¿Como es el uso del Lunfardo en el habla juvenil en Argentina?


Trabajo, 2015
19 Páginas, Calificación: 2,3

Extracto

Índice

1. Introducción

2. ¿Qué es el lunfardo?
2.1 Historia del lunfardo
2.2 La importancia del lunfardo hoy en día

3. ¿Cómo se ha formado el léxico del lunfardo?
3.1 Los préstamos
3.2 Los Neologismos

4. El habla juvenil

5. El Lunfardo y los jóvenes argentinos

6. Las técnicas usadas por los jóvenes

7. Conclusión

8. Bibliografía

9. Anexo

1. Introducción

“Para ello alguien que no les gusta no les cabe, y si no cumple bien con lo que se espera de él va para atrás. De todas formas, después de flashear (‘alucinar’) y de ponerse las pilas (‘decidirse a hacer algo con energía’) hay que dejar de mandar fruta (‘decir tonterías’) y rescatarse (‘abandonar’) del descontrol (‘desorden’) porque, si no, estás en el horno (‘estar perdido’). Si pinta (‘aparecer’) una birra (‘cerveza’), jamón (‘excelente’). Y si no, hay que tener aguante (‘resistir’).[1]

Como está escrito en un artículo de La Nación “por momento parece que hablan en otro idioma.[2] ” Se trata de los adolescentes, pero no sólo los hispanohablantes, pero de todo el mundo. Como nos muestra este ejemplo, el habla juvenil es un fenómeno internacional que se distingue de país en país. El ejemplo de arriba son frases ficticias combinadas con ejemplos de palabras de la jerga juvenil de Argentina. Lo que parece particularmente interesante, es que muchas de las palabras utilizadas por los jóvenes originan del lunfardo. Algunas de ellas han mantenido su sentido original, mientras que otras han cambiado el significado. Otro factor interesante, es que los jóvenes argentinos utilizan algunas de las técnicas que fueron también utilizadas para crear palabras en lunfardo. Tomando esto en cuenta parece que haya una relación estrecha entre el lunfardo y la jerga juvenil en Argentina.

Para examinar esta situación de manera sistemática, primero se aclarará lo que en definitiva es el lunfardo, debido a que todavía hay definiciones y opiniones muy distintas sobre ello. Después se resumirá su origen y su historia tomando también en cuenta su importancia hoy en día. El próximo paso será introducir a lo que es la jerga juvenil en general y por qué los jóvenes hacen recurso de esta. En conclusión se mostrarán unas técnicas utilizadas por los jóvenes argentinos que existen también en el lunfardo y si harán unos ejemplos para mejorar la comprensión de dichas técnicas.

Primero pero, vamos a ver cómo vino a la existencia el lunfardo.

2. ¿Qué es el lunfardo?

El Lunfardo es una variedad bien examinada y por la cual se interesan investigadores de todo el mundo. Actualmente en Argentina la “Academia porten᷉a del Lunfardo” se ocupa con la investigación de esta variedad. Las opiniones sobre lo que en definitiva es el lunfardo varían no sólo según el an᷉o en el cual fueron hechas las investigaciones pero también según las fuentes utilizadas por los lingüistas. No a caso José Gobello declaró: “There is nothing more difficult than giving a definition of Lunfardo which would satisfy at the same time linguists, Lunfardo’s enthusiasts and its speakers.[3]

La mayoría de los autores del siglo XIX y principio del XX asocia al léxico lunfardo con el lenguaje del delito. En 1978 Enrique Chaparra escribe que es una “jerga manhosa de los suburbios rioplatenses, fabla rante de los furbos o malandras.[4] ” En el mismo an᷉o Mario Teruggi define el lunfardo como argot cuando diciendo que es “la denominación que se da al argot originado en Buenos Aires en la segunda mitad del siglo XIX y que forma parte del habla espontánea de las masas populares de dicha ciudad.[5] ” Interesante no es sólo la opinión diferente sobre lo que es el lunfardo, pero también sobre por quién fue hablado. José Gobello, presidente de la “Academia porten᷉a del Lunfardo” ya mencionado arriba, encuentra un término medio. En su “Nota bene” de su diccionario apunta que el lunfardo está constituido por los términos traídos por la inmigración durante la segunda mitad del XIX siglo hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial y asumidos por el pueblo bajo de Buenos Aires.[6] Tales términos pueden estar relacionados a veces con el mundo de la delincuencia, pero en muchas otras ocasiones, no.[7] Aquí Gobello habla de términos debido al facto que la base funcional del lunfardo es la lengua castellana en el nivel sintáctico y del léxico, enriquecida con muchos préstamos y neologismos de los inmigrantes y de la población indígena.[8]

2.1 Historia del lunfardo

Por entender bien la evolución del lunfardo es importante hacer primero un pequen᷉o excurso en la historia de la inmigración de los Italianos a Argentina a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Sólo entre 1870 y 1914 emigraron a Argentina 5.500.000 personas, así que a los finales del siglo XX, Argentina era el país sudamericano con el porcentaje de extranjeros más alto.[9] En el an᷉o 1887 el 31,9 % de la población de Buenos Aires tenía orígenes italianas, principalmente de la región Génova.[10]

Como resultado del contacto entre el castellano y el italiano, osea los dialectos italianos que hablaban los migrantes italianos, vino a crearse el cocoliche, una especie de pidgin que no duró mucho tiempo y que viene definido como lengua de transición entre el italiano y el castellano. Aún el uso del cocoliche descayó, muchos de sus vocablos pasaron al lunfardo. Los migrantes italianos a menudo pertenecían a la clase baja de la población y conformemente vivían en los alrededores y los barrios de Buenos Aires. En estos barrios se vino a crear el lunfardo como lengua de contacto. Aún los italianos no fueron los únicos inmigrantes que trajeron sus idiomas a Argentina y influenciaron el vocabulario del lunfardo, los italianismos representan una de las partes principales del vocabulario del lunfardo. Teruggi dice al respecto:

”Los italianismos constituyen, indudablemente, el paquete hereditario foráneo más impresionante que recibió el lunfardo, como lo documentan los numerosos lunfardismos que han sido rastreados hasta Italia, que no hacen más que reflejar, en campo lingüístico, la influencia de los contingentes italianos que en grandes números llegaron al país.[11]

No acaso la misma palabra lunfardo tiene orígenes del italiano. La palabra lunfardo apareció la primera vez en el an᷉o 1878 en el periódico la prensa de Buenos Aires y en su contexto tenía el significado de “ladrón” .[12] Parece pero, que inicialmente la palabra lunfardo tuvo un significado diferente. El étimo del lunfardo es “lombardo”, ósea natural de Lombardía, región del estado italiano. En un vocabulario italiano del 1945 se encuentra el término ‘lombardo’ y su respectivo verbo ‘lombardare’ en relación al robar o ser ladrón.[13]

Por lo tanto mientras que el lunfardo anteriormente era usado sólo por los delincuentes y las clases bajas, hoy en día es usado conscientemente e inconscientemente por quasi todas las clases en Argentina y es conocido a nivel mundial como el lenguaje del tango.

2.2 La importancia del lunfardo hoy en día

El lunfardo se relaciona al tango a partir del tema Mi noche triste, escrito alrededor de 1915 por Pascual Contursi, primer tango que incluye lunfardismos en su letra y que introduce el lunfardo en el terreno de la lírica.[14] Gracias a los escritores populares costumbristas y a los escritores de letras de tango, los vocablos lunfardos se mantienen en el lenguaje y son usados en todos géneros literarios.

Además el lunfardo es un fenómeno que se ha expandido en otros países latinoamericanos, como por ejemplo en Uruguay y Bolivia. Con el resultado que muchos términos son aceptados por la Real Academia Espan᷉ola. Entre ellos se encuentran pibe, morfar y mina que hoy en día son también conocidos por los hispanohablantes fuera de Argentina.

3. ¿Cómo se ha formado el léxico del lunfardo?

Los lexemas espan᷉oles presentan la mayor parte del léxico lunfardo con casi un 80%. En este contexto estos lunfardismos primordialmente no son préstamos, sino neologismos con un nuevo significado semántico y nuevas morfologías. Los préstamos incluyen en primer lugar palabras de otras lenguas como del francés y el italiano.

3.1 Los préstamos

La Real Academia Espan᷉ola define de esta manera los préstamos: “Elemento, generalmente léxico, que una lengua toma de otra.[15] ” Como explicado ya anteriormente, el lunfardo tiene muchos préstamos, de los cuales la mayoría provienen de los dialectos de Italia. Puesto que no es tema central de este trabajo escrito no se an᷉adirán informaciones suplementarias sobre los préstamos.[16]

3.2 Los Neologismos

El lunfardo mostra una gran creatividad en la creación de Neologismos. Hablantes de idiomas vivientes producen e inventan cada día nuevas palabras. Como neologismos semánticos serán presentados la metáfora, la metonimia y la sinécdoque y como neologismos morfológicos el vesre.

Metáfora y metonimia

La metáfora es un tropo que consiste en trasladar el sentido recto de las voces a otro figurado, en virtud de una comparación tácita.[17] Aquí unos ejemplos.

Antenas: ‘orejas’

Garfios: ‘dedos’

Melón: ‘cabeza’

La metonimia es un tropo que consiste en designar algo con el nombre de otra cosa tomando el efecto por la causa o viceversa, el autor por sus obras, el signo por la cosa significada.[18]

Ejemplos:

Cortar por ‘matar’

Alegría por ‘droga’

La sinécdoque es un tropo que consiste en extender, restringir o alterar de algún modo la significación de las palabras, para designar un todo con el nombre de una de sus partes, o viceversa; un género con el de una especie, o al contrario; una cosa con el de la materia de que está formada.[19]

Ejemplos:

Cráneo por ‘persona inteligente’

Lomo por ‘cuerpo bien formado’

El vesre

El lunfardo incorporó la inversión silábica, que consiste es su forma canónica en un pasaje de la última sílaba de una palabra lunfarda o castellana a la primera, de la penúltima a la segunda y así en forma sucesiva hasta invertir las sílabas ordenadamente; procedimiento denominado técnicamente vesre – anagrama de la voz revés –. El vesre se manifiesta desde variantes léxicas fácilmente reconocibles o relativamente sencillas.

Gobello define el vesre como “un anagrama o metátesis, que en definitiva, viene a ser lo mismo: el reordenamiento de los sonidos que constituyen las palabras.[20]

El vesre del lunfardo se realiza invirtiendo las posiciones de las sílabas, de modo tal que país resulta ispa; camión, mionca; maestro, troesma y caballo, llobaca. Parece que hayan unas 280 palabras vesre en el Lunfardo.[21]

Los juegos idiomáticos.

Ejemplos

pisar el palito por ‘caer en una trampa’

andar con los cables pelados por ‘tener rachas de locura’

[...]


[1] Conde, Oscar: Lunfardo rioplatense. Delimitación, descripción y evolución. En: Vila Rubio, Neus: De parces y troncos. Nuevos enfoques sobre los argots hispánicos. Lleida 2013, p. 103.

[2] http://www.lanacion.com.ar/801003-como-entender-el-lenguaje-de-los-adolescentes. (acceso: 08.09.2015)

[3] Gobello, José: Nuevo diccionario Lunfardo. Buenos Aires 2003, p. 9.

[4] Wunderlich (2014), p 31.

[5] Ibidem, p. 32.

[6] Ibidem, p. 32.

[7] Castan᷉eda Naranjo, Luz Stella/ Ordun᷉a López, José Luis: Estudio lexicológico comparativo de la categoría nominal en parlache y lunfardo. En: Vila Rubio, Neus: De parces y troncos. Nuevos enfoques sobre los argots hispánicos. Lleida 2013, p. 108

[8] Wunderlich, Janka (2014), p. 261.

[9] Ibidem, p. 260.

[10] Ibidem, p. 260.

[11] Teruggi, Mario E.: Panorama del lunfardo. Génesis y esencia de las hablas coloquiales urbanas. Buenos Aires 1979, p. 104.

[12] Conde, Oscar: Lunfardo rioplatense. Delimitación, descripción y evolución. En: Vila Rubio, Neus: De parces y troncos. Nuevos enfoques sobre los argots hispánicos. Lleida 2013, p. 79.

[13] Iribarren Castilla, Vanesa G.: Investigación de las hablas populares rioplatenses. El lunfardo. Madrid 2009, p. 16.

[14] Ibidem, p. 50.

[15] http://lema.rae.es/drae/?val=pr%C3%A9stamo. (10.09.2015)

[16] Para obtener más informaciones sobre el asunto consultar: Gobello, José: Vieja y nueva Lunfardía. Buenos Aires 1963.

[17] http://lema.rae.es/drae/?val=metafora. (16.09.2015)

[18] http://lema.rae.es/drae/?val=metonimia. (16.09.2015)

[19] http://lema.rae.es/drae/?val=sin%C3%A9cdoque. (16.09.2015)

[20] Castan᷉ada Naranjo/ Ordun᷉a López (2013), p. 113.

[21] Conde (2013), p. 99.

Final del extracto de 19 páginas

Detalles

Título
¿Como es el uso del Lunfardo en el habla juvenil en Argentina?
Universidad
Christian-Albrechts-University of Kiel  (Romanisches Seminar)
Curso
Varietätenlinguistik des Spanischen
Calificación
2,3
Autor
Año
2015
Páginas
19
No. de catálogo
V346486
ISBN (Ebook)
9783668363939
ISBN (Libro)
9783668363946
Tamaño de fichero
536 KB
Idioma
Español
Etiqueta
lunfardo, jugendsprache, habla juvenil
Citar trabajo
Alexia Soraia Pimenta Gomes Zonca (Autor), 2015, ¿Como es el uso del Lunfardo en el habla juvenil en Argentina?, Múnich, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/346486

Comentarios

  • No hay comentarios todavía.
Leer eBook
Título: ¿Como es el uso del Lunfardo en el habla juvenil en Argentina?


Cargar textos

Sus trabajos académicos / tesis:

- Publicación como eBook y libro impreso
- Honorarios altos para las ventas
- Totalmente gratuito y con ISBN
- Le llevará solo 5 minutos
- Cada trabajo encuentra lectores

Así es como funciona