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/302669

Comentarios

  • No hay comentarios todavía.
Leer eBook
Título: Matrimonio igualitario. Ideologías en torno al matrimonio entre personas del mismo sexo en la ciudad de Gualadajara Jalisco



Cargar textos

Sus trabajos académicos / tesis:

- Publicación como eBook y libro impreso
- Honorarios altos para las ventas
- Totalmente gratuito y con ISBN
- Le llevará solo 5 minutos
- Cada trabajo encuentra lectores

Así es como funciona