Deserción educativa. Motivos y sentir del joven desertor


Tesis, 2016

116 Páginas


Leer texto completo

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN

CAPÍTULO 1. ANTECEDENTES DEL ESTUDIO Y PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA
1.1 Encuentro con el fenómeno de deserción escolar
1.2 Planteamiento del problema
1.3 Propósitos del estudio y preguntas de investigación
1.4 Justificación
1.5 Estudios destacados

CAPÍTULO 2. LA EDUCACIÓN COMO UN DERECHO DE LOS JOVENES DE MÉXICO ..
2.1 La educación, un derecho fundamental
2.2 La educación secundaria del contexto nacional al contexto yucateco
2.2.1 La telesecundaria en Yucatán
2.2.2 La secundaria, un nivel afectado por las deficiencias del sistema educativo
2.3 Educación media superior
2.3.1 La educación media superior, -la reforma es la solución?
2.4 El discurso sobre educación y las organizaciones internacionales

CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICO
3.1 Concepto de deserción
3.2 Teorías y factores de la deserción

CAPÍTULO 4. METODOLOGÍA
4.1 Enfoque de investigación
4.2 Estudio de casos
4.2.1 Selección del caso
4.3 Sujetos del estudio
4.4 Técnicas de recolección de información
4.5 Procedimiento
4.6 Ética de la investigación
4.7 Dificultades y limitaciones de la investigación
4.8 Análisis de la información y construcción de las categorías para la interpretación
4.9 Elaboración del informe

CAPÍTULO 5. ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LA INFORMACIÓN
5.1 Factores económicos
5.2 Factores personales o afectivos
5.3 Factores familiares
5.4 Factores sociales

CONCLUSIONES

REFERENCIAS

ANEXO 1

ANEXO 2

DEDICATORIA

Este trabajo se lo dedico primeramente a Dios y a mi familia. Principalmente a mi madre la Sra. Martina Caballero Escobedo que siempre me ha apoyado incondicionalmente en todas las decisiones que he tomado y con su guía he sabido recuperar el camino cuando me encontraba perdido

A mi padre el Sr. Silvestre Teh Yam (Q.E.P.D.), que aunque no estuvo presente físicamente, siempre he sabido que pensó en mí y en dejarme la mejor herencia que es mi educación. Al Sr. Agustín Nava Adame, por los consejos que me ha dado y por ser una de las figuras paternas en mi vida. A mi abuelo el Sr. Mario Caballero Seca (Q.E.P.D) a quien recuerdo con mucho afecto

A mis tíos los Sres. Ignacio Caballero Escobedo y Ramón Caballero Escobedo (Q.E.P.D.) figuras importantes a quienes aprecio mucho

A mis mejores y únicas amigas las jóvenes María Kristell Pacheco Caballero y Berenice Pacheco Caballero por brindarme lo que me hacía falta, ahora mi contenedor está lleno. A mi tío el Sr. Miguel Escobedo Sandoval por mostrar preocupación por las decisiones que he tomado y apoyarme moralmente en mis estudios

También quiero dedicar este trabajo a todas las personas que han dejado huella en mi vida, a mis mentores que con sus enseñanzas han ayudado a formarme como persona, quiero hacer mención de uno de mis maestros más queridos que se nos adelantó en el camino el Sr. Ignacio Sotelo (Q.E.P.D)

“He peleado la buena batalla, He acabado la carrera,

He guardado la fe”

2 Timoteo 4:

AGRADECIMIENTOS

Agradezco a mi familia por el apoyo que me han dado, gracias a su cariño he logrado vencer cualquier obstáculo que se me ha presentado. Agradezco a los maestros que han contribuido con mi formación educativa al largo de toda mi vida escolar. A los maestros de la UPN Subsede Peto que me han formado como interventor educativo. También quiero agradecer a los maestros encargados de asesorar el proceso de esta investigación, el Profesor Justo González Zetina, las maestras Rosenda Griceli Esquivel Ac y María Paula Cardos Dzul

Además, quiero agradecer a los maestros de la Escuela Telesecundaria “X” por todas las facilidades que me han brindado para la elaboración de mi trabajo de Tesis y el desarrollo de las Prácticas Profesionales, también quiero agradecerles por el trato amable y accesible dirigido a mi persona. Agradezco a los estudiantes de la institución por los momentos agradables que pase en su compañía y por toda la experiencia

Agradezco a la institución que me formó como profesional la Universidad Pedagógica Nacional Unidad 31-A, a los compañeros con los que compartí grandes momentos, a los maestros vinculados a la institución que han influido de manera directa e indirecta en mi formación académica. Y por último quiero agradecer los amigos que he conocido a lo largo de mi vida

INTRODUCCIÓN

La deserción escolar es un fenómeno social de naturaleza compleja y difícil de comprender en su totalidad. El estudio de dicho fenómeno tiene una gran gama de perspectivas y enfoques dependiendo de los propósitos de la investigación y de quienes la llevan a cabo. La deserción escolar surge en todas las clases sociales, distintos niveles educativos e instituciones. El fenómeno afecta a los planteles educativos y a los individuos que quedan fuera del sistema educativo en general.

Las investigaciones sobre el tema en México no abundan, por lo tanto, se tiene que recurrir a investigaciones realizadas en otros países por autores que han estudiado y formulado teorías sobre las causas del abandono estudiantil como Tinto y Spady entre otros. Dichos autores coinciden en que no se debe generalizar y recomiendan estudiar el fenómeno desde el punto de vista del contexto específico donde se presenta.

Algunas instituciones de nivel superior tienen programas destinados a retener a sus alumnos evitando o disminuyendo el número de desertores, no así en los demás niveles. La deserción escolar afecta a las instituciones porque por cada alumno que deserta se analiza la eficiencia de toda la estructura institucional llámese docentes, currículo, métodos de enseñanza y económicamente se pierde un inversionista por así decirlo.

Con respecto a los individuos, el ser desertores les afecta en varios aspectos de su vida principalmente en el aspecto económico. En México existe mucha desigualdad, la riqueza se concentra en manos de unos pocos y la única arma que tenemos las personas sobre todo los que pertenecen a las esferas más pobres de la sociedad es la educación. La educación por sí sola no garantiza una mejor vida, sin embargo nos da una posibilidad de enfrentar las injusticias del sistema social, “cuando se nace pobre, estudiar es el mayor acto de rebeldía contra el sistema. El saber rompe las cadenas de la esclavitud” Tomás Bulat (1965-2015).

La presente investigación aborda el fenómeno desde el punto de vista de los márgenes del sistema educativo, es decir desde la perspectiva en que los estudiantes al concluir un nivel educativo no se inscriben en el nivel siguiente inmediato, en este caso del nivel secundaria al bachillerato. Este caso de deserción se presenta en los márgenes de la Escuela Telesecundaria “X” de la comunidad de Yaxcopil, Peto, Yucatán.

Según información proporcionada por los docentes y director que laboran en la institución, la escuela telesecundaria tiene aproximadamente 15 años de antigüedad, las generaciones que han pasado por ella siempre presentan el mismo patrón de conducta, es decir el 50% de los alumnos que egresan no continúan su formación académica en el bachillerato y optan por trabajar, casarse o simplemente no hacer nada.

La investigación se realizó bajo el enfoque cualitativo, a través de la experiencia de exalumnos y con la metodología del estudio de casos, pero empleado como una estrategia de diseño de investigación más que como un método de investigación por su carácter falto de especificidad.

La estructura del trabajo está dividida en cinco capítulos con sus respectivos subtemas. El primer capítulo corresponde a los antecedentes del estudio, cómo se fueron dando las primeras interacciones con el fenómeno, así como también cuáles son los propósitos de la investigación y un recopilado de algunos trabajos realizados sobre el tema.

El segundo capítulo abarca el tema de la educación y su importancia. Este apartado está enfocado en la secundaria y bachillerato por ser el punto intermedio entre estos niveles donde surge el fenómeno de deserción escolar objeto de estudio. Asimismo, con otros aspectos relacionados con las condiciones del sistema educativo que favorecen el surgimiento del fenómeno de deserción escolar.

El tercer capítulo contiene el marco teórico que sirvió de guía en la presente investigación, las teorías que han surgido y las premisas de distintos autores expertos en la temática. Además de los intentos de conceptualización del fenómeno de deserción y del desertor. También están incluidos los factores inmersos en el abandono escolar y su descripción a profundidad.

El cuarto capítulo comprende la metodología utilizada paso a paso en este estudio. Primeramente, el enfoque de tipo cualitativo, seguido del diseño de investigación. Este apartado en sí muestra cómo fue llevado a cabo la planeación, el trabajo de campo y la elaboración del informe, además de las complicaciones que se encontraron en el proceso.

El quinto capítulo ocupa el análisis e interpretación de la información recabada. Este apartado muestra la interpretación de la realidad que los sujetos informantes compartieron a través de las entrevistas. Por último, se plasman las conclusiones del estudio.

CAPÍTULO 1. ANTECEDENTES DEL ESTUDIO Y PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

La presente investigación puede ser considerada la primera en su tipo. Esto es debido a la forma como es concebido el fenómeno objeto de estudio, la deserción escolar. En la literatura revisada, que será abordada más a fondo en capítulos posteriores, no se encontró investigación de carácter similar, es decir, los estudios realizados sobre la temática abordan la misma desde la perspectiva en que un individuo abandone el programa de estudio en el que se encuentra inscrito. En este estudio el fenómeno se percibió en el limbo entre el nivel secundaria y el medio superior. Por tal motivo se puede decir que estamos entrando en terreno virgen.

En este capítulo se abordan los sucesos que influyeron en la realización de esta investigación. Primeramente, se hace una breve reseña de cómo la presencia del fenómeno de deserción escolar fue advertida dentro de los márgenes de la Escuela Telesecundaria “X”. Seguidamente se presenta el planteamiento del problema, seguido de los propósitos y preguntas de investigación que guiaron la realización de este estudio. Continúa con la justificación y por último se presenta una reseña de las investigaciones que se han realizado sobre el tema de la deserción. Dichas investigaciones se ordenaron utilizando como criterio la amplitud de los contextos, es decir, primero las investigaciones de contextos internacionales, luego del contexto nacional y por último del contexto local.

1.1 Encuentro con el fenómeno de deserción escolar.

Durante la primera etapa que corresponde a las prácticas profesionales de la Licenciatura en Intervención Educativa, se participó en la realización de un diagnóstico general en la Escuela Telesecundaria “X”, ubicado en la comunidad de Yaxcopil, Peto, Yucatán, que tenía como finalidad detectar las necesidades o problemáticas que se viven en la institución. En el transcurso del proceso de diagnóstico, al ir recabando información con la población con la que se trabajó, se detectó una situación que se repite generación tras generación. Al principio fue pasada por alto, pero conforme seguía avanzando el proceso empezó a llamar la atención por la posible repercusión que conlleva dicha situación con la vida escolar de los alumnos del plantel. Al concluir la secundaria, la mitad de los alumnos ingresa al nivel medio superior, mientras que la otra mitad ya no continúa con sus estudios.

En principio, se pensó que el motivo principal por el cual se da este fenómeno era de índole económico, pero en pláticas con los profesores, se percató que las razones de los educandos para no proseguir con sus estudios son diversas: algunas son personales, sociales o económicas, éstas últimas obligan a los jóvenes a integrarse al mundo laboral para apoyar con los ingresos del hogar. Asimismo, se especula que el hecho de que los estudiantes vean la educación secundaria como el final de su camino educativo, causa un efecto negativo en su desempeño escolar.

Después de analizarse y decidirse que se realizará una investigación acerca de las circunstancias en las que se presenta esta situación, se buscó en la literatura trabajos relacionados con esta temática. Al parecer este tipo de fenómenos entre el nivel secundaria y el nivel medio superior se encuentra olvidado o pasado por alto, ya que la mayoría de estudios se enfoca en el nivel primaria y el nivel superior, lo que hace que se esté trabajando casi en terreno virgen y por supuesto tener una idea vaga del porqué de este fenómeno.

Recientemente, en algunas pláticas informales con los docentes, se ha tocado el tema, aunque de manera breve, pero se ha obtenido información relevante con respecto a la misma. Por lo expuesto por los maestros se dio a entender que son pocos los alumnos provenientes de Temozón, que al concluir la secundaria prosiguen al bachiller. Cabe mencionar que el alumnado de la Telesecundaria está conformado por jóvenes de tres comunidades: Yaxcopil, Temozón y X´Pechil, la primera como se mencionó anteriormente es donde se encuentra la institución educativa.

Volviendo al tema en cuestión, la situación del alumnado oriundo de Temozón no es muy clara; además se debe tomar en cuenta la realidad de los estudiantes de las otras comunidades que conforman la población estudiantil de la Telesecundaria. Se tiene una primera impresión de los diferentes que son entre sí los contextos donde viven los educandos y que esto es un factor que influye en la decisión de no seguir con su formación educativa.

1.2 Planteamiento del problema.

El fenómeno de deserción que se investigó, consiste en que estudiantes de nivel secundaria de la Escuela Telesecundaria “X” después de cursar los tres grados correspondientes al nivel secundaria, ya no prosiguen su formación al bachillerato. En 4 conversaciones con los profesores del plantel se supo que está situación se presenta en todas las generaciones anteriores que han pasado por la escuela, también el número de estudiantes que no continua, según los profesores, es aproximadamente la mitad o a veces más, mientras que el resto si prosigue al bachiller.

Durante las pláticas, los profesores nos plantearon su perspectiva sobre el porqué se da este fenómeno, aluden a factores tanto económicos como culturales y sociales, puesto que mencionan que desde sus hogares los educandos están formados sin alguna aspiración en la vida, sin sueños. Otro factor que se mencionó es el de la cultura machista, esto afecta principalmente a las alumnas, ya que en algunos casos no siguen estudiando porque no cuentan con el apoyo de sus padres, que basan su negativa en ideas como “para que estudia, si se va a casar y su marido las va a mantener”. Otra causa es la propia decisión del estudiante de no querer seguir estudiando.

Durante las observaciones realizadas en la etapa de diagnóstico y en el proceso de profundización de esta problemática, no se encontró alguna conducta de interacción que pudiera considerarse para determinar que estudiante es un desertor potencial, pues incluso alumnos destacados viven este fenómeno. Cabe mencionar que el fenómeno de deserción que se investiga, a pesar de haber sido en la institución donde se tuvo el primer encuentro con dicho fenómeno, no es el que se presenta cuando el estudiante deja sin concluir la secundaria, sino que se trata de una deserción del sistema educativo al no continuar su formación académica en el nivel medio superior.

1.3 Propósitos del estudio y preguntas de investigación. General:

Indagar cuáles son las causas que influyen en los estudiantes de la Escuela Telesecundaria “X” para decidir no continuar con estudios de nivel medio superior.

Específicos:

Indagar cómo los/las jóvenes desertores/as de la escuela telesecundaria “X” vivieron el fenómeno de la deserción escolar.

Describir como se sienten emocionalmente los jóvenes que ha vivido el fenómeno de la deserción.

Preguntas de investigación

-Cuáles son las causas o motivos por los que los jóvenes no continúan con estudios de nivel superior?
-Cómo piensa un joven que ha vivido el fenómeno de deserción?
-Cómo se sienten emocionalmente por decidir o no poder continuar con estudios de nivel medio superior?

1.4 Justificación.

Uno de los problemas que afectan a la sociedad mexicana es el abandono de los estudios por parte de los jóvenes, ya sea para ingresar al mundo laboral a temprana edad o bien para dedicarse a actividades de ocio. Este problema trae consigo consecuencias que afectan tanto al joven como a la sociedad misma, además el fenómeno de la globalización que conlleva a la aparición de nuevas tecnologías genera un impedimento para el joven desertor para incorporarse al mundo moderno. Los que se integran al mundo laboral, desempeñan las actividades más desfavorables, con ingresos bajos que afectan su nivel de vida.

A lo anterior hay que agregarle que vivimos en unos de los países con mayor desigualdad social, lo cual dificulta a los jóvenes el acceso a las instituciones educativas acentuando de esta manera el proceso de exclusión social y la reproducción de la pobreza. Por esta situación, es necesario que las autoridades educativas realicen las acciones pertinentes para asegurar que la mayor parte de los jóvenes en edad escolar del país tengan la oportunidad de proseguir estudios que les brinden las competencias necesarias para enfrentarse a los retos del mundo globalizado y seguir aprendiendo toda la vida.

Para poder realizar acciones para la disminución del fenómeno del abandono escolar, es necesario conocer cuáles son las causas que influyen en los jóvenes para tomar la decisión de dejar los estudios, esto es un poco complejo por razón de que como todo fenómeno social, es de carácter dinámico, es decir en constante cambio, además de que está ligado por las características del contexto donde se presenta dicho fenómeno, lo que impide que se generalice una situación, a pesar de que haya similitudes con algún contexto donde esté presente la misma.

En nuestro país se han realizado algunos trabajos recientes de investigación sobre el tema de la deserción o abandono escolar, pero en su mayoría son de carácter cuantitativo como los de Rebeca Chumba (2009), Abril, Román, Cubillas y moreno (2008) y los de Dzay y Narváez (2012), aunque este último es de carácter mixto, obteniendo números, tasas, porcentajes, etc. dejando a un lado las causas o factores que influyen en esta problemática, esto impide que las políticas educativas sean eficientes y que se dirijan a grupos específicos de la sociedad. También gran parte de las investigaciones realizadas se han centrado en la educación primaria y superior, pasando por alto el nivel secundaria y medio superior. Este trabajo de investigación se enfocó en el abandono escolar desde la perspectiva de la transición entre la secundaria y el bachillerato.

La importancia del estudio recae en saber cuáles son las causas que influyen en que los alumnos de la Escuela Telesecundaria “X” decidan no continuar con sus estudios después de concluir la secundaria, como se mencionó anteriormente no existe un contexto igual a otro, por consiguiente, al no haberse realizado ni un estudio en dicha institución, se carece de la información necesaria para tomar medidas que disminuyan esta situación. El trabajo se realizó desde un enfoque cualitativo, por consiguiente, se obtuvieron datos a profundidad que permitieron conocer el porqué del fenómeno de deserción desde el punto de vista y el sentir de los mismos involucrados. Se utilizó como metodología el estudio de casos, el cual es un método que permite comprender los fenómenos humanos a profundidad. Aunque en este caso nos tomamos las libertades necesarias para adaptar las herramientas de la metodología de acuerdo con las necesidades de la investigación.

1.5 Estudios destacados.

Para contextualizar la presente investigación se realizó una reseña de los estudios encontrados que se han enfocado en el fenómeno de la deserción escolar. Cabe mencionar que la mayoría de los autores que han abordado el tema de la deserción en sus investigaciones, la han estudiado generalmente en el nivel superior o universitario, esto es debido a que las instituciones universitarias cuentan en su mayoría con departamentos dedicados a la investigación.

Lo anterior no quiere decir que no sirvan como fuente de sustento teórico en el presente estudio, puesto que gracias a estos estudios y sus análisis es más fácil comprender el fenómeno. Se encontraron dos artículos de uno de los autores más reconocidos dentro del campo de la investigación sobre deserción escolar, Vincent Tinto (1989 y 1993), que sirvieron de guía para tener una mejor idea del fenómeno y cómo abordarlo. En sus trabajos el autor hace algunas recomendaciones sobre como dirigir las futuras investigaciones sobre el tema, asimismo enfatiza el no tomar los resultados de sus trabajos como si fuesen algo establecido; por lo tanto, hace una invitación a seguir haciendo investigación para ir descubriendo y redescubriendo nuevos conocimientos sobre el fenómeno de la deserción educativa.

El trabajo más antiguo que se encontró es un artículo del año 1989, publicado por la revista ANUIES y titulado “Definir la Deserción: Una cuestión de Perspectiva”. En dicho artículo el autor señala que el estudio de la deserción en educación superior es demasiado complejo, puesto que, no sólo existen diferentes puntos de vista desde donde se puede abordar el tema (individual, institucional, estatal o nacional), sino que existen también una gama de diferentes tipos de abandono. Hace énfasis en la premisa con la cual varios autores han coincidido, al decir que no existe una definición de deserción que capte totalmente las características del fenómeno, todos los investigadores deben elegir la definición que más se ajuste a sus objetivos de investigación.

El segundo artículo del mismo autor, publicado por la revista Perfiles Educativos de la UNAM del año 1993 bajo el título de “Reflexiones sobre el Abandono de los Estudios Superiores”, el autor intenta explicar en qué consiste realmente su teoría de la persistencia estudiantil que presento en una publicación anterior. Primeramente, hace referencia a estudios que otorgaban la responsabilidad del surgimiento del fenómeno de deserción al alumno, es decir que el alumno al no comprometerse con el programa educativo que cursa o no tener las capacidades cognitivas que requiere el nivel superior decide abandonar. Pero se descubrió que tanto el alumno como la institución forman parte en la conformación del abandono de los estudios, en otras palabras, las interacciones en el contexto social de la escuela influyen en la decisión de permanecer o desertar.

Seguidamente hace una explicación de su teoría de la persistencia estudiantil que está basado en las obras de Emile Durkheim y del antropólogo social Arnold Van Gennep; asimismo, señala las que el autor considera como dos interpretaciones erróneas surgidas con respecto a su libro y su teoría de la persistencia estudiantil. Después menciona el deseo de haber escrito un libro diferente del publicado, ya que descubrió nuevas interrogantes y aspectos que había pasado por alto al publicar dicho libro, como la experiencia en la comunidad estudiantil, la influencia de las experiencias vividas en ese ambiente y el papel que desempeña el salón de clases. Por ultimo hace una reflexión de juicio sobre su teoría y la investigación. El autor apunta que, aunque su teoría es aceptada y es una referencia casi obligatoria, en realidad no se cuenta con una verdadera teoría puesto que el comportamiento humano no se puede predecir por lo complejo de su naturaleza, entonces la teorías de las ciencias sociales intentan explicarlas variaciones de comportamientos de los grupos de individuos más que de predecir el comportamiento de un sujeto en particular. Con respecto a la investigación Tinto exhorta en realizar más investigaciones de carácter cualitativo sobre el desgaste de los estudiantes, pero el mismo menciona que los estudios cuantitativos son también de útiles, sobre todo los de carácter longitudinal que siguen el paso de los estudiantes por la universidad.

Seguidamente se presenta un estudio realizado por Rosa María Torres en 2005, publicado por Fe y Alegría con el nombre de “12 Tesis para el Cambio Educativo”. Fue un estudio regional realizado en América Latina y el Caribe. Se utilizó una gama de fuentes de información, entre ellas, otras investigaciones sobre la situación educativa y económica de la región latinoamericana, foros, entrevistas, entre otros.

Los ejes del estudio fueron abordar la situación educativa desde la perspectiva económica, social y política, más allá de la visión sectorial tradicional; analizar los escenarios nacionales y regionales, es decir la relación entre los local, nacional, regional e internacional, así como el papel que desempeñan los organismos internacionales con respecto a las condiciones económicas, sociales y educativas de América latina y el Caribe; analizar las políticas y su ejecución teniendo en cuenta las brechas entre el discurso y la acción, también como dichas políticas afectan a los involucrados.

El documento está estructurado bajo un conjunto articulado de tesis en vez de capítulos con una presentación e introducción de la problemática que trata esta investigación. Se seleccionaron algunas experiencias con la finalidad de ejemplificar algunas tesis planteadas. El documento fue pensado para el público en general y no para la comunidad académica.

El siguiente estudio se realizó debido al incremento de estudiantes que no han concluido sus estudios universitarios. La realizaron Sara Ariza y Daniel Marín en 2009. Participaron 68 estudiantes a los cuales se les aplicó una encuesta telefónica. Los resultados demostraron las implicaciones de los factores económicos en el fenómeno de la deserción.

Bajo el nombre de “Análisis de la Deserción Estudiantil en los Programas de Pregrado de la Universidad EAFIT”, se realizó una investigación por Isabel Montes, Paula Almonacid, Sebastián Gómez, Francisco Zuluaga y Esteban Tamayo. Dicha investigación tenía como objetivo realizar una aproximación conceptual y metodológica de la deserción estudiantil, analizando el fenómeno presente en la Universidad EAFIT. Primero se realizó una exploración descriptiva de factores individuales, socioeconómicos, académicos e institucionales de los estudiantes desertores. Una vez finalizada la primera fase se aplicaron dos modelos econométricos y un análisis cualitativo, con base en una encuesta semiestructurada aplicada a desertores de la institución. Sobresale en los resultados que la deserción se presenta en los primeros semestres por causas vinculadas a factores académicos y la mala percepción de los alumnos hacia los programas académicos.

La siguiente investigación fue realizada por Oscar Espinoza, Dante Castillo, Luis González y Javier Loyola, en 2012, con el título de “Factores Familiares Asociados a la Deserción Escolar en Chile”. Se trató de un estudio de carácter descriptivo y de campo para medir el impacto que tienen los factores familiares en los desertores de una comunidad urbana pobre de Santiago de Chile. Los resultados arrojaron que las familias tienen características visibles: son numerosas, monoparentales (uno solo de los padres) y presentan bajo nivel de escolaridad e ingreso económico. La influencia de todos estos factores se refleja en el aula de clase como bajo desempeño escolar y la casi nula implicación de los padres en la educación de los hijos, lo que deriva posteriormente en la decisión de abandonar los estudios.

Norma Luz Navarro Sandoval publica un artículo bajo el título de “Marginación Escolar en los Jóvenes. Aproximación a las Causas del Abandono”, en la revista Notas en el 2001. El propósito del artículo era tener un acercamiento a las causas de la insistencia de los jóvenes a las instituciones educativas, para poder entender porque quedan fuera del sistema educativo en general, en lo que ella denomina como marginación educativa. Para contextualizar la información del estudio la autora hace una breve descripción de los conceptos básicos relacionados con el fenómeno como el rezago educativo, la no incorporación al sistema escolar y la deserción escolar. Después explica la dimensión del fenómeno tomando en cuenta los datos del XII Censo General de Población y Vivienda 2000. Seguidamente establece un marco teórico que sustenta su trabajo. Para finalizar, concluye que el fenómeno, que la autora denomina como marginación escolar, es el resultado de las condiciones sociales y económicas; además de la enorme desigualdad educativa, así como también a las interacciones en el contexto social y a las características propias del individuo. Esto sirve para realizar políticas encaminadas a disminuir el índice deserción y brindar las condiciones que permitan a los sujetos a tener mayores oportunidades de desarrollo social y económico.

El siguiente trabajo es una tesina realizada por Arnulfo Mauricio González Lira en 2002 para obtener el título de licenciado en pedagogía, titulada “Reflexiones Sobre los Factores que Influyen en la Deserción escolar del Adolescente”. El trabajo realizado, en palabras del autor, es de tipo documental, dividido en cuatro capítulos. En el primero se abordan la conceptualización, tipología y estudios realizados sobre el tema. En los siguientes capítulos hace una descripción de los factores que el autor considera son los que influyen en el fenómeno de deserción escolar, los divide en internos y externos. En el capítulo cuatro se hace una reflexión sobre la relación entre los factores internos y los externos, remarcando que los factores externos son importantes, pero no definitivos como los internos. Para finalizar el autor concluye que el fenómeno es muy complejo, en el interactúan una multiplicidad de factores, esto a su vez dificulta la elaboración de una teoría que explique las causas que originan el fenómeno.

La tesis de María Elena Cruz Garza con el título de “Deserción Escolar, Factores Dependientes de la Institución Educativa, en Estudiantes de la Carrera de Químico Farmacéutico Biólogo de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León” elaborado en 2003, fue un estudio de carácter no experimental, de tipo descriptivo, realizado en un periodo de dos semanas. El diseño de la investigación fue de tipo transversal.

El estudio tenía carácter de diagnóstico, ya que no se había hecho una investigación similar dentro de la facultad. La población fue de 204 alumnos del 1° al 4° semestre y 40 maestros, la muestra fue de tipo no probabilístico de 95 alumnos y 12 maestros. Para la recolección de datos se utilizó encuestas para los alumnos y maestros. El instrumento fue elaborado basado en la teoría de Vincent Tinto.

La autora encontró que el alumno decidía desertar con base en las experiencias con el sistema académico, con respecto a su desempeño y a las interacciones con el personal docente, dejando a un lado los aspectos como el sistema social de la institución, ya que este no parece influir en el abandono, lo que indica que para el alumno es más importante lograr una integración académica que una integración social.

En 2008, la Revista Electrónica de Investigación Educativa publicó un estudio de Elba Abril, Rosario Román, María José Cubillas e Ícela Moreno titulado “-Deserción o Autoexclusión? Un Análisis de las Causas del Abandono Escolar en Estudiantes de Educación Media Superior en Sonora, México”. En el estudio, de tipo descriptivo, se aplicó una encuesta a 147 jóvenes sobre situación familiar, planes a futuro, historia académica y motivos de deserción. Se obtuvo como resultado que 86% de los estudiantes abandonó la escuela entre el 1° y 3° semestre. Las causas principales de deserción son el factor económico, la falta de interés y el bajo desempeño académico. Los autores plantean la necesidad de un modelo de intervención basado en políticas educativas con mayores incentivos.

El siguiente estudio fue realizado en 2013 por Clara Patricia Buentello y un equipo de colaboradores. Se tituló “Deserción Escolar, Factores que Determinan el Abandono de la Carrera Profesional” “Estrategias y Condiciones para el Desarrollo del Estudiante”. Fue un estudio de tipo descriptivo. Los resultados demostraron que el principal factor es la distancia que existe entre las expectativas personales y las metas de la institución, así como los planes de estudio, el tipo de docentes que son considerados como tradicionalistas y rígidos. Por último, el estudio plantea algunas alternativas de solución.

La siguiente investigación que se encontró es una realizada en 2014 por Rosalva Ruiz, José García y María Antonia Pérez titulada “Causas y Consecuencias de la Deserción Escolar en el Bachillerato: Caso Universidad Autónoma de Sinaloa”. El objetivo de dicha investigación fue la establecer causas y consecuencias de tipo personal, económico y social que influyen en la deserción escolar de estudiantes de preparatoria. Se trabajó con una metodología de enfoque mixto. Los resultados mostraron que la causa principal es de índole personal, más precisamente por motivo de casamiento y reprobación de materias, mientras que la principal consecuencia es de carácter económico, creando un circulo de pobreza difícil de romper.

En el año 2012 la Universidad de Quintana Roo (UQROO), encargó a Floricely Dzay y Oscar Narváez, junto con un equipo de colaboradores, la realización de un estudio sobre deserción a nivel institucional, el estudio fue de carácter mixto-secuencial, orientado a la identificación de las causas de deserción en la UQROO. Al ser considerado mixto-secuencial se presenta un análisis de datos cuantitativo, seguido de uno cualitativo, lo que permitió obtener datos estadísticos y testimonios de personas inmersas en este fenómeno. El objetivo principal de la investigación fue la de proporcionar información pertinente, que permita la elaboración de políticas que ayuden a la solución del problema.

La siguiente investigación, del 2008, titulada “Factores Socio Económicos que Influyen en la deserción Escolar de los Estudiantes de un Sistema de Preparatorias en Yucatán”, es un trabajo realizado por José Castro Castillo. El estudio fue de tipo descriptivo, aplicando 54 encuestas a desertores del sistema y la realización de 8 grupos focales con estudiantes regulares. Los resultados arrojaron que los desertores provienen de familias de bajo ingreso económico y bajo nivel cultural, así como también que el número de bajas es más alto durante el primer y el segundo semestre, siendo el índice de reprobación la causa principal. Por ultimo las interacciones en el contexto de la escuela, que juegan un papel determinante en la decisión de desertar o permanecer en la institución, son factores que resaltaron durante la investigación.

En el año 2009 Rebeca Chumba realizo una tesis denominada “El Aprendizaje Cooperativo y la Deserción Escolar en la Licenciatura en Contaduría y Administración del Centro de Estudios Superiores CTM”. El estudio de carácter cuantitativo y de tipo descriptivo, está enfocado en aplicar el aprendizaje cooperativo como una estrategia de retención y para conocer la perspectiva de los estudiantes, también sobre las habilidades adquiridas por medio de la experiencia vivida en esta investigación. Los resultados demostraron que el aprendizaje cooperativo es percibido como una herramienta positiva por los educandos, que les ayuda en su desempeño escolar y a una mejor integración en el aula.

Elsi Ku Ek realizo en 2011 una tesis bajo el título de “Resiliencia: Una Estrategia para Prevenir la Deserción Escolar en Alumnos de Primer Año de Bachillerato”. El objetivo del estudio fue el de elaborar un taller basado en la escuela Gestalt, dirigido a jóvenes de primer año de bachiller, con la finalidad de fortalecer las habilidades denominadas resilientes, para prevenir y disminuir la deserción. Fue un estudio no experimental transversal de tipo descriptivo, donde se intentó fortalecer factores protectores como: autoconfianza, auto aceptación, autoeficacia, motivación al logro, responsabilidad, tolerancia, moralidad y la capacidad de relacionarse.

CAPÍTULO 2. LA EDUCACIÓN COMO UN DERECHO DE LOS JOVENES DE MÉXICO

Antes de entrar de lleno en el tema de la deserción escolar, cabe hacer una reflexión del contexto donde surge. El sistema educativo está conformado por una gran gama de actores, dentro de dicho sistema se presentan una serie de condiciones que obstaculizan el desarrollo de los individuos que se forman dentro del mismo. La educación es concebida como un derecho, sin embargo, es claro que no todos pueden acceder a ella. Una de las principales causas es la enorme desigualdad social que impera en el país.

Este apartado tiene como objetivo acercar al lector con el ámbito donde surge el fenómeno de la deserción escolar. Primero empezaremos con el tema de la educación, su concepción y las premisas que se han emitido sobre su importancia. Seguido de un acercamiento a los niveles educativos secundaria y medio superior, puesto que es en el puente entre estos dos niveles donde se presenta el fenómeno de deserción escolar objeto de este estudio. Por último, se presenta a las organizaciones internacionales que están detrás de las políticas establecidas en México, dichas políticas son realizadas a modo para favorecer a los intereses de entes oscuros disfrazados de benefactores del mundo.

2.1 La educación, un derecho fundamental.

El término educación proviene de dos vocablos latinos: Educare y Exducere. Educare significa alimentar o nutrir, esta acepción es la piedra en la que está fundada la más antigua escuela pedagógica, que dice que la educación es toda acción externa que realiza la sociedad sobre cada individuo, con el objetivo de transmitir conductas, valores y creencias. El segundo vocablo Exducere significa desarrollar y crecer, la escuela que esta acepción fundamenta designa la educación como la acción interna del individuo que posibilita el desarrollo de sus potenciales (Bosch, Heyaca N., Heyaca G. Lagunas de Almirall y Rampazzi, 2010).

La educación es una herramienta de gran importancia para enfrentar las contingencias del día a día que se viven en sociedad. El filósofo británico Edmund Burke pensaba que la educación es la mejor defensa para las naciones, por otra parte, Lord Brougham, político reformista, apuntaba que una sociedad educada era fácil de gobernar, pero difícil de esclavizar (Landero, 2012). En estas dos premisas se puede vislumbrar lo que es necesario para lograr desarrollarnos tanto como sociedad como individualmente, así como también ver algunos aspectos de la importancia de recibir educación.

Los derechos humanos son un conjunto de facultades dirigidas a todas las mujeres y hombres sin distinción de raza, etnia, religión, etc. incluido en esta lista de garantías se encuentra el derecho a la educación considerado el motor principal del desarrollo de la sociedad (Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación [INEE], 2009). La educación es la mejor herramienta que tiene el ser humano para la inclusión social (Comisión Económica para América Latina y el Caribe [CEPAL], 2004, en Landero, 2012). También permite a las personas mejorar sus condiciones de vida (INEE, 2011). Por esa razón la Constitución en el artículo tercero y la Ley General de Educación (LGE) protegen legalmente este derecho para todos los mexicanos.

La educación es un proceso que tiene doble objetivo, el de promover el desarrollo individual de las personas y por ende, él de la sociedad. Este proceso se lleva a cabo en los diferentes contextos en los que se desenvuelve el ser humano, siendo el contexto familiar y el contexto escolar los que tienen mayor peso en la formación del individuo; es decir, la educación no está restringida únicamente a las instituciones educativas ni solamente a los individuos en edad escolar. La educación es una actividad que se realiza a lo largo de la vida (INEE, 2009). La razón por la que la educación escolar tiene tanta importancia es por su carácter formal, sistemático y organizado. La escuela es un ámbito donde los niños, adolescentes y jóvenes tienen las primeras aproximaciones a la vida social. Los cambios sociales que se han ido suscitando desde finales del siglo XX y por motivo del fenómeno de la globalización, han causado que los países del mundo voltearan la mirada hacia el campo educativo, México también se encuentra incluido en este panorama. Las naciones de primer mundo introdujeron los conceptos de equidad y calidad dentro de la cobertura de los servicios educativos, es decir que la educación debía ser buena para todos.

Con un mundo cada vez más complejo es necesario que los jóvenes tengan la oportunidad de adquirir las competencias necesarias para la enfrentarse al mundo laboral y seguir aprendiendo de por vida (INEE, 2011). Esto ha exigido a los sistemas educativos desarrollar sus capacidades de respuesta con respecto a la formación de individuos capaces de salir avante social y económicamente. La meta de la educación en general es responder a las nuevas demandas que exige el mundo globalizado. La educación es un bien público y uno de los principales derechos humanos. Es evidente que las personas que no han tenido acceso a la educación formal, quedan también excluidas de los demás derechos humanos, esto se refleja en el ejercicio de los derechos relacionados con el empleo, seguridad social y participación ciudadana. Por tal motivo la educación escolar, principalmente, tiene un fuerte efecto multiplicador en la práctica de los derechos humanos (INEE, 2009).

2.2 La educación secundaria del contexto nacional al contexto yucateco.

El nivel educativo de secundaria es de carácter obligatorio. Desde el año 1993, los Estados de la República se vieron obligados a implementar políticas con el fin de garantizar que todas las personas accedan a la educación secundaria y adquieran los conocimientos planteados para este nivel, sin importar su clase social, género, condición étnica y religión. Es el peldaño obligatorio antes de cursar estudios de nivel medio superior (SEP, 2000).

Las modalidades escolarizadas de secundaria a las que se puede acceder después de la primaria son: la Secundaria General, Para trabajadores, Técnica, Telesecundaria y Comunitaria. También existen las modalidades de Educación Abierta y Comunitaria. Las opciones escolarizadas ofertan a sus estudiantes los mismos planes y programas de estudio propuestos por la SEP. Aunque tengan el mismo currículo de formación se diferencian en cuanto a su estructura y organización (INEE, 2008). Generalmente se le brinda a la población en edad de 12 a 16 años, que haya concluido la primaria, los casos excepcionales donde la persona tenga más de 16 años son atendidos en las modalidades de adultos o para trabajadores (SEP, 2000).

En las secundarias generales y técnicas las asignaturas son impartidas por un maestro especializado, por otra parte, en la telesecundaria un solo profesor es encargado de impartir todas las materias de un grado, cabe mencionar que existen casos donde un solo maestro atiende los tres grados, asimismo es común que dado al tamaño de las escuelas de esta modalidad y la marginación de las comunidades donde se ubican, se designe a un docente para que asuma la dirección escolar.

El nivel educativo de secundaria en México cubre gran parte de la población estudiantil que recién ha egresado de la primaria. La demanda del servicio educativo de nivel secundaria representa un problema por razón de la diversidad social, lingüística, cultural y a la distribución territorial de la población que en muchos casos se encuentra en zonas alejadas y marginadas de los centros urbanos (Dirección General de Materiales Educativos [DGME], 2010). La Telesecundaria se concibió como una solución para llevar servicio a las comunidades, que como ya se mencionó, se encuentran en zonas marginadas, de esta manera lograr que jóvenes puedan finalizar su educación básica. Esta modalidad educativa presta servicio a casi el 20% de la matrícula de alumnos inscritos, sus centros de trabajo están ubicados generalmente en zonas de alta marginación social. La telesecundaria ha ayudado a combatir el rezago educativo llevando servicio a lugares dispersos y distantes, apoyándose con las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC), principalmente las tecnologías televisivas y satelitales.

La mayoría de los planteles de telesecundaria ofrecen servicio a jóvenes de comunidades menores a 2,500 habitantes, los estudiantes que asisten a estas escuelas son la quinta parte de la matrícula total de secundaria, provienen de viviendas donde solo cinco de cada cien tienen acceso a internet, no tienen otros libros además de los textos escolares, son hijos de padres que no estudiaron o que no concluyeron la educación primaria, la gran mayoría de alumnos egresaron de primarias rurales por lo que al iniciar la secundaria demuestran rezagos importantes en las materias básicas como matemáticas y español (INEE, 2008).

El Estado de Yucatán está conformado por 106 municipios. Su población total es de aproximadamente 1, 658, 210, habitantes de los cuales 818, 205 son hombres y 840,005 son mujeres. La población estudiantil que corresponde al nivel secundaria es de 122, 571 en edades entre 12 y 15 años (Dirección de Educación Secundaria [DES], 2003). La estructura de la Secretaría de Educación en el nivel secundaria del Estado está establecida de la siguiente forma: Secretaría de Educación; Director de Educación Secundaria; Jefe de Departamento Técnico Pedagógico; Jefes de los Departamentos de los Diferentes Subsistemas; Jefaturas de enseñanza; Supervisores; Directores y Docentes.

En el nivel secundaria en el Estado se cuenta con financiamiento Federal, Estatal y Particular, en las modalidades de Secundaria General, Secundaria Técnica, Telesecundaria y Secundaria para Trabajadores. Yucatán cuenta con un registro total de 572 escuelas de secundaria (DES, 2011) distribuidas de la siguiente manera:

Cuadro 2.1 Modalidades de Secundaria en Yucatán.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Proyecto Estatal de Fortalecimiento de Telesecundaria 2012 y Diagnóstico General de la Educación Secundaria en el Estado de Yucatán 2003

2.2.1 La telesecundaria en Yucatán.

En el Estado de Yucatán el servicio educativo de telesecundaria inició labores oficialmente en 1989 con la creación de 4 escuelas, veintiún años después la entidad cuenta con 181 planteles distribuidos en 14 zonas escolares con un promedio de 13 escuelas por zona (DES, 2011). En la actualidad en el Estado existen 572 planteles de nivel secundaria de los con una matrícula de 97, 881 estudiantes de los cuales 59, 984 asisten a secundarias generales, 27,389 están inscritos en secundarias técnicas, 9, 809 son atendidos por telesecundaria y 609 por CONAFE. Con el nuevo modelo para telesecundaria se modificaron los materiales impresos y se implementan mejores recursos tecnológicos, aunque se sigue trabajando con el mismo esquema de siempre, donde un docente atiende a cada grupo.

La mayor parte de Yucatán está formada por poblaciones rurales, lo que ha permitido que se multiplique la modalidad de telesecundaria para atender a esas demarcaciones. Las cantidades máximas y mínimas que tienen los grupos de telesecundaria son; 10 para abrir un nuevo grupo, 6 para tener un maestro por grupo y el máximo de alumnos que un docente debe atender es de 39, si se pasa, el grupo se dividirá en dos, esto se ha establecido por la Coordinación de Telesecundaria en acuerdo con la Secretaría de Educación del Estado de Yucatán. Los maestros contratados para telesecundaria son considerados de tres cuartos de tiempo, no existen los maestros por hora. Tampoco existe la figura del director en el Estado, se designa a un responsable del plantel que recibe una compensación mensual además de su sueldo como docente (DES, 2003).

2.2.2 La secundaria, un nivel afectado por las deficiencias del sistema educativo.

La secundaria es el nivel educativo inmediato después de la primaria, actualmente forma parte de lo que se denomina educación básica, pero esto no siempre fue así. Durante mucho tiempo la educación secundaria estaba destinada a preparar individuos con miras a continuar con estudios superiores y estaba ligada a los estudios preparatorios, divididos en educación media básica y educación media superior (SEP, 2006 y Zorrilla, 2004).

Según Villa (2010 en Arnaut y Giorguli, 2010), la educación secundaria en sus inicios era dirigida a una pequeña élite y la enseñanza era impartida por cinco colegios, cuatro de ellos en manos de la iglesia, concentrados en la capital del país. Fue hasta el año de 1925 que se concibió al nivel secundaria como una prolongación de la primaria. Pero oficialmente fue hasta el año de 1993 que se decretó que la educación secundaria fuera obligatoria pasando a formar parte de la educación básica en México, que ahora es de 9 años, esto como consecuencia del Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica (ANMEB) firmado un año antes (Zorrilla, 2004).

Una vez convertida la educación secundaria en obligatoria, el gobierno enfocó sus esfuerzos en aumentar la cobertura, por lo que se dio a la tarea de construir un mayor número de planteles, mismos que carecían de la calidad en infraestructura de los planteles de antaño. La telesecundaria cumplió un papel muy importante en la ampliación de la cobertura, puesto que al ser menos costosa que las secundarias generales y técnicas, resultaba una buena opción para operar en comunidades rurales, pero al igual que con los nuevos planteles de secundaria, el modelo de telesecundaria sufrió de lo mismo, es decir, que al aumentar su expansión favoreció a la aparición de versiones empobrecidas (Weiss, Quiroz y Santos del Real, 2005). A todo lo anterior se le agrega que la teoría del modelo telesecundaria discrepa con la práctica, pues al momento de implementarse en México no se tomó en cuenta las condiciones de desigualdad que se vivía y se vive en el país, por ejemplo cuando se empezó a operar la ayuda televisiva se brindaba a través de una señal de antena, sin embargo, existían comunidades como hasta ahora donde ni siquiera se contaba con servicio eléctrico o señal televisiva, situaciones como esta no se tomaron en cuenta a la hora del diseño del modelo.

Pero lo anterior no es el único obstáculo que la secundaria enfrenta existen muchas deficiencias en el sistema que afecta su funcionamiento, mismo que se ve reflejado en todos sus actores, ya sean alumnos, docentes y administrativos. En cuanto a cobertura, que es a lo que el gobierno le pone mayor énfasis, el nivel primaria tiene años de ser atendido, sin embargo, aun este nivel acarrea problemas como la eficiencia terminal y calidad educativa, estos problemas que no se resuelven se ven reflejados en el siguiente nivel inmediato (Secundaria) como rezago educativo hasta llegar a la deserción.

Otro tema que se tendría que analizar más a fondo es el de las condiciones de los profesores de secundaria, el maestro de secundaria se diferencia de su colega de primaria en muchas características. Primero los docentes no provienen de una misma formación, ya que, por la estructura y funcionamiento de la secundaria, se les divide por áreas de acuerdo a su formación dentro de las normales superiores y se le agrega que en la actualidad existen profesionales sin formación pedagógica que están frente a grupo. Uno pensaría que trabajando en equipo se resuelven estas diferencias de origen formativo, sin embargo, un maestro de secundaria por lo general tiene sus horas de trabajo distribuidas en diferentes escuelas, lo que hace obvio que no cuentan con el tiempo para actividades colectivas laborales, dejando la organización escolar en manos de los directivos y algunos docentes de tiempo completo.

Ser maestro de secundaria ha cambiado con los años, en los años sesenta el estatus académico y económico era mayor que en la actualidad, es decir, un maestro de secundaria estaba considerado al nivel de un catedrático y por ende su salario era mayor que el de un profesor de primaria, pero por diferentes motivos e intereses las autoridades educativas implementaron una serie de estrategias políticas para reducir las diferencias entre el docente de secundaria y primaria con respecto al salario, en otras palabras que ganen lo mismo. Ahora con un sueldo bajo era obvio que aparecerían ciertos efectos como el hecho de que trabajar en secundaria perdiera atractivo para los maestros normalistas, que preferían trabajar en primaria con un solo grupo en vez de varios en secundaria y por el mismo sueldo. Esta son solo algunas nociones de las condiciones en las que laboran los maestros de secundaria en la actualidad.

Como ya se mencionó una vez decretado que la educación secundaria pasaba a ser obligatoria, se trabajó en aumentar la cobertura mediante las construcciones de planteles de secundaria de las distintas modalidades, sin embargo, aún no resolvían los problemas de definición de este nivel que continúan en nuestros días. La reforma curricular y pedagógica de 1993 contempló la renovación de la formación académica de los maestros, no obstante, los cambios curriculares y de formación docente no ocurrieron de forma simultánea, fue hasta el año 2000 que se aplicaron las reformas a los planes de estudio de las normales, aunque no en todas las especialidades (Zorrilla, 2004). Esta situación de discrepancia entre la formación docente y el cambio en los contenidos crea un ambiente de inestabilidad educativa que agrava la situación del nivel secundaria.

Internamente la estructura y funcionamiento de la secundaria no ha podido lograr los objetivos trazados para ese nivel, puesto que según Mirnada y Reynoso (2006) los egresados no cuentan con la preparación adecuada para enfrentarse a los retos del nuevo contexto social, es decir no cuentan con las competencias necesarias para ser competitivos en la industria moderna. Por otra parte, Sandoval (2001) señala como las condiciones de los docentes de secundaria provocan las deficiencias en calidad, eficacia y eficiencia del nivel secundaria, condiciones que son propiciadas por las autoridades en materia educativa y gubernamentales. Las autoridades parecen olvidar que el recurso humano es un factor importante para el logro de las metas de la reforma educativa iniciada en 1993.

Según Weiss et al (2005) esta reforma se preocupó más por el cambio curricular y no tomo en cuenta el contexto donde se pensaba aplicar, así como también la situación que se le presentaba al profesor de secundaria al tener que cambiar sus métodos tradicionales para aprender nuevas técnicas pedagógicas. También cabría mencionar que una vez que se aumentó la cobertura en el nivel secundaria para que más jóvenes tengan acceso a este nivel educativo se presentó otro problema el de la desigualdad en las oportunidades de aprendizaje, puesto que los contenidos son los mismos para todos, sin embargo, no todos los jóvenes son iguales ni provienen de contextos similares, las diferencias culturales, étnicas y económicas son algo que la oferta educativa no ha podido solucionar.

La reforma del Programa Nacional de Educación (PRONAE) 2001- 2006 estableció como una de sus estrategias la Reforma Integral de la Educación Secundaria (RIES) con el objetivo de adecuar el modelo educativo y cambiar las condiciones institucionales (Mirnada y Reynoso, 2006). Esta reforma ha intentado solucionar los problemas de la educación secundaria y hacer lo que la reforma de 1993 no logró una educación para todos y brindar los conocimientos y oportunidades para desenvolverse en el nuevo entorno social, aún falta mucho por solucionar, solo falta esperar que los actores dentro de estas reformas estructurales realmente tengan la vocación para mejorar la educación del país.

El hecho de reformar un nivel que tradicionalmente tenía más relación con el bachillerato que con la primaria ha provocado como consecuencia que este nivel no tenga una clara definición de su utilidad. Según el consenso internacional es el nivel más problemático, ya que arrastra consigo las tensiones de su origen con el presente (Ducoing, 2007). Uno de sus problemas es el de definirse como un vínculo con la primaria o con el bachillerato.

2.3 Educación media superior.

La educación media superior es el peldaño que sigue después de haber cursado todos los niveles de educación básica. Es necesaria para poder acceder al nivel superior o universitario. Está dividida en tres subsistemas: el bachillerato, general o universitario y las modalidades de preparatoria abierta y a distancia; educación profesional técnica que ofrece una formación en varias especialidades, y el bachillerato tecnológico, este subsistema es bivalente, ya que ofrece la carrera de técnico profesional para insertarse en el campo laboral y a personas que desean proseguir con estudios universitarios (SEP, 2000).

En México la oferta actual de educación media superior está organizada, como ya se mencionó anteriormente, en tres subsistemas: general, tecnológico y profesional técnico. Los tres modelos educativos se ofertan en una multiplicidad considerable de recipientes y en su impartición participa una cantidad muy importante de instancias normativas e instituciones. La educación media desde sus inicios se ha caracterizado por la descentralización de las decisiones relacionadas con el funcionamiento de las diferentes opciones educativas, así como también la formulación e implementación de los planes de estudio referentes a cada modalidad (INEE, 2011), en otras palabras la educación media superior en México carece de contenidos estándar para todo el país, por esa razón cada entidad federativa establece sus propios lineamientos rectores para operar de manera local con base a la demanda y necesidades de cada Estado. Los subsistemas o modalidades de educación media superior se describen a continuación (SEP, 2000 y de la Cruz, 2009):

a) Bachillerato General

Surgió en 1867, con la intención de ofrecer formación general y propedéutica para continuar con estudios de nivel superior. Esta modalidad se diferencia de las otras dos en que busca que los estudiantes se conviertan en sujetos con un mayor nivel educativo, no se les capacita precisamente para el trabajo y cuentan con mayores posibilidades de continuar con su formación academica.

Se brinda una educación general al alumno que comprende una gama de conocimientos científicos, humanísticos y técnicos. En el bachillerato general se promueve que el educando aprenda a manejar herramientas de análisis y resolución de problemas, así como de ofrecer una formación de acuerdo con la edad de los jóvenes matriculados.

b) Educación Profesional Técnica

El Colegio Nacional de Educación Profesional (CONALEP) es la institución más representativa de esta modalidad. Surgió a finales de los años setenta, su objetivo es el de formar a sus estudiantes para incorporarse al mercado laboral. En sus inicios su formación era de carácter terminal, sin embargo, en 1997 con la finalidad de que sus egresados pudieran aspirar a la educación superior, realizo una serie de reformas curriculares agregando a sus planes de estudios los contenidos temáticos del tronco común del bachillerato.

La educación profesional técnica se encarga de la formación de personal técnico en todas las especialidades. Su objetivo es el de preparar recursos humanos para que desempeñen mandos intermedios en los procesos de producción. Los servicios educativos que oferta esta modalidad se planean con base a las necesidades regionales. Los alumnos que egresan obtienen el título de técnico profesional o técnico básico dependiendo de la institución que hayan cursado.

c) Bachillerato Tecnológico

El antecedente histórico más cercano de esta modalidad es la preparatoria técnica creada en 1931 para impartir educación meramente técnica. El bachillerato tecnológico al igual que la modalidad anterior es de carácter bivalente, es decir, el egresado puede optar por incursionar en el ámbito laboral o seguir con estudios de nivel superior. Brinda capacitación en los campos industrial, agropecuario, pesquero y forestal.

Este subsistema tiene como propósito que el educando adquiera los fundamentos del bachillerato general y domine alguna rama tecnológica. Es impartida por el Sistema Educativo Nacional, a través de la SEP y por instituciones autónomas como los Centros de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado (CECyTE) y los Centros de Bachillerato Tecnológico Agropecuario (CBTA) entre otros.

2.3.1 La educación media superior, -la reforma es la solución?

La Educación Media Superior (EMS) en México es la que tiene mayores dificultades y carencias, no por nada es la que presenta la mayor tasa de deserción de todos los niveles (Székely, 2009). El nivel medio superior se caracteriza por ser impartido por una variedad de instituciones que se encuentran desligadas entre sí. Esta desarticulación ha provocado que dicho nivel carezca de identidad y surjan problemas como el de la movilidad educativa, es decir si un joven opta por estudiar alguna de sus modalidades en alguna institución y por algún motivo decida cambiar, lo que ya estudio no le será validado por lo que tendría que empezar desde cero en la nueva modalidad o subsistema.

Por lo que el gobierno federal ha intentado a través de reformas solucionar los problemas de este nivel educativo, como la Reforma Curricular del Bachillerato Tecnológico que es antecesor y base de la actual Reforma Integral de la Educación Media Superior (RIEMS) (Macías, 2009). Esta serie de reformas están estipuladas en el papel como necesarias para mejorar el nivel medio superior, sin embargo, se cuestionan las intenciones de las mismas o si realmente se diseñaron previendo todas las posibles contingencias.

Por otro lado la EMS tiene una disyuntiva complicada según Alcántara y Zorrilla (2009), que aún no se ha podido solucionar y posiblemente no se solucione, el dilema de brindar formación para que sus estudiantes avancen hacia el nivel superior o la de capacitarlo para que se inserte en el mundo laboral, esta última es la que más dificultades a tenido sobre todo en los subsistemas de educación tecnológica y profesional técnico, puesto que la preparación de sus egresados no son considerados pertinentes para la demanda laboral, lo que los coloca en desventaja frente a la modalidad general, además de que se encuentran desvinculadas de los niveles básicos y el nivel superior.

Como un mecanismo para asegurar la expansión y la cobertura del nivel medio superior el Senado de la Republica decreto la obligatoriedad de la EMS (Villa, 2014) que se empezó a implementar en el ciclo 2012-2013 con miras universalizarla en todo el país en el ciclo 2020- 2021. Cabe mencionar que en este nivel existen rezagos en cobertura, mismo que se ve reflejado en la inequidad del sistema educativo. Al darle carácter obligatorio aparecerán nuevos obstáculos al igual que ha sucedido con el nivel previo al nivel medio superior, el estado tendrá el compromiso de ofrecer cursarla a todo el que lo desee, pero solo eso no resuelve las deficiencias del sistema educativo en general.

Al respecto el INEE (2011) realizó una serie de reflexiones acerca de las implicaciones que tiene esta decisión política. Primeramente, se tiene que tomar en cuenta los problemas que se registran en los niveles básicos que aún no se han resuelto, sobre todo en los que respecta la universalización de la cobertura, que afecta de manera directa o indirecta al nivel próximo inmediato. La secundaria, como se expuso anteriormente, es un nivel sin definición que aún tiene el problema de ser vínculo entre el nivel medio o la primaria, además de los índices de retención y eficiencia terminal que presenta, puesto que los egresados de este nivel son los que decidirán si continuarán su formación en el nivel medio superior.

El simple hecho de plasmar sobre el papel la EMS como obligatoria no garantiza que todos los jóvenes de México accedan a la misma. Estudiar significa realizar un gasto económico, por lo tanto, el cursar el nivel medio superior depende desde luego de las posibilidades económicas del individuo y su familia. Los jóvenes de estratos económicos bajos tendrán menos oportunidades de acceder a la educación aun si es obligatoria (Martínez, 2014 y Villa 2014). En ese sentido la nueva ley educacional que vuelve obligatoria la EMS no resuelve las desigualdades muy al contrario las agrava.

México es uno de los países más desiguales del mundo, la riqueza se concentra en unas pocas manos y no se ven intentos por mejorar esta situación, por lo tanto como esperan que el sistema educativo y en especial el nivel medio superior resuelvan estas desigualdades, si como señala Gutiérrez (2009) en las aulas de clases de las escuelas públicas en especial las de EMS se observan desigualdades y falta de equidad entre alumnos y alumnas; ricos contra pobres, autoritarismo, influyentismo, poder, estatus social, marginación y exclusión. No por nada la escuela es una microsociedad que refleja la situación de la sociedad y el contexto en el que vivimos.

La desigualdad social por si sola significa un gran reto para la universalización de la EMS, de hecho, las poblaciones rurales tienen menos oportunidades de acceso que sus homólogas urbanas. González (2014) considera que la población con más vulnerabilidad es aquella que presenta características como: ser hombre, vivir en comunidades rurales, ser de origen indígena, pertenecer a familias de más de cinco integrantes y que los jefes del hogar presente baja escolaridad. No por nada es entre la educación indígena del país donde se presenta mayor rezago educativo, entonces se tendría que preguntar si las políticas públicas destinadas a la educación están atendiendo de forma diferenciada a las necesidades de la población estudiantil o si lo hacen de forma igualitaria, cuando es claro que no se está trabajando con grupos homogéneos, sino, con una gran diversidad de historias académicas, familiares y sociales.

El carácter obligatorio de la EMS también repercutirá en el contexto laboral, puesto que, para tener una mejor perspectiva de trabajo, tener como condición mínimo bachillerato es una gran condicionante, además de que con el tiempo el certificado de bachillerato irá perdiendo valor ante el mercado laboral, provocando que ya no se consigan los mismos empleos que hace unos años. Asimismo, aquellos jóvenes que decidieron no ingresar, o que abandonaron la EMS se quedarán con la única posibilidad de acceder a empleos con bajos salarios o, en el peor de los casos, desempleado (INEE, 2011 y Villa, 2014).

Las políticas educativas son centralizadas, es decir los planes de estudios para todo el país son decididos si tomar en cuenta las características de las diferentes regiones y contextos en los que se pretende aplicar. Todas estas políticas son de corte neoliberal, el neoliberalismo es un modelo económico basado en la corriente del mismo nombre que se ha extendido en América Latina por presiones ejercidas por organizaciones internacionales como el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el banco Interamericano de Desarrollo (BID), así como también por las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) (De la cruz, 2009 y Gutiérrez, 2009). Que dicho de paso sirve a los intereses capitalistas de las otras tres organizaciones mencionadas.

En México este modelo económico se empezó a aplicar durante el sexenio de Miguel de la Madrid (1982-1988), mismo que solicito préstamos financieros al BM y FMI que le fueron otorgados bajo la condición de firmar cartas de intención (Alcántara, 2008). En dichas cartas se comprometía al gobierno a realizar un ajuste estructural. Si bien al principio se percibieron beneficios económicos, a la larga empezaron a aparecer efectos negativos como el aumento del desempleo y la reducción del gasto social, que afecto a todos los ámbitos sociales entre ellos al educativo.

Otra característica que conlleva el neoliberalismo en las políticas educativas, es la aparición de una nueva concepción de la educación en la que la misma está subordinada a los intereses de los grandes capitalistas, en especial de los Estados Unidos. Al tener el poder financiero son ellos los que deciden como los países endeudados deben dirigir sus políticas, el contexto educativo según esos poderes debe concebirse bajo la perspectiva económica, es por ello que se empiezan a utilizar conceptos como el de calidad, mismo que es muy ambiguo.

Para Sosa (2004) el concepto de calidad está de moda y el campo de la educación no está exento de las modas, en la actualidad casi todas las instituciones educativas incluyen dentro de sus objetivos la oferta de calidad y en algunos casos más modestos o realistas únicamente se presenta como misión el llegar a ser de calidad. En muchos casos el término calidad ni siquiera es posible de definir por los encargados de dichas instituciones tomándose a la ligera su uso.

El concepto de calidad educativa es entendido de diferente manera, se le relaciona más con el mercado productivo donde los productos deben cumplir con los requisitos que el cliente necesita y desea, de ahí que se tome el concepto para el campo educativo donde se espera ofertar una educación que la sociedad necesita y desea, sin embargo, debido al enfoque que ha sido impuesto, la educación que se intenta impartir es una que este más vinculada con el sector empresarial y productivo, esto nos puede indicar que se concibe a la matricula estudiantil como si de productos se tratara. Lo que es un gravísimo error pues no solo es incorrecto, sino, también absurdo tratar a sujetos pensantes, con metas propias e historias diferentes como si fuesen objetos.

La RIEMS es la reforma actual que intenta solucionar las problemáticas de la EMS. La tarea de esta reforma es la unificar el nivel medio superior, que como ya se ha mencionado en México es un nivel muy variado impartido por diferente subsistemas e instituciones, a través de un Sistema Nacional de Bachillerato (SNB). Las acciones de la mencionada reforma giran en torno a cuatro ejes: un Marco Curricular Común, definición y regulación de las modalidades de oferta, mecanismos de gestión y el modelo de certificado del SNB (SEMS, 2008).

El MCC pretende articular los planes de estudio de todas las modalidades de EMS, dicho marco está basado en el sistema de competencias, cambiando el anterior modelo enciclopedista centrado en la memorización (Arnaut y Giorguli, 2010). Estas competencias están divididas en tres áreas: competencias genéricas; competencias disciplinares básicas y extendidas y competencias profesionales básicas y extendidas (Cuadro 2.2).

Cuadro 2.2 Competencias Requeridas para Obtener el Título de Bachiller en las Distintas Modalidades de Bachillerato.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Los Grandes Problemas de México, Alberto Arnaut y Silvia Giorguli 2010.

El segundo eje indica que el SNB busca dar una identidad compartida a todas las modalidades de EMS, asimismo que permita cursar éste nivel a poblaciones con de diversos contextos, intereses y necesidades (Székely, 2009 y SEMS, 2008). Los objetivos se alcanzarán con base al eje anterior MCC. El tercer eje mecanismos de instrumentación menciona que el MCC en el momento de su implantación debe ir acompañado de una serie de mecanismos y condiciones que hagan que los estudiantes logren los aprendizajes esperados, es decir, que mediante estándares y procesos comunes se logre la universalidad del bachillerato contribuyendo al desarrollo de las competencias (INEE, 2011 y Arnaut y Giorguli, 2010). El ultimo eje es la certificación del SNB, la reforma contempla que dicha certificación sea complementaria con la que las instituciones otorgan a sus egresados. En resumen, la certificación nacional le otorgará el carácter oficial al SNB.

Ahora cabe reflexionar que tanta pertinencia tiene esta Reforma, que tan sólidas son sus bases, si tiene intereses ocultos y, sobretodo, que tan práctica es su implementación. Macías (2009) hace una crítica sobre los aspectos culturales, políticos, sociales y educativos sobre los que se asienta la RIEMS. Primeramente, señala que este proyecto fue realizado con la colaboración de las autoridades educativas de los Estados de la República, también con la Red de bachilleratos de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), el Consejo de Especialistas de la SEP, IPN, UNAM, aunque solamente en el papel, puesto que según el autor la mayoría de especialistas fueron ignorados y su participación únicamente sirvió para darle legitimidad a dicho proyecto.

Anteriormente, se mencionó que las políticas del país incluidas las de educación están diseñadas de acuerdo a las tendencias neoliberales, por ende, es de suponer que también la RIEMS va por ese rumbo. Al respecto el Dr. Hugo Aboites (doctor en educación por la Universidad de Harvard e investigador titular de educación y comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana) señala que la reforma sirve a intereses particulares e internacionales y que el SNB atiende a exigencias mercantiles del Tratado de Libre Comercio (TLC).

Es más que evidente que las iniciativas y proyectos educativos obedecen a intereses políticos. La educación pasa a ser un instrumento al servicio de los intereses de la cúpula política y de los grandes capitalistas. De ser así la solución a los problemas de los niveles educativos está lejos de ser una realidad.

2.4 El discurso sobre educación y las organizaciones internacionales.

En el contexto internacional encontramos, dentro del discurso de las organizaciones internacionales, planteamientos con respecto a lo educativo, que muchas veces repercuten en las decisiones de algunos países como México en materia educativa, ya sea por presión de dichos organismos o bien porque las autoridades nacionales creen que son benéficas.

Algunos ejemplos de discursos sobre educación, son los planteamientos del INEE y la CEPAL, quienes coinciden en que la educación permite a las personas a mejorar en el aspecto económico y social. Para la Organización de Las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), “la educación es un eje clave de desarrollo que contribuye a conciliar el crecimiento, la equidad y la participación en la sociedad” (UNESCO en INEE, 2011: 13). Para la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico la Educación es considerada un lugar privilegiado donde se adquieren conocimientos y habilidades, que tiene como efecto beneficios económicos y no económicos para las personas y la sociedad en general (OCDE, 2007 y 2011 y Feinstein et al., 2008 en INEE, 2011).

La educación ha pasado a ser parte del vocabulario común en el lenguaje político de las organizaciones internacionales. Dichas organizaciones son agencias que han sido creadas y financiadas por diversos países, para lograr objetivos en común. Aunque estas organizaciones sean formadas para lograr metas conjuntas, no es indicativo de que sus características entre sí sean las mismas (Maldonado, 2000). Con respecto al campo de la educación, las organizaciones que están más interesadas en su funcionamiento son el Banco Mundial (BM), la UNESCO y la OCDE; en el contexto latinoamericano son el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la CEPAL y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

Las organizaciones internacionales, como ya se mencionó, no tienen las mismas características ni la misma estructura, se han ido formando bajo diferentes procesos, lo que ha ocasionado que se vayan modificando sus posturas a lo largo de los años, que tiene como efecto que internamente se encuentren diferencias en su acción. Estas diferencias pueden referirse a que algunas agencias brindan financiamiento a proyectos educativos y por otro lado están las organizaciones que únicamente realizan estudios y emiten recomendaciones como la UNESCO. La gran mayoría de los planteamientos emitidos por las organizaciones internacionales que tratan sobre educación, señalan a la misma como el motor del desarrollo económico y social de las distintas sociedades (Bello, 1999).

La forma en que las organizaciones conciben la educación, se refleja en las acciones que emprenden para mejorarla, por ejemplo, el BM se centra en el papel de las instituciones educativas, desde una perspectiva de costo-beneficio. Para que las escuelas tengan el carácter autónomo y responsable, se impulsaría a la misma con medidas administrativas y financieras, con el propósito de mejorar el aprendizaje, de esta manera la relación costo-beneficio y la rentabilidad de la formación educativa serien indicadores de calidad y las instituciones serían las responsables de la misma.

En el contexto latinoamericano, los discursos sobre educación responsabilizan la baja calidad educativa a que los sistemas educativos no logran transmitir los conocimientos y habilidades adecuados para el mundo actual, así como también a la falta de pertinencia y actualización de los contenidos. Los diagnósticos realizados señalan que no se brinda acceso a la educación a todos los ciudadanos, quitándoles de esa forma el derecho de una educación de calidad con iguales condiciones y oportunidades. Esto se refleja en el discurso en educación donde se utilizan las nociones de calidad y equidad a modo de propuestas para mejorar.

Uno de los documentos que han tenido gran impacto con respecto a diagnóstico y visualización a futuro de las políticas educativas en Latinoamérica, es el elaborado por la CEPAL-UNESCO titulado “Educación y Conocimiento, eje de la transformación productiva con equidad” en el año 1992. Dicho documento postulaba la necesidad de cambiar el énfasis de las propuestas. La noción de calidad se antepone al de cantidad, así se expone que el crecimiento educativo no ha ido acompañado de parámetros de calidad, que garanticen la distribución de los conocimientos de manera equitativa y el dominio de las pautas que permitan una adecuada inclusión en la sociedad. Por ese motivo ahora el enfoque debiera ser el de equidad/calidad, la calidad se relaciona con la efectividad, de esa forma se empieza a hablar de mecanismos de evaluación de la calidad.

La educación es un derecho considerado universal, así lo estipula la carta magna de los derechos humanos. En México son el artículo 3° y la Ley General de Educación en donde se expresa que se cumpla este derecho. El tema de la educación en México ha pasado por diversos cambios a lo largo de su historia. Los diferentes niveles educativos no se formaron a la par, sino, que tienen diferentes orígenes y procesos que los desvinculan entre sí. De dichos niveles los que presentan mayores problemas son la secundaria y el bachillerato.

Durante muchos años la primaria era el único nivel con carácter obligatorio, por lo que las autoridades educativas enfocaron todos sus esfuerzos en dicho nivel, con respecto a la cobertura se ha logrado brindar acceso a la gran mayoría de la población, sin embargo, aún existen problemas de rezago, eficiencia terminal y deserción mismos que afectaran al próximo nivel inmediato que es la secundaria.

La secundaria es uno de los niveles que más dificultades presenta con respecto a su funcionalidad, puesto que en sus inicios formaba parte de lo que se denominaba educación media básica y servía de preparación para continuar con estudios de nivel superior. Con el paso del tiempo se decidió desvincularla de los estudios superiores para que pasar a formar parte de la educación básica, lo que ocasionó que hubiera un choque entre su estructura de origen y las exigencias de su nueva labor formadora. En la actualidad este nivel sigue presentando la disyuntiva entre ser vínculo con la primaria o con el bachillerato, además las modalidades que la imparten también presentan otras problemáticas como la cobertura, la deserción, las condiciones en que laboran los docentes entre otras.

El nivel medio superior depende de la eficiencia terminal de la secundaria y al igual que la secundaria presenta varios problemas en su funcionamiento. Primeramente, este nivel es impartido por diferentes subsistemas y modalidades, lo que ocasiona que no exista una coordinación entre las distintas modalidades. Los estudiantes que egresan de las instituciones de nivel medio superior presentan diferencias en cuanto al perfil de egreso y formación, lo que ha propiciado que existan desventajas de una modalidad sobre las demás, el bachillerato general es el que presenta mayores oportunidades que las otras modalidades.

El nivel medio superior durante su proceso histórico ha presentado una serie de reformas para intentar solucionar el problema de la disparidad de modalidades y al igual que la secundaria en su momento, el nivel medio superior ha sido decretado como obligatorio. La obligatoriedad de este nivel trae consigo nuevos asuntos que resolver como ampliar la cobertura y pertinencia para que todos los jóvenes sin importar el contexto de origen tengan las mismas oportunidades de cursarlo.

Como bien se sabe las decisiones e iniciativas que la cúpula política implementa afectan a todos los aspectos de la vida social y no siempre de manera positiva. Las iniciativas y proyectos destinados al contexto educativo también presentan esta situación. Muchas de las políticas públicas son hechas a modo para beneficio de unos pocos, las reformas educativas entran en este tipo de acciones, sin embargo, estas decisiones no provienen únicamente del gobierno del país. Las organizaciones internacionales, con base en los préstamos financieros que realizan a países en desarrollo como el nuestro, presionan a éstos países endeudados para adoptar modelos económicos y educativos bajo el argumento de que es para mejorar y propiciar el desarrollo de dichos países, sin embargo, detrás de todo existen intereses ocultos de estas organizaciones y de los países de corte imperialista que las financian como es el caso de los Estados Unidos.

En ese sentido la solución al campo educativo está lejos de ser una realidad, las problemáticas que no son resueltas solo se agravaran, el simple hecho de darle carácter obligatorio a la educación no resuelve las dificultades, del papel a la ejecución existe un gran tramo. La situación social en México y en el contexto educativo son como tierra fértil para el nacimiento del fenómeno de la deserción, mismo que afecta al sistema educativo y a la sociedad en general, pero de él se hablará más a fondo en el siguiente capítulo.

CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICO

Los fundamentos teóricos son la base principal de cualquier estudio, sirven para tener una idea del terreno en donde se pretende adentrarse. El fenómeno de la deserción escolar es un tema bastante amplio, los estudios realizados sobre la temática siguen continuamente arrojando nueva información. Este capítulo familiarizará al lector con los fundamentos teóricos concernientes a la deserción escolar.

Empezaremos hablando de la conceptualización del fenómeno, puesto que no existe una definición única del mismo, sino que dependiendo de la perspectiva del autor es como se concibe. Por lo tanto, en este apartado se presentan las conceptualizaciones de autores que han realizado diverso trabajos sobre la deserción escolar. Luego continuaremos con la presentación de las diferentes teorías sobre deserción escolar que han surgido, así como también de algunos modelos. Para concluir se hace una reflexión a profundidad de los factores que intervienen en decisión de desertar.

3.1 Concepto de deserción.

El fenómeno de la deserción es sumamente complejo, la dificultad de establecer un consenso respecto al concepto de dicho fenómeno es por su propia naturaleza dinámica, es decir que no es estático, se encuentra en constante cambio. Diversos autores que han realizado investigaciones sobre este fenómeno, lo conciben desde una perspectiva particular, de acuerdo a los propósitos de su investigación. Existe una premisa general del concepto de deserción, pero aun hoy en día este sigue siendo ambiguo, ya que puede ser entendido de distinta forma (Montes, Almonacid, Gómez, Zuluaga y Zea, 2010).

Tinto (1989) plantea que existen una gran variedad de conductas, categorizadas como deserción, pero que no se debe definir como deserción a todo comportamiento, donde el individuo deje los estudios. Además de que el estudio del fenómeno está regido desde el punto de vista que se tome, que puede ser individual, institucional, estatal o nacional. Es irrelevante abarcar en un estudio todos los tipos de deserción que existen, pero es necesario definir el término antes de estudiarlo. Aunque el problema de definir el concepto que se utilizará persiste en las investigaciones sobre esta temática, que se siguen realizando.

“El punto de partida para desarrollar una definición de deserción adecuada a la perspectiva del individuo, es el conocimiento de que los significados que un estudiante asigna a su comportamiento pueden diferir sustancialmente de los que un observador atribuye a ese mismo comportamiento” (Tinto, 1989: 1); es decir, que para el observador el abandono puede significar algo negativo, que perjudicará al estudiante, mientras que para el estudiante puede ser un paso para lograr determinada meta.

El término deserción ha sido utilizado en distintos contextos, el más conocido y al que se atribuye su procedencia, es el militar. Se utiliza para referirse a la acción de abandono, ausencia, etc., que comete todo aquel que esté obligado por mandato de la ley a realizar un servicio, ocupar un puesto o desempeñar una misión. En el campo educativo se utiliza el término deserción para definir las conductas de rompimiento de relaciones de los educandos con la institución educativa donde se encuentren inscritos, “generalmente se entiende por deserción escolar cuando un alumno abandona sus estudios, provocando una baja en la matrícula escolar, sin darle importancia a los motivos o causa que generaron dicha baja, enfocándose solo en el archivo estadístico de la institución educativa” (González, 2002:13). Pero, como ya se mencionó anteriormente, no todas las conductas de abandono pueden ni deben ser consideradas como actos de deserción.

Para Tinto (1982), la deserción es la situación a la que se enfrentan los estudiantes cuando aspiran y no logran concluir su proyecto educativo, por lo que abandonan los estudios. Este autor propone que el abandono escolar se presenta de dos maneras, involuntarias y voluntarias, la primera se debe a exclusiones académicas, impedimento de los padres, motivos económicos, migratorios, etc. y la segunda se debe a la decisión del estudiante (en Landero, 2012).

Asimismo, divide a deserción en dos tipos, de sistema e institucional. El abandono del sistema se manifiesta cuando el alumno deja definitivamente el estudio. La deserción institucional puede tener un carácter temporal, es decir, cuando el estudiante abandona por un periodo, pero retoma más tarde sus estudios en la misma institución o de transferencia que es cuando se cambia a otra institución para continuar estudiando (Tinto, 1987 en Castro, 2008).

Cabe recalcar que los diversos autores que conceptualizan el fenómeno de la deserción, lo hacen con base a investigaciones realizadas en el nivel superior, esto es debido a que las 34 instituciones de este nivel educativo cuentan con departamentos dedicados a la investigación (Landero, 2012), algo que los niveles inferiores carecen, a eso se le debe agregar que la mayoría de los autores son extranjeros y que en nuestro país este fenómeno apenas cuenta con unos años que se empezó a estudiar, sin embargo estos estudios proporcionan una excelente base teórica. Asimismo, la mayoría de los estudios realizados son de carácter cuantitativo, que arrojan como resultados tasas de deserción, montos de población en rezago educativo, etc. y se carece de trabajos cualitativos que expliquen las causas del fenómeno (Navarro, 2001).

Los conceptos de deserción utilizados por los autores, expertos en la temática, demuestran que una definición solamente es aplicable, generalmente, al contexto donde se desarrolló la investigación, ya que por su naturaleza social cada contexto tiene sus propias particularidades, aunque existan similitudes entre algunos, por consiguiente no se deben tomar como absolutas determinadas teorías y conceptos, puesto que se estarían pasando por alto las limitantes surgidas en las investigaciones que dieron origen a dichas teorías. Como ejemplo Vincent Tinto (1975) en unos de sus trabajos, formulo un modelo teórico, que se mencionara más tarde, para explicar la deserción, posteriormente expuso que el modelo planteado, explicaba solo algunas facetas del fenómeno de deserción que pueden ocurrir en algunos contextos particulares (Tinto, 1981) (en Montes et al, 2010). Esto ha demostrado que la definición que utilizo Tinto, fue insuficiente y ambigua, cosa que el mismo autor ha aceptado al exponer lo siguiente:

En cuanto a la teoría, necesitamos ser honestos con nosotros mismos. A pesar de nuestra continua referencia a la teoría sobre el desgaste de los estudiantes, no tenemos, de hecho, verdadera teoría en la educación superior. Con ello quiero decir que no tenemos, como sucede en las ciencias físicas, teorías rigurosas que expliquen y predigan a la vez el comportamiento humano. En las ciencias sociales tenemos lo que Robert Merton denominó una vez teorías del rango medio, que intentan explicar algunos aspectos del comportamiento refiriéndose a un conjunto relativamente limitado de datos. Y lo hacen con propósitos explicativos suma-mente modestos. Las teorías de la ciencia social no esperan todavía ser perfectamente predictivas, como lo hacen las teorías de las ciencias físicas. El comportamiento humano es sencillamente muy complejo, y nuestra habilidad para medirlo y comprenderlo muy limitada como para esperar una predicción perfecta (Tinto, 1993: 8).

Por esta razón los conceptos utilizados por los autores solamente intentan explicar el fenómeno de la deserción, desde situaciones particulares y determinados grupos sociales (instituciones educativas y estudiantes). González (2005) define la deserción como “la cantidad de estudiantes que abandona el sistema de educación superior entre uno y otro periodo académico (semestre o año)” (en Dzay y Narváez, 2012: 24). Spady (1971 en Dzay y Narváez, 2012) por su parte expone dos definiciones la primera refiere a cualquier persona que abandone la institución educativa de nivel superior donde esté inscrito y la segunda se refiere a todas las personas que no reciben un título o grado de cualquier universidad. La primera definición es la más tradicional y se apega mucho al punto de vista de las instituciones y sus políticas, cabe recalcar que es considerada una definición ambigua y limitada (Dzay y Narváez, 2012).

La definición de Mairata (2010), coincide con la definición de Spady (1971) puesto que considera deserción escolar cuando el estudiante no reingresa a los estudios que ha iniciado, no se registra en la matrícula escolar o abandona definitivamente la institución de educación superior en la que se encuentra registrado. Por su parte Díaz (2007) concibe el abandono escolar como abandono voluntario, que puede ser explicado en diferentes categorías: socioeconómicas, individuales, institucionales y académicas; y plantea que dichas categorías se deben analizar dependiendo del punto de vista del estudio (en Dzay y Narváez, 2012).

En el contexto mexicano la Secretaría de Educación Pública define la deserción como “el abandono de las actividades escolares antes de terminar algún grado o nivel educativo (SEP, 2004 en Abril, Román, Cubillas y Moreno, 2008). Por otra parte, Chain et al (2001 en Dzay y Narváez, 2012) refieren la deserción como el abandono de la carrera a la que se ha inscrito un individuo, dejando de asistir a clase y no cumplir con las obligaciones propias de un estudiante y que a su vez tiene efectos en la sociedad.

Por su parte la Universidad Pedagógica Nacional (UPN, 2004) concibe la deserción de como “el hecho de que un número de estudiantes matriculados no siga la trayectoria normal del programa académico, bien sea por retirarse de ella o por demorar más tiempo de lo previsto en finalizarla” (en Ariza y Marín, 2009: 5). Para la Organización de las Naciones Unidas (ONU) es “dejar de asistir a la escuela antes de la terminación de una etapa dada de la enseñanza, o en algún momento intermedio o no terminal de un ciclo escolar” (ONU, 1987 en Navarro, 2001: 43).

Vásquez (2003) concibe la deserción desde dos perspectivas: el temporal y el espacial. Dentro del enfoque temporal se encuentran la deserción precoz, deserción temprana y deserción tardía. La primera es cuando un estudiante abandona un programa antes de comenzar habiendo sido aceptado, la segunda es cuando se abandona el programa durante los primeros cuatro meses y por último la deserción tardía es cuando se abandona desde el 5° semestre. El enfoque espacial se refiere a cuando un estudiante cambia de programa dentro de una misma institución, también si se cambia a otra institución educativa o bien que salga del sistema educativo, con la posibilidad de reingresar en un futuro. Esto hace difícil clasificar como deserción el hecho de que el estudiante regrese a concluir su estudio, Porque se establece una definición particular de deserción, así una vez que el estudiante cubra la condición de desertor, se clasifica como tal y no se toma en cuenta un posible regreso a la institución o programa. Para tratar esta disyuntiva autores como Stratton, O´ Toole y Wetzel (2005) hacen una separación entre deserción total (dropout) y deserción parcial (stopout) (en Montes et al, 2010).

Un estudio realizado por el Centro de Estudios sobre Desarrollo Económico (CEDE) de la Universidad de los Andes (2007 en Montes et al, 2010) considera la deserción desde tres puntos de vista. El primer punto es el individual, que es “el fracaso individual en completar un determinado curso de acción para alcanzar una meta deseada, la cual fue el objetivo por el cual el sujeto ingreso a una determinada Institución de Educación Superior” (Andes, 2007 en Montes et al, 2010: 15). El segundo es desde la institución educativa, ve la deserción como la creación de “un lugar vacante en el conjunto estudiantil que pudo ser ocupado por otro alumno que persistiera en los estudios” (Ibíd., 2010: 15) y tercero desde una perspectiva estatal: la deserción es el abandono del sistema educativo en general.

Con respecto a las definiciones anteriores, se puede observar que están marcada por limitaciones que han sido evidenciadas por Tinto (1989). La primera no toma en cuenta que desde la perspectiva individual el abandono de determinado programa educativo, puede ser un paso para lograr un objetivo específico, ya que la acción de abandono tiene diversos significados para los que están inmersos en dicha situación. La segunda tiene la disyuntiva de definir qué tipos de deserción deben ser consideradas de esa forma y cuáles forman parte del funcionamiento de la institución, además de que la pérdida de estudiantes específicos puede ser perjudicial para la institución, o bien puede que dichos estudiantes no signifiquen una pérdida importante para la institución educativa. Lo que hace que definir desde el punto de vista institucional se tenga que tomar en cuenta varias consideraciones. Por ultimo desde la perspectiva estatal o nacional hay un gran cambio en cuanto a cómo definir la deserción, por ejemplo, las transferencias entre instituciones pueden no significar abandonos en el sentido estricto. Las deserciones que son consideradas como tales, son aquella donde el individuo queda totalmente fuera del sistema educativo formal. De lo contrario serían consideradas simplemente como migraciones dentro del mismo sistema formal.

Pérez, Bravo e Isabeles (2008), consideran desertor al “alumno de nivel medio superior, de una carrera o de un nivel de posgrado que no se inscribe en las fechas correspondientes al plan de estudios de su cohorte, ni se reinscribe en períodos ya cursados” (en Dzay y Narváez, 2012: 26). La acepción que define mejor el concepto de desertor es aquella que combina los factores que se han mencionado desertor es:

- Estudiantes que abandonan definitivamente sus estudios, desertando todas las modalidades de educación superior.
- Estudiantes que abandonan sus estudios en una IES para transferirse a otra.
- Estudiantes que abandonan la carrera que están estudiando (Tinto, 1987 en Dzay y Narváez, 2012:26).

En la presente investigación se concibe a la deserción como “la situación en que el alumno concluye la educación secundaria y aun estando en edad de seguir recibiendo educación formal, decide no proseguir y por consiguiente queda fuera del sistema educativo”. La decisión de utilizar este concepto, fue con base a la información que se ha obtenido con respecto a este fenómeno que está presente en la Escuela Telesecundaria “X” de la comunidad de Yaxcopil municipio de Peto, Yucatán, lugar donde se realiza este trabajo. Cabe destacar que en las investigaciones sobre el fenómeno de deserción, abordan la temática desde el punto de vista institucional, es decir se estudia mayormente la situación de abandono de estudiantes que están matriculados en un determinado nivel y aun no lo han concluido, no se encontró o tal vez no existe estudio que aborde el tema de los abandonos que suceden entre los puentes de los niveles educativo, de la primaria a la secundaria, de la secundaria la bachillerato, etc. por esta razón la definición que se decidió utilizar plantea este tipo de deserción.

3.2 Teorías y factores de la deserción.

Los estudios realizados sobre el fenómeno de la deserción escolar han dado surgimiento a una serie de teorías que intentan explicar porque los alumnos deciden abandonar sus estudios, dentro de estas teorías se encuentran modelos explicativos que relacionan factores vinculados con el abandono de los estudios, dichos modelos intentan proporcionar un conocimiento claro sobre el por qué surge el fenómeno de la deserción.

Estos diferentes enfoques teóricos analizan una serie de factores que a criterio del investigador están relacionados con la decisión de abandonar los estudios. Primeramente, habría que establecer que es lo que se entiende por factor. “Un factor es una parte de, y el complemento es la pieza faltante para completar la unidad. En el caso de la deserción escolar que es un acto total o final de un proceso, también se ve complementado por partes integradoras, es decir, para que suceda la deserción escolar se tuvieron que hacer notar la influencia de diversos factores” (González, 2002:26).

Cabe mencionar que el fenómeno de la deserción escolar es muy complejo, por lo tanto definir las causas o factores que llevan a los estudiantes abandonar sus estudios de cualquier nivel o no continuar al siguiente después de haber concluido alguno (puentes entre niveles) es muy difícil y complejo, pues diversos autores expertos en el tema afirman que las causas son de carácter múltiple, es decir que no es solamente una causa la que origina la decisión de abandonar los estudios, sino una gama de factores que se entrelazan entre sí. Asimismo, los resultados de las diversas investigaciones concluyen en que no se debe generalizar las causas, puesto que en los diferentes casos, estas se apegan al contexto social y cultural (Dzay y Narváez, 2012).

Los enfoques teóricos desde donde se estudia la deserción se clasifican según Zúñiga (2006 en Chumba, 2009) en: teorías psicológicas, teorías sociales, teorías económicas, teorías organizacionales y teorías interacciónales. Las teorías psicológicas afirman que las conductas de los educandos son un reflejo de los atributos de ellos mismos, es decir de las características psicológicas de los individuos (Chumba, 2009). Este enfoque explica la situación de abandono a partir de factores individuales. En este caso interactúan factores como la ideología y conducta que un estudiante refleja al estar ante la situación de terminar un programa educativo y las consecuencias que enfrentaría al abandonarlo. Las expectativas previas que el sujeto tenía antes de ingresar a dicho programa tienen gran repercusión, así como también las metas que se haya establecido. Este enfoque explica como las características personales son fundamentales para el alumno al momento de tomar la decisión de desertar o de seguir su formación académica (Montes et al, 2010).

Heilbrun (1965) afirma que la personalidad y la motivación tienen una gran influencia en el educando para poder cumplir los requerimientos de la institución universitaria. Por su parte Rose y Elton (1966) propusieron que el abandono de los estudios muestra a un estudiante desadaptado y que a su vez dicho estudiante dirigirá sus frustraciones personales hacia la universidad (en Cruz, 2003).

Las capacidades intelectuales son de suma importancia para los individuos, pues con base en ellos podrá enfrentar los obstáculos y exigencias de la vida universitaria (Summerskill, 1962; Marks, 1967). En conclusión, este enfoque teórico plantea que el fenómeno de la deserción tiene su origen en el propio individuo, por lo tanto, el fracaso o éxito es responsabilidad del estudiante mismo (en Cruz, 2003).

Las teorías sociales son lo opuesto a las psicológicas. Estas teorías ponen mayor atención en los efectos que el ambiente social tiene sobre la conducta de los educandos, se plantea que el éxito o fracaso de los individuos en los contextos educativos está determinado por las fuerzas sociales (estatus, raza, etc.) (Chumba, 2009). Las teorías sociales en sus explicaciones abarcan más factores, incluyendo los que utilizan los enfoques psicológicos. La gran mayoría de estudios realizados bajo este enfoque están basados en la teoría del suicidio de Durkheim (Spady, 1970). La comparación metafórica sería ver el programa educativo o la institución escolar como la sociedad, donde están establecidas las conductas que se esperan del estudiante. El alumno al ingresar a determinado programa educativo pasa a ser miembro de esta sociedad, por lo que debe adaptarse al ambiente al que está sometido, intentar sobrevivir y ser aceptado. El “suicido” se presenta cuando dicho ambiente se vuelve incómodo para el estudiante, y este decide abandonar los estudios. Desde esta perspectiva los factores como la relación del estudiante con los compañeros, profesores y administrativos; asimismo la identificación con los valores de la institución academica, tienen una fuerte influencia en la decisión de abandonar o seguir del alumno (Castaño et al, 2004) (en Montes et al, 2010).

El enfoque económico pone énfasis en la importancia de las fuerzas económicas en la decisión de los estudiantes de permanecer o dejar la institución donde se encuentran matriculados. De alguna forma el aspecto económico casi siempre está relacionado con la deserción o permanencia, puesto que, para cursar un programa educativo, se requiere de una inversión que depende de los recursos financieros con los que cuenta el individuo o los apoyos económicos que brinda la universidad (Chumba, 2009).

Autores como Manski y Wise; Iwai y Churchill; Jensen y Voorhees (1983, 1982, 1981 y 1984), coinciden al exponer que el dilema entre permanecer o abandonar un programa de estudio, es similar a otras decisiones de carácter financiero, que ponen en una balanza el costobeneficio de la inversión monetaria (en Cruz, 2003).

Los trabajos realizados por Donoso y Schiefelbein (2007 en Montes et al, 2010) bajo este enfoque, le atribuyen al balance entre costo y beneficio, realizado por los individuos, la responsabilidad en los casos de deserción escolar. En estas teorías se explica que el estudiante percibe el beneficio monetario que conlleva la formación educativa, es decir que evalúa los pros y los contras de estudiar, si obtendrá una mayor recompensa por haber concluido un programa de estudio o las consecuencias en caso de no terminarlo, así como también la inversión financiera que significa ingresar a una institución educativa.

Para que sea rentable terminar un programa académico, los beneficios finalmente deben ser mayores a los costos, por lo que la decisión de deserción resulta de la comprensión de un estudiante de que sus costos son mayores que los beneficios que el programa de estudio eventualmente traerá (Montes et al, 2010: 19).

Este enfoque pierde fuerza al tener como factores principales los costos financieros y monetarios, dejando a un lado la perspectiva del estudiante en cuanto a la satisfacción de terminar sus estudios. La importancia que este le dé a los conocimientos adquiridos y su utilidad entre otros. Las teorías económicas no abarcan esta multiplicidad de factores, por lo tanto, su campo de visón con respecto al fenómeno de la deserción escolar es muy reducido.

Estas teorías, aunque consideran de alguna forma la influencia institucional, su enfoque es principalmente económico y pasan por alto factores sociales o no financieros que influyen tanto dentro como fuera de las escuelas en las decisiones que cada individuo tome con respecto a su permanencia en los estudios superiores. Se consideran por lo tanto con una capacidad limitada para explicar la deserción (Cruz, 2003: 54).

Las teorías organizacionales tienen a la institución educativa como el principal factor, que influye en la decisión de los estudiantes de desertar o permanecer. Estas teorías enfocan su atención en los efectos de la organización de las instituciones educativas, es decir que perciben la deserción como el resultado del impacto que tiene la institución en la socialización y satisfacción de los educandos (Chumba, 2009 y Montes et al, 2010). Sin embargo, a diferencia del enfoque económico, el enfoque organizacional incluye en su análisis una gran variedad de factores, aunque la institución academica y las condiciones que esta ofrece a sus alumnos son los factores principales, que son los analizados más ampliamente. El enfoque organizacional estudia la deserción con base a la relación entre los programas educativos, el ambiente institucional (trato con profesores y administrativos) y las decisiones de permanencia o deserción de los alumnos, toma algunos elementos de los enfoques anteriores para intentar explicar el fenómeno del abandono escolar. De las teorías psicológicas y sociológicas toma prestadas variables explicativas de deserción intrínsecas al individuo como su historia, su capacidad intelectual, además incluye las características de la institución educativa como la calidad de los maestros, los servicios extracurriculares que se ofrecen a los alumnos (Donoso y Schiefelbein, 2007 en Montes et al, 2010).

El último enfoque es el interaccionista, dicho enfoque se centra en la relación dinámica entre el contexto y los individuos. Las teorías interaccionistas abarcan una multiplicidad de variables, sin que le den mayor importancia a un determinado grupo de factores. Esta clase de teorías provienen de los estudios etnometodológicos de la conducta humana y en la antropología social (Chumba, 2009; Montes et al, 2010). Dentro de esta gama de enfoques teóricos han surgido modelos que intentan explicar el fenómeno de la deserción, algunos vinculados con los enfoques teóricos mencionados y otros que se establecen como una mezcla de los mismos.

El modelo de Spady (1970 en Montes et al, 2010) se le relaciona con el enfoque sociológico, que como ya se ha mencionado está influenciado por la teoría del suicido de Durkheim. El autor plantea que la falta de integración social tiene un papel importante en la decisión de desertar, asimismo afirma que se debe tomar en cuenta el nivel de satisfacción del estudiante con la experiencia academica, además de los beneficios sociales y escolares que pueda obtener. En él se muestra la influencia de la integración social y demás factores sobre la decisión de desertar de los estudiantes.

Spady (1970) menciona que el modelo sería incompleto si este solamente explicara la deserción tomando solo en cuenta la falta de integración social, por lo tanto, se incluyen además de variables individuales, variables de carácter socioeconómicas e institucionales. Este autor afirma que el pasado familiar y cultural del desertor, más la capacidad intelectual, son factores significantes que han sido abordados en trabajos como los de Gurin, Newcomb y Cope (1968), por lo que se encuentran incluidos en el modelo como determinantes de la integración social y finalmente de la deserción (en Montes et al, 2010).

Vásquez et al (2003 en Montes et al, 2010) propuso un modelo de carácter organizacional para delimitar los factores determinantes de la deserción desde una perspectiva institucional. En su trabajo este autor encontró que todas las variables personales tienen un efecto sobre la decisión del estudiante de permanecer o desertar. Los individuos solteros poseen un mayor riesgo de deserción que los individuos casados; a medida que aumenta la edad el riesgo disminuye. Vivir con los padres disminuye el riesgo de deserción y el haber sufrido una calamidad (algún problema que derive en un trauma) aumente el riesgo de deserción de forma considerable. En las variables académicas se encontró que haber estudiado en una institución educativa pública y haber contado con orientación vocacional, disminuye el riesgo de desertar, así como también el mantener un promedio alto. Las variables socioeconómicas indican que aquellos que no son independientes económicamente y que nunca han trabajado corren el riesgo de ser desertores potenciales. También se encontró que los alumnos que provienen de familias donde los padres poseen un mayor nivel de educación son menos propensos a desertar y por último se encontró que las relaciones con los profesores y compañeros, dependiendo de si son negativas o positivas, influyen en la decisión de permanecer o desertar de la institución educativa.

Marcela Román (2009 en SEP, 2012) con base a la clasificación de factores extraescolares/intraescolares elaboro un modelo matriz de análisis de factores asociados al fracaso escolar, con el propósito de estudiar el caso de Chile esta autora incluye en su estudio factores que amplían la perspectiva desde la cual se aborda el fenómeno de la deserción. Se incluyen en su matriz de análisis las variables estructurales, materiales, políticas, organizativas y culturales. Este modelo refleja la intención de la autora de estudiar el fenómeno de la deserción escolar desde una perspectiva más amplia, que se enfoca en los aspectos sociales, políticos, organizacionales y culturales que en lo individual o familiar. Tal como lo propone la autora la matriz sirve para analizar el funcionamiento del sistema educativo con respecto al abandono escolar.

En su modelo Díaz (2007) apunta que no existe una única variable que afecte la decisión de los estudiantes, puesto que en los diferentes estudios se ha encontrado que en el fenómeno de la deserción interactúa una multiplicidad de factores que lleva al individuo a tomar la decisión de desertar. Asimismo, clasifica las causas como preuniversitarias, institucionales, familiares, personales y de empleo. Según este autor los factores mencionados pueden influir de manera positiva o negativa al sujeto. Si los factores son negativos aumenta el riesgo de deserción; mientras que si con de carácter positivo, aumentara la probabilidad de permanencia (en Dzay y Narváez, 2012). El modelo propuesto por Tinto (1987 en Castro, 2008), es una referencia obligada para entender los procesos que intervienen en el fenómeno de la deserción y las políticas de retención de las instituciones educativas. Este modelo plantea que las características del alumno previas al ingreso a la institución escolar (contexto social, familiar, destrezas intelectuales, escolaridad previa, etc.) contribuyen a la elaboración de metas y compromisos. Dichas metas y compromisos interactúan a lo largo del curso de la carrera, tanto en el aspecto educativo como en el social, esta situación determinara la decisión del estudiante de permanecer o abandonar la institución (Delgado y Marín, 2004 en Castro, 2008).

Tinto (1987 en Montes et al, 2010) denomina su modelo como longitudinal e interaccionista. Es longitudinal porque sigue los pasos de un estudiante desde que ingresa hasta el momento en que decide desertar o concluya su programa de estudios. Es interaccionista, puesto que los factores involucrados interactúan entre sí, como ya se mencionó, de esta manera se intenta dar una explicación del fenómeno de la deserción.

Dicho modelo tiene complementos incorporados desde el enfoque económico. El modelo señala que el estudiante a lo largo del programa educativo, constantemente están realizando un balance de costo-beneficio para comprobar si las ganancias que obtendrán por concluir un programa de estudio será mayor a la inversión que están realizando por cursarlo, de esta manera decidirá si es conveniente seguir o desertar (Donoso y Schiefelbein, 2007 en Montes et al, 2010).

Cabe mencionar que este modelo sirve cuando se intenta explicar el fenómeno de la deserción, cuando se refiere al abandono de una Institución de Educación Superior y no como la salida definitiva del sistema de educación. Al respecto Tinto (1993) afirma que su propia teoría y modelo no esperan ser completamente explicativos, según el autor la mayoría de investigaciones que utilizan su modelo han obtenido solamente una explicación de los comportamientos de abandono en una tercera parte, es decir, una explicación parcial, por eso el autor al hablar de teorías prefiere verlas más como historias de vida que intentan dar una explicación al comportamiento humano. A pesar de que su investigación sobre el desgate de los educandos le ha permitido confiar en valor de sus resultados, no pretende creer que no existen otros estudios que aporten valiosos resultados, que permiten explicar la naturaleza de la experiencia escolar y las causas del abandono. Por lo que exhorta a no tomar su teoría de la persistencia estudiantil, su modelo de deserción o cualquier otro postulado como algo establecido. Las investigaciones deben guiarse de forma que las conclusiones sobre la temática se efectúen después de recabar y analizar la información, en otras palabras, se debe tener en mente que se va a un proceso de descubrimiento, como dice la siguiente afirmación:

El escepticismo, que es tan importante para el avance del conocimiento, debe apoyar la opinión de que toda creencia anterior se trata como un problema hasta que es vuelta a probar por la investigación actual. No obstante que la validación tiene valor, pienso que el conocimiento avanza mejor si se orienta a la investigación que argumenta que necesitamos descubrir y redescubrir incesamentente si las nuevas investigaciones sustentan nuestras teorías y creencias anteriores (Tinto, 1993:8).

Pero la realidad es que un gran número de investigaciones sobre el desgate estudiantil han sido realizadas pasando por alto esta premisa, los investigadores estructuran su investigación de tal manera que llegan a conclusiones que refutan la teoría y el modelo de Tinto (1993). El autor señala que no le interesa que su trabajo haya sido encontrado valioso por otros investigadores, por el contrario, plantea que como investigadores se debe constantemente buscar nuevas alternativas para explicar los comportamientos que se estudian.

Como se mencionó anteriormente los estudios realizados sobre deserción son en su mayoría de carácter cuantitativo, este tipo de metodologías intentan comprender el fenómeno buscando correlaciones entre los factores, esto provoca que la comprensión del fenómeno sea más difícil, puesto que cada factor tiene un sinfín de cualidades, que no se pueden definir como absolutas, como en las ciencias exactas (Enfoque positivista). Un ejemplo de lo anterior es lo que señala Tinto (1992, en Ku, 2011), el autor plantea que un factor importante es la relación alumno- profesor, sobre todo cuando se extiende más allá del salón de clases, solamente este factor conlleva un variedad de situaciones con base al contexto social y cultural donde se desarrolle, es decir el trato entre implicados en situaciones similares puede tener una gran variedad de significados, ya que para un alumno con base a sus experiencias previas y la forma de concebir su realidad, la relación con su profesor y la opinión que tiene de este puede ser positiva, negativa o serle indiferente.

Por ese motivo “En el análisis de las causas de deserción, se debe tomar en cuenta tanto el supuesto teórico sobre el cual fueron elaboradas como el contexto específico en el cual son aplicadas, siendo este último determinante para definir los criterios de efectividad, eficacia y pertinencia de las propuestas para abatir la deserción” (Chumba, 2009:12). Aunque con algunas diferencias los expertos en la temática señalan que los factores que están inmersos en el fenómeno de la deserción escolar, que se entretejen y se refuerzan simultáneamente (Román, 2009 en SEP 2012) y (Goicovic, 2002) son los siguientes: familiar, económico, sociocultural, individual o psicológico, institucionales e interacciónales.

a) Factor Familiar.

La familia es una de las instituciones que más influyen en la vida de los individuos, ya que es la primera con la que se tienen las primeras interacciones y la que nos proporciona las pautas sociales, morales y culturales del contexto en donde nacimos. La familia ha sido considerada como la institución social más importante, está inmersa en el desarrollo de la personalidad, puesto que representan una referencia de conductas y valores que intervienen en el desarrollo del individuo y en su desempeño escolar (González, 2002). La familia es el contexto donde las personas pasan la mayor parte del tiempo, durante su vida estudiantil, es ahí donde se adquieren hábitos, conductas, actitudes, etc. mediante una serie de procesos psicológicos, una vez aprendidos y asimilados, este sistema de actitudes es reproducido en otros contextos, entre ellos el educativo.

La relación entre iguales también es una fuerte influencia, pero en un menor peso que la relación familiar, debido a que la interacción es más prolongada. Cuando existen problemas en el núcleo familiar, como violencia intrafamiliar, falta de alguno de los padres, etc., estos se reflejan en el adolecente física y emocionalmente, afectando todas sus actividades, incluidas las académicas (Aros y Quezada, 2003 y González, 2002).

La institución familiar ha sufrido diversos cambios a través de las épocas, con respecto a las pautas de conducta, valores, etc. Aun así, la familia sigue siendo el más importante grupo social de los individuos. Esto es debido, como ya se mencionó, a que los miembros de la familia son el primer ambiente social y que los miembros son las personas más importantes durante sus años de formación. A partir de la interacción con los miembros de la familia, el sujeto establece las bases para las actitudes hacia la vida en general. Como consecuencia de ello, aprende encaminar su vida con base en los fundamentos establecidos. Una vez que entra en contacto con iguales o adultos fuera del hogar, las conductas establecidas se van modificando, aunque nunca se eliminan por completo, en lugar de eso influyen en las nuevas actitudes y patrones conductuales nuevos (Hurlock, 1988), “la educación en la familia es básica y perdura en los hijos durante el resto de su existencia. En el seno familiar el niño va desarrollando sus capacidades, aprende a: caminar, comer, hablar, pensar, conocer las tradiciones, el respeto y el honor. Todos los conocimientos adquiridos en la familia le servirán durante toda su educación sistemática” (Martínez, 1988 en González, 2012: 28).

La familia es el primer acceso a la educación que tienen las personas, puesto que educa sin intención en el sentido estricto, es decir que transmite aprendizajes sin utilizar un determinado programa educativo, aunque esto no quiere decir que su tarea no sea el de formar al individuo para vivir en sociedad. No se puede comprender en toda su extensión la influencia familiar y la contribución que tienen los miembros. No todas las familias contribuyen de igual manera en sus miembros, todo dependerá del tipo de patrón familiar y los diferentes miembros del grupo familiar. El tipo de familia en la que crece un individuo tendrá una gran repercusión en su desarrollo, eso se debe a las relaciones que tiene con los miembros (Hurlock, 1988), Por ejemplo, en un hogar sin padre, la relación del sujeto con su madre será distinta a como sería si el padre está presente y tiene una participación activa en las actividades familiares.

No todos los miembros de la familia ejercen la misma influencia sobre el estudiante, todo depende del tipo de relación que exista entre el individuo y el miembro de la familia. El padre ejerce menos influencia durante los primeros años de la niñez, aun así, el tipo de padre (autoritario, indulgente o indiferente.) también puede determinar un desarrollo desadaptado. En las relaciones entre hermanos, los mayores ejercen influencia sobre los más pequeños, asimismo los hermanos del mismo sexo tienden a tener más influencia que los del sexo opuesto, esto es debido a que se pueden identificar con mayor facilidad con los primeros que con los últimos.

El modo en que los individuos reaccionan a las influencias familiares depende de dos condiciones. La primera es el tipo de individuo que sea, puesto que los individuos agresivos reaccionan de distinta forma que los individuos tranquilos; los introvertidos de manera diferente a los extrovertidos. La segunda condición es la edad, cuando más joven sea, mayor será la influencia que la familia ejercerá sobre él, a medida que vaya creciendo, los iguales y otras figuras externas tendrán mayor influencia, mientras que la familia ira disminuyendo la suya. Las contribuciones de la familia al desarrollo psicológico y social del individuo provienen de las relaciones con los miembros de esta, así como también por el patrón de vida familiar y por las conductas y actitudes de los distintos miembros hacia el sujeto.

Cuando una persona ingresa a un centro educativo trae consigo mismo una serie de aprendizajes, producto de la convivencia familiar, por lo que centra su interés en temas relacionados a los aprendidos en el hogar, cuando los contenidos son ajenos a su comprensión por lo general se distrae con otras actividades y van perdiendo el interés por dichos contenidos. Pero si en la familia existe comunicación y apoyo se reflejará en el desempeño académico del estudiante, además de que estimula al individuo a adaptarse mejor al sistema educativo (González, 2012). El nivel cultural de la familia es determinante en algunos aspectos, el vocabulario empleado, los hábitos, etc., todas esas características son llevadas al contexto escolar, en algunos casos estas conductas no concuerdan en el aula, y surgen a veces problemas de rechazo e inadaptación del estudiante. “Según el nivel cultural de los padres, la información del niño será muy distinta; si es extensa la aportación escolar se sitúa en continuidad con la de la familia; en caso contrario, hay una discontinuidad y por consiguiente, la información recibida en clase parece mucho más artificial” (Avanzini, 1994 en González, 2012: 30).

La influencia de la familia en el desempeño académico del estudiante, es muy importante porque el individuo interactúa la mayor parte del día en el contexto escuela-hogar, con base a las experiencias diarias va adquiriendo conductas, hábitos, etc., de este modo la familia directa o indirecta influye en el estudiante para que siga en la escuela o decida abandonarla.

b) Factor Económico.

El factor económico se trata de una situación de carácter financiero, tanto de la familia como del mismo estudiante, que muchas veces repercute en la permanencia del individuo dentro de la institución educativa, asimismo está relacionado con el campo laboral (Ariza y Marín, 2009). El nivel de ingresos que percibe un grupo familiar o el individuo determina en gran parte su desarrollo social y educativo, puesto que dependiendo de su capacidad adquisitiva es como podrá cubrir sus necesidades de tipo fisiológicas (hambre, sueño, etc.), de seguridad (casa, servicio médico, etc.), de esparcimiento (deportes, televisión, auto) y de autorrealización (educación) (González, 2012).

Los estudiantes encuentran obstáculos para continuar con su formación académica como falta de recursos de carácter económico, que no existan programas de becas o acceso a dichos programas. Además, los individuos tienen expectativas bajas con respecto a concluir sus estudios, debido a los altos índices de desempleo y desigualdades laborales (Dzay y Narváez, 2012). La diferencia económica entre estudiantes siempre es evidente ya que se ve reflejado en la forma de vestir, los útiles escolares, etc., esto puede crear en algunos individuos problemas emocionales como complejo de inferioridad. Generalmente los alumnos de bajos recursos económicos tienden a intentar pasar inadvertidos, tal vez por miedo a evidenciar sus carencias financieras (González, 2002).

El ingreso precoz al mercado del trabajo tiene fuerte influencia en la deserción estudiantil, así como también el hecho de que algunas familias no ofrecen reconocimiento ni apoyo a la educación de los hijos y le dan mayor privilegio al trabajo que aporte ingreso al sustento familiar (Aros y Quezada, 2003). Los jóvenes se ven en la necesidad de ingresar al mundo laboral a temprana edad para poder obtener una remuneración que les permita satisfacer sus necesidades. Además de obtener experiencias que se perciben más gratificantes que las que han logrado alcanzar a través del estudio.

Se ha fomentado durante mucho tiempo la premisa de que mientras mayor sea el grado académico de una persona mayor será el nivel económico y social. Según esta idea el estudiante debe ver la escuela como una oportunidad, por lo que invertirá tiempo, energía y recursos económicos, que a largo plazo le brindarían la oportunidad de acceder a un mejor estatus social, este supuesto está basado en la teoría del capital humano la cual dice “que un individuo invertirá tiempo y recursos monetarios en educación solamente si los beneficios descontados que se deriven de esta son suficientes para cubrir los costos de la educación” (Sagols, 1935 en González, 2012: 32). Por lo tanto, los jóvenes deben ver la educación como un medio para alcanzar un mejor nivel de vida, no obstante, la realidad contrasta con lo expuesto, ya que existen jóvenes con nivel medio superior o superior completo que no logran obtener empleos bien remunerados ni de alto grado de aceptación social.

La educación ya no es el factor de movilidad social que fue dos, tres décadas atrás, cuando el salto generacional en muchos de nuestros países pasó de abuelos o padres analfabetos a hijos e hijas universitarios. Entonces, el estudio era valorado y tenía una recompensa moral, social y económica. Hoy, la promesa de mayor educación = mayor posibilidad de superar el propio entorno, conseguir trabajo, asegurar un ingreso y mejorar la calidad de vida, dejó de ser cierta (Torres, 2005: 22).

c) Factor Sociocultural.

La sociedad es el grupo más amplio que rodea al individuo. Dentro de este grupo las personas aprenden las pautas sociales, culturales (conjunto de símbolos, creencias, valores, ideales, etc.) y religiosos. Toda esta gama de saberes se trasmite de forma oral de generación en generación, lo cual les otorga a los miembros de una comunidad un sentido de identidad (Peschard, 1995 en González, 2012).

El factor sociocultural está vinculado al medio ambiente donde se encuentra inmersos el individuo. Si un estudiante vive en una comunidad donde se perciba la educación como una

forma de acceder a una mejor vida, ese estudiante buscara la forma de ingresar a una institución educativa para seguir con el camino que la sociedad le ha marcado y viceversa. Cuando el ambiente social carece de hábito y costumbres académicas, este actúa sobre el alumno como un obstáculo que impide su desarrollo socio-profesional.

La deserción debe ser entendida como un proceso donde la influencia social y cultural del alumno va condicionando las acciones y decisiones que éste realiza, “el éxito o fracaso de los estudiantes es moldeado por las mismas fuerzas que moldean el éxito social en general” (Sagols, 1995 en González, 2012). Lo que supone que los individuos están condicionados por la sociedad donde pertenecen, es decir, si una persona crece dentro de un contexto donde el estudio y el esfuerzo son parte de las aspiraciones generales de la comunidad, le será más fácil concluir su formación porque cuenta con estímulo y apoyo de su entorno social y lo mismo se podría decir si el caso fuera contrario, entonces el estudiante tendría dificultades para terminar sus estudios.

El individuo corre el riesgo de adaptarse a la forma de vida del grupo social al que pertenece. Si el medio social en el que se desenvuelve solamente satisface sus necesidades básicas y tiene ambiciones limitadas, se plantea entonces que un joven “si a su alrededor la ambición es limitada y restringida, si tiene por costumbre ver que la gente se satisface con profesiones modestas, y limita sus miras a la obtención de lo necesario y a la garantía de su seguridad, él ratifica este punto de vista y a su vez limita su perspectiva” (Avanzini, 1979 en González, 2012:37).

El contexto social al igual que la familia, condiciona al estudiante desde sus primeros aprendizajes transmitiéndole hábitos y conductas, que para él son comunes, pero al ingresar al contexto educativo y entrar en contacto con personas de distintos contextos familiares y sociales, el alumno percibe las diferencias que existen con respecto a las conductas, ideologías, hábitos, expresiones, etc., que presentan sus iguales. Si las conductas del alumno no cuadran en el ambiente del aula, es posible que dicho alumno tenga dificultades en su formación escolar (González, 2012). Como se puede observar el contexto donde un individuo vive, influye en sus acciones, aunque no se puede generalizar, puesto que cada individuo es diferente y las influencias que percibe del medio ambiente las asimila a su manera.

d) Factor Individual o Psicológico.

La deserción escolar es causada por una amplia gama de factores, pero una cosa es clara, es el estudiante el principal protagonista, ya que es él el que propicia que surja este fenómeno. Lo que origina a un alumno a desertar no siempre es externo a él, pueden ser causas internas de índole emocional y psicológica. Cuando un estudiante demuestra poco interés por las actividades académicas, dicho estudiante presentara un bajo rendimiento académico. A este dilema se le agrega que los individuos no tienen la suficiente madures para lidiar con las responsabilidades de la vida escolar, sobre todo en el nivel medio superior (González, 2012 y Dzay y Narváez, 2012). El aspecto psicológico está vinculado al bienestar emocional y social del estudiante, dicho aspecto se enfoca en las herramientas que el individuo tiene para afrontar las situaciones que se le presentan en el contexto educativo, así como su adaptación al mismo (Ariza y Marín, 2009).

Según Tinto (1989) la deserción desde el punto de vista individual, está relacionada con las metas y propósitos de las personas al ingresar a una institución de educación, puesto que dichas metas son las que guían las acciones de los educandos, asimismo las metas pueden ir cambiando durante el camino. Coincidiendo con lo anterior, durante la etapa de la adolescencia los individuos ya tienen idea de lo que quieren hacer para ganarse la vida, pero estas preferencias no son permanentes, ni siquiera tienen una base fuerte, por lo que con el paso del tiempo van sufriendo varios cambios (Brooks F.D., 1959).

Las personas son diferentes, en cuanto al aspecto físico y psicológico, desde su nacimiento, a las diferencias propias del individuo se les agrega la influencia de la familia y el entorno que lleva al individuo a adoptar ciertos comportamientos, en ese sentido la vocación escolar es resultado de la combinación de los aspectos genéticos y las influencias externas (familia y sociedad) (Roe, 1957 en Cruz, 2003).

Existen dos tipos de deserción, concebidas desde la perspectiva individual. La primera es debido a razones académicas. Esto se refiere a cuando el alumno va perdiendo interés por las actividades académicas, esto puede suceder cuando el programa que imparte la institución no está bien estructurado, pero si el estudiante ve en la educación un medio para lograr sus objetivos, hará todo lo posible para que las contingencias relacionadas con las funciones académicas no intervengan en la culminación de sus estudios. La segunda forma de abandono es el abandono voluntario, este ocurre cuando el joven estudiante no tiene ninguna meta en particular y su asistencia a la escuela es percibido simplemente como perder el tiempo, porque la familia se lo exige, etc. (González, 2012).

e) Factor Institucional e Interaccional.

Cuando se habla de factores o causas institucionales, se hace referencia a las condiciones que ofrecen las instituciones educativas a sus alumnos. Desde el punto de vista de las autoridades educativas, el fenómeno de la deserción se debe muchas veces a situaciones generadas por la misma institución educativa como: la organización escolar, las prácticas pedagógicas, los contenidos, la falta de atención a la diversidad de intereses de los educandos, etc. (Ministerio de Educación Pública, 1996 en Aros y Quezada, 2003).

Los factores institucionales y pedagógicos tienen que ver con las políticas de inducción de las instituciones educativas, es decir con las estrategias que realizan para atraer estudiantes a unirse a sus filas, así como también la falta de orientación vocacional antes de ingresar a una carrera profesional (Dzay y Narváez, 2012). Aunado a estos factores, se encuentran una gama de variables que también influyen en la decisión de permanecer o desertar de la institución académica. Entre ellas se encuentran la deficiencia en recursos tecnológicos y humanos, inconformidad con la institución, la falta de planeación escolar por parte de los profesores, el trato inadecuado recibido en la institución por parte de los profesores y administrativos; las limitadas oportunidades de financiamiento que ofrece la escuela (Ariza y Marín, 2009).

Para Tinto (1989) existen una serie de periodos críticos, en donde las interacciones entre el estudiante y la institución pueden influir en la deserción escolar. El primer periodo se presenta durante el proceso de admisión, cuando el individuo tiene el primer contacto con la institución educativa la que desea ingresar. Durante esta etapa los jóvenes tienen sus primeras impresiones sobre las características sociales e intelectuales de la escuela, dichas impresiones contribuyen en la elaboración de expectativas sobre la vida institucional, lo que a su vez tendrán repercusión al momento de las primeras interacciones entre la institución y el alumno.

La formación de expectativas fantásticas o equivocadas sobre las condiciones de la vida estudiantil o académica puede conducir a decepciones tempranas y poner en movimiento una serie de interacciones que lleven a la deserción. Por lo tanto, es de interés de las instituciones generar en los estudiantes que ingresan expectativas realistas y precisas acerca de las características de la vida institucional. Aunque mostrar un paisaje en rosa mediante carteles pueda parecer, a corto plazo, una forma eficaz de incrementar la masa de aspirantes al ingreso, a largo plazo se producirá altos índices de deserción ocasionados por la brecha creciente entre lo que se prometió y lo que se proporciona (Tinto, 1989: 5).

El segundo periodo crítico en la trayectoria académica del sujeto se refiera a la transición entre niveles, en este caso del nivel medio superior al superior, más exactos en las primeras seis semanas, que es cuando se pueden presentar algunas dificultades. La rapidez con la que sucede el cambio provoca que los estudiantes tengan dificultades para adaptarse al nuevo ambiente escolar, además de que no todos son capaces de establecer relaciones con otros miembros de la comunidad estudiantil. Por lo que no es sorprendente que durante el periodo de transición se den más frecuentemente las deserciones. El abandono escolar es más frecuente en el periodo entre el fin del primer año y el comienzo del segundo. Algunas bajas pueden deberse a que el alumno no puede seguir el ritmo del programa, por lo tanto, atrasarse en los deberes académicos, aunque la mayoría de los abandonos son de carácter voluntario. Es estos casos es más común que los alumnos se inscriban a otras instituciones, que sean más de su agrado, a que decidan abandonar definitivamente su educación formal.

El abandono de los estudios es necesariamente reflejo de las acciones tanto de estudiantes como de la institución, reflejo de la naturaleza del ambiente institucional en que se encuentran los estudiantes, específicamente de la naturaleza del contexto social y académico de la universidad y de la manera en que los individuos, el cuerpo docente, las autoridades escolares y los estudiantes interactúan unos con otros sobre cuestiones de carácter académico y social (Tinto, 1993 en González, 2012: 44).

Los factores que se han descrito son los que se encuentran inmersos en el fenómeno de la deserción escolar. Como se mencionó cada factor tiene una variedad de cualidades que se perciben de acuerdo al contexto especifico donde se aplican. Las teorías que existen sobre la temática pueden utilizar estos factores con otros nombres o bien utilizar como factor aspectos que ya están incluidos dentro, por ejemplo, en vez de concebir como causa a la familia, se utilizaría una característica negativa como la disfunción familiar que ya de por sí se entiende está incluido en el factor familiar. Una vez expresadas las características de los factores relacionados con la deserción escolar y que son utilizados por las diferentes teorías sobre el tema para su explicación, pasamos a hablar sobre los enfoques teóricos que existen.

La deserción escolar es un tema bastante complejo. Lo anterior es debido a la naturaleza dinámica del fenómeno, que quiere decir que siempre se encuentra en constante cambio. Además, la deserción atiende al contexto específico donde se presenta, por lo que se puede decir que existen una gran variedad de casos totalmente distintos entre sí de deserción. Las investigaciones que existen sobre la deserción escolar han sido realizadas con base al propósito del investigador. Siendo así que la limitación más grande de los estudios de deserción es que no es posible estudiar en su totalidad la realidad del fenómeno, sino únicamente la realidad de forma parcial. Lo que nos indica que lo que se sabe del fenómeno es solo una pequeña parte de él.

Como se mencionó el término deserción proviene del argot militar. En el ámbito educativo se concibe como deserción una serie de conductas que bien pueden ser mal interpretadas como deserción. Se considera deserción escolar cuando el alumno abandona el plan de estudios en el que se encontraba matriculado, sin embargo, si el abandono se debe a que el estudiante piensa cambiar de institución educativa, dicha conducta no debe ser considerada como deserción. Por lo tanto, en la investigación se debe ser claro al momento de formular los conceptos que se aplicaran al alumno considerado como desertor y a las conductas tratadas como deserción. Las teorías que han surgido dentro de las investigaciones intentan explicar el fenómeno y cuáles son los factores implicados. Dependiendo de la ideología del investigador es la forma como se abordan dichos factores. Los factores inmersos en el fenómeno son el familiar, económico, sociocultural, individual o psicológico, institucional e interaccional. Por lo general estos son los factores que se han utilizado en las investigaciones sobre deserción que se han realizado con algunos cambios. Estos factores no se perciben por separado, sino, que se entrelazan superponiéndose unos con otros.

Los enfoques teóricos y los modelos sirven únicamente como guía en la investigación sobre el fenómeno de la deserción, ya que, aunque utilicen una multiplicidad de elementos, estos solamente se aplican a determinados casos de abandono, por lo que solamente nos brindan una perspectiva parcial del fenómeno. Cabe recordar que las investigaciones realizadas sobre la temática la abordan desde el punto de vista del investigador, así como también de los propósitos de la investigación. Por lo tanto, tal vez nunca se llegue a un consenso en cuanto a cuáles son las causas que originan este fenómeno, esto quiere decir que las investigaciones futuras seguirán aportando nuevos descubrimientos, debido a la naturaleza dinámica de dicho fenómeno.

La deserción escolar es un fenómeno más complejo de lo que se piensa, el término es entendido de forma distinta por diversos autores, ya que cada uno lo conceptualiza de acuerdo a los propósitos de su investigación. Aunque existe una premisa general de lo que es deserción, este sigue siendo un concepto ambiguo. Es irrelevante abarcar en un estudio todos los tipos de deserción que existen, pero es necesario definir el término antes de estudiarlo. Aunque el problema de definir el concepto que se utilizará persiste en las investigaciones sobre esta temática, que se siguen realizando.

En la presente investigación se concibe a la deserción como “la situación en que el alumno concluye la educación secundaria y aun estando en edad de seguir recibiendo educación formal, decide no proseguir y por consiguiente queda fuera del sistema educativo”. La decisión de utilizar este concepto, fue con base a la información que se ha obtenido con respecto a este fenómeno que está presente en la Escuela Telesecundaria “X” de la comunidad de Yaxcopil municipio de Peto, Yucatán, lugar donde se realizará este trabajo.

Asimismo, este estudio se apega a la premisa de Vincent Tinto de descubrir y redescubrir el conocimiento. Un punto a favor de lo antes dicho es que el fenómeno de deserción objeto de estudio de la presente se encuentra en terreno virgen, es decir no existen investigaciones que aborden la deserción desde la perspectiva entre niveles educativos, en este caso entre el nivel secundaria y el medio superior.

CAPÍTULO 4. METODOLOGÍA

4.1 Enfoque de investigación.

La presente investigación se realizó bajo el enfoque cualitativo. La investigación cualitativa estudia los fenómenos sociales desde una perspectiva naturalista, es decir, estudia la realidad de un determinado contexto tal y como sucede, para posteriormente interpretar los fenómenos de acuerdo a los significados que le otorgan los implicados (Denzin y Lincoln, 1994, en Rodríguez, Gil y García, 1996). Este enfoque está ligado al paradigma racionalista, cuya premisa es que la realidad no está ahí afuera para que todos la puedan ver, sino que la realidad es una construcción (Bhola, 1991); en otras palabras, construimos nuestra realidad individual y le damos nuestro propio significado.

La investigación cualitativa se puede entender como una serie de diseños de investigación que extraen descripciones a partir de técnicas e instrumentos como son las entrevistas, narraciones, notas de campo, registros documentados de todo tipo (LeCompte, 1995). El objetivo de la investigación cualitativa es la comprensión, centrando la indagación en los hechos, es decir se busca la comprensión de las interrelaciones que se dan en la realidad (Stake, 1995). El investigador cualitativo debe adoptar un papel personal en el desarrollo de la investigación, además el investigador no descubre, sino que construye el conocimiento (en Rodríguez et al, 1996).

En este estudio se plasmó la realidad de los participantes tal y como ellos la describieron, intentando sacar sentido e interpretar el fenómeno estudiado, con base a los significados que los sujetos implicados en dicho fenómeno nos aportaron a través de las entrevistas y las conductas que se observaron al realizar dichas entrevistas.

4.2 Estudio de casos.

Dentro de la metodología cualitativa se encuentra el estudio de casos. El estudio de casos es un método de investigación utilizado comúnmente en el ámbito de las ciencias sociales que sirve como medio para comprender los fenómenos humanos a profundidad (Balcázar, 2002, en Navarro y Ramírez, 2006). Un caso puede ser una o más personas, una organización, un programa, etc., el único requisito es que tenga un límite físico establecido (Rodríguez et al, 1999).

Las ventajas del estudio de caso es que brinda la oportunidad de realizar una investigación en un tiempo breve. Las principales características del estudio de casos son: la particularidad, es decir está enfocado en una situación o fenómeno concreto (Merrian, 1988). Este aspecto hace de este método una herramienta útil para analizar situaciones que ocurren en la vida cotidiana. Es descriptivo porque caracteriza el fenómeno o los sujetos de estudio de manera intensa, es heurístico ya que hace que el lector se interese por el problema del estudio. Por último, es de carácter inductivo, pues permite realizar generalizaciones e hipótesis con base los datos obtenidos. Cabe mencionar que al igual que Rodríguez et al (1999) utilizaremos el estudio de caso como una estrategia de diseño de investigación más que como un método de investigación, en razón de su naturaleza carente de especificidad.

El estudio de caso se divide en dos diseños, el diseño de caso único, que como su nombre indica se enfoca en un caso en particular y el diseño de caso múltiples. En este estudio se optó por utilizar el diseño de caso único, la razón se debe a varias razones. Primero nos permitirá ampliar el conocimiento sobre el fenómeno que se estudia. Segundo por la particularidad del fenómeno, ya que no se puede generalizar el fenómeno, aunque se parezca a otro que se haya presentado en otro contexto. Lo que caracteriza este diseño de investigación es que se le da prioridad al descubrimiento de nuevos conceptos, más que la comprobación de las hipótesis establecidas. Para Bartolomé (1992 en Rodríguez et al, 1999), el objetivo del estudio de casos es el de generar hipótesis basándose en los descubrimientos empíricos y toda la información obtenida durante el proceso de investigación.

4.2.1 Selección del caso.

La presente investigación se realizó en la comunidad de Yaxcopil y Temozón. Éstos son los contextos principales donde interactúan los sujetos informantes. El caso se definió en coordinación con el director de este trabajo y con ayuda directa e indirecta de la asesora de la asignatura de Seminario de Titulación, la profesora M.

El caso que se estudió es el de la deserción del sistema educativo, es decir el hecho de que estudiantes de la Telesecundaria “X”, no continúan sus estudios al bachillerato. Este fenómeno se identificó durante el proceso de diagnóstico que se realizó en la institución antes mencionada con motivo de las prácticas profesionales de la carrera de Intervención Educativa de la UPN subsede Peto. La finalidad de este trabajo fue encontrar causas y comprender el sentir de los involucrados en esta situación, así como describir como se da en este contexto dicha problemática.

Las características del caso es que se ha presentado en todas las generaciones que han pasado por la Escuela Telesecundaria “X” y en las actuales. Dentro de cada generación, regularmente es la mitad la que no continúa estudiando, por diversos factores. El fenómeno es percibido de distinta manera por los individuos involucrados en dicho fenómeno. Asimismo, esta situación afecta en las condiciones de vida de los jóvenes desertores, al quedar privados de los beneficios de la educación y, posteriormente, no poder acceder a empleos que les permitan tener un mejor nivel de vida.

4.3 Sujetos del estudio.

Como se mencionó en capítulos anteriores, en el presente estudio se define como desertores a aquellos jóvenes que al concluir la secundaria no continúan su formación al bachiller, quedando de esa forma fuera del sistema educativo. El proceso de selección se realizó bajo el criterio de disponibilidad, es decir que los sujetos nos brinden la oportunidad de conocer su experiencia como desertor, así como su valioso tiempo para la realización de la presente investigación.

Para localizar a los sujetos que nos brindaron la información, nos dimos a la tarea de consultar a los profesores de la Escuela Telesecundaria “X”, para que nos proporcionaran la información de las personas que cumplían el perfil de desertor de este estudio. Se revisaron los registros con la información de los estudiantes de cada generación y al conocimiento de los propios maestros, que aún tienen contacto con los exalumnos, que fue lo que nos facilitó su localización.

Una vez que se obtuvo la información de los sujetos, el siguiente paso fue localizarlos en sus respectivas comunidades (Temozón, Yaxcopil y X´Pechil). Primeramente, se les pidió de forma cortés, si aceptaban participar en la presente investigación, una vez que decidían participar, se les explico de qué trataba el estudio y cuál era el propósito de su realización. Asimismo, se acordó la hora en que serían visitados y los compromisos de confidencialidad del investigador respecto a la información proporcionada.

Se trabajó en total con diez sujetos, tres profesores hombres de la Escuela Telesecundaria “X”, cinco sujetos con perfil de desertor, tres mujeres pertenecientes a las comunidades de Yaxcopil, Temozón y X´Pechil, y dos hombres, uno de la comunidad de Yaxcopil y otro de Temozón. Así como también con dos informantes auxiliares ambas mujeres que accedieron a participar brindando su tiempo e información, una perteneciente a la comunidad de Yaxcopil y la otra a Temozón. La función de los informantes auxiliares aparte de proporcionar información valiosa, fue la de establecer un ambiente de confianza en las entrevistas realizadas simultáneamente junto al sujeto desertor con el que mantienen un vínculo. La edad fue variada de entre 16 y 34 años, al igual que el tiempo que tienen de haber egresado de la secundaria, el mayor tiempo de egreso fue de casi 20 años y el menor fue de 2 años. De los sujetos con perfil de desertor con los que se trabajó 3 son mujeres y 2 son hombres.

4.4 Técnicas de recolección de información.

Se emplearon técnicas de recolección de información que son fundamentales dentro de la investigación cualitativa, las cuales nos permitieron comprender el fenómeno desde la perspectiva de quienes lo han vivido. Se utilizaron las técnicas con un nivel bajo de estructuración, que permitieron como ya se mencionó recoger información que nos proporcionó los significados de quienes nos brindaron dicha información. Las técnicas empeladas fueron la observación y la entrevista a profundidad (Anexo 1).

La observación permitió obtener información del fenómeno tal y como este se produce. Es preferible utilizar la técnica de observación antes que otras, puesto que algunos sujetos no se sienten cómodos proporcionando información. La observación es un proceso sistemático en el que el investigador recolecta información vinculada con el fenómeno. En este proceso están inmersas las percepciones del observador y sus interpretaciones (Rodríguez et al, 1999).

Por la naturaleza del fenómeno la observación se utilizó de manera continua, pero no fue la técnica básica, dado que el fenómeno que se estudió está condicionado a la información que puedan proporcionar los informantes. Se observaron las reacciones de los informantes durante los acercamientos que se realizaron en la recolección de información a través de la entrevista.

La entrevista a profundidad es una técnica que consiste según Cicourel (1982 en Robles, 2011), en penetrar al mundo íntimo y personal de los individuos con el propósito de obtener información de su vida cotidiana. Este método permite al investigador comprender las perspectivas del entrevistado respecto a su vida, experiencias o situaciones, expresadas con sus propias palabras (Taylor y Bogdan, 1990).

La entrevista a profundidad fue la técnica fundamental de esta investigación, ya que permitió acceder al conocimiento, las creencias, sentir, realidad de su experiencia como desertor, obteniendo la información en el propio lenguaje de los sujetos. La entrevista a profundidad es de carácter no estructurado, por lo que el entrevistador adopta una conducta flexible y negociable. Los informantes pueden responder o no, de acuerdo a su conveniencia, es decir no contestar una determinada pregunta o que se reformule, si está les afecta o no quieren responder (Agar, 1980, en Rodríguez et al, 1999).

La entrevista a profundidad estuvo dirigida por los siguientes ejes: -cuáles fueron los motivos por los que no siguió sus estudios de nivel medio superior? -Cuál fue su sentir? y -cuál es su punto de vista, sobre su experiencia? La premisa de la entrevista era la de conocer a fondo la realidad de los sujetos, sin intentar comparar o refutar teoría alguna.

4.5 Procedimiento.

El trabajo de campo se realizó del 29 de Agosto del 2014 al 2 de Diciembre del 2014. En estas fechas se realizaron las entrevistas con los informantes, así como la recopilación de información que nos facilitaron los profesores de la Escuela Telesecundaria “X”. Primeramente, para localizar a los informantes recurrí a los registros de la institución y al conocimiento empírico de los profesores sobre los sujetos que entran en el perfil de desertor de esta investigación. Seguidamente con una lista establecida de candidatos, nos dimos a la tarea de localizarlos, por lo que se tuvo que ir directamente a sus comunidades.

La primera comunidad fue la de Temozón, donde localicé a dos sujetos: un hombre y una mujer, que accedieron a participar en el presente estudio. Una vez confirmados y establecido el día en que serían visitados pasamos a la siguiente comunidad que fue la de Yaxcopil, donde se estableció contacto con los últimos tres sujetos, un hombre y dos mujeres. Al provenir una de las mujeres de la comunidad de X´Pechil, para efecto de la investigación, quedó establecido que la tomaríamos como informante de su comunidad, a pesar de radicar en Yaxcopil.

En las siguientes semanas comenzó el proceso de entrevistas, dichas entrevistas se realizaron aleatoriamente y en el contexto natural de los sujetos, con base en el criterio de disponibilidad; es decir, se realizaba la entrevista con la persona que teníamos a la mano el día de la visita, en caso de no localizar a uno en específico. Para tener una perspectiva más amplia también se entrevistó a amigos y familiares de los sujetos implicados en el fenómeno de la deserción, cabe mencionar que no fueron más que dos que accedieron a dar una entrevista. Asimismo, se buscó a los profesores de la institución de donde egresan los sujetos que entran en el perfil de desertor, para entrevistarlos y obtener sus puntos de vista sobre los motivos que influyen en la decisión de continuar estudiando después de concluir la secundaria.

4.6 Ética de la investigación.

Como en otras investigaciones, se requirió establecer ciertas políticas de confidencialidad, puesto que para las personas hablar de su vida personal ante desconocidos, no es algo que se realice sin tener ciertas reservas; asimismo, como un profesional en intervención educativa, es necesario actuar de acuerdo a lineamientos éticos y morales, para crear un marco de confianza y respeto entre todos los que participamos en la investigación.

Por tal motivo toda la información recopilada fue tratada en todo momento con carácter de anónimo, por lo que se omitieron nombres y datos personales, aunque también se aclaró a los participantes que, para contextualizar la investigación, no se iban a cambiar ni ocultar los nombres de las comunidades, ni de la institución educativa que nos facilitó la información necesaria para la realización de este estudio.

Al momento de realizar las entrevistas se les preguntó a los entrevistados si permitían que se grabara la entrevista, así como también nos comprometimos a entregar una copia de la transcripción de la entrevista, para que el entrevistado externe si desea que se cambie o se omita alguna parte de la entrevista. Cabe mencionar que no se presentó ningún incidente de esta índole, durante el proceso de recolección de información no hubo queja alguna, ni un entrevistado dio muestras de sentirse agredido por algún cuestionamiento.

En algunas ocasiones las declaraciones de los entrevistados incluyen nombres de figuras de la política local, por motivos de confidencialidad, los nombres aparecen sustituidos por símbolos, ya que la investigación no tiene relación alguna con los nombres mencionados. Todos los comentarios y opiniones son responsabilidad total de los participantes, ya que fueron trascritos literalmente, como fueron expresados por los sujetos.

4.7 Dificultades y limitaciones de la investigación.

Durante la fase de definir quiénes serían los informantes se intentó establecer una serie de criterios de género, lugar de origen y rango de años; es decir; como el fenómeno se percibió en la telesecundaria de la comunidad de Yaxcopil y la matrícula estudiantil está conformada por estudiantes provenientes de las comunidades de Yaxcopil, Temozón y X´Pechil, se pretendía que se tomara como informante a un hombre y una mujer de cada comunidad que cumplieran con el perfil de desertor de esta investigación y que nos compartiera su experiencia. También que el rango de haber egresado y estar fuera del sistema educativo, entre 3 y 5 años. Pero existieron limitantes que impidieron trabajar de esta forma.

Primeramente, al acceder a los registros de cada generación proporcionados por la institución telesecundaria, se pudo percatar que no en todas las generaciones había alumnos de las tres comunidades, así como también que en algunas generaciones no había hombres, solamente mujeres que conformaban el grupo escolar. Asimismo, se nos proporcionó información de que los alumnos provenientes de la comunidad de X´Pechil, por lo general continúan sus estudios al bachiller y los pocos que no, emigran a la ciudad de Mérida, la zona turística de Quintana Roo o E.U.A, por lo que no fue posible localizar a un informante hombre de esa comunidad.

De esa manera no se pudieron cubrir los criterios de género y lugar de origen de forma completa. En cuanto al rango de años, la dificultad fue parecida a la situación anterior, puesto que la mayoría de los que entraba en el rango, o eran todas mujeres de una sola comunidad o habían emigrado a buscar empleo. Por lo tanto, se llevó cabo la investigación bajo el criterio de disponibilidad, es decir aquellos sujetos que, no importando su género, lugar de origen o años de haber egresado, aceptaron participar. Una de las dificultades fue la de encontrar gente que aceptara participar, fueron algunas las negativas que se recibieron, pero al final pudimos localizar a cinco, que por fortuna cumplían con el perfil y eran de las tres comunidades antes mencionadas.

4.8 Análisis de la información y construcción de las categorías para la interpretación.

La elaboración de este análisis se desarrolló con base en la información recolectada a través de las entrevistas realizadas a los sujetos que participaron en este estudio. Asimismo, se llevó a cabo un análisis reflexivo, con base al sustento teórico relacionado con el fenómeno de deserción que se presenta, no como una contrastación de los significados de la realidad que viven los sujetos partícipes de esta investigación, sino como un complemento del porqué del fenómeno de deserción escolar.

Como se mencionó, el análisis se realizó con base a lo que los sujetos informantes nos proporcionaron en las entrevistas. La información se categorizó de manera que dio lugar a determinadas etiquetas que nos sirvieron como referencia para poder entender las causas y motivos que influyen en la decisión de no continuar con los estudios de nivel medio superior, de los jóvenes que egresan de la telesecundaria.

La forma en que se analizó la información en la presente investigación, se expresa en los siguientes pasos:

a) Primero se estableció con los entrevistados las condiciones de la trascripción.
b) Una vez realizadas las transcripciones se le proporcionó una copia al director del trabajo y a los entrevistados, para alguna queja o aclaración.
c) Se procedió a analizar las entrevistas, durante esta etapa se realizó una especie de selección de la información, es decir se excluyó la información superficial e irrelevante; y se subrayó los puntos más importantes de la conversación.
d) De las ideas subrayadas se realizaron comparaciones, con el objetivo de construir relaciones entre las ideas expresadas.
e) Se agrupó la información en etiquetas con base a la descripción de las ideas expresadas por los sujetos entrevistados.
f) Estas etiquetas se agruparon en cuatro categorías o familias, para hacer más fácil el manejo de la información.
g) Posteriormente se definieron los factores que originan el fenómeno de deserción escolar objeto de estudio con base en las categorías. Los factores son: factores económicos, factores personales o afectivos, factores familiares y factores sociales.
h) Se seleccionaron citas para fundamentar el análisis.

Se agrupó la información en factores que se han considerado pertinentes pertenecen, como se ha mencionado anteriormente, se pudo observar que las causas se interrelacionan entre sí, es decir que están vinculadas al proceso de los individuos de decidir continuar con su formación academica o no hacerlo. Al lector le puede parecer que algunas de las ideas expresadas por los sujetos, bien puede pertenecer a otra clasificación distinta de la que se encuentra agrupada. Por tal motivo a continuación se definen cómo son concebidos cada uno de los factores para efectos de la presente investigación.

1) Factores económicos: en esta investigación se consideran factores de carácter económico aquellos expresados por los entrevistados con respecto a la situación económica, es decir ingresos, costos, gastos.
2) Factores personales o afectivos: se refiere a las causas donde el entrevistado manifiesta sus motivaciones, situaciones personales, sentir, emociones.
3) Factores familiares: son considerados factores familiares los que expresan el tipo de familia y las interacciones de los miembros de la misma, así como los patrones de conducta que se manifestaron en las entrevistas.
4) Factores sociales: parecido a las causas de carácter familiar, con la diferencia de que se extiende a las interacciones sociales del entrevistado, ya sea en su comunidad o en el contexto de la escuela, así como de las opiniones de terceros con respecto a las características de individuos de otras comunidades ajenas a las suya, por ejemplo, la opinión de las personas de Yaxcopil sobre las de Temozón.

4.9 Elaboración del informe.

El informe de investigación se empezó a elaborar desde el 28 de enero del 2015, para la conformación de los capítulos se utilizó el trabajo realizado para la asignatura de Seminario de Titulación II, dicho trabajo contenía información útil y reutilizable que nos sirvió para la elaboración de los primeros tres capítulos. Los capítulos cuatro y cinco se realizaron tomando como guía la investigación de Floricely Dzay Chulim y Oscar Manuel Narváez Trejo, misma que ha sido citada anteriormente.

Después, a partir del mes de junio del 2015, se llevó el trabajo terminado para revisión con el asesor del mismo. Las primeras revisiones fueron entregadas a finales de agosto del mismo año, fueron de los primeros dos capítulos y consistía en la eliminación de información superflua y cambio de título del primer capítulo, y la reestructuración del segundo. El primer capítulo fue aprobado en la segunda revisión en el mes de octubre y el segundo hasta la tercera revisión en el mismo mes.

En la tercera revisión aparte de ser aprobado el segundo capítulo, también nos entregaron la revisión con sus respectivas correcciones del capítulo tres, así como también nos recomendaron cambiar el título del segundo capítulo.

Durante la cuarta revisión a principios de Noviembre del 2015 el asesor del trabajo recomendó reestructurar el orden de los capítulos. El capítulo tercero pasó a ser el capítulo primero, el primero a ser el segundo capítulo y el segundo capítulo pasó a ser el tercero. En la quinta revisión a mediados de Noviembre nos dieron las correcciones y los complementos faltantes del capítulo cuarto. Asimismo, nos dieron recomendaciones para finalizar con el quinto capítulo.

CAPÍTULO 5. ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LA INFORMACIÓN

En este apartado se presenta el análisis y la interpretación de la información recabada en el trabajo de campo, como ya se mencionó en capítulos anteriores, la presente investigación se realizó bajo una metodología de enfoque cualitativo. Como señala Robles (2011) la metodología cualitativa se basa en la interpretación de la realidad, valores, creencias, ideologías y perspectivas de los individuos, dicha interpretación se va construyendo de manera subjetiva, puesto que el investigador le asignara sentido y significado a la experiencia compartida de los sujetos.

De este modo el análisis y la interpretación tienen un carácter parcial, ya que es imposible comprender la realidad de los sujetos que compartieron sus experiencias, tal y como ellos la han vivido. El análisis e interpretación realizada en este estudio no pretende generalizar, sino, intentar comprender el contenido de las experiencias que se presentaron en este caso, así como también reconstruir la realidad social de los sujetos.

La forma en que son concebidos los factores en la presente investigación se encuentra expresado en el capítulo anterior para mejor entendimiento del lector. A continuación, se presentan los factores que originan el fenómeno de deserción escolar objeto de estudio.

5.1 Factores económicos.

Una de las causas que tiene mayor peso en la decisión de los individuos de no continuar su formación académica después de egresar de la telesecundaria es la económica. Lo expresado por los entrevistados refleja de forma clara y sencilla cómo las condiciones económicas son un factor importante en la decisión de desertar del sistema educativo. Desde la perspectiva de los que han vivido la experiencia de no poder acceder al siguiente nivel educativo (nivel medio superior), se puede observar que percibían la situación económica como un impedimento, con base al conocimiento empírico que tenían de su situación económica, o mejor dicho del bajo ingreso de la persona de quien dependían económicamente (padre, madre o tutor):

Al siguiente año si pensaba seguir estudiando, pero veía que no podía porque pues era poco el tiempo que tenía, si buscaba un empleo y para viajar e ir a mi casa no se podía, en esos tiempos mi papá estaba en la milpa, con eso nos mantenía y pues no hay de donde buscar para sostenernos y me di cuenta de que no se podía y ya no continúe viendo cómo hacer para estudiar, ya al siguiente año ya era menos de pensar por qué no estudie o por qué lo otro, yo misma me daba cuenta de que no se podía.1

Yo si quería, pero pues mis padres no podían… porque nosotros no tuvimos esa oportunidad de estudiar hasta llegar al bachiller, porque nosotros lo veíamos que era un estudio muy caro, en ese tiempo pues era algo carísimo, para poder estudiar.2

Desde que salí de la secundaria, tenía en mente que si decidía seguir estudiando, pues no iba a tener esa oportunidad, pues no hay de donde, era costoso y no está cerca, me quitaba desde Pechil hasta para ir a Peto, no alcanzaba, pues si era demasiado y con los libros, pues si tenías que pagar y si no hay, de dónde.3

-Desde cuándo? -Cuándo dijiste? “nomás termino la secundaria”- no se (ríe nerviosa), es que cuando salí no quise seguir, no podían pagarlo, porque estaba caro- entonces también influyo lo económico - sí.4

Se observa, aunque no de manera explícita, que el joven se percata de las posibilidades de índole económica que tiene para poder seguir con su formación académica y se manifiesta el deseo de estudiar, pero recalcando por qué no pudo lograrlo, siendo su más grande obstáculo no contar con los recursos monetarios necesarios, puesto que estudiar requiere de una inversión que muchas familias en el país no pueden realizar.

En estos casos los padres intentan explicarles a los hijos que no pueden apoyarles para que tengan un mejor nivel educativo, ya que la mayoría vienen de familias donde el que trae el sustento al hogar se dedica a labores del campo y tienen bajo nivel educativo. Por lo tanto, se puede asegurar que sus ingresos son bajos. Como se muestra en los siguientes fragmentos:

Recuerdo una ocasión en que mi padre me decía yo sí puedo hacer algo, con mucho gusto te ayudaría para que sigas estudiando, pero yo no puedo, qué más puedo hacer, yo ni aprendí a leer, apenas a escribir mi nombre, pero por lo menos Uds. Terminaron la secundaria.5

-Aquí siempre? - no, él trabaja en Campeche - de vez en cuando viene - los sábados - -Los sábados? -Qué hace el? - es ayudante de albañil.6

Por otra parte las dificultades económicas pueden no percibirse hasta un determinado momento, es decir, existe la posibilidad que la situación económica sea favorable, pero por algún motivo se entra como se dice en el argot popular, en una mala racha, y esta obliga a cambiar los planes que se tenían hecho sobre continuar después de la secundaria al bachiller. Dentro de este tipo de situaciones, se encontró que también una tragedia familiar afecta los demás aspectos de la familia de forma directa o indirecta. Entonces podemos constatar la multiplicidad de factores involucrados en el fenómeno de la deserción escolar, pero otorgando mayor peso al aspecto económico:

…Al principio, mis papás estaban de acuerdo así al principio, creo que dos meses faltaban para salir y dijeron que sí, pero ya después cuando llego el tiempo, ya vieron la situación, hasta ahí, y dijeron ya no.7

De hecho mi otro hermano, por el maestro &, le estuvo diciendo que a lo ayudan a costear, a estudiar, pero como vio la situación acá y yo estaba estudiando, no había nadie que saque a la familia adelante y él tuvo que ir a trabajar para que apoye, bueno yo de tarde salgo, voy allá a chapear así, para que traiga algo así acá a mi familia, así estuve… sí, porque no era de, o trabajamos, no hay acá, estaba mi hermanito, la pequeña estaba recién nacida, mi padre no estaba trabajando.8

Otro motivo relacionado con la economía es el traslado de la comunidad de origen a la escuela. Aquellos alumnos que vivían en la comunidad de Yaxcopil, durante sus años en la telesecundaria, no tenían ese problema, pero una vez concluido esta no había otra manera de continuar que tener que trasladarse al bachiller más cercano, en este caso el COBAY de Peto. Esta situación es percibida como un obstáculo muy grande, ya que además de los gastos escolares, se le tiene que sumar los gastos de pasaje y muchas veces el de hospedaje, en caso de que se quedaran a rentar, por lo que decidían no seguir estudiando:

La situación y los gastos, porque era mucho, porque yo no era de acá, sino que era de Pechil y pues cuando estudiaba yo mi secundaria, pues yo me quedaba aquí, con mi tía pues ahí vivía, los fines de semana me iba yo a mi casa, pues para que no gaste en pasajes, venir e ir otra vez, pues me quedaba con mi tía, ahí me quedaba y hasta fines de semana pues ya me regresaba yo a mi casa.9

Si ganaste 100 hoy, lo mismo vas a ganar mañana, en el transcurso del año así, ya eso no sube, pues a veces, bueno no a veces, sino siempre eso es lo que afecta en una familia y más como le digo, si son muchos, pues no se puede, ahorita la situación, porque hay familias que no pueden costear los estudios de sus hijos, aunque ellos quieran estudiar, pero pues no se puede, porque esta caro, por ejemplo aquí tiene que salir, pagar pasaje, ir a la escuela, la regresada y en las tardes si van hacer tarea, lo mismo otro pasaje y si van a sacar copias o necesitan algo, otro gasto.10

Creo que era el otro muchacho, el de San Sebastián, ese venía más lejos, se quitaba de San Sebastián, venía a Kambul, de Kambul hasta acá y pues si era, estaba muy lejos y siempre solo así la secundaria logramos terminar, hasta el muchacho este de &, solo la secundaria logro terminar y ya pues porque no se podía, ya no hay, no se puede.11

De la Escuela Telesecundaria “X”, institución en la cual se percibió el fenómeno estudiado en esta investigación, egresan alumnos que provienen de otras comunidades como X Pechil y Temozón. El hecho de venir de otra comunidad significa un gasto extra. Dicho gasto se incrementa al ingresar al Bachillerato, por motivos como el costo del uniforme, pasaje, cuotas, etc.

Existen algunos apoyos de carácter económico otorgados por el gobierno federal, pero aquí es donde entra otra situación perjudicial. Como ya se mencionó los jóvenes desertores provienen de familias donde el sustento familiar depende de actividades como la agricultura, albañilería u otros oficios, de los cuales se percibe un bajo ingreso. A eso se le agrega el gasto que se tiene que realizar cuando se tiene a más de un hijo en la escuela, puesto que hay familias que son bastante numerosas y aunque la familia sea pequeña no por eso deja de ser una situación difícil. Por lo tanto, los apoyos que brinda el gobierno a través de sus programas sociales, muchas veces es percibido como insuficiente:

Sí, porque a veces dicen, “ah fulana de tal no siguió estudiando” o tal persona no quiso estudiar, no es porque si uno no quiere, sino porque a veces la situación de uno, pues te impide seguir estudiando, como hasta ahora, hasta ahora muchos jóvenes, aunque quieran, aunque tengan ese talento de estudiar, aunque tengan esas ganas de estudiar, pero si no tienen lo económico, no se puede, claro que si es cierto ahora hay muchos apoyos, el gobierno te está apoyando, pero es algo también que ellos no se dan cuenta, con el apoyo que te dan pues no te alcanza, claro que es cada 2 meses y te dan uno 800 o 600 pesos, pero por ejemplo, para el bachiller con los 600, 700 u 800 pesos, solo para el libro, -y los gastos del pasaje?12

Yo he visto casos acá, porque acá mi vecina tiene una hija que estudia la escuela y a veces dice que, pues si es cierto, está cobrando la beca, pero cuando cobre la beca de oportunidades, que es cada 2 meses, si ella está cobrando 800, solo en libros se le va y en el transcurso del mes le están pidiendo otro, ella tiene que ver para solventar ese gasto y es cierto, claro que si es cierto, el gobierno dice que ahorita tiene oportunidades los jóvenes, si es cierto nos están dando un apoyo, pero no nos alcanza con ese apoyo que nos dan., nosotros como padres, vamos a ver cómo le vamos hacer, luchar, rascarle hasta por debajo de las piedras, para poder sacar adelante a los hijos.13

En ocasiones el alumno deserta porque siente la responsabilidad de ayudar a sus padres con el ingreso económico. Las causas que llevan a un individuo a pensar de esa forma están relacionadas con los valores y principios que ha adoptado a lo largo de su vida y a la perspectiva que tiene de su realidad, puesto que la responsabilidad que se ha autoimpuesto no parece ser exigencia de los progenitores, sino decisión propia, como se muestra a continuación:

Ya tenía su familia, mi hermana también ya se había casado y ya, ya estaba aparte de ella así, era la única, tenía yo que ver cómo, para ayudarlos y pues para comprar algo también para mí.14

Entonces tu apoyas, tu hermana apoya y tu mamá, entre los tres - sí - solo tú mamá no podría creo - no, no puede sola - -tú papa? - igual está trabajando - -el dónde está?15

Está viendo que somos una familia así, como tuve 13 por todos sus hermanitos y dirá ella que no puede con los gastos su papá y con más otro gasto y dijo ella de plano que no quiere, está viendo la situación…16

Del gasto de la casa, ellos están viendo de que no es suficiente para ellos, para su papá así, si van a estudiar tienen que dar más trabajo a su papá para que sostenga el gasto para sus estudios… somos 15 en la familia ella lo ve y dice es mucho el gasto.17

Las personas en situación de pobreza en México por lo general, a duras penas logran cubrir sus necesidades básicas. La educación es una de las necesidades que tiende a verse más afectado, puesto que estudiar requiere de una inversión financiera y las personas pobres optan por un empleo que les brinde una remuneración, aunque sea un empleo mal pagado y a veces donde son explotados, aprovechándose de su necesidad. La perspectiva de los individuos en situación de pobreza, es que los apoyos económicos casi nunca les llegan o les toca hasta lo último; en otras palabras, son marginados en cuanto a oportunidades para salir adelante:

Bueno es un problema que ha estado de siempre, como quien dice, la gente pobre son los últimos en recibir, como se dice un apoyo o algo, siempre al último están y si uno no lucha por lo que uno quiere, pues nunca vas a lograr nada, vas a estar como siempre, porque pues nadie te va a venir a decir, sabes que, toma esto o yo te apoyo, en cambio una gente que tenga dinero o alguien, no va faltar alguien que le eche la mano, porque sabe que con el tiempo se lo van a devolver, pero una persona que es pobre y todo, pues no hay manera de que uno se vaya superando.18

5.2 Factores personales o afectivos.

Los motivos que llevan a un individuo a tomar la decisión de no seguir con su formación académica son diversos. Los porqués o causas de carácter personal se encuentran mezclados con otras causas, al igual que las económicas. La deserción desde la perspectiva personal se entiende cuando el que decide no continuar estudiando, es la propia persona, aunque existen factores que han influenciado esta decisión.

En los casos donde el individuo tenía el deseo de continuar, pero por alguna razón no pudo lograrlo, se muestra una especie de proceso de desgaste en el cual el individuo va aceptando su realidad y con el paso del tiempo va perdiendo el anhelo de estudiar el siguiente nivel (bachillerato), aunque cuente con el apoyo económico que anteriormente no tenía:

Ellos dijeron sí, sí ahorita si te podemos apoyar, entra si vas a entrar, ya no, dije ya no, porque tu vida es otra, ya entrar en la escuela, venir y ella haciendo su tarea, ay & ayúdame, no puedo, y yo, imagínate eso.19

La verdad yo, no me llama la atención así estudiar, ahora ya no, al principio si, decía por qué no entre a estudiar y eso sí, pero ahora ya no, no me llama la atención ni conocer así a otras personas, voy en Peto y conozco a nuevos así, es todo, no me llama entrar a estudiar.20

Después de que así salí del CONAFE, medio año estuve en mi casa, después al siguiente año si tenía intención de entrar al bachiller, pero pues no se pudo y me fui a trabajar en Carrillo, ahí estuve un año, creo que año y medio, ahí estuve trabajando y ya después me quede en mi casa y en mi casa ahí estuve, ahí costuraba, ahí todo de costuras, es lo que yo hacía así y ya me dedique a la corte y confección, y ya me puse a costurar…21

Como ya se mencionó, la necesidad de trabajar obliga al individuo a optar por no seguir su formación académica. El percibe el estudio como una carga muy difícil de llevar y refleja una responsabilidad autoimpuesta. También muestra su percepción de lo que conlleva estudiar, las dificultades de hacer las dos cosas al mismo tiempo estudiar y trabajar:

A veces si vas en la escuela en la mañana, en las tardes vas a tu trabajo y a qué horas la tarea, es, como quien dice, estudias o trabajas, los dos no se puede, porque si te vas a dedicar a trabajar y te vas a dedicar a estudiar -y tus tareas? A veces ahí vienen las calificaciones bajas, las trasnochadas y si no puedes.22

Así, tardó tiempo así, estuve reflexionando sobre esas cosas, si el estudio o mi familia, pero vi como estaba la situación, mejor dije a mi familia voy a sacar adelante.23

No, estoy bien tranquila, sí, no estudiar, porque, sino te desvelas, aparte tienes que hacer trabajos, no se tienes que pagar tu pasaje, para ir y regresar, está un poco caro - Ah para el COBAY - sí, mejor así, estoy viendo algunos que van con trabajo van así.24

Con respecto al proceso de desgaste, personas cercanas a individuos desertores opinan sobre esa situación y plantean que se crean nuevos hábitos ajenos a la escuela, esto ocasiona que el sujeto se vaya olvidando del deseo de seguir estudiando. Cabe mencionar que este tipo de proceso en el que los desertores van aceptando su realidad, es distinto para cada individuo, ya que cada persona es diferente. La opinión del informante auxiliar, que es muy cercano a uno de los sujetos desertores, nos señala desde su perspectiva, el proceso de desgate antes mencionado:

Dijo que, según, este año y según era este año, y ella ya no quiso, tiene razón el profe, por ejemplo, si un año no entraste, al otro año te vas a desanimar, por cualquier cosa, te acostumbras a otros hábitos, a levantarte tarde, porque sabes que ya no tienes como… una obligación de hacerlo y pues yo me imagino que, y ella va a donde quiere, sale a la hora que quiere.25

Por ejemplo ella que, soy de “ah, me voy a una fiesta, voy aquí, voy a Peto, voy al baile” y pues nosotros no podemos, yo aunque quiera ir, pero pues tengo la escuela, y me quedo, ni modo, pues yo me imagino que, pues es eso, te vas acostumbrando y ya se te queda, y ya cuando te digan, tienes que entrar a la escuela, como que ya se te acomodo y ahora dices no.26

Yo veo lo que hace ella, en parte sí, como que me agradaría, pero me imagino que te acostumbras, es como ella, que empiece a ir en la escuela, lo va a sentir así como que ay ahorita estaría gustando novela (risa), estaría escuchando música, o hubiese estado con mi tía.27

Se vuelve a recalcar la multiplicidad de factores envueltos en el fenómeno de deserción al mostrarse como el factor económico desencadena una serie de suceso que después determinarían la decisión del joven a desertar del sistema educativo, al no proseguir al bachillerato. También se planteó a los sujetos si sentían algún sentimiento o emoción de nostalgia por el hecho de estar alejados del ambiente escolar en general, pero al parecer ese tipo de emociones se presentan al principio, cuando recién se egresa y se sabe que se ha decidido no continuar los estudios:

Al principio, el de la escuela sí, lo extrañábamos mucho, porque entre el relajo de los chavos, ya no los vas a ver, si los vez, pero no es lo mismo, y al principio si, si lo pensé mucho, por qué no seguí estudiando, pero ya después ya no, me acostumbre y ya, esta vez así, no quise, yo no quise, porque mi mamá me dijo, -no vas a seguir? Ahorita si hay chance, si hay dinero, no, ya no y hasta el maestro dice hija por qué no seguiste estudiando y que no sé qué, le dicen por mi mamá, no quiso, no quise la neta e igual & debes seguir estudiando, que no sé qué, ya lo he superado.28

Cuando se toma la decisión de desertar del sistema educativo por propia voluntad, puede ocurrir que a largo plazo el desertor se arrepienta de su decisión, pero considerando como demasiado tarde cambiar de opinión, esto sucede porque cuando desertan son jóvenes con poca experiencia:

Y quien tomó la decisión de no continuar, de no seguir a bachiller o sea que a veces hay dificultades, que simplemente no se puede, pero en tu caso -cómo fue? - bueno en mi caso, yo soy el que decidí que ya no voy a seguir - tú le dijiste a tus papás, secundaria, -y que te dijeron ellos? - Lo aceptaron - -ellos que querían para ti? - yo creo que todos quieren algo para el hijo y el hijo no quiere, pues.29

-Le cambiarías algo?, hablando de lo que estudiaste primaria, secundaria - tal vez cambiaría, bueno seguiría mis estudios tal vez - -ahorita sí te gustaría haber seguido estudiando? - bueno ahorita con lo que estoy haciendo, creo que me estoy dando cuenta que estudiar sería mejor, no pero ya, ahorita ya no puede uno regresar atrás, de poder creo que sí, le echaría ganas, si me decidiría seguir estudiando.30

Y en tu caso, -qué fue lo que te impidió continuar? - no me gustaba - -no te gustaba? Entonces fue decisión tuya - sí, no quería seguir.31

No le gusta, porque yo le dije sí quiere estudiar, aunque con esfuerzo se lo pagamos su estudio, pero dijo ella que no le gusta.32

-Cómo te sentiste? - bien, porque así puedo convivir más con mi familia, estar más cerca con ellos así (ríe) - -y ahorita cómo piensas? - Igual - -hay momentos en que pienses, me hubiera convenido estudiar? - a veces lo pienso, estudiar, trabajar, ganar un poco más así.33

En casos especiales existen personas que no tienen ninguna clase de gusto por el estudio, esto se pudo saber gracias a que durante las entrevistas se obtuvo información de un sujeto desertor con esa condición, misma que fue compartida por un familiar cercano a él. Según lo expresado por el informante, esta persona terminó su secundaria por obligación, de ser por él, ni su primaria hubiese concluido:

Pues él también, cuando terminó su secundaria, pues ya, él de plano no quiso estudiar, aunque sí podían pagarle la escuela, pero él no - ¡vez la diferencia! - ajá, es la diferencia, porque él sí tenía la forma, como hasta ahora, si tienen la forma sus padres de pagarle el estudio, pero él no quiso, él cuándo termino la secundaria, lo que hizo es irse a los E.U.A., la mayoría de sus tíos están allá, pues él se fue allá, y ya no estudio, pero eso es diferente, porque él no quiso.34

Le digo, -por qué no terminaste tu estudio si tenías la oportunidad?,-“porque no me gusta, yo preferí salir, trabajar y ya eso me hacía feliz, en mi trabajo estoy contento” y pues, como quien dice, se aprenden cosas nuevas también. Durante que él estuvo ahí, aprendió un poco de inglés, conoció más en cuestiones de otros trabajos, ahora en cualquier cosa que lo hablen, cualquier cosa que le digan, lo va hacer, lo sabe, le gusta y es como dice, a mí nunca me gusto el estudio, sólo porque mis padres estaban detrás de mí con la secundaria, y así lo terminé.35

Las decisiones personales, siempre están envueltas en una variedad de factores que influyen en la decisión del individuo. Los autores expertos en la temática coinciden que aunque lo anterior es verídico siempre existe un factor que tiene mayor peso y se superpone a los demás, determinar cuál es el factor principal es una tarea un poco complicada, puesto que muchas veces el sujeto desertor no lo expresa, o no tiene idea de que lo ha influenciado.

Un ejemplo de factores que el mismo desertor no expresa es las situaciones familiares donde uno de los padres abandona el hogar, esto se supo a través de una plática con los profesores de la telesecundaria. En dicha plática mencionaron el caso de uno de los informantes desertores que entre los años en que cursaba el nivel secundaria, sufrió el abandono de su madre en plena adolescencia, aunque indistintamente de si la adolescencia, según algunos autores es una etapa difícil, el ser abandonado por uno de los padres afecta a cualquier individuo. Esta situación nunca fue mencionada por el sujeto desertor durante la entrevista, aun así, es un factor a tomar en cuenta.

5.3 Factores familiares.

La familia es la primera institución social por la que pasa un individuo y la más importante, ya que es donde se aprenden las primeras pautas de conducta social. La familia por su fuerte influencia en la conducta de sus miembros tiene responsabilidad en el surgimiento del fenómeno de la deserción de forma indirecta o indirecta. La mayoría de los entrevistados señalaron que el nivel de estudios de sus hermanos era la secundaria, salvo algunos casos donde solo la primaria concluyeron, o donde continuaron al bachillerato:

-Cuál es el nivel de estudios de tus hermanos? - la secundaria - -todos? - sí, ahí terminaron, una tuvo, pero falleció, es el motivo que tuvimos así, porque nosotros queríamos, de hecho hay uno, mi hermano el sí tenía la cabeza para todo, acá en la secundaria él tuvo el mejor promedio así en que salió, hasta ahorita no lo han superado.36

De sus hermanos, -hasta dónde llegaron?, su nivel de estudios - mi hermana termino su secundaria, mi hermano no, yo si termine mi secundaria, solo la secundaria.37

De todos ellos, -hasta dónde estudiaron la mayoría? - casi todos en la secundaria, dos mujeres, que son mis hermanas, llegaron a primaria nada más, los demás secundaria - por decisión de ellas o… - sí, por decisión de ellas - ellas después de la primaria no quisieron, y en tu caso -tú quisiste llegar hasta la secundaria? - sí, nomás secundaria.38

-En tu familia, todos así llegaron hasta la secundaria o hay algunos que solo primaria? - no, siguieron todos secundaria, sólo uno que quiso estudiar en CONAFE, pero salió - -por qué? - no sé porque. . .39

Porque a todos mis hermanos les dieron la oportunidad de que estudien y ya, solo creo mi hermano el mayor lo empezó, pero no lo terminó y ya.40

El ultimo fragmento hace referencia al bachillerato; es decir, que a todos sus hermanos se les brindó la oportunidad de estudiar el nivel medio superior, indistintamente de si decidieron no hacerlo, oportunidad que el informante no tuvo por motivos económicos. Se puede constatar el patrón de conducta familiar repetido por sus miembros con respecto al nivel de escolaridad. Aunque lo anterior solo refleja una parte superficial, puesto que no es ley que todos los miembros solamente deseen concluir el nivel secundaria y ya. También, la otra cara de la moneda se presenta cuando un problema familiar afecta los demás aspectos de la vida cotidiana, más precisamente, el aspecto económico y esto es lo que en realidad se vuelve el obstáculo para continuar con la formación académica al bachillerato:

Sí queríamos estudiar, de hecho él ya estaba para inscribirlo, ya lo iban a inscribir, ya iban a ir a pagar en bachiller y ya, pasó ese problema, tuvimos que, mi papá también se enfermó mucho, no se pudo así.41

Durante este proceso de análisis se observó información que se podría denominar como oculta, ya que los entrevistados señalaron prácticas familiares que pudieron influir en la decisión de desertar del sistema educativo, como ya se mencionó anteriormente de forma directa o indirecta. Primero, se señala el casi nulo interés por parte de la familia por la decisión de no continuar de sujeto desertor, en este caso de la madre, en vez de eso menciona que fue bien aceptada dicha decisión:

-Has platicado esto con tu mamá? En que dejaste de estudiar, -no te intento convencer? - no, no me dijo nada, estuvo de acuerdo así que salí, así la ayudo, si voy a estudiar no la voy ayudar acá, mejor me quede ayudarla así, mis hermanos ya no están acá.42

Segundo la madre del sujeto desertor indica primeramente que se les brindó la oportunidad de estudiar el bachiller a todos sus hijos, aunque esto les conlleve un gran esfuerzo:

Así como les dice su papá, aunque con trabajo que yo busque me comprometo yo a pagar sus estudios, pero no lo aceptaron, dijeron que el trabajo que hace su papá, que eso van aprender, yo les dije también, el trabajo del monte es muy duro, ahí está el sol, te van a lastimar por espinos y para mí no está bien, yo de mi parte yo les digo que estudien, que trabajen en una sombra, que traten de buscar su vida con el estudio así, no quisieron y no les obligue también, como no tenemos también…43

Tercero, más tarde menciona que la oportunidad de seguir con los estudios de nivel medio superior solo era para los hijos varones, por lo tanto, el sujeto desertor al ser mujer queda excluida de dicha apoyo:

A ella no le ofrecieron también, como es mujer y dice que no le gusta, pero a los varones si les ofrecieron por su papá, le digo al otro muchacho que está estudiando, trata de esforzarte lo más que puedas, para que yo vea si puedo pagar, aunque solo, de tantos hijos que tuve, aunque sea solo uno o dos que salgan a estudiar.44

Una práctica que se ha visto en otros casos, que muestra como desde el seno familiar se empieza un proceso de programación que influirá en la decisión de desertar del sistema educativo oculto, tal vez en la decisión personal. Dicha programación consiste en hacer saber a sus miembros cuáles son sus límites y los privilegios que goza dentro de la familia, en este caso dichos privilegios se otorgan con base al sexo del sujeto, siendo las mujeres menos favorecidas.

Los individuos tienden a reproducir las prácticas sociales y culturales de la comunidad en la que se desenvuelven con base a la construcción cultural que se encuentra arraigada en la misma. Sin embargo, como afirma García (2008) esto no es una realidad absoluta y los individuos tienen la capacidad de romper esos patrones conductuales, puesto que la influencia social y cultural solamente es un aspecto que influye en la identidad de la persona. No es algo definitivo.

Durante la socialización dentro de la comunidad el sujeto vuelve intrínseco a sí mismo los modelos culturales que le son impuestos, sin embargo, no lo hace de forma pasiva sino, que el individuo tiene que procesarlo de acuerdo a su personal perspectiva, por lo tanto, cada persona decide sus acciones y es responsable de ellas. Todo lo anterior nos demuestra que es posible pero muy difícil romper con las prácticas arraigadas en una comunidad que se consideran negativas como el machismo y la discriminación de género.

5.4 Factores sociales.

La comunidad, la escuela y demás contextos sociales donde se desenvuelve el individuo generan una fuerte influencia en él. La familia es la primera institución social en el que las personas aprenden las pautas de conducta adecuadas para su inclusión social. La comunidad es el entorno social más amplio en el que el sujeto refuerza las pautas de conducta aprendidas y donde adquiere otros conocimientos que moldearán su ideología, creencias, perspectiva de la realidad, etc.

Los sujetos perciben la realidad de la forma como es su personalidad y en la formación de su personalidad actúa el medio en el que se encuentra inmerso, por lo tanto en la decisión de desertar del sistema educativo también tiene un papel que jugar las experiencias sociales con los miembros de la comunidad y los compañeros de escuela. Un patrón que se repite salvo casos aislados, es el hecho de que los que pertenecen a la misma comunidad (Temozón) por lo general no continúan al bachiller:

Sí, por necesidad, porque en mi grupo casi todos entraron, solo los de Temozón casi no, no entraron, de hecho con &, yo estudie con él y &, ellos están estudiando ahorita la universidad, están en agricultura, eso están estudiando.45

De tu generación, -cuántos siguieron? - ninguno - -ninguno? - creo que no - -cuántos eran Uds.? - somos, ah no siguió 2, creo que 2, creo que siguió 2.46

-Sólo uno siguió de tu generación? - -del pueblo? - no, de todo el grupo, de tu salón - creo que dos, una se salió, quedo embarazada y se salió - pero intentaron seguir, o sea desertaron del bachiller, pero los que no continuaron - solo uno, &, solo ella siguió - -y de aquí del pueblo? Nadie - nadie - -cuántos eran de aquí del pueblo? - solo, creo que 5, 4 mujeres y un varón, éramos 5, pero salió otra.47

En otros contextos la realidad es otra, por ejemplo, durante la búsqueda de un infórmate de X´Pechil se encontró que la mayoría de los estudiantes de la telesecundaria que provenían de esa comunidad, al egresar, continúan al bachillerato, como señala el siguiente fragmento:

-Cuántos eran en tu grupo? - éramos trece, eran 10 mujeres y 3 varones - -cuántos siguieron? -Sí pudieron continuar? - pues casi la mayoría, porque, pues salieron, por ejemplo los muchachos, unos se fueron a playa y ahí terminaron sus estudios, las muchachas pues como aquí vivían y tenían familiares también en Peto, pues tenían la posibilidad de quedarse en Peto y estudiar su bachiller y ahorita tienen una carrera.48

El casarse joven también es una de las características que se observan en las comunidades rurales que se repite generación tras generación. Las implicaciones de esta situación abarcarían un estudio completo, pero en la presente investigación la plasmamos como un elemento más en la gama de factores que influyen en la decisión de desertar. Los matrimonios jóvenes son tan comunes en algunas comunidades, y es casi imposible romper este patrón cultural:

-Y tus amigas? -Dónde están? - creo que ya se casaron, una se fue no sé dónde, dos ya se casaron, una se quedó acá --ya están casados?, de los que quedaron solteros, tu eres la, uno de los pocos - (ríe) ya me case - -ya te casaste? - sí, hace poco me case - -y tu esposo es de tu generación? -Ya lo conocías o es más grande? - es más grande - -de dónde es? Siempre de aquí - sí, siempre de aquí.49

Como ya se mencionó anteriormente, el índice de deserción del sistema educativo parece ser mayor en los estudiantes que provienen de la comunidad de Temozón. Lo que hace evidente un patrón cultural de solamente culminar los estudios de secundaria, aunque existen sus excepciones, o mejor dicho existe en realidad un porcentaje, según los profesores de la telesecundaria de un 50 % que si continúa al bachiller y un 50% que decide no seguir después de la secundaria.

Al culminar la telesecundaria los jóvenes que no continúan su formación académica, ingresan al mundo laboral o se casan. Este patrón de conducta es percibido por excompañeros de la telesecundaria, como una programación, o como ellos señalaron, un bloqueo que se realiza desde el hogar, dicho bloqueo es lo que impide que sigan estudiando después de la telesecundaria:

Ellos así están bloqueados, te dan kínder, primaria y secundaria, hasta ahí, ya no puedes, por más que tú quieras, o sea como que te bloquean, tus mismos papás te bloquean, porque, es más yo lo empecé a ver, porque yo les pregunto -Y por qué no sigues?, si es buena estudiante, es que no quieren mis papás, mi papá no quiere, además yo solo la primaria, yo solo la secundaria voy a terminar, ya estuvo, ya, es como cuando te digan ya no lo vas hacer y de planos, sabes que hasta ahí vas allegar y te acostumbras, yo ya terminé, es como un logro se puede decir, para ellos.50

Pero la mayoría de Temozón, también, terminan secundaria y se van a trabajar así… a mi si me da ganas de salir a trabajar, pero no me dejan, no me dejan salir, o sea yo ayudo a mi mamá con lo de la escuela, pero que yo diga voy a irme a trabajar en Mérida o en Playa, no me dejan, en Temozón, están chicas y así.51

De aquí siempre hay uno o dos, que estudian mayormente, pero de Temozón, no, de plano ahí sí, no - -ahí es más difícil la situación o la mentalidad? - no, porque si te das cuenta esta igual, es la mentalidad, te bloquean y ya.52

Todo lo anterior son opiniones que nos expresaron los sujetos informantes, la información recolectada se presentó en fragmentos para una mejor comprensión del fenómeno de deserción, pero cabe recalcar que todos los elementos mencionados no se encuentran por separados, sino que están mezclados. Como se ha mencionado anteriormente, los factores que causan este fenómeno se encuentran superpuestos unos de otros, por ese motivo se denomina esta problemática como un fenómeno multifactorial.

Toda la información fue presentada tal y como lo expresaron las personas que participaron en esta investigación como informantes, es la forma como perciben su realidad. Existen fuerzas que operan desde el exterior y que también son responsables del surgimiento del fenómeno de deserción en el contexto donde se llevó a cabo la investigación.

México es uno de los países con mayor desigualdad social. La riqueza del país se encuentra en manos de una pequeña “élite”, dejando a gran parte de la población en situación de pobreza, por no decir miseria, que no les permite cubrir la mayoría de sus necesidades básicas. El sistema político mexicano es el que se encarga de formular e implementar las políticas sociales que propician las condiciones sociales en el que se encuentra el país.

La clase política es la que decide el rumbo del país. Llevan a cabo acciones muchas veces en nombre del bienestar de la población, pero sin consultar a la población misma. Por lo tanto, en este apartado se realizara un análisis reflexivo de las políticas sociales, así como también de los organismos internacionales, que se mencionaron en el primer capítulo, cuyas premisas sobre educación presentadas en los foros internacionales repercuten en la sociedad y desde la perspectiva personal no se ajustan a la realidad del país, como se dice en el argot popular “del dicho al hecho, hay mucho trecho”.

Si tenemos en cuenta que la realidad que vivimos está regida por las características propias de un sistema, podemos afirmar que al fallar una de sus partes funcionales, este fallo afectara a todo el sistema en general. Pues bien, si la realidad es que otros aspectos de la sociedad están empeorando, es claro que sus efectos se sentirán en el campo educativo. La pobreza, el desempleo se están acrecentando, la violencia desatada en el país, las brechas entre pobres y ricos se han ido agrandando, cada vez la población va perdiendo su capacidad adquisitiva. La década de los 90 marcó un antes y después en la historia de la humanidad, con el reordenamiento mundial y el surgimiento del fenómeno de la globalización, se avanzó en tecnología, mientras que por otra parte se retrocedió en materia social en los países subdesarrollados, un retroceso del que todavía no hemos podido salir (Hobsbawm, 1944 en Torres, 2005).

El sistema económico mexicano está guiado por un modelo denominado neoliberal, dicho modelo es impuesto desde el exterior, principalmente por FMI (Méndez, 1998). Primeramente, el neoliberalismo es una corriente que surgió en el siglo XIX, Adam Smith es su principal representante. Los tres principios de esta corriente son: libertad personal; propiedad privada; e iniciativa y propiedad privada de empresas Este modelo ha sido adoptado por diferentes países entre ellos el nuestro, las políticas económicas basadas en este tipo de modelo se les denomina neoliberales.

Como se mencionó, el modelo neoliberal es impuesto por motivo de la dependencia externa principalmente con los E.U.A. Es debido a la deuda externa que se tiene con el país vecino del Norte, que México ha tenido que recurrir a préstamos con el BM Y FMI. Éstas dos organizaciones han hecho que el gobierno mexicano firme cartas de intención que obligan a adoptar una política económica de carácter neoliberal y favorecer al capital externo (Méndez, 1998). Hay que tener presente que el BM desde su creación ha tenido como su principal accionista a los E.U.A., por lo tanto, es evidente que el control político del organismo le pertenece a tal grado que son los norteamericanos los que nominan al presidente del organismo (Maldonado, 2000).

En nuestro país “la política económica neoliberal mexicana es: centralizada, incompleta, injusta y depende en exceso del capital externo” (Méndez, 1998:3). El neoliberalismo se empezó a aplicar a partir del sexenio de Miguel de la Madrid (1982- 1988). El modelo que se aplica a los mexicanos tiene varias características contrastantes con la corriente original, entre las que destacan las siguientes:

a) Es impuesto desde el exterior, en especial por el FMI Y BM.
b) Es autoritario puesto que el Estado lo aplica sin tomar en cuenta a los grupos económicos del país.
c) En centralizado ya que el gobierno no toma en cuenta las condiciones económicas de los diferentes estados y regiones del país.
d) Favorece en primer lugar a los inversionistas extranjeros dejando en segundo plano a los nacionales.
e) Es incompleto porque no deja en libertad a todas las fuerzas del mercado. El Estado ejerce limitaciones en los aspectos que considera conveniente. Por ejemplo, los salarios y los precios de los bienes y servicios, mientras que los primeros están sujetos a controles y no rebasan un determinado porcentaje, los segundos son incrementados desproporcionadamente.
f) Se basa en una apertura productiva indiscriminada dejando sin protección a muchas actividades productivas nacionales.
g) Depende mucho del capital externo y la inversión extranjera a la cual debe darle muchas facilidades.
h) Favorece la privatización de casi todas las actividades económicas del Estado, favoreciendo a grupos vinculados a la elite política.
i) Ha provocado un monopolio económico de la sociedad mexicana, puesto que la riqueza se concentra en muy pocas manos mientras que la mayoría de la población no cuenta con ingresos suficientes para cubrir sus necesidades.
j) Se basa en la corriente neomonetarista (surge en la Escuela de Chicago y su mayor representante es Milton Friedman, esta corriente pone mayor énfasis en materia monetaria y financiera que en materia de producción) la cual afirma que al resolverse los problemas monetarios del país se resuelven automáticamente los demás problemas económicos.
k) Favorece a los grupos e individuos más poderosos económicamente en detrimento de la mayoría de la población que se encuentra desprotegida y sin poder adquisitivo.
l) El estado pretende modernizar el país a través del modelo neoliberal sin tomar en cuenta las consecuencias negativas.
m) El neoliberalismo económico que se aplica en México contrasta con la realidad en la que viven millones de mexicanos, solo es benéfica para una minoría, la que tiene el poder económico (Méndez, 1998).

El neoliberalismo económico es un modelo aplicado al sector económico del país, sin embargo, sus efectos afectan a los demás sectores del sistema social mexicano entre ellos el educativo. El modelo neoliberal según el análisis de Méndez (1998) es un modelo incompleto, mal aplicado por el Estado, que discrepa con las características de la corriente neoliberal, es decir que la práctica en México es muy diferente a la teoría, por lo tanto, el modelo mexicano solo tiene de neoliberal el nombre.

También existen políticas destinadas al campo de la educación, que son propuestas por los organismos internacionales y al igual que el modelo neoliberal son impuestas. Es arriesgado señalar que detrás de estas organizaciones existen intereses ocultos, pero es considerado relevante hacer algunos cuestionamientos al respecto, puesto que las políticas que imponen o recomiendan al ser aplicadas no siempre tienen los resultados positivos que suponen se percibirían.

-Cuáles son los motivos de estas agencias para intervenir en las políticas educativas de los países en desarrollo? Según Maldonado (2000), la existencia de vínculos entre las agencias internacionales y el gobierno mexicano es ocultada a la opinión pública. Esto podría deberse a intereses de los países de primer mundo que desean controlar las acciones de los países subdesarrollados a través de sus organizaciones y sus políticas camufladas de buenas intenciones, para explicar sus razones los organismos recurren a supuestos como el siguiente:

Continuar con el desarrollo humano que se dio, a pesar del fallido proceso de industrialización y desarrollo económico; compensar coyunturalmente los efectos de la revolución tecnológica y económica que caracteriza a la globalización, así como instrumentar la política económica a manera de un Caballo de Troya del mercado y el ajuste económico en el mundo de la política y la solidaridad social (Coraggio, 1995 en Maldonado, 2000: 53).

Como se mencionó en capítulos anteriores el tema de la educación se ha vuelto común en el lenguaje político. Los discursos sobre educación que plantean las organizaciones internacionales, se puede decir que abundan en el papel. El problema que arrastran los países latinos, entre ellos el nuestro, es la discrepancia que existe entre la investigación y la toma de decisiones, como bien señala Torres (2005). Así pues, al establecer una determinada política educativa sin tener conocimiento de las condiciones en las que se encuentra la población, lo único que se logra es que aparezcan nuevos problemas que resolver y que se atiendan los que ya había de forma superficial, muchas veces por falta de voluntad política, pues los recursos hay, solo que mal distribuidos.

Una contradicción que puede ejemplificar el discurso sobre educación y las acciones sobre la misma, es la llamada agenda del Milenio (2000-2015). Este plan, impulsado en el 2000 por la ONU, el BM, el FMI y la OCDE, postula que la disminución de la pobreza se alcanzará a través de la cooperación del Norte con el Sur hasta este año. Mientras que en el discurso habla de reducir las brechas entre el Norte y los países del Sur, en la práctica dichas brechas solo se amplían. Por ejemplo, en el Norte se adoptó la premisa de “aprendizaje a lo largo de la vida” utilizando al máximo las TIC para el aprendizaje permanente. Por otra parte, el Sur se encuentra aun lidiando con viejos problemas como el analfabetismo, la desnutrición y el trabajo infantil; la falta de acceso a la educación, la deserción escolar, etc. (Torres, 2005).

América Latina es la región más desigual y más endeudada del mundo. México al igual que los demás países que pertenecen a esta región ha sido utilizado como laboratorio, en el que se ha experimentado con las recomendaciones de FMI y BM, el embuste de que el crecimiento económico es sinónimo de la disminución de la pobreza, el crecimiento de la deuda externa propiciada por los que están en el poder al realizar prestamos con el pretexto de mejorar las condiciones de vida de la población en cuyo nombre se hacen dichos préstamos y la formulación de políticas a modo para beneficio de los grupos en el poder.

La gran mayoría de estudios realizados en América Latina coinciden en que la desigualdad económica es la que tiene mayor influencia en el acceso, aprendizaje y retención escolar. Así, es la condición de pobreza en la que se encuentra gran parte de la población el principal obstáculo para tener una mejor educación. La escuela pública reproduce muchos de los problemas sociales no resueltos. Algunas familias la han convertido en guardería, mientras los padres de familia buscan como ganarse la vida, los jóvenes que asisten a ella muchas veces no perciben beneficio alguno, solamente es un lugar para matar el tiempo.

Cabe mencionar que los organismos internacionales no son los únicos involucrados en el surgimiento de las condiciones sociales negativas del país, aunque sí influyen de forma importante sobre todo en el campo de la educación. Si bien los préstamos que otorgan funcionan como medio de presión, la razón más importante por la cual sus recomendaciones son adoptadas, es su influencia y poder en el contexto económico mundial (Maldonado, 2000). Como bien se señaló anteriormente las políticas impulsadas se formulan sin una previa investigación que guíe la toma de decisiones. Se aplican políticas sociales y educativas “hechas con asesoría y préstamos internacionales, pero con débil consulta y participación social, ocupadas más en el diseño de las políticas que en su implementación, por lo general centradas en los temas y problemas de la gestión antes que en la pedagogía y los contenidos de aprendizaje” (Torres, 2005: 20).

Para mejorar la educación el Estado utiliza cada vez más políticas surgidas y aplicadas por lo general en el país vecino del Norte, pero que en México por las condiciones sociales que imperan es imposible que den los mismos resultados. La educación en los últimos años ha sido vista como un medio para acabar con la pobreza, pero, como señala Torres (2005) no basta con una educación mejor para superar la pobreza, o mejor dicho es la pobreza la que impide el acceso a la misma, empobrece su calidad y obstaculiza su distribución equitativa.

Hay que recalcar que los expertos en materia e investigación educativa siguen en discusión sobre la relación educación-pobreza; es decir, cuál es la parte que le corresponde a las condiciones socioeconómicas y culturales de la familia, comunidad, y el país, en el surgimiento de las condiciones negativas en el sistema educativo como la mala oferta educativa, los bajos índices de aprovechamiento y el fenómeno de la deserción escolar y cuál es la parte que le corresponde al sistema mismo.

Lo anterior es irrelevante puesto que todos los factores que se han mencionado interactúan de forma dinámica, reforzándose mutuamente. De esta forma la realidad de los sujetos desertores se relaciona con las condiciones sociales del país, que afectan con mayor peso a la población en condición de pobreza, que viven por lo general en comunidades rurales y son marginados de las oportunidades para salir adelante. No significa que la pobreza y los bajos ingresos sean la única razón por lo cual el joven decide no seguir su formación académica, pero es claro que es uno de los principales obstáculos.

Este apartado sirve como complemento de las opiniones expresadas por los entrevistados que han vivido la experiencia del fenómeno de la deserción, es decir la realidad que ellos perciben más los supuestos teóricos de expertos en la materia del porqué de la situación de gran parte de la población mexicana. El presente análisis fue realizado se podría decir yendo de lo micro a lo macro, puesto que primero se plasmó la realidad del contexto donde se realizó esta investigación y posteriormente se efectuó un análisis de la realidad del país, con aportaciones de investigaciones realizadas en América latina.

CONCLUSIONES

El presente estudio se realizó con el propósito de conocer los motivos por los cuales los jóvenes que egresan de la Escuela Telesecundaria “X” no continúan con su formación academica hacia el bachillerato, desertando de esa forma del sistema educativo en general. Así como también presentar el testimonio de quienes han vivido esta experiencia y cuáles han sido los sentimientos y emociones que surgen al estar inmerso en el fenómeno de la deserción.

El fenómeno de deserción escolar afecta a los individuos privándolos de uno de los privilegios al que solo el ser humano tiene derecho, la educación. La praxis del sistema educativo y las condiciones sociales del país impuestas por el gobierno; y otros agentes externos como las organizaciones internacionales financiadas por los países de corte imperialista solo provocan que la situación se agrave.

El sistema educativo se encuentra subordinado a las decisiones de la cúpula política. Las políticas públicas que se aplican al campo educativo son en su mayoría formuladas sin una buena planeación, se toman decisiones con base a solamente aspectos superficiales o bien copiando modelo educativo aplicados en otros países sin tomar en cuentan las condiciones del contexto nacional, todo lo anterior sumado a que México no es un país homogéneo solo ayuda a acrecentar la desigualdad de oportunidades educativas.

El nivel secundaria y el nivel medio superior en México aún arrastran un sinfín de problemas en su práctica. El primero originalmente fue parte de la educación media en la actualidad ha pasado a ser parte de la educación básica, por lo que es difícil definir su vinculación con el nivel anterior, primaria, o el siguiente, el bachillerato. El nivel medio superior es impartido por varias instituciones y en diferentes modalidades sin que exista una vinculación entre sí, eso sin contar que sigue arrastrando los problemas del nivel anterior. Todo lo anterior son factores que favorecen el surgimiento del fenómeno de deserción escolar.

Como se ha planteado a lo largo de esta investigación el fenómeno de la deserción es sumamente complejo en razón de su naturaleza dinámica. Por tal motivo es imposible generalizar, porque cada sujeto percibe su realidad con base a sus experiencias y expectativas dando como resultado que cada caso tenga un carácter particular. El abandono de los estudios no tiene solamente una connotación negativa, todo depende de la perspectiva del sujeto. Para algunas personas que han optado por ingresar al mundo laboral en vez de estudiar han percibido como una experiencia positiva haber tomado esa decisión.

Las diferentes investigaciones que se han analizado recomiendan que el estudio se guíe por los propósitos del mismo. El simple concepto de deserción tiene una gran variedad de perspectivas, por lo que no existe una definición absoluta del término. En la revisión de la literatura se encontraron intentos de parte de diversos autores de formular teorías que expliquen las causa por las que surge el fenómeno de deserción escolar. Sin embargo, esto nos es posible porque como ya se mencionó cada caso es único y particular, además de que tampoco se puede llegar a tener una comprensión del fenómeno de forma total, ni siquiera comprender la realidad de los sujetos que compartieron su experiencia tal y como ellos la han percibido.

El punto de vista más acertado con respecto a las teorías sobre deserción es que a diferencia de las ciencias exactas donde existen teorías rigurosas y absolutas, en las ciencias sociales las teorías que tratan sobre el comportamiento del ser humano están lejos de ser perfectas. Estudiar el comportamiento humano es una actividad muy compleja y nuestra capacidad para comprender dicho comportamiento es muy limitada. Por tal motivo las teorías sobre deserción escolar deben ser consideradas como aproximaciones parciales de la realidad.

En el contexto de la Escuela Telesecundaria “X” el fenómeno de deserción escolar se encuentra entre el nivel secundaria y el bachillerato. Las generaciones de jóvenes que han pasado por esta institución al finalizar los tres años el 50% aproximadamente no continua su formación academica al bachillerato, por lo que desertan del sistema educativo en general.

Las implicaciones que esta situación conlleva es muy difícil de vislumbrar, puesto que, según los expertos en educación afecta al sistema educativo nacional y al sujeto mismo, sin embargo, esto depende del punto de vista desde donde se percibe el fenómeno. No se encontró estudios sobre deserción bajo la misma perspectiva, por lo tanto, no existen antecedentes de algún caso similar en la literatura o por lo menos no se encontró en este estudio. La presente investigación sirve como precursora de futuros trabajos sobre deserción entre los puentes entre niveles educativos.

Los factores inmersos en la deserción de los jóvenes que egresan de la telesecundaria “X” , son el factor económico, personal, familiar y social. La principal causa de que los estudiantes no continuaran su formación academica en el bachillerato es que no contaban con los recursos económicos necesarios, puesto que estudiar requiere de una inversión y los entrevistados provienen de hogares de origen campesino donde el ingreso económico es muy bajo.

La desigualdad económica del país se ve reflejado en esta situación, sin importar que se declare la educación de cualquiera de los diferentes niveles como obligatoria la realidad es que los que viven en situación de pobreza tendrán menores oportunidades de acceso educativo y por ende se verán obligados a ocuparse en trabajos mal pagados sin oportunidad de una mejor calidad de vida.

La segunda causa en importancia es la de carácter personal. Lo jóvenes estudiantes pueden decidir no seguir estudiando por muchas razones, cabe mencionar que esta decisión personal está fuertemente influenciada por los demás factores que se superponen unos con otros en el fenómeno de deserción. Si bien la economía es de por sí un gran obstáculo, con esfuerzo y sacrificio algunos padres apoyan la formación académica de los hijos, sin embargo, para no causarle más dificultades a sus padres el hijo decide no estudiar e ingresar al mundo laboral.

También se pudo apreciar y la literatura lo sustentó que algunos educandos no perciben la educación escolar como una experiencia positiva y eso lo lleva optar por no continuar al bachillerato. Asimismo, si en la familia no existe apoyo se crea una especie de programación en el que el individuo va adquiriendo una ideología donde la formación académica no tiene cabida y el trabajo remunerado tiene mayor aceptación.

Las pautas sociales y culturales de la comunidad refuerzan la programación que se realiza en el núcleo familiar. De las tres comunidades de donde proviene los jóvenes que conforman la matrícula en la Escuela Telesecundaria “X”, los de la comunidad de Temozón son los que presentan mayormente este tipo de pensamiento, afirmando que sus padres solo la secundaria concluyeron y por eso ellos también solo ese nivel educativo concluirán. Los de la comunidad de Yaxcopil y X´Pechil en su mayoría siempre continúan al bachillerato salvo algunos casos que no pueden costearlo o deciden no hacerlo y están también los que entran al COBAY pero desertan por diversos motivos.

La deserción escolar objeto de estudio de la presente es el resultado de un conjunto de condiciones sociales y económicas que programan a los jóvenes estudiantes a no continuar al bachillerato su formación académica. El individuo es el que asimila toda la información que la sociedad le brinda y la vuelve intrínseca a sí mismo, sus expectativas de vida, aspiraciones personales, deseos y sueños interactúan de forma dinámica con los demás factores del entorno en el que se desenvuelve, esto es determinante en la decisión del sujeto.

Emocionalmente los sujetos que tienen mayor tiempo de haber egresado son los que expresan tener una especie de remordimiento indistintamente si desertaron por decisión propia o por otro motivo. Aquellos que tienen menor tiempo de haber egresado de la telesecundaria no hacen muestra de sentir pesar alguno, al contrario, afirman sentirse a gusto y que ya están acostumbrados a su vida fuera de la escuela.

Romper que esta situación o disminuirla parece ser un trabajo muy difícil y las autoridades educativas no dan muestra de vocación para solucionarlo al contrario con las decisiones que se toman desde el centro parece que la intención es agravar las desigualdades sociales y colocar a un mayor número de personas en la ignorancia.

REFERENCIAS

Abril, E., Román, R., Cubillas, M. y Moreno, I. (2008). -Deserción o autoexclusión? Un análisis de las causas de abandono escolar en estudiantes de educación media superior en Sonora, México. México, Revista Electrónica de Investigación Educativa.

Alcántara, A. (2008) Políticas educativas y neoliberalismo en México: 1982-2006. México, Revista Iberoamericana de Educación.

Alcántara, A. Zorrilla, J. (2010) Globalización y educación media superior en México. En busca de la pertinencia curricular. México, Perfiles Educativos, Vol. XXXII, núm. 127.

Ariza, S. Marín, D. (2009) Factores Intervinientes en la Deserción Escolar de la Facultad de Psicología, Fundación Universitaria Los Libertadores. Colombia, Redalyc.

Arnaut, A. Giorguli, S. Coordinadores. (2010) Los Grandes Problemas de México. D.F. México, Colegio de México.

Aros, A. Quezada, L. (2003) Adolescencia y Deserción Escolar. Chile, Diplomado en Salud Pública y Salud Familiar, Modulo I: Tendencias en Salud Pública: Salud Familiar y Comunitaria y Promoción.

Bello, M. (1999) La Calidad de la Educación en el Discurso Educativo Internacional. Venezuela, Centro de Estudios de Fronteras e Integración, Universidad de los Andes, Acción Pedagógica.

Bhola, H. (1991) La Evaluaciyn de Proyectos, Programas y Campañas de “Alfabetizaciyn para el Desarrollo. Santiago, Chile, Instituto de la UNESCO para la Educación (IUE), Fundación Alemana para el Desarrollo Internacional (DSE).

Bosch, H. Heyaca, N. Heyaca, G. Lagunas de Almirall, M. Rampazzi, M. (2010) Desarrollo de Conceptos Relacionados con el Término Educación. Argentina, Departamento de Ciencias Básicas, Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Gral. Pacheco.

Buentello, C. (2013) “Deserciyn escolar, factores que determinan el abandono de la carrera profesional” estrategias y condiciones para el desarrollo del estudiante. Piedras Negras, Coahuila, México, Universidad Autónoma de Coahuila, Facultad de Administración y Contaduría.

Calixto, R. Rebollar, A. (2008) La telesecundaria, ante la sociedad del conocimiento. México, Revista Iberoamericana de Educación.

Castro, J. (2008) Factores Socioeconómicos que Influyen en la Deserción Escolar de los Estudiantes de un Sistema de Preparatorias en Yucatán. Mérida, Yucatán, México, Facultad de Educación, UADY.

Chumba, H. (2009) El Aprendizaje cooperativo y la Deserción Escolar en la Licenciatura en Contaduría y Administración del Centro de Estudios Superiores CTM. Mérida, Yucatán, México, Facultad de Educación UADY.

Cruz, E. (2003) Deserción Escolar, Factores Dependientes de la Institución Educativa, en Estudiantes de la Carrera de Químico Farmacéutico Biólogo de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León. San Nicolás de los Garza, N. L. México, UANL, Facultad de Filosofía y Letras, División de Estudios de Posgrado.

De La Cruz, F. (2009) “Educaciyn Media Superior en México: Política Educativa y Recomendaciones de la OCDE”. México, Universidad Pedagógica Nacional, Distrito Federal.

Ducoing, P. (2007) La Educación Secundaria. Un Nivel Demandante de Especificidad y un Objeto de Estudio Emergente. D. F. México, Revista Mexicana de Investigación Educativa, Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE).

Dzay, F. Narváez, O. (2012) La Deserción Escolar desde la Perspectiva Estudiantil. D.F. México, Editorial Manda, Universidad de Quintana Roo, Programa de Fortalecimiento a la Investigación (PROFI), División de Ciencias Políticas y Humanidades.

Edel, R. Ramírez, M. (2006) Construyendo el Significado del Cuidado Ambiental: Un Estudio de Caso en Educación Secundaria. Madrid, España, REICE.

Espinoza, O. Castillo, D. González, L. Loyola, J. (2012) Factores Familiares Asociados a la Deserción Escolar en Chile. Universidad de Zulia, Venezuela, Redalyc.

García, A. (2008) La Influencia de la Cultura y las Identidades en las Relaciones Interculturales. España, Universidad Nacional de San Luis, KAIROS, Revista de Temas Sociales.

Goicovic, I. (2002) Educación, Deserción Escolar e Integración Laboral Juvenil. Chile, Centro de Estudios Sociales, Redalyc.

González, M. (2014) La Deserción en la Educación Media Superior en México: Análisis de las Políticas, Programas y Gasto Educativo. D.F., México, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), Sede Académica de México.

González. A. (2002) Reflexiones sobre los Factores que Influyen en la Deserción Escolar del Adolecente. Distrito Federal, México, SEP. UPN Unidad Ajusco.

Gutiérrez, A. (2009) El Devenir de la Educación Media Superior. El caso del Estado de México. México, UNAM, Redalyc.

Hurlock, E. (1988) Desarrollo del Niño. México, McGrawHill, 6ª Edición (2ª en Español),

Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. (2008) El Aprendizaje en Tercero de Secundaria en México. Distrito Federal, México.

INEE. (2009) El Derecho a la Educación en México. Distrito Federal, México.

INEE. (2011) La Educación Media Superior en México. Distrito Federal, México.

Ku, E. (2011) Resiliencia: Una Estrategia para Prevenir la Deserción Escolar en Alumnos de Primer Año de Bachillerato. Mérida, Yucatán, México, Facultad de Educación, UADY.

Landero, J. (2012) Deserción en la Educación Media Superior en México. México, Suma X la Educación.

Macías, A. (2009) La RIEMS un Fracaso Anunciado. México, Odiseo Revista Electrónica de Pedagogía, año 6, núm. 12.

Maldonado, A. (2000) Los Organismos Internacionales y la Educación en México. El Caso de la Educación Superior y el Banco Mundial. México, UNAM, Perfiles Educativos.

Martínez, X. (2014) Configurar horizontes: Los desafíos de la educación media superior, con miras al 2036. México, Innovación Educativa, Vol. 14, Número 64, D. F.

Méndez, J. (1998) El Neoliberalismo en México: -Existo o Fracaso? México, UNAM.

Mirnada, F. Reynoso, R. (2006) La reforma de la educación secundaria en México. Elementos para el debate. Distrito Federal, México, Revista Mexicana de Investigación Educativa.

Montes, I. Almonacid, P. Gómez, S. Zuluaga, F. Zea, E. (2010) Análisis de la Deserción Estudiantil en los Programas de Pregrado de la Universidad EAFIT. Medellín, Colombia, Dirección de Investigación y Docencia. Universidad EAFIT.

Navarro, N. (2001) Marginación Escolar en los Jóvenes. Aproximación a las Causas de Abandono. México, Notas Revista de Información y Análisis núm. 15 INEGI.

Robles, B. (2011) La Entrevista en Profundidad: Una Técnica Útil Dentro del Campo Antropofísico. Distrito, Federal, México, Cuicuilco Vol. 8, núm. 52, Escuela Nacional de Antropología e Historia.

Rodríguez, G. Gil, J. García, E. (1999) Metodología de la Investigación Cualitativa. Málaga, España, Ediciones Aljibe.

Ruíz, R. García, J. Pérez, M. (2014) Causas y Consecuencias de la Deserción Escolar en el Bachillerato: Caso Universidad Autónoma de Sinaloa. Sinaloa, México, Ra Ximhai Vol. 10, Número 5.

Sandoval, E. (2001) Ser maestro de secundaria en México: Condiciones de trabajo y reformas educativas. México, Revista Iberoamericana de Educación,

Subsecretaría de Educación Media Superior [SEMS]. (2008) Reforma Integral de la Educación Media Superior: La Creación de un Sistema Nacional de Bachillerato en un Marco de Diversidad. México, Secretaría de Educación Pública.

Secretaría de Educación Pública [SEP]. (2000) Perfil de la Educación en México. D.F. México.

SEP. (2006) Historia. D.F. México.

SEP. (2012) Reporte de la Encuesta Nacional de Deserción en la Educación Media Superior. Distrito Federal, México, SEMS.

Sosa, R. (2004) Factores que Favorecen la Calidad Educativa en el Bachillerato Universitario. Reflexiones para la Construcción de una Propuesta. Pachuca de Soto, Hidalgo, México, 95

Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades Área Académica de; Ciencias de la Educación Maestría en Educación.

Székely, M. (2009) Avances y transformaciones en la Educación Media Superior. México, Secretaría de Educación Pública, Subsecretaría de Educación Media Superior.

Taylor, S. Bogdan, R. (1987) “Introducciyn a los Métodos Cualitativos de Investigaciyn: La Búsqueda de Significados”. Barcelona, España, Editorial Paidós Básica. Tinto, Vincent. (1989) Definir la deserción: una cuestión de perspectiva. México, Revista de Educación Superior No. 71, Anuies.

Tinto, Vincent. (1993) Reflexiones sobre el Abandono de los estudios superiores. México, Perfiles Educativos, UNAM.

Torres, R. (2005) 12 Tesis para el Cambio Educativo: Justicia Educativa y Justicia Económica. España, Movimiento de Educación Popular Integral y Promoción Social Fe y Alegría.

Villa, L. (2014) Educación Media Superior. D. F. México, Innovación Educativa, Vol. 14, Número 64.

Vries, W. León, P. Romero, J. Hernández, I. (2011) -Desertores o Decepcionados? Distintas Causas para Abandonar los Estudios Universitarios. México, Revista Electrónica de Investigación Educativa (redie). Revista de la Educación Superior, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Weiss, E. Quiroz, R. Santos del Real, A. (2005) Expansión de la educación secundaria en México logros y dificultades en eficiencia, calidad y equidad. México, UNESCO.

Zorrilla, M. (2004) La educación secundaria en México: al filo de su reforma. México, Revista Electrónica Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación (REICE).

ANEXO 1

Entrevista con informante mujer de X´Pechil

12 de Octubre del 2014

Informante X´Pechil=I.X. Entrevistador=E

Sustituto de Nombres Personales= &

E.- -cuántos son en su familia?

I.X.- solo somos tres.

E.- de sus hermanos, -hasta dónde llegaron?, su nivel de estudios.

I.X.- mi hermana termino su secundaria, mi hermano no, yo si termine mi secundaria, solo la secundaria.

E.- -fue decisión de Ud. ya no continuar?

I.X.- pues en parte fue mi decisión y en parte también no había forma de seguir, pues no alcanzaba con el gasto, claro que solo somos tres, pues mi papá en la milpa no ganaba y pues no se podía, y mi hermano, él ya se había casado y tenía casa con sus hijos, mi hermana también estaba trabajando ella, pero no es mucho lo que aportaba así, pues y como yo era la última, pues no, no pude así terminar y me fui a que es el CONAFE, estuve medio año también ahí, pero surgió problemas también con él coordinador y todo, y ya lo deje (interrumpe el entrevistador), y tuve que dejarlo, ya después pues perdí medio año así mejor dicho, ya para el siguiente año entonces pues ya no seguí estudiando, porque a pesar de que ya no había para los gastos y todo, pues ya me desanime también por lo que había pasado y por eso no continúe con mis estudios. E.- bueno, por la situación.

I.X.- la situación y los gastos, porque era mucho, porque yo no era de acá, sino que era de Pechil. E.- ah Ud. es de X´Pechil.

I.X.- aja, yo era de pechil y pues cuando estudiaba yo mi secundaria, pues yo me quedaba aquí, con mi tía pues ahí vivía, los fines de semana me iba yo a mi casa, pues para que no gaste en pasajes, venir e ir otra vez, pues me quedaba con mi tía, ahí me quedaba y hasta fines de semana pues ya me regresaba yo a mi casa.

E.- entonces tu familia ahí está.

I.X.- si mi familia ahí está en Pechil.

E.- aparte de Ud. -quién más estudio o fue la única de X´Pechil que vino a estudiar aquí?

I.X.- éramos 2 nada más, un muchacho que se llamaba & solo en esa, en la generación en que estuve, solo yo y él.

E.- -cuál es su nombre completo? I.X.- &

E.- -era al que le decían &?

I.X.- no, creo que era el otro muchacho, el de San Sebastián, ese venía más lejos, se quitaba de San Sebastián, venía a Kambul, de Kambul hasta acá y pues sí era, estaba muy lejos y siempre solo así la secundaria logramos terminar, hasta el muchacho este de &, sólo la secundaria logro terminar y ya pues porque no se podía, ya no hay, no se puede.

E.- -aunque quiera?

I.X.- aunque quiera uno, pues no se puede, la situación dice que ya, hasta aquí. E.- -cuántos eran en tu grupo?

I.X.- éramos trece, eran 10 mujeres y 3 varones. E.- -cuántos siguieron? -Sí pudieron continuar?

I.X.- pues casi la mayoría, porque, pues salieron, por ejemplo los muchachos, unos se fueron a playa y ahí terminaron sus estudios, las muchachas pues como aquí vivían y tenían familiares también en Peto, pues tenían la posibilidad de quedarse en Peto y estudiar su bachiller y ahorita tienen una carrera.

E.- ¡Ah continuaron después! I.X.- sí, continuaron

E.- -tiene Ud. contacto con ellas, con alguna?

I.X.-pues ahorita ya casi nada, porque pues la mayoría ya salieron, se fueron y hasta es más una falleció hace poco, salió hasta en el periódico, no sé si lo supo, en Mérida falleció. E.- -cuál? porque me contaron por el profe & que tiene una muchacha que logro ser contadora y la atropellaron.

I.X.- sí, es ella.

E.- porque también hay otra muchacha, que recién, no sé si se enteró de accidente que hubo de las combis que van para Mérida, chocaron y había una muchacha, creo que es psicóloga, pero trabajaba en el comunitario, no sé si es ella.

I.X.- no, esa es la de Peto, no, la que estaba en el grupo es la que falleció en Mérida. E.- -qué edad tiene Ud.?

I.X.- yo 29

E.- tiene más de 5 años que salió.

I.X.- nosotras fuimos las primeras que, mejor dicho, estrenamos la escuela cuando se hizo, ya tiene más de 15 años creo, porque ya tengo 29, yo salí de la secundaria a los 15 años. E.- -quiénes estaban dando clases en aquel entonces, estaban los profes de ahora? I.X.- bueno cuando ya se hizo la escuela de ahora, pues sí ellos empezaron a dar clases, de hecho ellos iniciaron las clases en la nueva escuela, pero antes, a nosotros nos daban clase ahí donde está el consultorio, -ya lo vio?, ahí nos daban clases, solo era una casita de lámina con bajareques y ahí nos daban clase entonces y paso el maestro &, paso el maestro & y no recuerdo como se llamaba el otro maestro y ya el último fue el maestro &, que tuvo problema con una alumna y todo, y lo tuvieron que sacar, cuando sacaron entonces a él, ya se estaba construyendo la escuela, y es cuando a nosotros nos pasaron allá, de hecho hicimos creo año y medio en la escuela nueva. E.- la mayoría la pasaron en aquel salón.

I.X.- aja, la mayoría lo pasamos en aquella.

E.- era, cómo decir, en un salón estaban los tres grados.

I.X.- sí porque solo era de bajareque y láminas, y hasta recuerdo que no llegaba la hora que nos retiraban, porque para esos tiempos así de lluvia, pues entraba la lluvia y antes de la 12 pm pues ya nos retiraban, pues porque no se podía dar las clases, pues con la lluvia pues se mete y llegaba, si dos años, casi dos años estuvimos allá y ya cuando se hizo la escuela, y pues ya pasamos nosotros allá a terminar el año así.

E.- fueron la primera generación.

I.X.- aja, fuimos la primera generación. E.- pero antes, de por sí -era la “X”?

I.X.- sí, así se llamaba, desde antes, ahí cuando estaba allá, es más en una lata, ahí lo tenían puesto el nombre de la escuela.

E.- me dice que saliendo Ud. entro a CONAFE, después de la etapa de CONAFE -Qué hizo? I.X.- pues, después de que así salí del CONAFE, medio año estuve en mi casa, después al siguiente año si tenía intención de entrar al bachiller, pero pues no se pudo y me fui a trabajar en Carrillo, ahí estuve un año, creo que año y medio, ahí estuve trabajando y ya después me quede en mi casa y en mi casa ahí estuve, ahí costuraba, ahí todo de costuras, es lo que yo hacía así y ya me dedique a la corte y confección, y ya me puse a costurar… pero ya en ese entonces solo yo y mi mamá y mi papá quedaba, porque mi hermano pues él ya se casó. E.- ya tenía hecho su vida.

I.X.- ya tenía su familia, mi hermana también ya se había casado y ya, ya estaba aparte de ella así, era la única, tenía yo que ver cómo, para ayudarlos y pues para compra algo también para mí.

E.- cuando lees un estudio sobre temas, como este que estamos tratando…

I.X.- sí, porque a veces dicen, “ah, fulana de tal no siguió estudiando” o tal persona no quiso estudiar, no es porque si uno no quiere, sino porque a veces la situación de uno, pues te impide seguir estudiando, como hasta ahora, hasta ahora muchos jóvenes, aunque quieran, aunque tengan ese talento de estudiar, aunque tengan esas ganas de estudiar, pero si no tienen lo económico, no se puede, claro que sí es cierto ahora hay muchos apoyos, el gobierno te está apoyando, pero es algo también que ellos no se dan cuenta, con el apoyo que te dan pues no te alcanza, claro que es cada 2 meses y te dan uno 800 o 600 pesos, pero por ejemplo, para el bachiller con los 600, 700 u 800 pesos solo para el libro, -y los gastos del pasaje?

E.- el uniforme.

I.X.- el uniforme.

E.- exigen, creo que exigen cuota, aparentemente “voluntaria”, pero no es voluntaria, es obligatoria.

I.X.- es que tienes que dar, aja, y eso es, ahora no solo en el bachiller, es todo en la escuela, porque hasta ahora yo lo estoy viendo con mi hija, como le estaba diciendo, hace poco a las señoras, de antes cuando nosotros estudiábamos, no hay que cuotas, que me vas a dar esto, que me vas a dar lo otro, pero ahora, desde que el grupo diga se a dar tanto, es que se va a dar y tu si no lo das vas a pagar el doble, y a veces es esa situación a veces entre los jóvenes, cuando pasan a bachiller y la familia tiene hasta tres, cuatro hijos que mantener y todavía pagar cuota, y todavía va a dar esto y va a comprar eso y cuando pague hasta 20 pesos en 2,3 escuelas, imagínese cuanto y para una persona que gana el salario mínimo, está al día, hasta que saque 60 pesos para cuota, tienes para la comida de un día.

E.- o comes o pagas.

I.X.- aja, exactamente, o te comes una comida hoy o pagas tu cuota, y si es mucho gasto, hasta ahora yo lo estoy viendo, porque ahorita por ejemplo acá, hay muchos jóvenes que salieron de la secundaria y no tienen la posibilidad de seguir estudiando, aunque ellos quieran, pero no pueden, porque pues el gasto es mucho y si tienen hermanitos que están en el kínder, están en la primaria y si hay otro que paso en la secundaria, pues ahí es mucho el gasto. E.- es un gran obstáculo…

I.X.- exactamente, por ejemplo mi esposo, él también no siguió estudiando. E.- -él es de tu generación?

I.X.- no, cuando, creo que yo estaba en 3º o 2º, él apenas estaba en 1º de secundaria, creo que fue la segunda generación así, y pues él también, cuando terminó su secundaria, pues ya, él de plano no quiso estudiar, aunque sí podían pagarle la escuela, pero el no. E.- ¡vez la diferencia!

I.X.- ajá, es la diferencia, porque él si tenía la forma, como hasta ahora, si tienen la forma sus padres de pagarle el estudio, pero él no quiso, él cuando termino la secundaria, lo que hizo es irse a los E.U.A., la mayoría de sus tíos están allá, pues él se fue allá, y ya no estudio, pero eso es diferente, porque él no quiso.

E.- allá es decisión… regresando al tema, él si no quiere estudiar, no lo hace feliz, él quiere buscar otras cosas.

I.X.- él quiere hacer, conocer, él así hasta hoy lo dice, le digo, -por qué no terminaste tu estudio si tenías la oportunidad?,-“porque no me gusta, yo preferí salir, trabajar y ya eso me hacía feliz, en mi trabajo estoy contento y pues como quien dice, se aprenden cosas nuevas también”. Durante que él estuvo ahí, aprendió un poco de inglés, conoció más en cuestiones de otros trabajos, ahora en cualquier cosa que lo hablen, cualquier cosa que le digan, lo va hacer, lo sabe, le gusta y es como dice, a mí nunca me gusto el estudio, sólo porque mis padres estaban detrás de mí con la secundaria, y así lo terminé.

E.- por eso llego hasta la secundaria I.X.- sino, hasta la primaria

E.- el caso de Ud. Es lo opuesto, Ud. sí…

I.X.- yo sí quería, pero pues mis padres no podían y es lo que ahora dicen, porque tengo 2 sobrinos, uno salió este año de la secundaria, la otra todavía sigue estudiando, y yo le digo a él, ahorita que tú tienes oportunidad, aprovéchalo, estudia.

E.- -niño?

I.X.- sí, un muchacho E.- -&?

I.X.- sí, está ahorita en el bachiller, ah es primer año así, en el bachiller, es lo que estoy diciendo ahorita tú aprovéchalo, que ahorita entre todos te estamos ayudando, aunque un poco, pero te estamos ayudando y aprovéchalo, porque nosotros no tuvimos esa oportunidad de estudiar hasta llegar al bachiller, porque nosotros lo veíamos que era un estudio muy caro, en ese tiempo pues era algo carísimo, para poder estudiar, pero ahorita le digo tú tienes esa oportunidad, ahorita puedes estudiarlo, échale ganas, estudia, para que te puedas superar y así le decimos también a la muchachita que está ahorita, paso a segundo.

E.- con esos grupos no tuve mucho contacto, hasta los que están ahorita en tercero.

I.X.- sí, ella paso en segundo esta vez, es &, y así le decimos termina tu secundaria y si te gusta, estudia el bachiller, porque ahorita si se puede, ahora si podemos…

E.- -este lugar es de Uds.?

I.X.- sí, hace poco le dieron el papel del terreno a mi esposo, por mi suegro, si es de nosotros. E.- ahí se van, yendo bien.

I.X.- sí, prácticamente pues sí, como le digo, pues cuestión de algo, pues no nos hace falta nada, para la comida, tenemos con lo que gana a la semana, pues nos alcanza y yo a veces, pues hago mis costuras, hago algo.

E.- me imagino, que también tiene planes, por ejemplo para ella (hija).

I.X.- ah pues sí, yo como le digo, yo pues no pude terminar mi estudio, es una situación que no se pudo, pero como le digo, yo para ella quiero que ella si continúe su estudio, ella con el tiempo que si tenga algo con que defenderse, algo con que tener un buen trabajo, porque ahorita los tiempos cambian día con día cambia los tiempos, y las cosas día a día ya están caras, hoy si cambias 100 pesos al día, ya los 100 se te van como agua.

E.- el producto sube, pero no nuestro salario

I.X.- exactamente, todas las cosas suben, pero ganas lo mismo, si ganaste 100 hoy, lo mismo vas a ganar mañana, en el transcurso del año así, ya eso no sube, pues a veces, bueno no a veces, sino siempre eso es lo que afecta en una familia y más como le digo, si son muchos, pues no se puede, ahorita la situación, porque hay familias que no pueden costear los estudios de sus hijos, aunque ellos quieran estudiar, pero pues no se puede, porque esta caro, por ejemplo aquí tiene que salir, pagar pasaje, ir a la escuela, la regresada y en las tardes si van hacer tarea, lo mismo otro pasaje y si van a sacar copias o necesitan algo, otro gasto.

E.- me he topado con maestros que no te consideran.

I.X.- exacto, yo he visto casos acá, porque acá mi vecina tiene una hija que estudia la escuela y a veces dice que, pues si es cierto, está cobrando la beca, pero cuando cobre la beca de oportunidades, que es cada 2 meses, si ella está cobrando 800, solo en libros se le va y en el transcurso del mes le están pidiendo otro, ella tiene que ver para solventar ese gasto y es cierto, claro que sí es cierto, el gobierno dice que ahorita tiene oportunidades los jóvenes, sí es cierto nos están dando un apoyo, pero no nos alcanza con ese apoyo que nos dan., nosotros como padres, vamos a ver cómo le vamos hacer, luchar, rascarle hasta por debajo de las piedras, para poder sacar adelante a los hijos.

E.- tengo una forma diferente de pensar, yo pienso que lo que nos dan, no es apoyo, es un poco de lo que nos quitan.

I.X.-sí, exactamente, es lo mismo porque tanto presupuesto que pagamos, es lo mismo de ahí se agarra y se paga, haz de cuenta que es un ahorro que tú tienes, cuando se te junte el ahorro ya te lo dan.

E.- sí porque mire…

I.X.- así es, bueno es un problema que ha estado de siempre, como quien dice, la gente pobre son los últimos en recibir, como se dice un apoyo o algo, siempre al último están y si uno no lucha por lo que uno quiere, pues nunca vas a lograr nada, vas a estar como siempre, porque pues nadie te va a venir a decir, sabes que, toma esto o yo te apoyo, en cambio una gente que tenga dinero o alguien, no va faltar alguien que le eche la mano, porque sabe que con el tiempo se lo van a devolver, pero una persona que es pobre y todo, pues no hay manera de que uno se vaya superando.

E.- solo cuando es campaña política.

I.X.- exactamente, solo cuando es campaña a todos, hasta él que nunca vez, lo va a ir a ver a su casa, como esta vez el maestro, el presidente que esta.

E.- -&? (presidente municipal en turno).

I.X.- cuando estaba en su política, vino a pasear por las casas y pueblos, y dijo que aquí iba hacer una calle, pero ahorita ya va a salir y la calle nada, acá dijo que iba a poner un poste, porque con la vecina no hay corriente y hasta ahora no hay.

E.- no se mucho, porque yo soy de José María Morelos, yo no soy de Peto, pero con mis compañeros con los que estudiaba, escuchaba de su rancho, la calle esta pavimentada y alumbrada.

I.X.- sí y a veces sí da coraje, te esperanzas, te dicen y uno se imagina de que sí lo van hacer, pero después uno se da cuenta que no, siempre es lo mismo, pasa ese, pasa el otro y lo mismo, pues sí es cierto entre su gabinete y todo, pues ahí sí está todo bien, pero y la gente que lo apoyo, y la gente de las comunidades, la gente pobre, ya no existe para él…

E.- ni te conozco.

I.X.- ni te conozco, ahí está la lucha que hicimos esta vez por la escuela de ellos, porque mi hija estudio dos años en lo que es el consultorio, ahí les impartían las clases por la maestra, porque no tenían un salón y nosotros como mamás hicimos la lucha, recuerdo un día cuando vino el presidente a traer pollos, estaba haciendo su campaña, nosotras las madres de familia, lo agarramos y le exigimos que vaya a ver el terreno de la escuela, porque sí tenemos un terreno, pero nos hace falta un salón para que los niños puedan estar bien, es como le planteamos, le dijimos, nosotras estudiamos en una casita de paja, y ahora queremos que nuestros hijos estudien en una escuela mejor, porque nosotros no tuvimos esa oportunidad, ahora nosotras exigimos una escuela buena para nuestros hijos, porque se supone que para eso está y lo exigimos, como pudimos lo agarramos y lo llevamos al terreno, y se comprometió a hacer la escuela, al transcurso de un mes se empezó hacer la escuela, pero si nosotros no lo exigimos, no ponemos de nuestra parte, y como le digo si nosotros no pudimos, por nuestros hijos tenemos que hacer, y el terreno era monte, nosotras entre mujeres, fuimos y lo tumbamos, sí es cierto están los padres de familia, pero ellos trabajan y por las tardes están y hay algunos que no están, mayormente nosotras, y nosotras fuimos a tumbar el terreno, lo dejamos limpio y dijo dentro de un mes se empieza la escuela, pero quiero el terreno limpio, esa fue su condición, dirá no lo van hacer y nosotras lo limpiamos todo, hicimos que tumben matas, tiramos la basura, todo, lo dejamos limpio, al mes cuando el vino a poner la primera piedra, se sorprendió porque el terreno era otro, distinto al que vio y ya dijo que lo va hacer, y se hizo, ahorita está parada la escuela, bien equipada, por nosotras (ríe) se pará la escuela, ahorita pues, solo un año estuvo nuestros hijos y ya salimos.

E.- pero es un orgullo.

I.X.- exactamente, es un orgullo que nosotras tenemos hasta ahora y vamos a tener siempre, porque si no fuera por nosotras, la escuela no se pará, ahorita las nuevas que entraron, a ellas les corresponde mejorar todavía la escuela y hasta la maestra se reía porque dice, nunca pensé dice que me topara con un grupo de madres de familia, que hicieran eso, porque en varias comunidades he pasado dice y hasta es más donde yo me quite, -cuántos años llevo solicitando una escuela así? Para mis niños y me quite, y nada, en cuestión a otra maestra que esta también acá, años que lleva solicitando la escuela y no se le dio, pero es como le decimos no es solo el maestro, sino que también las madres de familia, hay que poner se su parte, para que se pueda lograr lo que uno quiere.

E.- tiene que ser un colectivo, porque si es una persona, la ignoramos y no va hacer nada.

I.X.- exactamente y ahorita la escuela inicial se metió en el programa eso de escuelas de calidad, nosotros también le dijimos a la maestra, meta su solicitud, nosotros se lo firmamos, para ver si se le da el apoyo y la maestra también lo hizo, firmamos, se solicitó y ahorita tiene el programa, creo que este año que salió se cobró 60 mil pesos, para la mejora de la escuela y será seguir, nosotros hicimos la lucha y todo, es cierto nuestros hijos ya salieron, pero vienen otros, que también van a estudiar y pues es un beneficio para el pueblo, claro que no es para uno, ni para dos, es para el pueblo, si nosotros no tuvimos esa oportunidad por los menos nuestros hijos que tengan esa oportunidad y una buena escuela.

E.- es parecido a la situación…

I.X.- pues sí, es cierto porque si te dejas, yo a ella así le digo, hija le digo hay que saber hacer bien las cosas, antes de hacerlo, pensarlo, porque es lo más importante… sí quieres algo y te lo propones, lo vas a lograr, porque pues antes no se podía, como nosotros cuando crecimos y todo, no hay una forma para solventar los gastos, para seguir estudiando, pues ahora hay que ver cómo hacer para ayudarlos, para que puedan estudiar y tener algo mejor.

E.- entonces Ud. si ha platicado sobre su futuro (hija).

I.X.- sí, siempre a veces, pues platicamos y decimos que vamos hacer o que va ser de ella o algo y por eso ahora, pues si platicamos siempre.

E.- hay caso donde dicen, no, es mujer, se va a casar, me he topado con casos así.

I.X.- sí, bueno hay padres de familia que sí dicen así, pues uno es mujer y todo, no tiene por qué seguir estudiando, porque al fin y al cabo se va a casar, pero digo, todos tienen derecho de estudiar, si se puede, adelante, porque con el tiempo lo vas a necesitar, ahorita en cualquier trabajo, cualquier cosa que uno quiera hacer, primero te piden tu estudio. E.- y aun así con estudio, la mujer es marginada.

I.X.- sí, a veces sale, que a veces dicen que no, cómo lo va hacer, porque. E.- hay que darle armas.

I.X.- aja, exactamente para que se pueda defender, para que así no tenga tantos obstáculos en el camino, que se sepa defender.

ANEXO 2

ABREVIATURAS

Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica (ANMEB)

Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES)

Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

Banco Mundial (BM)

Centros de Bachillerato Tecnológico (CBT)

Centros de Enseñanza Terminal (CET)

Centros de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECYT)

Colegio de Bachilleres (COBACH)

Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH)

Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (CONALEP)

Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL)

Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)

Dirección de Educación Secundaria (DES)

Dirección de Enseñanza Técnica, Industrial y Comercio (DETIC)

Dirección de Evaluación de la Secretaría de Educación Pública (DGE)

Dirección General de Educación Audiovisual y Divulgación (DGEAD)

Dirección General de Educación Tecnológica Agropecuaria (DGETA)

Dirección General de Educación Tecnológica Industrial (DGETI)

Educación Media Superior (EMS)

Escuela Nacional Preparatoria (ENP)

Estados Unidos de América (E.U.A.)

Facultad de Estudios Superiores (FES)

Fondo Monetario Internacional (FMI)

Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE)

Instituto Politécnico Nacional (IPN)

Ley General de Educación (LGE) Marco Curricular Común (MCC)

Organización de Estados Iberoamericanos (OEI)

Organización de las Naciones Unidas (ONU)

Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)

Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)

Programa Nacional de Educación (PRONAE)

Programa Sectorial de Educación (PSE)

Reforma Integral de la Educación Media Superior (RIEMS)

Reforma Integral de la Educación Secundaria (RIES)

Secretaría de Educación Pública (SEP)

Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE)

Sistema de Información de Tendencias Educativas en América Latina

(SITEAL) Sistema Nacional de Bachillerato (SNB)

Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC)

Universidad de Quintana Roo (UQROO)

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)

Universidad Pedagógica Nacional (UPN)

[...]


1 Fragmento de la segunda entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 2 de Diciembre del 2014.

2 Fragmento de la primera entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 12 de Octubre del 2014.

3 Fragmento de la segunda entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 2 de Diciembre del 2014.

4 Fragmento de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Temozón realizada el 23 de Septiembre del 2014.

5 Fragmento de la segunda entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 2 de Diciembre del 2014.

6 Fragmento de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Temozón realizada el 23 de Septiembre del 2014.

7 Fragmento de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Yaxcopil realizada el 14 de Noviembre del 2014.

8 Fragmento de la entrevista con el informante hombre de la comunidad de Yaxcopil realizada el 25 de Octubre del 2014.

9 Fragmento de la primera entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 12 de Octubre del 2014.

10 Fragmento de la primera entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 12 de Octubre del 2014.

11 Fragmento de la primera entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 12 de Octubre del 2014.

12 Fragmento de la primera entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 12 de Octubre del 2014.

13 Fragmento de la primera entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 12 de Octubre del 2014.

14 Fragmento de la primera entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 12 de Octubre del 2014.

15 Fragmento de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Temozón realizada el 23 de Septiembre del 2014.

16 Fragmento de la segunda entrevista con la informante mujer de la comunidad de Temozón realizada el 29 de Noviembre del 2014, las opiniones fueron expresadas por la informante auxiliar que accedió a participar en la investigación.

17 Fragmento de la segunda entrevista con la informante mujer de la comunidad de Temozón realizada el 29 de Noviembre del 2014, las opiniones fueron expresadas por la informante auxiliar que accedió a participar en la investigación.

18 Fragmento de la primera entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 12 de Octubre del 2014.

19 Fragmento de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Yaxcopil realizada el 14 de Noviembre del 2014.

20 Fragmento de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Yaxcopil realizada el 14 de Noviembre del 2014.

21 Fragmento de la primera entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 12 de Octubre del 2014.

22 Fragmento de la segunda entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 2 de Diciembre del 2014.

23 Fragmento de la entrevista con él informante hombre de la comunidad de Yaxcopil realizada el 25 de Octubre del 2014.

24 Fragmento de la primera entrevista con la informante mujer de la comunidad de Temozón realizada el 23 de Septiembre del 2014.

25 Fragmento de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Yaxcopil realizada el 14 de Noviembre del 2014, las opiniones fueron expresadas por la informante auxiliar que acepto participar en esta investigación.

26 Fragmento de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Yaxcopil realizada el 14 de Noviembre del 2014, las opiniones fueron expresadas por la informante auxiliar que acepto participar en esta investigación.

27 Fragmento de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Yaxcopil realizada el 14 de Noviembre del 2014, las opiniones fueron expresadas por la informante auxiliar que acepto participar en esta investigación.

28 Fragmento de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Yaxcopil realizada el 14 de Noviembre del 2014.

29 Fragmento de la entrevista con él informante hombre de la comunidad de Temozón realizada el 23 de Septiembre del 2014.

30 Fragmento de la entrevista con él informante hombre de la comunidad de Temozón realizada el 23 de Septiembre del 2014.

31 Fragmento de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Temozón realizada el 23 de Septiembre del 2014.

32 Fragmento de la segunda entrevista con la informante mujer de la comunidad de Temozón realizada el 29 de Noviembre del 2014, la opinión fue expresada por la informante auxiliar que accedió a participar en la investigación.

33 Fragmento de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Temozón realizada el 23 de Septiembre del 2014.

34 Fragmento de la primera entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 12 de Octubre del 2014.

35 Fragmento de la primera entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 12 de Octubre del 2014.

36 Fragmento de la entrevista con él informante hombre de la comunidad de Yaxcopil realizada el 25 de Octubre del 2014.

37 Fragmento de la primera entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 12 de Octubre del 2014.

38 Fragmento de la entrevista con él informante hombre de la comunidad de Temozón realizada el 23 de Septiembre del 2014.

39 Fragmento de la primera entrevista con la informante mujer de la comunidad de Temozón realizada el 23 de Septiembre del 2014.

40 Fragmento de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Yaxcopil realizada el 14 de Noviembre del 2014.

41 Fragmento de la entrevista con él informante hombre de la comunidad de Yaxcopil realizada el 25 de Octubre del 2014.

42 Fragmento de la primera entrevista con la informante mujer de la comunidad de Temozón realizada el 23 de Septiembre del 2014.

43 Fragmento de la segunda entrevista con la informante mujer de la comunidad de Temozón realizada el 29 de Noviembre del 2014, la opinión fue expresada por la informante auxiliar que accedió a participar en la investigación.

44 Fragmento de la segunda entrevista con la informante mujer de la comunidad de Temozón realizada el 29 de Noviembre del 2014, la opinión fue expresada por la informante auxiliar que accedió a participar en la investigación.

45 Fragmento de la entrevista con él informante hombre de la comunidad de Yaxcopil realizada el 25 de Octubre del 2014.

46 Fragmentos de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Temozón realizada el 23 de Septiembre del 2014.

47 Fragmentos de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Temozón realizada el 23 de Septiembre del 2014.

48 Fragmento de la primera entrevista con la informante mujer de la comunidad de X´Pechil realizada el 12 de Octubre del 2014.

49 Fragmento de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Temozón realizada el 23 de Septiembre del 2014.

50 Fragmento de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Yaxcopil realizada el 14 de Noviembre del 2014, la opinión fue expresada por la informante auxiliar que acepto participar en esta investigación.

51 Fragmentos de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Yaxcopil realizada el 14 de Noviembre del 2014.

52 Fragmento de la entrevista con la informante mujer de la comunidad de Yaxcopil realizada el 14 de Noviembre del 2014, la opinión fue expresada por la informante auxiliar que acepto participar en esta investigación.

116 de 116 páginas

Detalles

Título
Deserción educativa. Motivos y sentir del joven desertor
Universidad
Universidad Pedagógica Nacional
Autor
Año
2016
Páginas
116
No. de catálogo
V335191
ISBN (Libro)
9783668251854
Tamaño de fichero
1111 KB
Idioma
Español
Etiqueta
deserción, motivos
Citar trabajo
Martín Silvestre Teh Caballero (Autor), 2016, Deserción educativa. Motivos y sentir del joven desertor, Múnich, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/335191

Comentarios

  • No hay comentarios todavía.
Leer eBook
Título: Deserción educativa. Motivos y sentir del joven desertor



Cargar textos

Sus trabajos académicos / tesis:

- Publicación como eBook y libro impreso
- Honorarios altos para las ventas
- Totalmente gratuito y con ISBN
- Le llevará solo 5 minutos
- Cada trabajo encuentra lectores

Así es como funciona