Experiencia de los conductores del metro en relación con el suicidio. Un caso de anomia


Proyecto/Trabajo fin de carrera, 2017
97 Páginas, Calificación: 8.6

Leer texto completo

ÍNDICE

Introducción.

CAPÍTULO 1. Elementos conceptuales y aproximaciones para entender las condiciones en las que se desenvuelven los trabajadores del metro.

CAPÍTULO 2. Aspectos contextuales.

CAPÍTULO 3. Experiencias etnográficas en el METRO de la Ciudad de México.
3.1. Arrollados: cifras y ubicación del suceso en toda la red del STCM.
3.2 Algunas Entrevistas a conductores del metro en relación con en el acto de suicidio del que fueron partícipes.

CAPÍTULO 4. Análisis e interpretación de la experiencia de los conductores.
4.1 Análisis de entrevistas.

Conclusiones.

Bibliografía.

AGRADECIMIENTOS

A mis padres, por su gran esfuerzo y por inculcarme los valores hacia la vida, a María José Juárez Moreno por acompañarme a lo largo del cumplimiento de mis metas. A Isaura Cecilia García por su gran apoyo durante la carrera, a Luis Arturo Jiménez Medina por los consejos, a Francisco de la Peña Martínez por apoyarme en la primera parte del proyecto y a todos los trabajadores del metro que amablemente proporcionaron su tiempo y abrieron su corazón en este tema difícil para ellos en algunos casos, a la Doctora Lucrecia Hernández por apoyarme con la primera parte del proyecto.

Introducción

La siguiente narración corresponde a Francisco, un conductor del convoy del Sistema Colectivo Metro, que afirmó que los incidentes de arrollados o suicidas tienen consecuencias en su vida laboral:

En mi vida laboral el último incidente del arrollado, pues afecta, porque quedas como asustado, te queda impactada la sensación del momento del arrollado, y pues, sí es algo muy fuerte para seguir conduciendo (2010).

Tomando en cuenta testimonios como éste, este trabajo se abocará al estudio de la experiencia de los conductores, a través del análisis, en relación con el suicidio y el concepto de anomia, los nombres y otros datos personales fueron cambiados en su mayoría a petición de los conductores por la delicadeza de la temática aquí tratada.

Algunos estudios que fueron pioneros acerca de la problemática de la salud mental de los conductores fueron los realizados en Dinamarca durante 1980 con buenos resultados respecto a su tratamiento (Cothereau, 2004: 488) lo cual demarca la responsabilidad y alcance de este trabajo.

El objetivo general de esta investigación es analizar las experiencias de los conductores del METRO mediante el método etnográfico en relación con la situación de las personas que se suicidan al ser arrollados por dicho sistema de transporte a fin de reconocer los efectos en su vida cotidiana, esperando sea de apoyo de alguna u otra forma para futuras investigaciones.

En esta investigación, se define al conductor del metro como ''el agente que efectúa las maniobras, operaciones y vigilancia del servicio que los trenes prestan al público usuario'' (Delgado, 2012: 7). Dicho sistema de transporte que es una empresa privada, comprende dos áreas en su organización: a) Área Administrativa y b) Área de Operación. (Delgado, 2012: 11), que se diferencian de otros tipos de puestos de trabajo que existen en el sistema como es el caso de los inspectores, según Delgado (2012: 12) ''4, el 17,5% de los inspectores también tuvieron que enfrentar arrollamientos contra 25,6% de los conductores'' (Delgado, 2012: 12), que son la siguiente escala a alcanzar por parte de los conductores, siguiendo con el mismo autor, ''a pesar de que los inspectores ya no están expuestos, cargan con un pasado el cual se hace presente cada vez que un conductor enfrenta esta situación'' (Delgado, 2012: 13). Es relevante el trabajo que desempeñan estos sujetos para el estudio de la anomia y el suicidio, ya que el tren en línea, refleja el funcionamiento de todo el Sistema, y el sistema administrativo está en estrecha relación con el aspecto de los trenes (Delgado, 2012: 16).

Respecto al arrollamiento de una persona, un suceso que en la mayoría de los casos no se tiene la posibilidad de evitar, la prevalencia es tan alta y tan impactante para los trabajadores que según Delgado, probablemente sea el problema más característico que éstos viven y tal vez el más importante (Delgado, 2012: 16). Lo que diferencia a estos trabajadores de muchos otros es el enorme riesgo que significa, para su integridad mental y emocional, el poder enfrentar un arrollamiento, donde el victimario es a su vez víctima (Delgado, 2012: 17).

El suicidio es un tema relevante, ya que forma parte de la vida de estos trabajadores como imaginario, el conductor tiene en mente, cada vez que llega a una estación o en algunas de ellas, la posibilidad de enfrentar un arrollamiento (Delgado, 2012: 19).

Como menciona Angel Palerm acerca de lo universal(Palerm, 2005: 4), que es la antropología como disciplina, tendría cabida aquí como estudio de un fenómeno de las dinámicas sociales y los grupos, y no solo eso, su universalidad la ha llevado a tomar nuevos rumbos de investigación. La gran trayectoria que conforma la historia de la Etnología desde sus inicios en los grupos arcaicos hasta la actualidad donde el extrañamiento del otro es de gran ayuda para explicarnos a nosotros mismos como sociedad actual dan pauta a mi parecer a un nuevo campo muy amplio. Los nuevos intentos como los de Marc Auge en "el etnólogo en el metro" dejan ver una nueva forma de hacer etnología dan pauta vernos a nosotros mismos con una actitud renovada, descubriendo nuevos planos donde antes se invisibilizaba. Relativamente nuevos, los precedentes de la etnología adentrándose en lo urbano los podemos encontrar en las escuela de Chicago y Manchester como los más significativos. Investigando principalmente:" grupos sociales y territorios, segregaciones raciales y fenómenos culturales, desviación/integración, movilidad y redes de relaciones, mentalidades y sociabilidad,y comunidad local ante la más inclusiva sociedad" (Homobono, 2000: 16), algunos elementos de los cuales hablaremos en esta investigación.

Mas tarde, bajo el marco de la posmodernidad que nos muestra que no es viable ninguna certeza, la antropología desde los 80’s en México rechazó la cientificidad de la ciencia y dio mas importancia a la experiencia del trabajo de campo. Este nuevo pensamiento vislumbra a la antropología tradicional como una ciencia en crisis, donde su objeto de estudio ha desaparecido, y han aparecido nuevas figuras como la del antropólogo indígena (Delgado:2000,1) . Para investigar estos nuevos actores, partiremos de que en esta investigación, como primera dificultad metodológica, se intenta superar el hecho de que la anomia como tal no se encontrará reconocida verbalmente, como lo señala Benbenaste (2008: 188) respecto a los hechos sociales. Por lo que se propone en futuros trabajos, además de la interpretación a fondo de dichas entrevistas, también la recopilación de la experiencia de los profesionales en tratamiento psicoanalítico proporcionado por el Sistema de Transporte Colectivo (STC). Se trata de una interpretación del discurso verbal que plantea una especial dificultad en este análisis. En las entrevistas se puso especial atención en el trasfondo de lo que a primera vista expone el entrevistado. Respecto a esta particularidad metodológica, Franz Boas escribe refiriéndose a los fenómenos lingüísticos:

''La diferencia esencial entre los fenómenos lingüísticos y los demás fenómenos culturales es que los primeros no emergen nunca a la conciencia clara, mientras que los segundos, se elevan a menudo hasta el nivel del pensamiento consciente, dando lugar así a razonamientos secundarios y a reinterpretaciones'' (Levi-Strauss,1995: 67).

Bajo este rumbo de la interpretación de la experiencia, en esta investigación se muestran entrevistas realizada a personas que laboran como conductores del convoy del metro y arrollaron a individuos posiblemente suicidas. Si bien, no todos los arrollados son suicidas, se pudo encontrar en una investigación en Francia, donde se dice que todos los conductores experimentan esa situación a lo largo de su carrera, que el suicidio era la causa prevalente de los incidentes de arrollados, además, se observó en datos estadísticos, que en ese país este hecho ocurre entre 500 y 600 veces al año (Cothereau:2003, 490). Como Boas menciona, habrá que tener de supuesto que los sujetos de estudio no tendrán conciencia clara de las implicaciones de su experiencia, por lo tanto, los datos obtenidos fueron logrados a través de la profundización, donde se utilizó el concepto de anomia para realizar la interpretación y el enfoque.

Cabe mencionar que las dificultades de esta investigación no fueron solo teórico-metodológicas, sino que se debió en gran parte a la dificultad de acceso a la información y retardos burocráticos del STC, ya que desde que se realizó la petición de acceso a la información para obtener datos estadísticos se tuvo que pasar por un largo proceso, además la dificultad de grabar en este espacio dio lugar a que en muchos días se cancelara el trabajo de campo debido a la prohibición existente (aún en tiempos libres o de descanso mientras los conductores esperaban el convoy), lo que hizo que muchas entrevistas se realizaran en lugares externos al metro y en horarios libres de los entrevistados, agendados con anticipación.

En su mayoría se encontraron diversos factores que proporcionan datos acerca de cómo les afecta a los conductores el deceso de un usuario del metro. Se realizó un acercamiento a la construcción social de la realidad como un panorama del ambiente en el que desempeñan su trabajo los conductores, el antes y el después de enfrentar o presenciar un posible suicidio, es decir, se recopilaron datos que dieron cuenta de un impacto significativo en dichos sujetos, el porqué de este impacto específico en sus personalidades resultado de una experiencia social y cultural específica, mediante el análisis de la información del programa de apoyo psicológico que se brindó a conductores así como entrevistas a éstos.

A lo largo de la investigación se recopilaron datos acerca del modo en que maneja el STC Metro, la incidencia de sucesos de arrollados o de suicidios para con los trabajadores, y el usuario en general. La problemática repercute en varios aspectos, por ejemplo, se ha suspendido el servicio 87 horas por 178 casos de suicidio de 1999 a 2006 (Alcaraz, 2006) lo que genera grandes pérdidas económicas (Delgado, 2012: 9).

Así se caracterizaron a los actores que participan como espectadores directos de este fenómeno que a su vez son afectados en sí mismos y en su vida cotidiana y laboral. Los conductores del metro, quienes son participes de un probable (no todos los casos de arrollados son por suicidio, ya que algunos son empujados por otros transeúntes) suicidio están inmersos en la vida urbana, por lo cual es importante y necesario recabar su experiencia desde este punto de vista. Los sujetos arrollados o suicidas dentro de esta dinámica, se podrían clasificar como objeto de una anomia social, que según Durkheim proviene de la falta de fuerzas coercitivas en una sociedad (225: 2010), y que como propongo, proviene de lo que el mismo autor caracteriza como suicidio anómico. De estos dos conceptos, Anomia social y suicidio anómico, de los cuales se ahonda más adelante, algunos indicadores de su presencia ya sea en una sociedad o en sus individuos, son por ejemplo la falta de escolaridad, el estado civil, o la ocupación, que provocan los problemas económicos, sentimentales o psíquicos.

Por todo lo anterior, dada la preocupación del suicidio en aumento en México cada año, en este trabajo se delimitará y describirá el caso del suicidio anómico en el STC Metro visto a través de uno de los actores involucrados: el conductor del tren, los efectos del siniestro en sus dinámicas, en el ambiente, en su contexto, en su vida laboral y cotidiana, cómo repercute la muerte en dichos sujetos. Para ello se definirá el escenario en que ocurre. Esto contribuirá a explicar una parte de las dinámicas cotidianas de la Ciudad de México, mediante una serie de estadísticas, entrevistas, y demás información recopilada en el trabajo de campo, que va desde inicios del 2008 hasta finales del 2010, aunque se sabe que estos incidentes aumentan día a día, otro factor que dará hincapié a futuras investigaciones.

El interés de la investigación es hacia el tema de la anomia como parte de la vida mental urbana, sus dinámicas, los sujetos individualistas que produce, la ironía de estar solo estando con tantos, una etnología de la soledad (Delgado, 2007: 26). Los conductores se encuentran en una soledad rodeada de miles de personas, en una comunicación técnica y distante (Delgado, 2012: 13) donde aprovechando la mirada etnológica, ''la etnología pueda, ayudarnos a comprender lo que nos es demasiado familiar para que nos resulte ajeno''. (Augé, 2008: 29). Es así que, en su gran capacidad y originalidad, la etnología aportará su mirada a esta investigación, ya que como escribe Tylor, está dirigida a resguardar: ''Un conjunto complejo en el que se ubican los conocimientos, creencias, arte, moral, derecho, costumbres y todas las demás aptitudes o hábitos adquiridos por el hombre en cuanto miembro de la sociedad'' (Tylor en Levi-Strauss, 1995: 66). También a las formas de adaptación, la personalidad del hombre de ciudad, que está en contacto cotidiano con símbolos de los que se apropia. Estará permeada por el encuentro fugaz. ¿Qué sucede cuando la persona que vive en este contexto no se adapta o es relegada?

Al respecto advirtió Manuel Delgado: ''Si ya de por sí es comprometido explicar en qué consiste la antropología, y cuáles son sus objetos y sus objetivos, mucho más lo es tener que dar cuenta de su papel en contextos en los que, en principio, no se la esperaba'' (Delgado, 2002: 9). El tema aquí tratado, podría parecer un tema no tradicional para la etnología como sería por ejemplo un ethos, aunque desde un enfoque antropológico de la modernidad y lo urbano, contribuye en mayor medida al entendimiento de la construcción simbólica del espacio urbano. Así, la investigación utilizará el método etnográfico, para establecer un perfil del contexto socio-cultural de este fenómeno. La etnografía, utilizada tradicionalmente por la antropología para investigar las sociedades tradicionales, ahora volteando hacia sí misma, hacia la urbe: ''Hoy la etnografía empieza a ser predominantemente urbana y los manuales etnográficos no pueden referirse a los Dosum, los Nuer, etc., sino también a los acontecimientos de inmigrantes, a las factorías, a los barrios, etc.” (Aguirre, 1995: 10).

Así mismo, el carácter de la etnología, como paso del proceso de investigación antropológica comparativo de los datos etnográficos existentes (Levi-Strauss, 1995: 50), consagrado a descubrir el carácter inconsciente de la cultura (ibid.: 70), hará que se analicen algunas investigaciones acerca de la anomia, primero para comprender el término y su uso, posteriormente para su aplicación en esta investigación.

Desde principios del siglo XX el filósofo G. Simmel, advirtió que ''cualquier investigación acerca del significado interno de la vida moderna y sus productos... debe resolver la ecuación que las estructuras como las metrópolis proponen entre los contenidos individuales y supraindividuales de la vida'' (Simmel, 1998: 47). Así pues, el tema de esta investigación se encaminará en esa dirección para contribuir a los estudios acerca de la anomia en contextos urbanos contemporáneos.

El suicidio como problema social, puede ser un problema o una solución para el suicida, la más común es tratarla como problema para la sociedad (Estruch, 1982: 23), y me parece el rumbo para tratarlo de manera ética, visto desde esta perspectiva, es un problema ascendente en México, que afecta en forma principal a los hombres de edad avanzada. Sin embargo, incrementos recientes en la población adolescente y adulta joven enfatizan la necesidad de desarrollar programas de prevención y tratamiento en esta área. Por la frecuencia con la que ocurrieron hechos suicidas en áreas urbanas destacan el Distrito Federal con 99.5 por ciento, dato que otorga importancia a esta tesis en relación con su particularidad geográfica. Propongo más adelante la prevención al no ser solo una serie de hechos aislados, sino relacionándola con hechos generales que forman parte del factor socio-cultural como la situación económica, nivel educacional, e instancias del espacio ya que, como fenómeno multifactorial, el suicidio debería ser enfrentado desde diferentes ámbitos para su prevención, y es tan complejo que incluso puede estar determinado por un virus" existen estudios que relacionan la presencia de anticuerpos de Toxoplasma gondii con cambios en la personalidad y la conducta, como esquizofrenia, enfermedad de Parkinson, riesgo de suicidio, depresión y trastorno bipolar" (Rosales, 2016: 4).

Esta investigación está organizada en cuatro capítulos los cuales mencionaré a continuación. En el capítulo 1, se describen y contextualizan los casos de suicidio en el metro con el uso del concepto anomia, y no solo este tipo de anomia, si no que se muestran entrevistas realizadas en el periodo en el que se desarrollo esta investigación, donde tuve la fortuna de conjuntar el trabajo realizado con Lucrecia Hernández, doctora de la ENAH que corresponden al trabajo infantil, un caso alarmante que vive la realidad actual de la Ciudad de México y que desarrollo y relaciono con el concepto de anomia, ampliando lo realizado en ese anterior trabajo y complementando este trabajo. Al finalizar este capítulo se profundiza en el concepto de anomia, pasando por los autores Durkheim, Simmel y Merton, y otros autores que dan, desde diversas perspectivas disciplinarias, explicaciones acerca del suicidio y la anomia. Con esto se logra explicar este problema en el marco de la vida cotidiana al acentuar los casos de suicidio a fin de dibujar un panorama de dicho asunto en la Ciudad de México, es decir se intenta dar un enfoque individual y social. Este primer capítulo se conjuga con el capítulo 2, ya que se exponen detenidamente los elementos contextuales socio-históricos de la urbe, la forma de vida que va creando sociopatías y psicopatías que pueden tener como base el stress o la depresión, como son el suicidio y algunas otras situaciones que corresponden a la existencia de la anomia, como los niños vendedores ambulantes en el metro y la violencia, datos que derivaron del estudio "Niños niñas y adolescentes que trabajan en el metro", de Lucrecia Hernández, proyecto en el que participé en el mismo periodo en el que realicé esta tesis y la cual la complementó en varios aspectos como he mencionado, con algunas imágenes y datos significativos relevantes para esta investigación que se muestran más adelante, y externo nuevamente mi agradecimiento.

Más adelante, en el capítulo 3, se exponen los resultados de la información recopilada desde el inicio del trabajo de campo en las instalaciones del metro, así como la brindada por el CEO (Centro Estadístico de Operaciones). Así mismose analiza, en un periodo que va de 2008 a 2009, la ubicación geográfica y cronológica de los suicidios, que se localizan en el centro de la Ciudad con mayor incidencia. Logrando caracterizar estefenómenocomo puramenteurbano, en este capítulo también se muestran las entrevistas a conductores que cedieron su tiempo para obtener información muy valiosa para esta investigación. En el capítulo cuarto se analizan los datos que se presentaron en el anterior capítulo en donde se muestra, etnográficamente, la situación social en que viven la cotidianidad relacionada con la anomia los conductores del METRO. En el apartado de las conclusiones se realiza una reflexión acerca de la prevención del suicidio en el metro como forma de hacer recíproco este trabajo para con el sector en el que se trabajó y en general acerca del fenómeno, que constituyen una importancia para investigaciones posteriores, haciendo algunas breves comparaciones con algunas medidas tomadas en otros países para su tratamiento y para la prevención en general acerca del suicidio.

CAPÍTULO 1. Elementos conceptuales y aproximaciones para entender las condiciones en las que se desenvuelven los trabajadores del metro

Al profundizar en el concepto anomia, que proviene del griego Üvoìía y refiere a desorganización o condiciones de desintegración social (Pérez, 2007: 231), una de las propuestas teóricas principales para tratar este tema son sin duda, las propuestas teóricas de Émile Durkheim.

El sociólogo Émile Durkheim, es pionero del tema e importante para comprender anomia como concepto, y sus clasificaciones del suicidio nos sirven para diferenciar la forma de suicidio que se indaga en este estudio, principalmente el suicidio anómico, que tiene una relación con factores sociales que influyen en la despersonalización del individuo (Durkheim, 1989: 143) lo cual me llevará a ahondar más adelante en el concepto de alienación. A la anomia la define como la incapacidad de la estructura social para regular y satisfacer las necesidades de sus individuos. Si el suicidio anómico es según Durkheim y Simmel consecuencia de diversos factores sociales, como la economía y el predominio del intelecto, es de gran ayuda esta postura para interpretar la experiencia de los conductores como veremos más adelante, cuando se habla acerca del suicidio como uno de los males de la modernidad.

Durkheim no acuña el concepto de anomia, pero es esencial dar una revisión de su trabajo para describirlo, como también lo es, por ejemplo, para descifrar el papel del individualismo. Es decir, si éste es un término positivo: individualización que lleva al desarrollo del individuo cívicamente, (si se observa como logro evolutivo de la humanidad), o si es un término negativo para la sociedad en general que lleva a una individualización anómica (Rabotnikoff, 2005: 130).

Una cara de la anomia es la de la delincuencia. Lidia Girola (2005) en su libro: Anomia en individualismo. Del diagnóstico de la modernidad de Durkheim al pensamiento contemporáneo'' analiza la obra de Durkheim, y encuentra que uno de los ejes de su obra es la anomia y el individualismo, logrando, además de ubicarlos en su ''contexto histórico y clarificarlos de manera conceptual, establecer estos conceptos como herramientas del análisis cultural. Anomia e individualismo se articulan en manifestaciones concretas de nuestra vida cotidiana y los conceptos muestran tanto su riqueza como sus límites expresivos y analíticos’’ (Rabotnikoff, 2005: 132). Se encuentra así que, por ejemplo, el estado individualiza a través del consumo, es decir proporciona un estilo de vida a los individuos que promete entre otras cosas protección de las amenazas cotidianas, cuestión en la que llegado un punto se vuelve incapaz, cuando las crisis económicas afectan en los índices de suicidio o eleva la delincuencia (Bauman, 2007: 13). La individualización es pues un elemento propio de la anomia, algo que le impide al individuo reaccionar, encerrándolo en una burbuja, el sujeto individualizado o ensimismado, invisibiliza, e intenta incluso eludir la existencia de elementos fuera de las normas, de la misma manera como la alienación es un modo de eludir el pensamiento (Thom, 1998: 185). Pero también la socialización, transmisión de valores en la familia son relevantes en el proceso de desarrollo del individuo, de tal manera que Durkheim y su postura de sociólogo clásico respecto a las normas y estructuras que son rotas, nos habla del Eros y Tanatos en lo social, donde la permisividad, es decir ''la renuencia del padre permisivo a ejercer una autoridad arbitraria- a decir esto es bueno y esto es malo - puede aislar al niño de ventajas vitales que la aceptación de determinada estructura podría proporcionar'' (Thom, 1998: 166).

De tal manera, la dialéctica se podría utilizar aquí para entender el panorama, ya que el sujeto se encuentra inmerso en una dialéctica con el mundo, la condición del sujeto en relación con su entorno es la siguiente:

Enfrentados a diferencias fundamentales, o al argumento de que las diferencias son fundamentales, anhelamos similitudes fundamentales. Procedemos a descubrirlas, enfrentados a distinciones y formas rígidas, deseamos perversamente lo indistinto e informe. Enfrentados a distinciones supuestamente absolutas, nos revelamos, participamos en juegos limítrofes (Thom, 1998: 168).

Así, aunque es un tanto positivista la visión de Durkheim, y pareciera idealizar a las normas y estructuras, (esto debido probablemente a influencias políticas) (Rabotnikoff: 2005: 133), estos conceptos podemos relacionarlos con los conceptos de Marx respecto a la alienación, un producto de la división y desigualdad de las clases (Gandarilla, 2013), por lo tanto, la individualización en un sentido negativo, está determinada por la alienación del capitalismo, generando individuos anómicos.

El sujeto tiene una relación dialéctica con el mundo, la alienación es el proceso por el cual se pierde esta relación, esto es, sujetos que no se ajustan al sistema social (Vera, 2013: 226). Para Marx el proceso de cosificación afecta a las relaciones humanas, ya que los productos de la actividad humana son alienados, es una deshumanización de las relaciones interhumanas (Schaft, 1979: 119), y como lo menciona Durkheim, una de las temporadas donde suceden más casos de suicidio, es diciembre (Durkheim, 2010: 37), temporada donde según algunas estadísticas se gasta más en promedio en México[1]. Es decir, podría ser una expresión en una temporada donde podemos ver las relaciones cosificadas, una época en las que se incrementa el consumo y que se implantó en México desde los años 50 americanizando la ciudad y gran parte del país (Monsiváis, 2008), esto se debió a un contexto de receptividad de los mexicanos a la influencia cultural estadounidense (Sosenski, 2014: 279).

Son esenciales otras investigaciones como las de Robert Merton y Georg Simmel (Delgado, 2007: 84), para entender que la dinámica que genera sujetos anómicos. Para Merton (1938) los propósitos, objetivos e intereses establecidos para el hombre anómico ya no están en su atención, una especie de conducta desviada se daría en los individuos, por una crisis de los valores y normas sociales, donde el sujeto se centra en las expectativas legítimas, pero ignora los medios legítimos (Vera, 2012: 943-955). Simmel por su parte, es un autor que tiene gran relevancia para este tema, desde la sociología plantea que ''es un error concluir sobre el carácter de la ciencia a partir de la supuestamente única existencia real de los individuos'' (Simmel, 2002: 25), en este sentido el sujeto suicida y el conductor están en interacción con otros factores sociales, como el factor económico del cual se hace una reflexión más adelante. Así también, es relevante el trabajo etnográfico ya que no se puede hablar según Simmel de individualidades totales, ni hablar de abstracciones sociales sin referir a los individuos, en un contexto en el que se enfoca a ''lo insignificante'', ''las migajas de lo social'', ''ahí donde las macro teorías sociológicas o antropológicas no distinguirían más que la sombra de las lógicas institucionales y causalidades'' (Delgado, 2007: 84).

Aunque el punto central que interesa aquí es cuando bajo el marco de la antropología urbana, esquematiza Simmel a la vida mental mediante conceptos como la anomia y La actitud blasé. Propone que la vida urbana se diferencia de la rural, en el sentido en que exige más esfuerzo intelectual debido a los cambios inmediatos. Encuentra cierto tipo de actitud que se genera en el hombre urbano que ''actúa con su cabeza y no con el corazón''. La actitud blasé (Simmel:1988:52), concepto que en esta investigación se relaciona con la anomia para explicar el fenómeno del suicidio en el metro, para él es la actitud de indiferencia e insensibilidad resultante del desenvolvimiento en los flujos cambiantes de la ciudad que desarrolla el hombre urbano, el lugar en el que se desenvuelve cotidianamente un conductor del metro, Sirve en este tema para esquematizar el contexto espacial: Menciona Marc Augé (1993), es el no-lugar, término con el que define los intersticios y espacios de anonimato, donde cada persona va de paso, desarrollando cierta actitud especifica al dirigirse en semejante ambiente.

Respecto a los cambios sociodemográficos y el incremento de suicidios: ''Durkheim sugiere que el constreñimiento y la inercia implicados en el hábito y la repetición bien pueden ser preferibles a la confusión y la anomia subjetiva que se obtendrían en ausencia de dichas repeticiones'' (Thom, 1998: 158). Así pues, dentro de esta traicionera zona de confort social se puede hablar de los factores económicos en un periodo de tiempo inestable, como desencadenante de conductas suicidas, una relación de causalidad entre alienación y suicidio anómico. Como veremos más adelante, algunos conductores mencionan en las entrevistas que las fechas de suicidios que han notado en su entorno se incrementan en diciembre, época donde se incrementa el consumo. Marx, como ya se señaló, habla del fenómeno del suicidio como una alienación del individuo hacia el dinero (Gandarilla, 2013), una despersonalización del ser (alienación), que se conjuga convenientemente con el término blasé de Simmel, e n el mismo sentido De Gomezgil observa en sus investigaciones una relación entre los países más industrializados y la tendencia al suicidio (Madariaga, 2011: 30). Caracterizando así la industrialización, podemos ver la existencia de una relación de la estructura social y su sintomatología, Ivonne García Madariaga menciona que cuando la concepción mágica de la vida llega a romperse (lo intelectual sobre los sentimientos), el individuo es marginado, o desplazado, no contemplado por la estructura social (ibídem).

Robert Merton, quien habla de una presión que la estructura social ejerce sobre el individuo (Benbenaste, 2008: 189). En este sentido, se podría identificar un rechazo o indiferencia por parte de la masa y que está presente en casos de depresión, en la ideación suicida, cuando las metas a través de la cultura logran más importancia que la fuerza social para alcanzar dichas metas (ibídem) y el sujeto se ve imposibilitado para alcanzarlas. Estos conceptos de anomia y alienación y su uso serían en este tema de investigación los más convenientes por su aplicación, aunque en Latinoamérica se ha venido utilizando principalmente para referirse al rechazo de las normas, como el caso de la anomia boba de Carlos Nino (ibídem). Es otro uso de la anomia, que a mi parecer es muy práctico, y logra identificar hasta en el uso de lo cívico por parte de los transeúntes la anomia que se expresa a través del tirar la basura en los espacios públicos, elemento que se puede interpretar de manera simbólica, donde la basura o ''la suciedad ha sido creada por las facultades ordenadoras, diferenciantes de la mente. Simboliza el desorden, el inevitable subproducto del interés excesivo por el orden'' (Thom, 1998: 185).

La alienación de Simmel está relacionada con la anomia planteada por Durkheim al referirse al ''hombre como víctima de las mismas fuerzas que él ha creado'' (Gaytán, 2002: 176), y como propone el interaccionismo simbólico, el sujeto es producto de su interacción social desde su nacimiento hasta su momento actual.

En este punto, resulta interesante que las estadísticas muestren un mayor índice de suicidios en el metro en el centro de la metrópoli, justo donde radica el ritmo de vida más rápido de toda la Ciudad de México, donde el pensamiento intelectual del hombre urbano está intrínsecamente relacionado con lo económico, es decir, es donde los sujetos están más alienados por el dinero (Simmel, 1998: 49). De ahí la importancia del tema desarrollado en un lugar caracterizado por la anomia, otra cara de la urbanidad que no se ha investigado lo suficiente.

Karl Marx se refiere a condiciones sociales que pueden provocar una perturbación en los individuos, las cuales son, la división del trabajo y el aumento de la propiedad privada que en la sociedad actual está creando cierto tipo de individuos (Calvez, en Vera, 2007: 233). Veo aquí una relación entre esta concepción de alienación y las características de la ideación suicida, de acuerdo a los conceptos de la psicología (ensimismamiento). Desde la psicología, la soledad ha sido considerada por los autores como vulnerabilidad en la ideación suicida (Villardón, 1993: 108), pues se sabe que una de las características del estado mental suicida es el sentimiento de soledad, que está dado por la percepción de la carencia de apoyo social (Villardón, 1993: 104). Por lo tanto, análogamente podemos encontrar en las características o dimensiones de la alienación el sentimiento de abandono social. En esta investigación ahondamos sobre la situación de soledad que se da en el metro y particularmente en la que se encuentran los conductores a través de las diferentes entrevistas que se suscitaron que son enfocadas a este tema.

Otra investigación sobre la alienación es, por ejemplo, la de Seeman (1975), respecto a la alienación cataloga diferentes dimensiones, una de ellas es el aislamiento, que ''supone un sentimiento de soledad, de abandono y, al mismo tiempo, una situación en la que se le asigna escaso valor a los objetivos y valores que son centrales en una sociedad dada. '' (Seeman en Vera, 2007: 233). Así, se maneja desde la psicología la cuestión del aislamiento como factor que imposibilita al sujeto el afrontar el elemento del stress, que ya en psicología se caracteriza como parte del estado mental suicida (Villardon, 1993: 104).

El auto-extrañamiento como la incapacidad de encontrar una auto-recompensa en las actividades que se realizan, la define operacionalmente como el grado de dependencia del comportamiento en relación a recompensas futuras que se pueden anticipar (Seeman, 1983). Así podemos ver más claramente una relación de la alienación con la anomia y el suicidio anómico, es decir con este tipo de ideación suicida y la depresión, si vemos como el individuo al estar alienado por el valor que se le aplica al dinero está alienado, o bien, es víctima de un auto-extrañamiento.

La desesperanza es un elemento que se ha encontrado con frecuencia en la ideación suicida. La causalidad del suicidio es multifactorial y pareciera a primera vista que las cuestiones pasionales y afectivas (como se mostró en estudios de cartas póstumas de mexicanos que cometieron suicidio de los cuales hablaremos más adelante) , que se exponen estadísticamente con más frecuencia dentro del discurso simbólico del mexicano, parecieran ser elementos aparte, aunque se debe tener en cuenta que el discurso capitalista expone al amor como objeto de consumo para convertirse en fetiche del mercado y se vuelve un mecanismo de control (Nieves, 2015: 383).

Durkheim en su trabajo, habla del suicidio anómico y como vemos, éste es el campo propicio, (un auto extrañamiento o como escribe, una individualización) en el que se daría este tipo de suicidio, así encuentra por ejemplo que la sociedad regula los sentimientos y la actividad de los individuos, y la manera de ejercer esta ''acción reguladora'' (que se expresa en la economía) incide en el porcentaje de suicidios.

Las crisis económicas incrementan los casos de suicidio. '' Esta catástrofe es la única causa de este crecimiento (del suicidio), es que el mismo se hace sentir, sobre todo en el momento en que la crisis se agudiza'' (Durkheim, 2010: 131).

En un estudio sobre anomia y jóvenes sin oportunidades en Sonora se observó que:

''En un escenario de ilegalidad, corrupción e inobservancia de normas y reglas que rompen el tejido social de proyectos nacionales inconclusos y excluyentes, todas las características de las sociedades latinoamericanas, se vuelven ambientes inseguros en donde los jóvenes están expuestos a la violencia, son estimulados a la desintegración y vulnerabilidad y, en último término, al delito'' (Bautista, 2012: 133).

El suicido es un tipo de violencia (Fritschy, 2006: 12), y la violencia es una forma de anomia, se la suele denominar también como “violencia auto infringida”, es la primera causa de muerte entre los jóvenes (Fritschy, 2006: 40).

Las fiestas públicas, los indigentes, los artistas callejeros, las manifestaciones populares, los hogares que se han improvisado dentro de los túneles o los comerciantes ambulantes muestran como el individuo no es a veces delimitable para su manejo y control cuando se encuentra sumergido en la masa, en el afuera (Delgado, 2007: 27) .

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Imagen 1 "Mujer vendiendo dulces con bebé en brazos", Autores: Adán Enrique Cardona Herrera, María José Juárez Moreno.

En este espacio donde, para millones de personas a diario se deja el aspecto personal y se entra en otra modalidad de acción, la de transeúnte, la de usuario del metro, pasajera y fría.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Imagen 2 "Niño en Metro Pantitlán", Autores: Adán Enrique Cardona Herrera, María José Juárez Moreno.

La sociedad expresada en una totalidad, lugar donde según Marc Augé se le muestra como una ilusión al observador de aprehender toda individualidad como recapitulación por sí misma del todo (Augé, 1998: 10). Por lo tanto, si seguimos esta línea, los casos de suicidio en el metro expresan todas las patologías de la sociedad, de la metrópoli de la Ciudad de México. De igual manera este tema se ha conformado en México, mediante su discusión en los ámbitos de la salud, desde su urgencia debido al incremento de los suicidios en 1970 cuando la ciudad de México sufre grandes cambios, entre ellos el proceso migratorio del campo a la ciudad. Esto ''se convirtió en un problema, puesto que la ciudad no estaba preparada para recibirlos ya que no contaba con suficiente oferta de vivienda, abasto, transporte y otros servicios'' (Domínguez, 2010: 34). En este proceso el sector marginado, el migrante, se ve despersonalizado, fuera de sí mismo, de sus concepciones de la vida y la muerte al tener que subsistir en una cultura que no es la suya, perdiendo su identidad. Y es aquí donde los males de la sociedad actual se pueden encontrar a través de sintomatologías sociales como el alcoholismo, la drogadicción y el suicidio (García, 2011: 29). ''Una herida narcisista del yo determinada por un sentimiento de fracaso; dañó a las defensas lloicas y a sus funciones integrativas por drogas, rabia y angustia; disociación extrema del yo basada en la identificación con una persona que se ha suicidado en el pasado'' (Peña, 1986: 92).

Bajo el interaccionismo simbólico, corriente que es de gran relevancia aquí ya que se enfoca en el individuo y su interacción con hechos sociales (De la Peña, 2010: 85), la interacción del conductor con el elemento del suicidio (convenientemente el Sistema de Transporte Colectivo Metro se maneja y define como la interacción dentro de un sistema por lo tanto habrá que encontrar el elemento que interactúa y está en contacto con la realidad de la anomia en ese sistema), es lo que bajo la corriente del interaccionismo simbólico aporta elementos significantes para la antropología. Explica Herbert Blumer: ''su peculiaridad reside en el hecho de que éstos (los seres humanos) interpretan o definen las acciones ajenas, sin limitarse únicamente a reaccionar ante ellas” (Alvarado, Garrido, 2003: 290).

El ser humano orienta sus actos hacia las cosas en función de lo que estas significan para él. El significado de estos actos se deriva de la interacción social que cada uno mantiene con su prójimo. Estos significados se manipulan y modifican mediante un proceso interpretativo desarrollado por la persona al encontrarse con las cosas que va hallando a su paso a lo largo de su vida, es decir, son consecuencia de lo aprendido, ya que los quehaceres del ser humano se toman bajo esta perspectiva como simbólicos en todo lo que hace, significan algo para él y para los otros.

¿Pero con qué elemento se está relacionando el conductor del metro y genera lo que podemos analizar como anomia? Para dar respuesta primero hay que definir al suicidio.

El suicidio encontraría una significación como acto humano en el punto de vista en el que la sociedad crea a la persona, y la persona crea a la sociedad, que es una interacción mediada por símbolos y significados (Pons, 2010: 24-26).

Como primer acercamiento diremos que el suicidio es el acto de quitarse la vida a voluntad, acto adjudicado a las culpas, consecuencias, entre otros elementos, es un concepto en el cual ahondaremos más adelante. El fenómeno del suicidio en la Roma antigua se consideraba un acto de honor, y a través de la evolución de los paradigmas religiosos, morales y sociales se ha vuelto un fenómeno cada vez más común. Para San Agustín el suicidio era un pecado, Varios de los primeros Concilios de la Iglesia cristiana decretaron que a aquellos que cometieran suicidio no se les podrían aplicar los rituales ordinarios de la iglesia tras su muerte, y en la edad media la iglesia católica romana condenó expresamente esta práctica. En las legislaciones medievales se ordenaba la confiscación de todas las propiedades del suicida y el cadáver sufría todo tipo de humillaciones, hoy está condenado el suicidio en las religiones cristiana, judía e islámica. Aún hoy en día, se sigue viendo al suicidio de manera estigmatizada. (Pabts, 2006: 266-267). Es con todos estos factores que el conductor construirá un discurso a partir de la interacción del suceso del suicidio el cual interpretaremos a partir de las entrevistas realizadas a algunos de ellos.

Un factor con contenido simbólico en la ideación suicida es la baja autoestima. Se podría considerar el suicidio como acto simbólico al tomar en cuenta que todo acto es un elemento personal de su historia de vida que se mantiene y se modifica a través de la interacción social experimentada (Pons, 2011: 26).

Es de gran relevancia la presente investigación, ya que para investigar al suicidio existen estudios como el de las cartas póstumas donde se analizan las producciones simbólicas de las personas usando la técnica de análisis de contenido (Chávez, 2011: 35) que se refiere a una investigación que se lleva a cabo de manera inmediata y no retrospectiva e indirecta como regularmente se acostumbra, ya que en determinado momento se considera inmoral o es imposible tratar directamente con algún efecto personal del suicida. Se plasman aquí las consecuencias de este suceso, encontraremos que incluso una de las experiencias relata el hallazgo de cartas póstumas.

CAPÍTULO 2. Aspectos contextuales

Es labor del antropólogo hacer investigación histórica del lugar que se trata, cuestión indispensable para entender esa otra mirada que se requiere aprehender (Mairal:2000, 188) El metro, transporta 5 millones de personas diariamente, a nivel mundial está en tercer lugar abajo de Moscú y Tokio (Ramos, 2006 en Delgado, 2012). En la Ciudad de México en el siglo XIX ya se tenían diferentes formas de transporte que servía a sus ciudadanos, ''como carros de alquiler, caballos, carretas, carrozas y carruajes particulares’’ (Navarro, 1989: 11), ya que la satisfacción de las necesidades de transportación de personas y mercancías es diferente respecto al estadio del capitalismo de cada sociedad, y se ha solucionado de diferentes maneras en diferentes tiempos (Navarro, 1989: 12).

El metro fue inaugurado el 5 de septiembre de 1969 (Espinoza,1975: 7). Su razón de ser responde a la necesidad continua de la metrópolis en constante crecimiento respecto a su población y por lo tanto de las necesidades económicas y de movilidad de ésta (Espinoza, 1975: 8), es así que en México el PIB del comercio y los servicios rebasó el 50% del total, más que el sector agropecuario en 1970 (Navarro, 1989: 13). La división del trabajo expande pues, las ciudades y separa espacialmente las actividades (Navarro, 1989: 11).

Las metrópolis poseen las mayores cantidades demográficas del mundo. En Londres bajo estas circunstancias de crecimiento de población, y específicamente con la población más grande del mundo en ese entonces, nace en 1863 el primer metro del mundo (Espinoza, 1975: 10).

El nombre de ‘’Metropolitan Railway Company’’, que es el de ésta primera compañía de transporte, es usado más tarde en todo el mundo en su forma abreviada: Metro (Espinoza, 1975: 11). Aunque entre los técnicos en planeación se tenía la idea de que en una ciudad con más de un millón de habitantes era factible ya la construcción de un metro, en la Metrópoli de la Ciudad de México para 1965 habían ya seis millones solo en su centro (Navarro, 1989: 16), población que aumentó 185% de 1950 a 1970 y (Espinoza, 1975: 120) por consecuencia los autos en circulación aumentaron 600% aunque los autobuses en circulación aumentaron en un 129% en el mismo periodo, por lo tanto las necesidades de transporte requerían de una nueva resolución. En el periodo de 1946 a 1981 el Estado intervino en proyectos de transporte, nacionalizando y otorgando subsidios, lo que sentó las bases para proyectos como el metro (Navarro, 1989: 13).

Desde los años cuarenta, se conforma la estructura de la ciudad, la zona centro se dedica a las actividades comerciales y es lugar del capital financiero, además de centro de poder ya heredado desde la época de la Colonia (Navarro, 1989: 104). Es en este contexto en el que el metro se vuelve necesario para la resolución de los intercambios comerciales, y como sede de poder se produce un nuevo tipo de mentalidad propia de la modernidad en los individuos (actitud blasé) de la que hablaremos en otro momento.

En la década de los 60 en la Ciudad de México urge un proceso de re-funcionalización de los transportes para hacer más eficiente el traslado de sus trabajadores (Navarro, 1989: 16), el Departamento del Distrito Federal (DDF) se encarga de la resolución de este problema, y debido a que en ese entonces a base de obras magnas que intentaban consensuar y realizar una base social, se encarga la empresa ICA (Ingenieros Civiles Asociados) de crear el metro, intentando fortalecer la imagen de que el milagro mexicano estaba aún vigente (Navarro, 1989: 17). La construcción del metro cambió en gran medida a la propia ciudad (Navarro, 1989: 21). Se inauguró bajo este contexto el 4 de septiembre de 1969 la primera línea, el tramo fue originalmente de la estación Zaragoza a la de Chapultepec, con una longitud de 12.6 km, con un costo del boleto de 1 peso, actualmente 5 pesos (http://www.metro.df.gov.mx).

En la era moderna, los automóviles se vuelven poco prácticos por la cantidad de espacio que ocupan, y los medios de transporte urbano ocupan las mismas carreteras que estos automóviles, (Espinoza, 1975: 15) ésta es solo una de las preocupaciones que llevan a buscar nuevos métodos de transporte, otras son, la contaminación atmosférica y los límites existentes de los combustibles no renovables (Espinoza, 1975: 17).

Aunque no reemplaza como preferido por los ciudadanos el metro, a autobuses urbanos de primera clase, autos particulares, taxis y peseros, autobuses urbanos de segunda clase y autobuses foráneos, el metro transportó en octubre de 1972 a 1200 millones de habitantes diariamente (Espinoza, 1975: 121) y recordemos que la población ha aumentado a la fecha. Hasta antes del choque del 79, en el metro no se habían dado casos de choques o descarrilamientos. Desde entonces a la actualidad, el número de muertos dentro del sistema colectivo STC ha ido incrementándose año con año hasta alcanzar una cifra de 80 decesos (por diferentes causas) en el 2013 lo que significa un incremento de 186% desde 2010 en que se registraron 28 muertes, así en 2011 fueron 58 decesos, 62 casos en 2012.[2]

En su estructura organizativa, se compone de una Dirección General del Sistema de Transporte Colectivo, Subdirección General de Operación, Subdirección General de Mantenimiento, y una Subdirección General de Administración y Finanzas[3]. Para 1986 laboraron alrededor de 8500 personas (Navarro, 1989: 74).

En este ámbito laboral el derecho a ejercer la huelga prácticamente no existe según datos de 1989 (Navarro, 1989: 75). Los que laboran en puestos del STCM poseen una elevada escolaridad respecto a los puestos que desempeñan (Navarro, 1989: 75), más tarde este dato nos servirá para relacionarlo con el concepto de anomia y las capacidades del individuo para sobrellevar eventos traumáticos que podrían generar anomia, además ¿es una situación anómica en el sistema general, que estos individuos no puedan encontrar un empleo relacionado con sus carreras profesionales? ¿Tal vez haya una realización económica, pero no una realización de la persona?, las entrevistas etnográficas profundizan en este punto.

Además, también es importante en esta investigación, esclarecer las condiciones laborales de los trabajadores del metro y respecto al sindicato, existen diferentes momentos que hay que explicar para entender su desarrollo.

En 1972 se fortalece la participación del sindicato del metro al realizar una petición al entonces presidente Luis Echeverría Álvarez que realizó una visita a las instalaciones, cuestión importante, ya que salió el sindicato a la luz de la opinión pública y se podría definir como un primer momento importante (Navarro, 1989: 76). Ya para el 1 de agosto de 1974 se realizó un mitin en la plaza de la Constitución que entre otras cosas demandaba autonomía, expone fraudes internos por más de un millón de pesos y la libre militancia política que era masiva hacia el Partido Revolucionario Institucional (PRI) (Navarro, 1989: 79). En 1982 solicitaron seguridad e higiene para las instalaciones y determinaron la existencia de zonas peligrosas e insalubres (Navarro, 1989: 80). Más tarde en 1983 obtuvieron reivindicaciones laborales como la dotación de clínicas periféricas para la atención de los trabajadores. El sindicato obtuvo también elementos como el del apoyo psicológico a conductores por la exposición al evento traumatizante del suicidio en el metro.

Este es un trabajo de investigación exploratorio-descriptivo para interpretar y comprender la dinámica del fenómeno de anomia en casos de suicidio.

El termino suicidio proviene de las expresiones latinas: sui y occidere, que significan “matarse a sí mismo”. El suicidio, por tanto, es el acto auto infringido para causarse la muerte en forma voluntaria, deliberada, en el que intervienen sucesivamente tres etapas, llamadas en conjunto proceso suicida: el deseo suicida, la idea suicida y el acto suicida en sí. Por otro lado, se entiende como “conducta suicida” a toda acción mediante la cual el individuo se causa lesión, independiente de la letalidad, del método empleado y del conocimiento real de su intención, que produzca o no la muerte del individuo (Nizama, 2011:81)

Algunos trabajos existentes sobre el metro, muestran que en el contexto en el que se desarrolla esta problemática existen ''frecuentes accidentes que ocurren por fallas en el sistema o, en ocasiones, por errores humanos de los que poco se sabe en el exterior. Policías, conductores, personal operativo, jefes de estación, vendedores y músicos comparten historias oscuras que nunca trascienden el umbral del metro: robos, accidentes, violaciones, suicidios'' (Domínguez, 2010: 225) que lo definirían algunos autores como un contexto en el que se encuentra la anomia involucrada. Y como menciona Dahrendorf: "existen ciertas zonas —físicas (metro, etc.) e institucionales (colegios, etc.)— que quedan al margen del proceso normal del mantenimiento de la ley y del orden" (Dahrendorf, 1994: 363).

Para una persona que ha transitado toda su vida en la Ciudad de México, la oportunidad de hacer etnografía en un espacio que consideraba cotidiano, me revela nuevas facetas, e incluso muestra nuevas que estaban invisibilisadas. Existe en este espacio, la problemática de los vendedores ambulantes, cuya existencia ejemplifica la anomia en varios niveles, la cual se observará con información realizada en el proyecto: "niños, niñas y adolescentes que trabajan en espacios públicos en la Ciudad de México" para la cual vuelvo a agradecer a la doctora Lucrecia Hernández, por su auspicio, debido a que constituye un punto importante en mi formación profesional que sirvió de pauta para ampliar esta investigación. Un punto importante a llevar a cabo para el que practica la etnografía en la ciudad es el de hacerse de un lugar como investigador (Gaspar:2000, 180) (hacer una exploración etnográfica del espacio urbano requiere tener un suelo firme) y el apoyo de ese proyecto me dió algunas bases metodológicas para lograr gran parte de esta tesis, así como mas seguridad y conciencia de mi papel, incitándome a avanzar después de los primeros intentos donde encontré desconfianza por parte de algunos conductores y administrativos al principio, que veían con rareza mi presencia y la información que solicitaba. Algunos de los puntos tratados en esa investigación que tienen estrecha relación con la anomia son los siguientes.

Los vendedores ambulantes corresponden a un sector informal económico, entre ellos niños, que poseen diferentes formas y estrategias de sobrevivencia, niños, niñas y adolescentes que están bajo una invisibilización de este tipo de trabajo por parte de la sociedad lo cual refiere a una característica de la anomia, varias familias migran itinerantes a la Ciudad de México para laborar dentro de las instalaciones de manera informal, la violencia e inseguridad en este espacio público que viven no sólo estos vendedores sino los usuarios y la falta de legislación al respecto (Vargas, 2004: 110) perduran, mientras la corrupción existente se observa en estos varios niveles.

La siguiente es una entrevista realizada en Julio del 2015 a una vendedora del metro, la cual servirá para ahondar en el concepto anomia:

Entrevista realizada en las afueras del metro de la Basílica de Guadalupe a una familia vendiendo flores artesanales, un trabajo parecido al que se hace en palma. Una mujer de aproximadamente 40 años cargando a un bebé de 2 años y una niña de aproximadamente 13 años. En la entrevista se escucha el testimonio de una persona que intentó comprarle a su hijo en brazos. Esta persona llega esporádicamente en automóvil, y la justificación era que nunca tuvo hijos, por lo tanto, le ofreció mucho dinero a la entrevistada por el niño. Esto había sucedido hacia una semana a partir del momento en que llegamos a investigar y expone problemas muy graves que ejemplifican a la anomia de manera exacta.

Esa persona me decía que me daba mucho dinero, ya no tengo confianza de nadie, como vengo del rancho, yo pertenezco a un rancho de Oaxaca, yo tengo el papel cuando registré a mi niño y me decía que me lo vendiera, estaba vestido como de doctor, no se hablar español muy bien, hablo mixteco. Vengo un rato aquí por Misterios, un rato voy un rato regreso, a veces vengo 3 o 4 meses. 12:30 pm

-¿Donde aprendió a hacer sus flores?

Allá en mi pueblo

-¿Es el mismo trabajo que se hace con la palma?

Si, con la palma natural, este es de rafia. Allá en mi pueblo no hay trabajo, es un rancho, es un monte donde vivimos. No hay tanto carro como aquí. Pero en el mero capital de Oaxaca son como ustedes también. Porque nosotros los vemos enojados que semos otra persona que venimos de otro lado.

-¿Que comen cuando están aquí?

A veces compro taquitos para mi bebé.

-¿Tienes mas hijos?

Si tengo allá en el pueblo pero los dejo.

-¿Y tu marido?

Mi vida no fue así, mi esposo se murió y fue a acabar a Estados Unidos, no sé si la migración, lo mataron ya muerto pus si lo enterré, lo mandaron pero ya muerto, por eso me vine aquí, porque nunca he venido acá, siempre estoy allá en mi pueblo y salía maicito, pero ahora ya no es igual. Viví antes con mi suegra, pero ella ya me despidió que ya no podía estar porque ya no vive su hijo, ya me salí y así me vengo a hacer mi florecita. A veces vendo, a veces no también, hay unos que saben valorar.

-¿Que haces cuando no te llevas nada?

A veces vendo 50 nada más. A veces los de la camioneta me corren, porque no puedo vender aquí dicen, como es delegación y dicen que no puedo, y ni modos que no voy hacer caso.

-¿Y cómo te sientes de ir y venir de aquí a Oaxaca?

Pues yo me siento mal, a veces me pongo a llorar porque mi vida vengo a estar en la calle, yo a veces me lloro yo solita porque paso así, porque unas personas no pasan como yo, eso me arrepiento de estar en la calle con mi florecita, y me voy a trabajar, puedo preguntar que me den trabajo, pero no me van a dar por lo mismo de que ando con mi bebé.

-¿Tienes más familiares aquí en la ciudad?

A mi me trajo una señora que ya conoce acá, ella es de otro pueblito, pero como llega a vender ai al pueblito me trajo.

-¿Juega tu bebé cuando anda aquí?

Lo pongo a que se siente aquí, me da miedo que lo atropellen. Apenas cumplió dos años.

-¿Si a las autoridades, les pudieras pedir algo a las autoridades que les pedirías?

Mi esposo tuvo casita, tuvo su carrito, pero mi suegra, a lo mejor es mala, pues ya me despidió, no tengo a mi mama ni mi papá, así ando como un pajarito nada más, porque no tengo familia.

-¿Sus hijos también hablan mixteco?

Si...

No tengo familia, por eso me vengo a estar aquí, porque ni casa tengo asi nomas, encargue a mis hijos con otra señora que vive allá cerca conmigo, o ella se siente por mi porque no tengo donde vivir dice. Mi mamá si quiera ni lo conocí.

-¿Cuantos más hijos tienes?

Tengo 2 allá, una niña y un niño.

-¿Aquí pagas renta?

Si, cobran caro hasta mil quinientos al mes, queda cerca allá atrás, vivo con otra señora.

-¿Te sientes segura de estar allí?

A veces no duermo agusto, porque a veces no confío, me da miedo, porque no sabemos que corazón tienen las personas.

-¿Cuanto tiene que empezaron a venir para la ciudad?

Tengo 2 meses aquí.

-¿Ya había venido antes de niña?

No he venido, no conozco muy bien aquí la ciudad, nada más se irme y venirme o darme vueltecita, pero moverme a otro lado no puedo.

-¿Cuando se acabe el material vas a regresar al pueblo?

Si, y vuelvo a venir otra vez.

-¿Tu hijo han sufrido algún accidente desde que vinieron o se han enfermado?

Si, se enferma de gripa.

-¿Del estómago?

Si, también.

Como pudimos ver en la entrevista anterior, se relatan problemas graves de marginación que denotarían las deficiencias de la sociedad actual para procurar condiciones igualitarias para todos sus individuos.

Otro problema que denota la existencia de la anomia sería la violencia existe en el metro, Un caso famosos de violencia vivido en años recientes fue el sucedido en 2009 cuando dos hombres, uno aparentemente trastornado, protagonizaron una balacera que provocó 2 muertos y cinco personas heridas, la justificación que dio el agresor fue que "era en nombre de Dios, que el gobierno te mata de hambre y que nos pusiéramos a rezar”[4], a nivel psicológico se habla de la anomia como una perturbación mental, "un estado mental una cadena de actitudes creencias y sentimientos de que el mundo y uno mismo están a la deriva" (Yáñez , 2011: 237).

En comparación con otras estaciones de gran tamaño pudimos encontrar que el metro Rosario es una estación muy tranquila en cuestión de conflictos, redadas, barredoras o cantidad de vendedores, aunque como veremos, hay que profundizar para encontrar lo contrario. Me encontré con un joven de 17 años que, tal vez por su procedencia (su padre pertenecía a la organización llamada Antorcha Campesina), comentaba y diferenciaba todos los abusos que había sufrido: ‘’yo tengo entendido que no me pueden quitar mi mercancía si no ando vendiendo´´. Pues hace 2 meses aproximadamente algunos miembros de la Policía Bancaria Industrial (PBI) llegaron a golpearlo y le quitaron su mercancía, según informaba, ni siquiera estaba vendiendo, lo golpearon en las costillas y lo inmovilizaron con un teaser, aparato de toques y mareado lo llevaron al torito.

Este joven ubicaba pues dentro de esta estación que la línea dirección Martín Carrera era la más tranquila respecto a la otra (Barranca del Muerto) e incluso las veía como fronteras donde los miembros de la PBI lo hostigaban menos, y no podían pasar de una a otra.

Este joven era proveniente de una familia de comerciantes en el metro, por lo que fue de gran apoyo al proporcionar información de la estructura y organización de comerciantes, y aunque no es el punto principal a tocar en esta investigación, sí da una idea del contexto al que nos enfrentamos.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Imagen 3. Violencia en el metro Pantitlán, Autores: Adán Enrique Cardona Herrera, María José Juárez Moreno.

Así, la estación Rosario tiene vendedores de toda la gama de comerciantes que existen en el metro. Como el caso comentado, existen muchos más de niños que trabajan en el metro.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Imagen 4. niño golpeado, Autores: Adán Enrique Cardona Herrera, María José Juárez Moreno.

Autores como el sociólogo Emile Durkheim y el filósofo Georg Simmel como los analizamos en el capítulo anterior, han desarrollado paradigmas sobre la vida urbana, y, específicamente sobre la anomia (Delgado, 1999: 91). Los sujetos ''víctimas de la anomia no pueden calmar su inquietud, no les interesa el mundo real'' (Delgado: 1999: 92).

Durante el periodo de trabajo, una experiencia que sucedió al regresar de una estación investigada, me marca y me hace dilucidar acerca de la invisibilización de los adolescentes que trabajan en el metro.

Una niña de aproximadamente 17-19 años que pedía dinero en la línea 2 del metro con una lesión en el dedo índice derecho, se encontraba descansando en el vagón, al reportar a la adolescente lesionada a los vigilantes de boina azul, hacían caso omiso al decir: ‘’Ahora que se acerque hablo con ella”.

Al no ver respuesta de los vigilantes, me decidí a bajar la palanca de emergencia para llamar la atención del jefe de estación y de un vigilante más.

La primera reacción del vigilante fue decirme que llevaba cinta envolviendo el dedo, de ahí su color. Al seguir insistiendo vi que la chica estaba severamente lesionada y no quiso ayuda, lo que imposibilitaba a las autoridades auxiliarla o pedir ayuda externa de una ambulancia.

Por otro lado, la siguiente entrevista corresponde a un problema específico, además de poner en relieve la existencia anómica del trabajo infantil realizada el 1 de octubre 2015:

Entrevista realizada en la Calzada de Guadalupe a las 2:00pm aproximadamente.

Entrevista a niño vendiendo dulces (chicles y cigarros en una pequeña caja de madera) en un crucero cerca de la Basílica de Guadalupe, forma parte de la población que Alicia Vargas menciona como población indígena itinerante, es decir, que vienen a trabajar por temporadas.

¿Cuál es tu edad?

¿Cuál es tu horario de trabajo?

De nueve a cinco

- ¿A qué hora comes?

A las 10 y a las 6 pm, temprano como en mi casa y después aquí en la tarde, temprano comí bistec.

- ¿dónde vives?

Aquí cerca

- ¿Haz sufrido algún accidente?

No, nada más vi como chocaron unos carros.

- ¿Vives con tus papás?

si

- ¿Te han robado?

Acá sí roban mucho, pero allá donde vivo no soy de Huajoapan Oaxaca. Tengo acá como un mes y me regreso.

- ¿Fuiste a la escuela allá? ¿hasta qué año te quedaste?

En la telesecundaria

- ¿Entonces te da chance de venir a trabajar acá y luego regresar?

Si

- ¿Hablas bien español o todavía te falla?

Bien

- ¿Te gusta estar más aquí en la ciudad o allá en Huajoapan?

En los dos lugares, nada más que allá no hay trabajo, nada más estoy en la casa. No me gusta que aquí se roba mucho. Me han asaltado. Me siento más seguro allá.

- ¿Te has enfermado desde que llegaste?

No, nada más tengo la gripa que me empezó ayer.

- ¿Te has enfermado del estómago?

No

- ¿Vienes con más hermanos?

Somos 7 pero se quedaron allá. Uno mayor ya se casó.

- ¿Vienes solo o con tus papás?

Con los dos, se vienen para acá.

- ¿Cuándo te toca irte para allá les das a tus hermanos?

Todo es para mí. Luego me voy a caminar a La Villa o así.

- ¿Si tu tuvieras la oportunidad de pedirle algo a las autoridades que les pedirías? ¿Te dejan trabajar libremente aquí? ¿Alguien te ha dicho algo?

Antes venía y me dijo un policía que no podía vender cigarros porque era menor de edad, nada mas eso me dijo, pero ahora no. Fui a mi escuela y regresé otra vez, pero ya no me dijo nada.

- ¿Tú hablas mixteco?

Si

- ¿Te gusta hablar mixteco aquí?

Nadie de acá sabe eso, (pero con sus papás habla).

- ¿Nadie te ha discriminado?

No

- ¿Tienes muchos amigos aquí?

Tengo muchos, pero todavía no llegan. (entre estos amigos la encontramos con una amiga de su edad que venía de Oaxaca)

- ¿Qué es lo que te incomoda de estar aquí vendiendo? ¿Te quema el sol?

No, Nada.

- ¿De qué quieres trabajar cuando seas más grande?

Todavía no sé.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Imagen 5. "Niño vendiendo dulces cerca del metro" Autores: María José Juárez Moreno, Adán enrique Cardona Herrera.

La entrevista anterior corresponde a un factor propio de la Ciudad de México que la migración itinerante del campo a la ciudad. Es así que el concepto de anomia, se refiere en un punto de su ciclo a una invisibilización de la realidad externa por parte de los sujetos anómicos (Thom, 1998: 185). De ahí que hemos encontrado en varias ocasiones que reportan estos vigilantes la no existencia de este fenómeno del trabajo en sus puntos de vigilancia.

Lamentablemente la joven tenía el dedo necrosado e imposible de salvar sin asistencia médica inmediata, lo cual ella rehusó por más intentos que se tuvieron hasta antes de que huyera de un salto abordando un vagón que se cerró antes de poder seguir hablando con ella.

El suicidio es un problema anómico para autores como Durkheim, y aquí se retoma este enfoque. En 1897 Émile Durkheim postuló que el suicidio era un fenómeno sociológico más que un puro acto individualista. Así mismo, identificó cuatro tipos de suicidio: egoísta, altruista, anómico y fatalista que sucedían como consecuencia de determinadas condiciones sociales. Así el suicidio egoísta y el altruista eran el resultado de una débil o excesiva regulación por parte de la sociedad. Sin embargo, la tendencia actual considera el suicidio desde un punto de vista psicológico en lugar de una perspectiva moral. Él lo consideraba consecuencia de una mala adaptación social del individuo y de una falta de integración. Se conjuga así con su concepto de anomia: ''La consecuencia de un desnivel entre las necesidades que experimentan los componentes sociales y la incapacidad que el sistema social podía experimentar a la hora de satisfacerlos'' (Delgado, 1999: 91) estas necesidades pueden ser las oportunidades que el sistema puede ofrecer.

Es así como se contextualiza la problemática aquí tratada, recopilando la experiencia de actores de la urbe consecuencia de la sociedad en la que se desenvuelven. Dicha experiencia se encuentra en el nivel individual, específicamente como consecuencia de la interacción de la personalidad y el organismo social (Díaz, 2007: 4).

Esta experiencia es consecuencia pues, de una nueva sociedad que lidia con factores que antes no existían, y como I. Lipovesky subraya: '' la conmoción de la sociedad, de las costumbres, del individuo contemporáneo de la era del consumo masificado, la emergencia de un modo de socialización y de individualización inédito que rompe con el instituido desde los siglos XVII y XVIII” (Lipovetsky, 2002: 5). Respecto a este fenómeno Bauman nos habla (Concheiro y Gandarilla, 2013) de la alienación y la despersonalización del ser respecto a las clases: ''Los procesos globalizadores incluyen una segregación, separación y marginación social progresiva'' (Bauman, 2001: 9), proponiendo la nueva dinámica de la relación de las clases: ''La vida errante tiene significados diametralmente opuestos para quienes ocupan la cima y quienes ocupan la base de la nueva jerarquía. En tanto el grueso de la población- ''La nueva clase media''- sobrelleva el mayor peso de esta oposición, por ello padece una aguda incertidumbre existencial, ansiedad y miedo'' (Bauman, 2001:11).

Se delimitó para su análisis en esta investigación, un espacio que es parte de la urbe, y podemos encontrar diferentes factores que refieren a la anomia. Existen trabajos como el de Aída Mercado Maya y Alejandra Moysén Chimal profesoras investigadoras adscritas a la facultad de Ciencias de la Conducta de la Universidad Autónoma del Estado de México, donde en su artículo editado por la UAEM titulado ''Estudio descriptivo del suicidio en el metro'', mediante estadísticas realizadas de reportes del Servicio Médico Forense (SEMEFO), se confirman las características que proponen los distintos autores tratados (Durkheim, Merton, Simmel, Marx, Delgado, Lipovetsky) sobre la anomia y el suicidio, a saber, la situación socioeconómica y cultural.

De tal manera, el fenómeno del suicidio se ha considerado en diferentes sociedades de varias maneras, la religión sataniza este acto. Visto como problema en varios niveles, el suicidio es una anomia dentro del sistema metro para las pérdidas económicas que genera; fuera de él, podemos verlo en el contexto de la sociedad como un problema social. Simmel propone como la vida urbana se diferencia de la rural, en el sentido en que exige más esfuerzo intelectual debido a los cambios inmediatos. Así, encuentra cierto tipo de actitud que se genera en el hombre urbano que ''actúa con su cabeza y no con el corazón''. La actitud blasé (Simmel, 1988: 52), concepto que en esta investigación se relaciona con la anomia para explicar el fenómeno del suicidio en el metro, para él, es la actitud de indiferencia e insensibilidad resultante del desenvolvimiento en los flujos cambiantes de la ciudad que desarrolla el hombre urbano (características de la depresión respecto a la indiferencia). Así, se tienen datos de que en México en 1970 hubo 554 defunciones por suicidio para ambos sexos, y 2 603 en 1994. Durante este periodo la tasa de suicidios en ambos sexos pasó de 1.13 por 100,000 habitantes en 1970 a 2.9 por 100 000 habitantes en 1994, un aumento de 156%. Se observa que este aumento es más marcado para la población masculina, que vio su tasa incrementada en un 169%, contra el 98% en la población femenina. El hombre por lo general logra más el suicidio, aunque la mujer lo intenta más (Borges, 1996:19).

En este contexto se relacionan las causalidades que dan como resultado esta problemática del suicidio a través del contexto histórico social y cultural. Las estadísticas recabadas en oficinas Central de Estadísticas y Operaciones del STC Metro durante los años (2008-2010) muestran un poco acerca de ello, delimitando sexo, edad, situación económica y psicosocial.

En el caso específico de la investigación de Díaz sobre la influencia de las socializaciones previas y trayectorias sobre la constitución del rol de los conductores del metro en Chile se muestra cómo, la forma de afrontar las situaciones, será diferente en relación con las trayectorias de vida específica de los conductores. (Díaz, 2007: 65).

El suicida en el metro, afecta al conductor en su vida cotidiana, y algunos necesitan buscar alguna forma de sacar la tensión de ese impacto, algunos otros dejan de trabajar: ''De enero a agosto del año pasado, los suicidios en el metro provocaron que 10 conductores ya no regresaran a laborar''.[5]

De acuerdo con todo lo anterior esta investigación se pregunta: ¿De qué manera afectan los casos de arrollados o suicidios sucedidos en el STCM al conductor del Metro, y por qué la anomia es parte de sus actitudes en respuesta al suceso? ¿Cómo vivió el conductor la experiencia a partir de sus características de sexo, edad, escolaridad, religión, y situación económica y psicosocial?

En entrevistas a conductores se muestran casos donde se expresa ya sea a partir de su vivencia o de algún otro compañero la tensión característica de la vida urbana, un estímulo nervioso que se manifiesta en ansiedad y depresión.

CAPÍTULO 3. Experiencias etnográficas en el METRO de la Ciudad de México

Se podría encontrar la estructura de la anomia en el metro: espacio metro de la metrópoli - conductores - sujetos suicidas.

En 1987 se realizó una investigación donde se encontraron los problemas que los conductores expresan, y éstos son:

''Irritabilidad, cansancio, pesadillas, tensión nerviosa, desgaste mental y emocional, pérdida del sentido de orientación y tiempo, ansiedad, disminución de la capacidad de concentración, confusión, ira, ‘aceleramiento’, sensación de impotencia, conformismo, no sentirse dueño de sí mismo, automatización, aburrimiento, somnolencia, depresión, inestabilidad emocional, frustración, preocupación, sueños del trabajo, sentimiento de culpa y sensación de que todos los usuarios se van a aventar a las vías'' (Delgado, 2012:8).

Muchos están intrínsecamente relacionados con la despersonalización anómica, y como veremos en un testimonio, el sentimiento de culpa y la sensación de que los usuarios se van a arrojar son recurrentes.

En este trabajo se entrevistaron a conductores y ex-conductores del metro que refieren a una experiencia de anomia. Se recopilaron datos etnográficos a través de la entrevista en profundidad video grabada y transcrita. Para luego confrontarlos con las teorías del interaccionismo simbólico, del espacio urbano, y de la anomia. Como se ha mencionado al principio, las entrevistas realizadas, exploran la anomia a profundidad, sin caer en lo parcial que podría mostrar la observación global de las estadísticas (Guber, 2005:132).

Como Rosana Guber advierte, en una investigación es necesario descubrir y no ratificar (ibídem: 135), bajo esta premisa se intentó descubrir, si es el sentido de la hipótesis descubrir los elementos en la experiencia de los conductores que son parte de una anomia, de qué manera la anomia está relacionada con la experiencia del conductor sin dar por hecho que exista, de esta manera, el sentido de las preguntas ya existentes en los cuestionarios que se han aplicado referentes al interés de esta investigación es: ¿de qué manera te ha afectado presenciar un suicidio en el metro?, pregunta que pretende no dar por hecho que a los actores les ha afectado de alguna manera, mucho menos de manera negativa.

Además, se recopilaron estadísticas proporcionadas por el CEO (Central de Estadísticas y Operaciones del metro) que dan cuenta de la anomia a un nivel global. Posteriormente se hizo aquí una construcción epistemológica (caracterización conceptual) de la anomia relacionada con los elementos de la vida mental que acontece en el metro, que es el principal tema de esta tesis.

Esta investigación deja muchos puntos que serían importantes para futuras investigaciones, como el análisis de estadísticas actuales de SEMEFO. Se pronosticaría que los datos obtenidos correspondan a las consecuencias de la anomia; de tal manera, esta investigación es de carácter descriptiv o.

3.1. Arrollados: cifras y ubicación del suceso en toda la red del STCM.

Me presenté a las oficinas del CEO el martes 22 de septiembre de 2010, ubicado en la calle Delicias en el Centro Histórico, a donde fui enviado después de acudir a las oficinas de información pública ubicadas en el Metro Salto del agua. En el CEO fui atendido amablemente por el licenciado Edgar Fabián Hidalgo, gerente del CEO, Centro Estratégico de Operaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro, el único lugar donde se puede conseguir la información relacionada con el tema.

Fue extraña mi petición de información relacionada no sólo con el interés en los sucesos anómicos, sino por su carácter delicado en cuanto al tratamiento de la información posterior, por la reacción de los implicados, también en cuanto a la reacción de los funcionarios que manejan este servicio, el interés que parecía tan poco objetivo al tratar ellos en cifras y estadísticas, y lidiando con la responsabilidad de dichos registros en relación con los implicados. De acuerdo a la información obtenida, la siguiente tabla muestra la ubicación de los arrollados, el sexo, la edad, la fecha como datos relevantes a analizar:

Información estadística de arrollados en el periodo 2008-2009

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Tabla 1. Fuente: Elaboración propia con datos del CEO del STCM 2008.

De lo anterior, la ubicación de los arrollados se localiza en el siguiente mapa del metro:

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Ilustración 1. Estaciones en las que se presentó el suceso de arrollados en el periodo 2008-2009. Fuente: Elaboración propia con datos del CEO del STCM en 2008

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Ilustración 2. Mapa de Arrollados en la delegación Cuauhtémoc en el 2008. Fuente: http://www.cuauhtemoc.df.gob.mx y CEO, STCM, y elaboración propia.

Se vio que los datos obtenidos correspondían a las consecuencias de la anomia, por lo que primeramente en esta investigación es de carácter descriptivo:

Se describió un panorama de la existencia de la anomia en datos cuantitativos: estadísticas de suicidios en el metro, en variables como son sexo, edad, situación económica y psicosocial.

Así mismo en variables cualitativas, se pudo encontrar dicho panorama a través de la experiencia de los transeúntes y conductores del metro, en el choque impactante que resignifica la vida del conductor, alterando su dinámica psíquica inmediata y luego no inmediata o cotidiana, y se interpretaron algunas variables que mostraron la experiencia de los conductores. Se realizaron diferentes entrevistas que demuestran a primera vista que los casos de suicidio forman parte del entorno simbólico de los conductores.

3.2 Algunas Entrevistas a conductores del metro en relación con en el acto de suicidio del que fueron partícipes

Las siguientes entrevistas se realizaron en un periodo que va desde 2010 hasta 2015, aquí se presentan los que pudieron ser recopilados, muchos acercamientos solo fueron conversaciones fugaces sin poder aplicar la entrevista debido a la imposibilidad de poder grabar en el metro, y no se encuentran aquí. En general los conductores se portaron accesibles, aunque cuando se les hacía la pregunta acerca del suceso del arrollado lo tomaron como un tema importante y que ponía un poco de tensión en el ambiente, lo que mostraría el grado de afectación por el que pasaron o pasan en algún momento de su vida.

1. Omar 40 años, 15 años de laborar en el metro. Persona de estatura media y con apariencia física saludable. Expresa con naturalidad el hecho de sobrellevar un suicidio.

-¿Cuánto ganas ?

-8 mil pesos

-¿Cuál es tu horario?

-De las 12 a las 8 de la noche

-¿Tienes suficiente tiempo de descanso?

-Sí

-¿Estás satisfecho con tu salario?

-No

-¿Practicas alguna religión?

-No

-¿Practicas algún deporte?

- Fútbol cada semana

-¿Perteneces a algún partido político?

-No

-¿Qué esperabas antes de entrar a laborar en el metro respecto a tus metas de vida?

-Superación como todos, superación personal.

-¿Qué has logrado después de entrar a laborar en el metro respecto a tus metas de vida?

-Superación personal y laboral también.

-¿Has presenciado algo que te haya impactado como conductor del metro?

-Tanta afluencia de gente, somos ya muchos en la capital.

-¿De qué manera te ha cambiado en la vida ser conductor del metro?

-Muy positivamente, el tener trabajo estable.

¿Cómo percibes a tus compañeros conductores que han presenciado algún suicidio?

-Cada persona lo percibe de diferente forma. A algunos les afecta más.

-¿Qué problemas físicos padeces?

-No

-Para solucionar el problema, ¿qué puedes hacer?

-Se sobrelleva, tu no lo aventaste, son gajes de oficio.

2. Jaime (ex-conductor) 35 años de trabajar en el metro. Persona de edad avanzada que viene de visita para con sus compañeros o a algún trámite. Un tanto apática como se verá a continuación.

-¿Cuánto ganabas ?

-Salario mínimo

-¿Cuál era tu horario?

-7 horas y media

-¿Tenías suficiente tiempo de descanso?

-Sí

-¿Estabas satisfecho con tu salario?

-No

-¿Practicas alguna religión?

- católica

-¿Perteneces a algún partido político?

-No

-¿Qué esperabas antes de entrar a laborar en el metro respecto a tus metas de vida?

-Esperaba que fuera mejor aquí, pero el sueldo era muy bajo.

-¿Qué lograste después de entrar a laborar en el metro respecto a tus metas de vida?

-Sobrevivir nada más, darles educación a mis hijos nada más

-¿Has presenciado algo que te haya impactado como conductor del metro?

-El choque del 75, el frenazo, eso fue lo más difícil.

-¿De qué manera te ha cambiado en la vida ser conductor del metro?

-No pues, estar relajado siempre.

-¿Cómo percibes a tus compañeros conductores que han presenciado algún suicidio?

-Sí, les ha afectado psicológicamente, muchos ya no regresan a laborar.

-¿Que problemas físicos padeces?

-Te lesiona ciertas partes, como las manos por manejar.

¿Qué problemas psíquicos padeces?

-Te da un poco de estrés sobre todo por la responsabilidad que cargas.

-¿Qué hubieras hecho si hubieras sido parte presencial y actoral en un suicidio?

-Pues colaborar nada más en lo que corresponde al conductor.

3.-Gomez, 41 años, 9 años de laborar en el metro. Jefe de estación Taxqueña. fue conductor. Persona de complexión media, y con personalidad fuerte y gran facilidad para el habla.

-¿Cuánto ganas ?

-5 mil pesos al mes

-¿Cuál era tu horario?

-2pm a 7:30

-¿Tenía suficiente tiempo de descanso?

-Sí

-¿Estás satisfecho con tu salario?

-No

-¿Practicas alguna religión?

-Católica light

-¿Pertenece a algún partido político?

-Apartidista

-¿Qué esperabas antes de entrar a laborar en el metro respecto a tus metas de vida?

-Pensaba que las iba a cumplir con menor tiempo, pero al darme cuenta del bajo sueldo, estoy un poco decepcionado del metro, pero es un trabajo seguro.

-¿Qué has logrado después de entrar a laborar en el metro respecto a tus metas de vida?

-He aumentado de sueldo

-¿Has presenciado algo que te haya impactado como conductor del metro?

-Arrollar a un usuario que se aventó a las vías.

-¿De qué manera te ha cambiado en la vida ser conductor del metro?

-Arrollar a un usuario del metro, es una experiencia muy fuerte.

-¿Qué problemas físicos padeces?

-El pulgar derecho lo tengo lastimado y la columna vertebral a causa del “brincoteo” de los trenes.

-¿Qué problemas psíquicos padeces?

-Te deja mucho estrés, por la cantidad de gente que llevas, cualquier cosa que pase tú eres el responsable. Son aproximadamente 1500 gentes las que llevas.

-¿De qué manera lo cambió, el presenciar un suicidio?

-Es un impacto muy fuerte. Como el apoyo del programa de ayuda psicológica que ofrece el metro. No es mucho ni el apoyo ni la ayuda

-¿Si le pusiera un color al metro que color le podría?

-Azul

4. Alfredo 55 años, 29 años laborando como conductor.

-¿Cuánto ganas?

-5 mil pesos

-¿Cuál es tu horario?

-5.30- 12.30

-¿Tienes suficiente tiempo de descanso?

-Lo justo

-¿Estás satisfecho con tu salario?

-No

-¿Practicas alguna religión?

-No

-¿Pertenece a algún partido político?

-No

-¿Qué esperabas antes de entrar a laborar en el metro respecto a tus metas de vida?

-Quería seguir estudiando, pero ya no pude y me metí a trabajar.

-¿Qué ha logrado después de entrar a laborar en el metro respecto a tus metas de vida?

-Algunos proyectos realizados, no todos.

-¿Hay algo que te haya impactado en tu tiempo de laborar?

-No

-Sí, cambian la forma de ser de la persona que le sucede algo, su actitud, se vuelven más retraídos, menos sociables.

-¿De qué manera te ha cambiado en la vida ser conductor del metro?

-¿Qué problemas físicos padeces?

-No

-¿Qué problemas psíquicos o emocionales padeces?

-No (ninguno).

-¿Que has hecho cuando has tenido un incidente (arrollado)?

- Lo que tengo que hacer, nos enseñan a tener este tipo de accidentes

- ¿Si le pusiera un color al metro que color le podría?

- Café claro.

-¿De qué manera te ha cambiado en la vida ser conductor del metro?

-Impacto de mucha gente, es parte del trabajo, hay que ser más sociables.

5. Román 58 años, 29 años como conductor. Persona un poco rehacía a contestar, se podría decir un poco apática.

-¿Cuánto ganas ?

-(se rehusó a comentar).

-¿Cuál es su horario?

-4:30 am a 12 pm

-¿Tiene suficiente tiempo de descanso?

-No

-¿Está satisfecho con tu salario?

-Más o menos

-¿Practica alguna religión?

-Creyente católico

-¿Le ha ayudado?,

-Yo creo en dios, es más, el 16 de agosto me dio una trombo-embolia pulmonar, y me dijeron que de cada 100 3 se salvan por eso creo en dios, y salí sin secuelas.

-¿Pertenece a algún partido político?

-No

-¿Qué esperaba antes de entrar a laborar en el metro respecto a tus metas de vida?

-Ni sabía que iba a entrar al metro, fue por necesidad. Estoy satisfecho con mi trabajo he logrado muchas cosas que yo quería

-¿De qué manera le ha cambiado en la vida ser conductor del metro?

-Me encanta mi trabajo.

-¿Qué problemas físicos padece?

-No (ninguno).

-¿Qué problemas psíquicos o emocionales padece?

-No (ninguno).

-¿De qué manera le determinó ser participe en un acto de suicidio?

-Me sirvió a valorar la vida, he arrollado a 2.

-¿De qué manera le ayudó el programa de ayuda psicológica?

-No fui a la ayuda psicológica.

-¿Ha pensado en dejar de laborar aquí?

-No

-¿Cómo percibes a tus compañeros conductores que han presenciado algún suicidio?

-Hay varios compañeros que arrollan y les da diabetes. He conocido a varios compañeros que enferman e incluso han fallecido.

-¿Si le pusieras un color al metro que color le pondrías?

-Color anaranjado

6. Antonio - 46 años

-¿Cuánto ganas ?

-(se rehusó)

-¿Cuál es tu horario?

- 4:30 am-11:30am

-¿Tienes suficiente tiempo de descanso?

-Sí

-¿Estás satisfecho con tu salario?

-No

-¿Practicas alguna religión?

-Sí, católica.

-¿Pertenece a algún partido político?

-No

-¿Qué has logrado después de entrar a laborar en el metro respecto a tus metas de vida?

-He logrado varias cosas, tener una casa, una familia, un carro, la carrera de mis hijos.

-¿De qué manera te ha cambiado en la vida ser conductor del metro?

-Te vuelves más duro a aceptar ciertas cosas como los arrollados, cuando arrollas ya no eres tan sensible, hay personas que sí y les afecta mucho, no lo asimilan tan rápidamente, a mi ya no me afecta.

-¿Qué problemas físicos padeces?

-No.

-¿Qué problemas psíquicos o emocionales padeces?

-El estrés es no nada más por esto sino por todo el ámbito social que vivimos.

-¿De qué manera te determinó ser participe en un acto de suicidio?

-No creo que me haya cambiado la vida, al principio sí cuando lo platicabas me sudaban mucho las manos, después me dejaron de sudar cuando lo seguí platicando.

-¿Has pensado en dejar de laborar aquí?

-No.

-¿Cómo te ha apoyado el programa de ayuda psicológica que ofrece el metro?

-Nunca tuve ese apoyo, nos daban solo 3 días de incapacidad.

7.- Juan. Sujeto de aproximadamente 40 años, 24 años laborando y sólo ha tenido un arrollado. Persona muy sociable, con facilidad del habla. Complexión media y estatura media. Algo interesante sobre esta entrevista es que cuando se le preguntó sobre el suceso de tener un arrollado su expresión se volvió un poco más seria, después de presentarse un poco reacio a hablar sobre ello.

-¿Cuál es tu sueldo?

-Entre 1400 a la catorcena.

-¿Tienes tiempo de descanso suficiente?

-Sí, da para descansar suficiente.

-¿Cuál es tu horario?

-Varía, estoy en el segundo turno, a veces entro a la una otras a las 11:40. Sigo un reglamento de trabajo de cinco semanas, para fin de semana acaba la primera, vuelvo a la quinta.

-¿Hasta qué año estudiaste?

-Tuve trunco mi bachillerato y saqué una carrera técnica de computación.

-¿Que religión practicas?

-Católica.

-¿Practicas algún deporte?

-Así formal no, de todo, pero así formal no.

-A qué partido político te adscribes?

-A ninguno.

-¿Qué esperabas antes de entrar a trabajar respecto a tus metas de vida?

-No tenía bien definido, entré por obra y gracia de dios, saqué mi servicio social, me gustó trabajar en el metro con mi servicio social y de ahí me agarré poco a poco.

-¿Por qué no votas?, ¿por qué no perteneces a ningún partido?

-Porque estoy hasta la madre de los partidos, porque estoy hasta la madre del gobierno, porque somos títeres del pinche gobierno. Antes hubo gente que luchó por el pueblo, ahorita los pinches políticos se sirven del pueblo, por todo lo que pasa en el país, tú lo sabes, me tardaría infinidad diciéndote de tantas cosas que se han burlado del pueblo.

-¿Hay mucha corrupción en el metro también?

-Hay mucho arrastrado, hay mucho cabrón que puede vender hasta a su madre.

-¿Hay mucho priista?

-De todo.

-¿Tiene que ver con que sólo los familiares puedan entrar a trabajar?

-Podría ser pero a mí por ejemplo ningún familiar me metió.

-¿Que es lo que más te impactó en los años que llevas trabajando?

-Un problema que tuve muy fuerte, necesitaríamos mucho tiempo para platicarlo.

-¿Cómo te ha cambiado ser conductor del metro?

-En nada, sigo con los pies en la tierra, sigo siendo sencillo, pero no es tan sencillo porque te exigen cosas que no son de tu tipo. Está difícil entrar

- ¿Entonces tienes mucho orgullo de ser del metro?

-Orgullo del metro sí lo tengo, de la administración no.

-Entraste a trabajar por algún amigo?

-No, hice mi servicio social, conocí después a alguien del sindicato que me hecho la mano.

-¿Cómo percibes a tus compañeros que han presenciado un arrollado?

-Se enferman, yo todavía no, pero la mayoría tiene diabetes. Tengo un compañero que tiene diabetes y lo acaban de correr por la bronca que hubo del alcance del tren. Lo que pasa es que te llevas tus buenos sustos, por ejemplo yo me acababa de comer un coctel con chantillí el otro día, una persona se asoma de espaldas y le alcancé a pegar, y lo boté para el andén y no lo boté para la vía, la gente me quería hasta linchar, siendo que yo no tenía nada que ver, la persona rompe las reglas de seguridad del metro.

-¿Tú arrollaste?

-Sí.

-¿Tuviste el programa de apoyo psicológico que te da el metro?

-No existe el apoyo, te daban tres días, ahorita ya dan ocho días y ya quieren que regreses a trabajar, tienes que pedirlo, tienes que aferrarte para que te puedan ir dando de a ''cuentagotas''.

-¿No te lo dan así nada más?

-Es muy difícil, tengo compañeros que se aventaron 3 días y pues les sirve de terapia pues es ocupacional.

-¿Eso no se pelea en el sindicato?

-El sindicato tiene broncas porque están peleando entre partidos políticos para ganarse el gusto de la empresa.

-¿Cuál es la relación que llevas con tus compañeros?

-A mis 24 años cuando entré, la llevo igual que todos, queriéndose comer al mundo, queriendo idealizar el metro, les da enojo a los compañeros que a veces uno se la lleva más cachetona, pero es porque ya te ganaste un lugar, tengo compañeros que yo les enseñé y ya son mis jefes inmediatos, entonces ellos por ejemplo a mi me mandan a realizar un trabajo un poco más difícil, me dicen ''¿sabes qué? daté una vuelta porque tú sabes''.

-¿Qué es para ti la soledad?

-A mí me gusta estar solo, a cualquiera le preguntas y a mí me gusta estar solo.

-¿Se necesita eso para ser conductor del metro?

-No, cada quien tiene su forma de trabajar.

-¿Fuera del trabajo frecuentas a compañeros tuyos?

-A pocos, cuando un amigo tiene un problema pues voy y estoy al pendiente porque cuando yo lo tuve estuvo conmigo, pero si hay gente que es doble cara y mejor te alejas de ellos, y gente que conoces de años y sabes que te echaron la mano, pues estar ahí como ahorita, ayudarle a una persona que quiere salir adelante.

-¿Qué opinas de que los conductores de RTP ganen más que un conductor del metro?

-No sabía, pero yo me enfrasco más y disfrutar de mi tiempo libre y con mi familia, casi no me gusta estarme metiendo en chismes de políticas del metro, yo soy muy ajeno a todo tipo de política, esa energía la prefiero gastar con mi familia.

-¿Es difícil aún (después de 6 años) hablar del arrollado que tuviste?

-Sí, bastante porque es algo muy fuerte.

-¿Con tu familia sí lo trabajas, lo tratas?

-Es la primera que le va a brincar, mi problema duró 6 años, estuve fuera del metro 6 años.

-Tienes compañeras que hayan tenido arrollados?¿Es más fácil o más difícil para ellas?

Hace 3 o 4 días en Oceanía, Es más difícil porque ellas son las que nos paren.

-¿Qué papel juega dios en la experiencia que tuviste del arrollado?

-Es todo, después de mis padres él lo es todo. Yo siento que ya estaba destinado a vivir algo así para poder encontrarme conmigo mismo porque ya estaba yo muy perdido.

-¿Las estadísticas que muestran los diarios dicen que son aproximadamente 3 arrollados al mes, es así o ya en la realidad cambia esta cifra?

-Hay veces que pueden pasar 3 meses y no hay ningún arrollado, ahorita es por tiempo, ahorita son las fechas que sucede. Un compañero arrolló hace 15 días, ahorita son las fechas en que la gente se deprime (Noviembre) y suceden más cosas. Es como la compañera que acaba de arrollar, no tiene ni un año, o hay veces que te vas de jefe y no arrollaste.

-¿Si le pusieras un color al metro que color le pondrías?

-Azul entre fuerte y claro, es fuerte trabajar en el metro, si he vivido muchas cosas, es algo que es día con día, en 24 años ¿que no he vivido?.

-¿Sientes culpa?

-Arrollé a una persona importante, tuve que pelear porque la empresa quería mi cabeza.

-¿Qué podría hacer el metro para disminuir los suicidios?

-Se necesita meterle dinero, pero no lo hacen.

-¿Qué opinas de las vallas del metro de Japón para disminuir los suicidios?

-Sería una idea, pero yo propondría que redujeran la velocidad al llegar para poder frenar, cambiar las vías, o cambiar las vías y hacer ondas para que cuando se avienten caigan en un hueco y no les pase nada, la gente brinca. Cuando alguien se va a aventar se enamora de la estación, la estudia y hace lo que pueda por llevar a cabo ese plan, la trae en la mente para cuando se sienta muy deprimida. Por ejemplo, en la estación Oceanía, buscan que entre el tren y no se bloquee y entre a rajatabla, que no se pueda frenar. Cuando una persona se quiere morir se avienta en la entrada del tren, cuando una persona está indecisa se avienta en medio del andén. Aquí en el metro cada vez son más fríos los que sacan los cuerpos, cada vez dura menos el rehacer el servicio, cada vez dura menos el servicio profesional, este servicio consta en cortar la línea a modo de que estén trabajando y no pase el tren por donde está el problema.

8.-Entrevista realizada a Jefe de Estación de Taxqueña, (ex-conductor) 9:10 pm. Persona con gran facilidad del habla, culta y consciente de los fenómenos que suceden a su alrededor. En esta entrevista se pone especial atención a lo que sucede respecto al suicidio en el metro desde su perspectiva, no expresa ningún tipo de trauma, como se verá en la interpretación, es un aspecto importante tener consciencia de los fenómenos para poder sobrellevarlos.

-¿Cuál es su edad?

-44 años.

-¿Escolaridad?

-Licenciatura en administración pública.

-¿Por eso administra la jefatura de estación de Taxqueña?

-Yo llegué primero como instructor, posteriormente para poder desarrollarme, tuve que observar un área técnica, y aquí mismo tenemos una institución que es el INCADE, y damos clases, somos instructores allá, aquí somos jefes de estación, allá somos instructores en las mañanas.

-¿Quiénes dependen económicamente de usted?

-Mi pareja que estudia Antropología Física en la ENAH y dos bebés.

-¿Cuál es su horario de trabajo?

-De 6 de la tarde a 1 de la mañana.

-¿Consume algún tipo de substancia?

-Únicamente tabaco.

-¿Constituye para usted algún tipo de problema?

-Por temporadas lo dejamos, pero un problema de salud, no siento que sea.

-¿Practica usted alguna religión?

-No actualmente. Me inculcaron el catolicismo, pero no lo llevamos al pie de la letra.

-¿Acude a la iglesia?

-A veces. Somos creyentes, pero no al pie de la letra cuando debe ser, no hay tiempo y espacio.

-¿Ha tenido de acuerdo a la empresa, suficiente tiempo de descanso?

-Tenemos tiempos de descanso, no es tan pesado, no lo siento así todavía.

-¿Está satisfecho con su salario?

-No, es por eso que buscamos laborar tiempo extra, porque realmente no es buena la remuneración aquí, para que te des idea un conductor de RTP gana más que un conductor del metro, hay una gran diferencia.

-¿Practica algún tipo de deporte?

-Actualmente no.

-¿Qué relación lleva con los compañeros de trabajo? ¿Los ve fuera del trabajo?

-Amistad y compañeros, ocasionalmente sí (los frecuento).

-¿Usted está de acuerdo con las acciones que se toman respecto a los vendedores ambulantes?

-Son paliativos nada más, no se llega a una solución. Es muy cuestionable. Día a día los derechos del trabajador se han ido degradando precisamente como derechos como prestaciones y demás, es muy cuestionable la decisión de la empresa respecto al trabajador que se queda lejos de...

-¿Qué esperaba usted respecto a sus metas de vida antes de entrar a laborar en el metro?

-Trabajar para alguna institución de gobierno, soy administrador público, egresé dando clases, un día me invitó un instructor, y obviamente, a pesar de que era lo mío cuando yo llegué aquí, que daban unos desarrollo laboral, psicología, derechos humanos, un día para enriquecer eso nos absorbe un área técnica.

-¿Cuántos años lleva laborando en el metro?

-18.

-¿Qué le ha impactado mas en sus años laborando en el metro?

-Un alcance que tuvimos aquí en Ermita-Nativitas (un choque de trenes).

-¿Quién sería el responsable o que factor sería el responsable del suicidio en la Ciudad de México?

-El responsable es el suicida, aquí a los compañeros que arroyan tienen que acudir al ministerio público porque se levanta un acta por posible homicidio cuando finalmente ellos no. Finalmente no hay cruceros en las vías.

-¿En general el sistema mismo, tiene algún comentario al respecto, acerca de la depresión, del comportamiento de la gente en masa? ¿Qué habría que cambiar en México para que se acabara el problema?

-Es muy amplio, te voy a dar una estadística muy común en el metro, aquí en el metro tenemos 3 casos muy comunes: Gente que tiene problemas de sus facultades mentales, el segundo caso es de gente que tiene problemas económicos que dejan carta póstuma, y el tercer caso son problemas pasionales que dejan carta póstuma. Nos ha tocado encontrar la carta póstuma que dejan en el andén. Realmente es el problema del siglo XXI junto con el cáncer la depresión ¿no?, pero sabemos que es un problema muy complejo, sabemos la situación del país, la situación económica, para mí el gran problema es que la situación económica en este país es inequitativa, si fuera más equitativa, sería una sociedad más balanceada, no económicamente hablando sino con mejores aspiraciones.

-¿En un momento dado, fue suficiente el apoyo psicológico que le proporcionó la empresa respecto a la problemática que podría derivar de presenciar un suicidio?

-En lo personal no me afectó tanto porque es uno consciente, cuando llegas aquí sabes que estás expuesto a ciertas situaciones, la situación real es que ya estando aquí en el área laboral es triste decirlo pero realmente, uno no es culpable porque uno no lo empuja ni lo jala, efectivamente es un factor que da una impresión muy fuerte, han habido compañeros que se han incapacitado, quedan pensionados de por vida, han habido compañero que inclusive se han suicidado por estar en tratamiento psicológico, yo en lo personal y la gran mayoría, no he notado que haya quedado una secuela, pero es importante la atención psicológica, y también influye el nivel cultural o académico muchas veces porque tenemos compañeros que hace 40-45 años ellos iniciaron (a laborar) con la primaria , y en un momento determinado el impacto para ellos o en este caso para el sexo femenino que parece ser un poco más vulnerable también resultan más afectados estos grupos.

-¿A manera personal que podría hacer para acabar con el suicidio?

-Es muy difícil, se podrían hacer programas de concientización, de expansión cultural usando las instalaciones, pero creo que es un tema más difícil, es un tema más complicado. La situación de una persona que se arroja a vías es una persona que no está en sí misma, que está en crisis, lo que hace falta muchas veces es reforzar los valores y principios desde el núcleo familiar para no llegar a este tipo de decisiones.

-¿Qué opina de las vallas en el metro de Japón para impedir los suicidios?

-Es un paliativo únicamente, no soluciona el problema, realmente hacerlo aquí finalmente no solucionaría, con todo y vallas la gente aún así se baja a las vías, ingresa a las vías y túneles y suceden situaciones.

-¿Usted considera que las notas periodísticas acerca de los conductores son amarillistas?

-Las noticias son amarillistas, hay muchos casos donde salen notas rojas y son exageradas.

-¿Qué le ha cambiado a manera personal trabajar en el metro?

-Realmente no es un cambio, son aspiraciones que a veces son reconocidas, a veces son compensadas, en otros casos no, pero a manera personal yo estoy tranquilo y tratamos de desempeñar nuestro trabajo en primer lugar y con el usuario darle la atención u orientación en su defecto.

-Experiencia personal respecto al suicidio de este conductor:

Tú vas atento, se arroja una persona, la ves en vías y tenemos un sistema de frenado de urgencia, en ese momento, cuando el tren entra a una estación en promedio está entrando a una velocidad de 65-70 km/h, es imposible detenerlo de forma inmediata, y se siente un bamboleo precisamente y se siente una situación no muy deseable porque sientes una impotencia de querer parar el tren, sientes una soledad tremenda, volteas a ver a los usuarios y todo pero sientes una soledad tremenda se solicita el corte de corriente de forma inmediata, si está en las posibilidades de uno verificas si está con vida, si no llegan compañeros a apoyar y ya es cuando pasa eso, de forma inmediata, cuando eso te pasa a tí, es como si se repitiera la misma película pero en cámara lenta, es por eso que nos mandan a hacer una valoración psicológica y demás, y la otra realidad es concientizarse, en el momento podemos llorar y demás pero es valorar que uno no es culpable en este caso, son situaciones completamente ajenas y externas que se dan en este caso.

Es una soledad tremenda que siente uno, todos los trenes tienen una comunicación al puesto central de control, y es la única persona que nos orienta y manda el apoyo en estas situaciones. Cuando nosotros nos toca asistir, lo que primero nos toca es verificar que se encuentre bien, canalizarlo de forma inmediata a la clínica más cercana, como detalle ahí, el metro es el único lugar en donde se puede levantar el cuerpo sin que venga el ministerio público, se hace el levantamiento de las vías y se le saca, y tenemos lo que es un local para colocar el cuerpo y esperamos 2 o 3 horas que venga el ministerio público. Hemos tenido una serie de problemas con la línea B, lo que corresponde a la colindancia con el Estado de México, porque allá fallece una persona en un tren, o en una vía o en el andén, se suspende totalmente el servicio de esa estación porque el criterio es muy rigorista en el Estado de México, en Ecatepec, pero aquí en el DF así es, afortunadamente no, asistimos nosotros, de forma inmediata en minutos llegan cuerpos de emergencia, o si en determinado caso sigue vivo, bomberos llegan con colchones de aire comprimido y se trata de liberar el cuerpo si está prensada, pero en la mayoría de los casos estas personas no sobreviven.

-¿Cuántos casos conoce de compañeros que se han suicidado o han tenido problemas a raíz del suicidio que han presenciado?

-2 casos a lo largo de mi carrera un varón y una mujer. Fue mucha presión, tenían un cargo de culpa muy grande, se sentían culpables, de hecho ellos lo sostenían, no lo superaron. Y aun así seguimos con el día a día enfrentando estas situaciones.

Compañeros que han arrollado, tienen hábitos, algunos fuman algunos no, pero no creo o no me ha tocado que directamente les fomente alguna adicción.

9.-Rogelio, sujeto 34 años aproximadamente. Esta experiencia es de gran relevancia para el tema aquí tratado ya que el sujeto expresa consciencia de lo que sucede a su alrededor. Se portó muy accesible debido a la afinidad que teníamos de haber estudiado en la misma institución. No había en el un trauma presente acerca de los suicidios en el metro, por lo que esta entrevista tomó un sentido diferente, pero que destaca el contexto en el que se desenvuelven los trabajadores.

-¿De qué manera te ha cambiado en tu vida cotidiana ser conductor del metro?

Pues sí, porque eso me ha privado de otras cosas. A mí en lo personal no me divierte mucho ser conductor del metro, te comentaba hacer rato que soy profesionista, soy arqueólogo de la ENAH y acabo de terminar una maestría en estudios Mesoamericanos, entonces el estar trabajando aquí en el metro implica no poder darle el tiempo necesario a esto, implica el privarte de algunos proyectos ya sea en arqueología, en etnografía que es lo que hago , o de algún otro proyecto que salga a nivel profesional, entonces por ese lado pues sí, aunque he tenido la satisfacción de comprarme mi casa, tener mi familia, y tener lujos económicos pues.

-En este sentido del espacio, lo bueno que eres arqueólogo, ¿está bien planeado el espacio para tanta gente?

-No pues no sólo no está bien planeado el espacio sino en toda la ciudad, es una ciudad sobrepoblada, entonces a donde vayas hay una sobrepoblación enorme, y aquí se nota en que los trenes deben de tener un intervalo, en la línea 2 el intervalo está más reducido, un intervalo quiere decir la distancia que hay entre un tren y otro que circula sobre una misma vía, entonces en línea 2 el intervalo es reducido, quiere decir que vamos pegados, todo el tiempo que voy conduciendo tengo que ir viendo al de adelante, el de adelante me tiene que ir viendo a mi, entonces el intervalo es un intervalo de protección que te protege con 2 señales al alto, entonces tengo una señal de alto aquí, tengo otra del otro lado y hay otra más adelante que protege al tren, eso es por seguridad y si se rompe ese intervalo, por alguna razón, porque alguien accionó la palanca, porque hay algún arrollado, porque hay alguna falla del tren, o cualquier cosa, cualquier incidente, que se rompa ese intervalo, y que se rompa esa circulación de los trenes, eso hace que un tren se detenga y que el de adelante detenga al de atrás y que detenga al de adelante, o que de plano detenga a toda la línea, entonces que sucede con eso , con 5 o 10 minutos que se detenga un tren de mas, se nota la aglomeración “luego luego” en los andenes, o sea se atascan completamente, y ahí es donde se nota que los espacios están ya sobrepasados por la sobrepoblación que es muy densa.

-Si tú le pusieras un color al metro, ¿qué color le pondrías?

Es que son muchos, dependiendo de qué hables, si hablas de una cuestión interna, pues las cosas andan mal, pues hay un sindicato que no responde que no trabaja que es obsoleto, que no beneficia para nada, que se sirve en vez de servir, lo que sabemos de cómo son los sindicatos, en el caso del metro es muy agudo el problema si hablamos del metro como un mosaico cultural , pues el metro es enorme, pues ves muchas tribus, muchas familias indígenas familias urbanas que las ves desde poco antes del día y que se van poco antes de que cierren el metro, ves gente de traje, o sea es un mosaico cultural el metro, entonces ahí en ese sentido, en esa pluriculturalidad es también multifacético, en muchos colores, y si lo vemos en el sentido interno, es un color opaco, gris donde el metro está sumergido en problemas muy fuertes, empresas sindicatos, acoso laboral, todo ese rollo.

-¿Padeces de estrés o algún problema de éstos que son muy comunes?

-No, fíjate que no.

-¿Problemas físicos, tampoco has padecido?

-Sí, pero yo creo que se deben más a mis desveladas porque estoy en un tercer turno, salgo a la una de la mañana, bueno salgo desde la una, llego a la 1 diez a mi casa, me duermo a las 2 ó 3 de la tarde a veces por trabajar en el rollo de la investigación y en el rollo del boletín que te comentaba y a veces me duermo a las 3 ó 4 y me tengo que parar a las 6 para llevar a mi hijo a la escuela y a veces cuando regreso ya no duermo entonces eso, las desveladas es lo que a veces me cansa más que cualquier cosa, el turno.

10.-Fernando, 26 años. Vemos como el sujeto simboliza el suceso lo que le es de gran ayuda a nivel personal para superar el suceso.

-¿Ya has de estar hasta el gorro de tanta gente no?

-Sí

-¿Ya hasta has de tener clasificada al tipo de gente?

-Sí, hay veces que ubicas ya a la gente, a qué hora se sube, a qué hora regresa, hay gente que ubicas, en qué estación sube, a qué hora.

-¿O si no, por las fachas?

-Pues sí, más o menos te das cuenta, no podrías determinar, pero si ubicas la clase de gente.

-¿Cuánto llevas trabajando en el metro?

-8 años aquí en el sistema

-¿Podrías describirme un día de trabajo normal?

-Salgo de mi casa, 5 y media para entrar aquí a las 6 de la tarde, llego, me reporto, y en caso de que esté de servicio pues ya tengo una hora asignada para tomar tren y respeto mi horario, le doy por lo regular dos vueltas, tengo una hora de alimentos, luego me doy dos vueltas y por lo regular tengo los trenes de fin de servicio, en un día de reserva pues ahora sí, que a lo que me asignen para trabajar.

-¿Has presenciado algún evento fuera de lo común en tus años de servicio?

-Pues presencié dos eventos, uno que se me murió, una persona en un tren de un infarto, y lo más fuerte que me ha pasado un arrollado en la estación normal, una persona de 40 años.

-¿De qué manera te ha afectado en tu vida laboral?

-Pues en mi vida laboral el último incidente del arrollado pues afecta porque quedas como asustado, te queda impactada la sensación del momento del arrollado, y pues sí, es algo muy fuerte para seguir conduciendo. Pues se me dio el apoyo psicológico al momento del incidente, se me dieron sesiones con el psicólogo, fueron tres sesiones, luego ya me dieron de alta para venir a trabajar.

-¿De qué manera te ha afectado en tu vida cotidiana?

-Pues en mi vida cotidiana no tanto, nada más me ha llevado a reflexionar sobre el por qué la gente toma esas iniciativas de quitarse la vida y no de poder resolver los problemas que tiene, es lo único que me ha ocasionado, el asimilar la vida, tratar de poder asimilar la vida de los demás, el por qué hace las cosas.

CAPÍTULO 4. Análisis e interpretación de la experiencia de los conductores

Prosiguiendo con el análisis del material, en la tabla 1 encontramos que de 24 hombres 14 mujeres (los hombres son los más afectados), hay 26% de intentos fallidos y 76% logrados, el promedio de edad es de 38, de 2 no se sabía la edad. Segú la OMS (Organización Mundial de la Salud), las estadísticas de suicidios aumentan con la edad de manera directamente proporcional, se dice que las personas de 75 años consuman el suicidio 3 veces más que los jóvenes. En un estudio entre México y Los Ángeles, se vio que los adultos mayores formaban parte de esta taza, como muestra más alta (Gutiérrez-García, 2006: 68)

Otro estudio de la UAEM de una muestra de 27 arrollados en el metro, dato recopilado de CEMEFO (Centro Médico Forense Federal), nos muestra como la mayor causa de suicidio es la depresión, (en la sociedad moderna se dan muchos casos de depresión, al menos registrados) y el lugar más frecuente es en la Delegación Cuauhtémoc donde se resalta que es justo el centro de la Ciudad de México, con la más grande afluencia de gente en todo el DF.

En mi investigación de 41 arrollados se muestra que no sólo en la delegación Cuauhtémoc hay recurrencia de suicidas (aunque si una pequeña incidencia mayor) sino casi en toda la red (imágenes 2 y 3) por lo que hace muy difícil la prevención debido a la aptitud impredecible del suicidio. Como Simmel propone, la actitud blasé es propia sólo de la urbe, y es aquí interés tratar de confirmar el por qué la incidencia de suicidios en el centro de la urbe si es el centro de la ciudad donde se puede encontrar una socialización que produzca esta actitud del hombre urbano, si en una ciudad es su centro el punto de máxima expresión, de sus formas de socialización, y por ende de su vida mental. Volviendo a la definición de actitud blasé, y una de sus características que sería la indiferencia, se demuestra que la anomia como incapacidad de la estructura para proveer al individuo lo necesario para cumplir sus metas se podría encontrar en este centro con mayor frecuencia. Por coincidencia o no, podemos encontrar este hecho en estos mapas (imágenes 1 y 2) aunque Durkheim y su positivismo están rebasados desde hace tiempo, por autores que demostraron que lo social no es una formula exacta. Tal vez sea necesario en el proceso de este trabajo abordar una crítica hacia el positivismo en el que se podría caer: Aunque en otros países de urbes más desarrolladas, se han efectuado medidas más directas como vallas de seguridad especialmente para evitar estos casos, se percibe por un entrevistado en este trabajo como un paliativo.

En variables cualitativas, se encontró dicho panorama a través de la experiencia de los conductores del metro, en el choque impactante que resignifica la vida del conductor, alterando su dinámica psíquica inmediata y luego no inmediata o cotidiana. El suceso afecta al conductor en su vida cotidiana, y algunos necesitan buscar alguna forma de sacar la tensión de ese impacto, algunos otros dejan de trabajar: ''De enero a agosto del año pasado, los suicidios en el metro provocaron que 10 conductores ya no regresaran a laborar.”[6]

Así, recopilando la experiencia de actores de la urbe consecuencia de la sociedad en la que se desenvuelven. Una nueva sociedad que lidia con factores que antes no existían, y como I. Lipovesky subraya: '' la conmoción de la sociedad, de las costumbres, del individuo contemporáneo de la era del consumo masificado, la emergencia de un modo de socialización y de individualización inédito que rompe con el instituido desde los siglos XVII y XVIII.” (Lipovetsky, 2002: 5). Respecto a este fenómeno Bauman nos habla (Concheiro, Gandarilla: 2013) de la alienación y la despersonalización del ser respecto a las clases: ''Los procesos globalizadores incluyen una segregación, separación y marginación social progresiva'' (Bauman, 2001: 9), proponiendo la nueva dinámica de la relación de las clases: ''La vida errante tiene significados diametralmente opuestos para quienes ocupan la cima y quienes ocupan la base de la nueva jerarquía. En tanto el grueso de la población- ''La nueva clase media''- sobrelleva el mayor peso de esta oposición, por ello padece una aguda incertidumbre existencial, ansiedad y miedo'' (Bauman, 2001:11).

La socialización previa afecta la manera en que se afrontan los problemas, así los conductores reaccionan de diferentes maneras a los incidentes de suicidios, en algunos casos renuncian al empleo. Si bien, se ha afirmado por parte de un especialista que no hay un seguimiento, ‘'Si después el conductor piensa en renunciar o qué sucede en su cabeza, es un misterio; no hay datos'' (Delgado, 2012:18). En base a esto, algunas de las entrevistas expuestas con anterioridad, están planteadas de la siguiente manera para conocer acerca del tipo de socialización previa al que nos enfrentamos:

- ¿Prácticas alguna religión?

- ¿Algún deporte?

- ¿Perteneces a algún partido político?

Se dilucida a continuación, el universo simbólico del conductor, los factores que lo han llevado a afrontar de diferente manera los incidentes de suicidio. Y vemos, como la anomia se hace presente y afecta más al individuo cuando hay alguna carencia, cuestiones como redes de apoyo como es la religión, o participar en algún club deportivo. Como Durkheim mencionaría: la anomia es ''la incapacidad de la estructura social de proveer a ciertos individuos lo necesario para lograr las metas de la sociedad''. El hombre anómico, ''Esta encerrado en un ciclo que [...], al evitar tratar de salvar las distancias más anchas hacia los otros, es susceptible de duplicarse con personas de percepciones muy similares que están separadas por distancias muy cortas'' (Hampden: 1974: 85).

Ya Gabriel Tarde habla acerca de la imitación como parte de los procesos sociales, donde el individuo biológico es el lugar en el que operan o se dan procesos de imitaciones (Sánchez-Criado, 2011:247). Por su parte Charles Hampden Turner plantea que el individuo anómico se encuentra dentro de un ciclo, que Charles Hampden-Turner muestra como susceptible de duplicarse con personas de percepciones muy similares que estén separadas por cortas distancias. Aquí, nos interesa el sentido que se usa de la duplicación porque se busca una relación, (una imitación), o duplicación-transmisión de la anomia de los suicidas, hacia los conductores que trabajan en el metro, Carlos Nino habla de una imitación semejante de la anomia desde los altos círculos sociales a los más bajos, a través de la corrupción, que se traduce en anomia entre los ciudadanos, aunque su sentido y tratamiento es diferente, Este autor no trata el suicidio como tal, sino los referentes a infringir normas, como por ejemplo el arrojar basura en los espacios públicos, otra forma de anomia, desde el punto de vista en el que los espacios públicos fuera de orden repercuten en delincuencia y viceversa (Bembenaste, 2008: 189), la anomia puede así incidir en las instituciones, podría ser este el enfoque en que se pudiera encontrar la característica de transmisión de la anomia hacia otros sectores, como sería la incidencia de problemas psicosociales en los conductores.

Es conveniente la forma de abordar a la anomia por parte del siguiente autor donde el individuo se vé atrapado dentro de este círculo; El ciclo anómico de Charles Hampden-Turner es el siguiente:

El anómico fracaso del hombre para existir, hace que:

A) su percepción se estreche y empobrezca
b) su identidad se encierre y estanque
c)lo cual lleva a una completa sensación de incompetencia y anticipada pérdida.
d)Deja de invertir o entregar auténtica o intensamente
e) e inventando estrategias de no-suspensión, de reducción del riesgo
f) evita el tratar de salvar las (más anchas) distancias hacia los otros
g) a menudo es incapaz de hacer un autoconfirmante, autotrascendente impacto (siquiera sobre distancias más cortas)
h) pero busca el dominio de o la sumisión a, otras perspectivas en una no-dialéctica, negantrópica falta de sinergia.
i) acepta poca o ninguna responsabilidad para la regeneración, lo que conduce a la desintegración y falta de complejidad en él mismo y en su víctima (El ciclo se repite)

El autor nos habla de este ciclo de la siguiente manera: ''está encerrado en un ciclo que hace que el hombre anómico, ‘'al evitar tratar de salvar las distancias más anchas hacia los otros, 'es susceptible de duplicarse con personas de percepciones muy similares que están separadas por distancias muy cortas'' (Hampden, 1978:86).

Podemos ver que en otras investigaciones acerca de la anomia, se midió este factor entre los ciudadanos de una determinada ciudad con base de este ciclo. Y es el rumbo de esta investigación, haber realizado las entrevistas tomando en cuenta este tipo de reactivos.

El autor citado propone desde su perspectiva en ''El hombre radical'‘, caracterizar al hombre anómico diciendo que acerca de su falta de decisión creativa para renovar la personalidad, carencia de sentido y falta de normas. Muestra la escala Mclosky que fue de gran utilidad para nuestro trabajo, como parte importante de la base del guión de entrevistas y su posterior interpretación. Mclosky conceptualiza a la anomia como un estado mental, una cadena de actitudes creencias y sentimientos de que el mundo y uno mismo están a la deriva extraviados, y escasos de reglas claras y ataduras. Implica un sentimiento de desmoralización y ambigüedad en las reglas que gobiernan la conducta’’ (Yañez, 2011:2).

4.1 Análisis de entrevistas

Tomando en cuenta lo anterior, se aplicó el siguiente guión de entrevista que se enfoca a localizar y caracterizar el concepto de anomia en los casos de deserción, problemas psicosociales, etc., en los sujetos de investigación de este trabajo:

- ¿Cuál es tu edad?

Coincidieron los datos con la investigación de José Luis Delgado Lezama, que oscila entre los 30-39 años preponderantemente (Delgado:2012:10), aunque se encontraron algunos casos de personas mucho mayores en menor medida.

- ¿Cuál es tu escolaridad?

Podemos ver una diferencia entre los tipos de conductores que respondieron esta pregunta cuya respuesta es indicador de la capacidad para sobrellevar experiencias fuertes. Como se explico antes, la socialización previa afecta la manera de afrontar los conflictos e inflye a posteriori para poder alcanzar las metas que le propone la sociedad. En la entrevista 8 se muestra como el jefe de estación, el cual era titulado profesional, tenía muy identificado el problema, y no mostraba signos de ser afectado a sobremanera en su carrera profesional o desenvolvimiento diario de sus actividades, al contrario de otro entrevistado con el bachillerato trunco que respondió de la siguiente manera:

- ¿Es difícil aún (después de 6 años) hablar del arrollado que tuviste?

Sí, bastante porque es algo muy fuerte'' (Entrevista 7).

Así mismo en los reactivos de Mclosky se puede encontrar explícitamente que la educación (negativa) forma parte de la anomia.

- ¿Cuánto ganas?

El salario de los entrevistados va desde 2,800 a 8,000 pesos al mes según el horario. y la mayoría contestó que no estaba satisfecho con su salario dentro de jornadas extenuantes (Entrevistas 1, 2, 3, 4, 5, 6, 8). Podemos dar una interpretación a esto si retomamos la definición de Durkheim acerca de la anomia como incapacidad de la estructura social para satisfacer las necesidades de sus individuos. Cabe mencionar que, de manera general, y aplicando la observación, que los que recibían poco salario se mostraban un tanto apáticos relacionándose en su lugar de trabajo, además de que exponían muchas quejas respecto a la administración del sistema.

- ¿Quiénes dependen de ti económicamente?

Dilucidamos acerca de la familia, que según un entrevistado fue de gran apoyo para superar el incidente de haber arrollado. ''-Ellos son los primeros que le brincan'' informó un conductor, así mismo se mencionó explícitamente que la terapia ofrecida en general no fue tomada o fue muy escasa, la familia fungió como red de apoyo. Es importante este punto ya que, como síntoma de la modernidad, las familias son fragmentadas. Cuando se realizó esta pregunta, se respondió en una entrevista, ''mi pareja... y dos bebés''.

- ¿Consumes alguna substancia? ¿Con qué frecuencia?

Drogadicción y suicidio se pueden apreciar como tipos de anomia social ya que indica carencia de salud mental (Parales, 2008: 664) como se mencionó con anterioridad, la transmisión o imitación de la anomia sucede desde muchos niveles. Aunque se encontró un caso de una persona que no se pudo recabar la entrevista transcrita, de una persona que usualmente consumía antidepresivos en su trabajo, en las entrevistas reportadas aquí, se muestra como no se consume ninguna substancia, más que el tabaco.

- ¿Cuál es tu horario?

- ¿Tienes suficiente tiempo de descanso?

Se utilizaron estas preguntas para encontrar algún indicio de fatiga que puede generar diferentes daños a la salud y por consiguiente problemas psicosociales (Delgado, 2012:14), así como la insatisfacción con el horario de descanso brindado por la empresa, el cual se mostró satisfactorio para los sujetos en general.

- ¿Estas satisfecho con tu salario?

Pregunta de profundización ligada con la pregunta: ''¿Cuánto ganas?, explicada anteriormente.

- ¿Tomas alguna acción ante los vendedores ambulantes o músicos callejeros?, ¿Cuál es tu postura?

- ¿Perteneces a algún partido político?

Se encontró que los sujetos políticamente indiferentes en las escalas de Mclosky eran ''abrumadoramente anómicos al igual que los intolerantes a la ambigüedad'' (Hampden, 1978:92). En la mayoría de los entrevistados encontramos que no pertenecen a ningún partido, y algunos ni siquiera expresaron una opinión en contra de la política actual, tal vez debido a que no la tenían. Pero así mismo encontramos que no hay una afiliación o preferencia política común, más que la crítica negativa al sistema en general. Así mismo resulta relevante mencionar que en general mencionaron que para combatir el suicidio "no hay nadie que pueda hacer nada, ya que suicidios siempre van a existir", lo que denota una indiferencia hacia su entorno.

- ¿Practicas alguna religión?
- ¿Practicas algún deporte?
- ¿Has hecho amigos entre tus compañeros de trabajo? ¿Qué relación llevas con ellos?
- ¿Qué esperabas antes de entrar a laborar en el metro respecto a tus metas de vida?
- ¿Qué has logrado después de entrar a laborar en el metro respecto a tus metas de vida?

En estas preguntas se trató de dilucidar acerca de las historias de vida y experiencia personales y ahondar en el estado anímico. Así, bien se trató de profundizar en la socialización previa que tienen los conductores, que influye en como afrontan los conflictos (Díaz, 2007: 65). Pudimos ver una gran diferencia con los conductores que tenían una mayor escolaridad o una religión practicante. Para relacionar el concepto principal que tratamos en esta tesis con los testimonios específicos, retomemos una vez mas aquí la definición de Durkheim acerca de la anomia, que refiere a la incapacidad de la estructura de proveer a los individuos lo necesario para lograr las metas de la sociedad, y también retomemos los testimonios de los conductores relevantes aquí respecto a la pregunta: ''¿que esperaban en cuanto a sus metas de vida?'':

''Esperaba que fuera mejor aquí, pero el sueldo era muy bajo'' (entrevista 2), ''Pensaba que las iba a cumplir con menor tiempo, pero al darme cuenta del bajo sueldo, estoy un poco decepcionado del metro, pero es un trabajo seguro'' (entrevista 3).

- ¿Haz presenciado algo que te haya impactado como conductor del metro?
- ¿De qué manera te ha cambiado en la vida ser conductor del metro?

Estas preguntas trataron de sondear si el suceso es relevante o traumático en primera instancia sobre otros vividos, Existen estudios que afirman: ''Está comprobado que cuando ocurre un incidente ''traumático'', el equilibrio ex citatorio/inhibitorio, necesario para que ocurra el procesamiento de la información, se ve perturbado. (Vanegas, 1999:72), Procesamiento que se podría comparar con la incapacidad de crear una dialéctica con la realidad por parte del sujeto, característica de la anomia y la alienación.

Al no procesarse la información se produce una patología neuronal visible en ''como pensamientos intrusivos, ''flashbacks'' y pesadillas son recurrentes'' (Shapiro, 1989, A:199-223 en Vanegas:1999:72).

En cuanto a cómo le afectó el suceso del arrollado, en un estudio realizado acerca de los suicidas, se muestra como los sujetos con tentativa suicida tienen una historia de violencia perpetrada en sus vidas desde la infancia y mantenida en el tiempo, donde el suicida ha pasado por ''experiencias traumáticas o situaciones límites''(Vanegas, 1999:74).

Como vimos en algunas entrevistas, los choques de trenes, y los arrollados prevalecían entre los casos que más les había impactado, y en un testimonio de un jefe de estación, donde dos de sus compañeros se habían suicidado, muestran de manera contundente la consecuencia de experiencia traumática que significa el suicidio.

- ¿Cómo percibes a tus compañeros conductores que han presenciado algún suicidio?

Se dilucida acerca como simbolizan en general este fenómeno. Como vimos, en las entrevistas se menciona:

''muchos ya no regresan a laborar ''(entrevista 2)

''les da diabetes, incluso han fallecido ''(entrevista 4)

''2 casos a lo largo de mi carrera, un barón y una mujer '' (se han suicidado) (entrevista 8).

Como se explicó con anterioridad, la renuncia a este puesto e incluso el suicidio es común entre los trabajadores, además de los problemas de salud mental que se explicarán más adelante, se confirma la existencia de: estrés post-traumático, el problema de la diabetes, que en este caso menciona el entrevistado es consecuencia de estrés post-traumático e incluso de manera mas alarmante, la existencia de casos de suicidio entre los conductores.

-¿Que problemas físicos padeces?

Veamos un estudio realizado acerca de un caso similar de conductores de autobuses en Colombia, donde las actividades que realiza el conductor se han clasificado como de alto riesgo (Chaparro,2001:173).

Se observó en un estudio que los problemas de salud eran comunes a las personas que habían tenido arrollados, las condiciones en las que laboran son las siguientes: jornadas mayores de 48 horas, aislamiento, trabajo repetitivo, posiciones forzadas, no desatender la tarea, y alta concentración (Delgado, 2012:15).

Consecuencia de ello es la fatiga, cuyos nuevos estudios encontraron que provoca cambios psicológicos que afectan aspectos del sujeto, como son: ''cambios en las relaciones humanas, impresiones subjetivas como el malestar, inconformidades, etcétera''; el 25,6% de los que han arrollado. ha sufrido fatiga patológica (Delgado, 2012:19). En la entrevista 9, un informante menciona que tiene falta de sueño por el tercer turno que realizaEl trabajo por turnos, incluidos los turnos nocturnos, está ampliamente estudiado, y puede interferir en varios niveles con la homeostasis y el bienestar humanos, es decir lo afecta a varios niveles pudiéndole provocar diferentes enfermedades físicas y psicológicas (Costa,2010: 113)

Se encontró en otros estudios, que la hipoacusia (exposición a ruidos de alta intensidad, que origina trastornos como la incapacidad para la comunicación personal, reduce la calidad de vida del ser humano y su socialización, fenómeno este conocido como socioacusia (Hernández :2006) se presenta con mayor frecuencia en los inspectores, cuyo pasado laboral frecuentemente es ser conductores de tren. (Delgado, 2012:14).

Como vemos, las características de la anomia se relacionan aquí con todos estos factores, sin saber cuál es consecuencia de cuál pero sirviéndonos todo como trasfondo. Podemos encontrar también en trabajadores con ocupación similar como son los conductores de autobús, que “están expuestos principalmente al mal estado de las vías, contaminantes químicos, deslumbramientos, ambiente ruidoso, competencia con otros vehículos ("guerra del centavo"), deficiente iluminación de las vías y cambios, bruscos de temperatura” (Chaparro,2001: 171). En las entrevistas 2 y 3, se encontraron algunas lesiones expresas por los participantes: “-Te lesiona las manos” y “ -La columna lesionada a causa del brincoteo de los trenes”.

Así mismo la alimentación es un factor que se debe atender ya que enfermedades cardiovasculares y gastrointestinales son el factor de incapacidad más común. (Delgado, 2012:9), otro factor encontrado en ese estudio fueron los trastornos musculo esqueléticos, como se pudo constatar en la entrevista 3.

En esta sección, y para futuras investigaciones deberíamos tener en cuenta la siguiente observación: “En el mundo, los diversos estudios realizados en conductores de transporte público urbano sobre condiciones de salud, han reportado mortalidad por enfermedades cardiovasculares (6,7) y morbilidad por enfermedades cardiovasculares (8-18), musculoesquéleticas, cáncer (19-21), gastrointestinales, trastornos respiratorios (22,23) y estrés (24-30)” (Chaparro,2001:1 74)

Específicamente relacionado con los arrollados, se pudo encontrar en un estudio en Francia acerca de los arrollados, que los conductores que presenciaron un suicidio padecían de insomnio, problema consecuencia del estrés post traumático, es decir, se podrían ligar aquí todos los problemas somáticos que son causa de dicho padecimiento, (Cothereau , 2004: 490)

- ¿Que problemas psíquicos padeces?

En un estudio realizado se menciona en un testimonio: "Mi caso realmente fue sui géneris porque cuando finalmente ubicamos el cuerpo de la joven, nos percatamos de que estaba viva y eso para mí fue totalmente liberador. Saber que no la maté hizo que mi experiencia no fuera tan traumatizante" (Delgado, 2012: 17).

Otros estudios realizados en trenes de Europa reportaron estrés postraumático en el grupo expuesto a un arrollado (32%) , una cifra mayor a la del grupo no expuesto (6%) (Cothereau,Beaurepaire, Payan, Cambou, Rouillon & Conso, 2004, en Delgado, 2012:8) Elizarov & Sin’kov (1995) reportan que por la gran responsabilidad que tienen por la seguridad de los pasajeros, presentan estrés psicoemocional durante la jornada laboral Además, encontraron que al término de la jornada, presentaban aumento de la presión arterial y molestias de visión(Delgado, 2012:9).

Dicho estudio en Europa mostró el siguiente índice: 10% de la población general padecía estrés post-traumático, en comparación, de la muestra de los conductores, 10% padecían dicho problema. El problema del estrés post traumático considero uno de los principales puntos a analizar en este trabajo.

En las entrevistas aquí realizadas se muestra lo siguiente:

-''A algunos les afecta más'' entrevista 1.
-''Te da un poco de estrés sobre todo por la responsabilidad que cargas'' entrevista 2.
-''Te deja mucho estrés, por la cantidad de gente que llevas, cualquier cosa que pase tú eres el responsable'' entrevista 3.
-''Te queda el impacto de mucha gente, es parte del trabajo, hay que ser más sociables'' entrevista 4.
-''Te vuelves más duro a aceptar ciertas cosas como los arrollados, cuando arrollas ya no eres tan sensible, hay personas que sí y les afecta mucho, no lo asimilan tan rápidamente, a mi ya no me afecta'' entrevista 6.
-''Tenían un cargo de culpa muy grande, se sentían culpables, de hecho, ellos lo sostenían, no lo superaron'' entrevista 8.

''Quedas como asustado, te queda impactada la sensación del momento del arrollado, y pues sí, es algo muy fuerte para seguir conduciendo'' entrevista 10.

Es a partir del estrés post-traumático que podemos identificar los problemas más relevantes que puede tener el conductor en relación a la terrible experiencia del suceso del arrollado.

-Para ti, ¿quién o qué, tiene alguna responsabilidad en este problema?
- ¿Qué crees que haga falta para acabar con este tipo de problema?
- ¿Qué puedes tu hacer para acabar con este problema?

En estas preguntas se encontró lo siguiente: Los entrevistados coincidieron en que es un fenómeno fuera de su alcance para algún tipo de prevención, incluso un jefe de estación explicó al respecto que si el STCM tuviera alguna incidencia en este tema, se necesitaría una fuerte inversión que no se posee a primera vista ya que las urgencias inmediatas son respecto a la calidad del servicio, de las instalaciones y trenes, la indiferencia podría jugar un rol en este punto, ya que si los entrevistados lo ven como un fenómeno fuera de su control podrían negar su participación como parte del todo. El suicidio es un acto en el que el hombre toma acto individualmente, aunque, como fenómeno multifactorial, el suicidio debería ser enfrentado desde diferentes ámbitos para su prevención, y se hablará en las conclusiones de algunas coacciones sociales para enfrentar esta problemática que han mostrado algunos estudios.

- ¿Cómo percibes a tus compañeras que sufrieron el incidente de un arrollado?

Como vimos en una entrevista, se mencionó por parte de un conductor, que las mujeres eran más frágiles, como idea tradicionalista a las mujeres se les ve frágiles, es más difícil que sobrelleven'' porque son las que nos paren'' y como parte del ciclo anómico, cabe cuestionarse que cuando el hombre anómico deja de renovarse, solo se detiene de ideas atrasadas o de generaciones anteriores (Hampden, 1974 :90).

Hay 10% más de hombres entre los inspectores, puesto que se considera importante, o de siguiente paso para los conductores (Delgado, 2012:12) lo cual habla de la situación de género en este medio.

Conclusiones

P revención hacia el suicidio y recomendaciones de tratamiento hacia los conductores

''Y es por esto que el suicidio es inmoral. Al hombre que se suicida, la vida le fue dada con la posibilidad de vivir hasta su muerte natural, a condición de ser útil a la obra general de la vida...

...Hasta que el ser humano conserva un soplo de vida, puede perfeccionarse y ser útil a los otros seres humanos. Más él puede ser útil a los otros seres humanos, sólo perfeccionándose y puede perfeccionarse, solo realizando su utilidad. ‘‘

Sobre el suicidio. León Tolstoi

Se logró observar en este trabajo descriptivo-exploratorio un panorama de los subgrupos que constituyen los conductores del metro en relación con un fenómeno específico mediante técnicas de interpretación que desde la psicología social y en conjunción con la etnografía fueron una técnica valiosa. A mi parecer se pudieron contrastar las estadísticas encontradas con las experiencias encontradas satisfactoriamente, complementando y exaltando la anomia en sus diferentes niveles. Se pudo encontrar que el metro es un espacio que varios transitamos a diario pero que no cuestionamos, no nos detenemos a mirar mediante experiencias que estaban ocultas a la realidad que se observa, como parte de un todo. Cuestionar este espacio que forma parte de la historia de la Ciudad de México y sus habitantes, sus dinámicas y símbolos es despertar a la indiferencia cotidiana en la que nos encontramos aletargados, un punto para combatir que se propuso en este tema. Hemos visto como el problema de la anomia, pasa por la invisibilización, por lo que habría que racionalizar el proceso de la anomia para que el sujeto deje de ser anómico, salir de ese letargo. En este trabajo se compararon diferentes datos etnográficos de la anomia para su uso en este tema, se pudo dilucidar el trasfondo de una problemática social desde la anomia social. Fue de gran ayuda en este estudio tratar al suicidio desde este punto de vista mediante las mediciones enfocadas a los aspectos psicológicos, utilizando la psicometría, como los trabajos de Strole, y la escala Mclosky, y cabe mencionar que anterior a este tipo de estudios la anomia solo se trataba teóricamente (Borges, 1996: 232) siendo así un punto practico metodológicamente, que brindó un enfoque a la investigación al momento de crear los guiones de entrevista sobre un suelo firme.

La participación del antropólogo es esencial para la investigación ya que las relaciones que se van formando influyen directamente los datos se van a obtener, y en algún momento te sientes involucrado como ciudadano o como transeúnte de manera ética, siendo un paso fundamental para adentrarte en el objeto de estudio (Mairal: 2000, 183). La responsabilidad social que tuvo este tema, elemento que a mi parecer todas las investigaciones sociales debieran tener, fue dilucidar acerca del planteamiento de crear políticas públicas enfocadas a combatir al suicidio, sería a mi parecer el siguiente, y es el de reflexionar que el estado no tendría en la actualidad ningún interés en evitar el suicidio para con sus individuos, ya que crea una cultura que pone al libre albedrío en lo más alto entre todos los valores que se protegen. Es decir, el Estado y sus contradicciones (Alonso, 2010: 50). Hoy en día , si fue un intento fallido el que perpetró el acto, es conducido a la medicalización o internamiento, acción que supone un rechazo faláz a la autonomía y libertad del sujeto. Se menciona que el suicidio comúnmente es la servidumbre de las (ibid, 55), cuando la capacidad de tomar la decisión no está presente, y es donde debería intervenir el estado, no cuando parezca moralmente incorrecto o insensato. Por lo tanto el derecho de autodeterminación física llega . En la actualidad existe una cuarta generación de derechos humanos, que supone que se han llegado a alcanzar en la sociedad actual , como el derecho a la autodeterminación sexual , a la identidad genética, y entre otros, el derecho a la propia muerte, (ibid, 53) aunque esta perspectiva se refiere a las determinaciones referentes a la eutanasia, a maneras dignas de morir, ya no aventándose a las vías del metro, si no pensando en individuos en pleno uso de sus facultades mentales(tomando en cuenta la depresión la esquizofrenia, etc.). Es decir, se debe tomar en cuentas que en México se sanciona al que ayude o lleve a cabo un suicidio” (ibid, 56)

En México en el año de 2002 ocurrieron 3089 suicidios, en cambio en 1980 se cometieron 672, es decir, hubo un aumento de 459% en este periodo (García, 2006: 68). Debido a la urgencia y necesidad en México acerca del problema de salud pública que representa el suicidio, considero que debido a la responsabilidad ética que debería presuponer cualquier estudio de un problema social, es importante analizar algunos de los retos que se enfrenta la sociedad en general para afrontar el problema como vimos el contexto económico deriva diferentes aspectos como la educación y la socialización previa. Un factor importante fue la depresión o el ensimismamiento que a su vez está relacionado con conceptos como alienación.

Tomando en cuenta que hay diferentes tipos de seres humanos: ''Entre los hombres, no hay distinción más fundamental, psicológica y moralmente, que la que existe entre aquellos que aman la vida y aquellos que aman la muerte, entre los necrófilos y los biófilos.'' Fromm ''The heart of man: its genius for good and Evil,'' (Thom, 1998:168)''. Se podría hablar de el libre albedrío del ser humano para poder quitarse la vida, aunque según León Tolstoi, el ser humano tiene la obligación moral y ética de sublimarse, y en su mayoría, los casos de suicidio de los que se hablaron y repercutieron en los actores que eran los conductores parecieran ser puramente anómalos. Sería un acto de toma de conciencia y de liberación del ciclo de la anomia sensibilizarnos hacia el tema y responder ante él ya que vemos que en un estado anómico: ''Una defensa contra lo ambiguo y lo anómalo consiste en ignorarlo. Otra consiste en eliminar o destruir el fenómeno ofensivo'' (ibid, 187). Como vimos en los testimonios, el tratamiento hacia este tema no se trata por parte del STCM de manera pertinente, y esto tal vez se deba a la invisibilización que provoca la anomia.

Aunque viéndolo como un hecho sin presuponer una cuestión moral, ''Todo muere o intenta morir por razones internas. Los instintos sexuales difieren de los otros instintos solo en que perturban el equilibrio de la vida y la impulsan hacia adelante'' (ibid, 159). Esta pareciera ser la explicación de Durkheim acerca de la universalidad de los suicidios, donde todas las sociedades son propensas en algún punto de su desarrollo una capacidad determinada para el suicidio (Romero, 2004:593). Agresión que es expulsada por el instinto de muerte (Thom, 1998:159). Punto central aquí es el cómo la violencia afecta al sujeto suicida como consecuencia, y cómo se transmite la anomia a través de un suceso impactante, vimos cómo el suicidio es un tipo de violencia, o mejor dicho auto-violencia, anómia.

Víctimas de la violencia, los suicidas, llegaron a percibir su ''sí mismo'' deteriorado en máximo grado y a comportarse como tal, perdiendo las facultades de defenderse (Vanegas, 1999: 75). En los testimonios se muestra cómo los conductores que tuvieron arrollados cometieron suicidio, lo que indicaría un contagio de la anomia, ya que como forma de violencia, el suicidio afectó a los conductores, que son una nueva actividad laboral que surge con la modernidad, y desde la inauguración del metro, la Ciudad de México se ha urbanizado y transformado, por ejemplo, desde sus estructuras familiares que se han fragmentado (Borges, 1996: 303), será este pues, otro síntoma de las patologías de la modernidad. A la par de su paso a la modernidad, el suicidio ha crecido en México en 275% en el periodo que va de 1970 a 2007 mientras en países como Japón, Canadá, y Estados Unidos ha descendido, en México ha aumentado en 90.3% para los hombres y 25% para las mujeres en periodos entre 1980-1984 y entre 1995-1999 (ibid, 293). En general, la OMS prevé que en 20 años se duplique la cifra de suicidios en el mundo, ya que en el año 2000 se suicidaron casi un millón de personas (Gutiérrez, 2006: 68).

Esta investigación de tesis se refirió al tipo de estudios de subgrupos poblacionales específicos acerca del suicidio, si bien existen algunos, y en diferentes lugares de México, hacen falta más investigaciones, entre otras de las diferencias de género. Aunque ha habido fluctuaciones en las estadísticas de suicidios, desde 1970 sigue una tendencia internacional y se ha incrementado de manera constante desde 1984. En la actualidad, el suicidio es una de las principales causas de muerte, la tercera entre los jóvenes de 15 y 24 años (Borges, 1996: 295-296).

Se encontró también que los conductores que arrollaron como una problemática para el metro, necesita planeación de un protocolo de intervención específico (Delgado, 2012: 15). Existen casos de conductores que después de 2 años han continuado con síntomas neurológicos o psiquiátricos repercusión del incidente que antes del suceso no existían y que influyen en sus labores; no diagnosticado como enfermedad laboral (Delgado, 2012: 19), lo que muestra la falta de seguimiento y desarrollo del tratamiento de este problema. En general, los tratamientos son de carácter medicamentoso y organicista dando tan sólo pocos días de incapacidad (Delgado, 2012: 19). En otros países como Dinamarca y Suiza, que son países de primer mundo, donde los servicios están más al alcance de los ciudadanos, se han realizado seguimientos a lo largo de 3 años hacia los conductores que han servido para tomar medidas de apoyo, que pretenden combatir la pérdida de empleo de los mismos, e incapacidad permanente lo que debe provocar una reclasificación laboral, u otro tipo de empleo (Cothereau, 2005: 493) Se encontró un desarrollo favorable para los conductores que eran tratados respecto a síntomas patólogicos causados por el incidente y se encontró baja la frecuencia de los desordenes psico-comportamentales. Estos estudios de caso, mostraron una relación entre características específicas de vida y factores que inducen a la vulnerabilidad de problemas de la psique y el comportamiento, como pueden ser: una historia de vida traumatizante, sucesos impactantes en la vida y la situación ocupacional y se recomienda encaminar las acciones hacia un mejor conocimiento de las condiciones de vulnerabilidad y los factores de riesgo, además de evaluar el apoyo profesional brindado que debería proporcionar un seguimiento y acompañamiento al sujeto . Se encontró que los conductores que fueron más afectados en su ámbito psico-comportamental, se encontraban solos al presenciar el incidente (ibid: 493). En este trabajo se encontraron casos que hablaban de la soledad, y efectivamente fueron los casos más afectados (entrevista 8).

Ahora bien, aunque como método de suicidio en un estudio del 2007 se observa que el principal método de suicidios el envenenamiento, saltar a las vías del tren no sería el primer método usado (Borges, 2010: 297), en otro estudio de 1970 de De Gómez Gil, los espacios públicos son el segundo lugar más utilizado para consumar un suicidio, y el estrés post traumático es el problema más común entre los conductores que arrollaron. Por lo cual este estudio tiene relevancia para pensar el fenómeno del suicidio por estado o entidad federativa. No es la ciudad de México el lugar del país con más suicidios, los hombres ocupan el 12º lugar en el D.F. y para las mujeres el 6º lugar en el DF, siendo Tabasco el 1er lugar para hombres y mujeres respectivamente (Borges, 2010: 297). Pero como vimos es un problema muy relevante para solucionar en este tipo de labor, siendo el metro de la Ciudad de México el más grande.

Se habló aquí del suicidio como problema social, aunque para su prevención se debe tener en cuenta que es un problema también individual, es decir “Con frecuencia el suicidio es prevenible. En general, los signos de alarma estarán presentes y es preciso tomar en serio a las personas que hablan de quitarse la vida”( Nizama, 2011:81).

Para la prevención del suicidio, se debe reflexionar que en los intentos de suicidio en general, según estadísticas, tenían un trastorno mental psiquiátrico 85% de los sujetos, por lo tanto, para la sociedad en general se recomienda tratar los trastornos mentales, ya que pocos buscan esta ayuda (Borges, 2010: 299). Así bien, en ésta y en futuras investigaciones se debería poner énfasis en esta previa identificación del estado mental de los arrollados para así generar políticas públicas que ataquen el problema desde la perspectiva de este espacio.

En una investigación reciente, se observó que el trastorno depresivo (característica de la ideación suicida) no es el único ni el más frecuente trastorno mental asociado con los intentos de suicidio. En los países desarrollados está asociado con los trastornos de los estados de ánimo, en cambio, en los países en desarrollo se asocia con el abuso de substancias y el control de impulsos los de mayor relevancia (Borges, 2010: 303) y efectivamente, en México estructuralmente los problemas de abuso de substancias y el control de los impulsos han sido encontrados en diferentes investigaciones. En una investigación se observó además que algunos de los eventos que precedieron a un suicidio fueron: separación de la pareja, dificultades económicas, pérdida del trabajo, pérdida por muerte de un ser querido, ser informado de enfermedad grave y desempleo (García, 2008: 16 ). Se habla por ejemplo desde los 80 de cómo los migrantes del campo a la ciudad, abusan de substancias como el alcohol, donde al no adaptarse aspectos como de su cosmovisión, sentido cultural del que podemos hablar por ejemplo acerca del sentido de la vida y de la muerte, los individuos sufren marginación y una desestabilización emocional importante. De manera global, para la prevención del suicidio se necesita explorar ''el momento en que se obtuvo la atención y las razones para no buscarla cuando se sienta la necesidad de hacerlo. Habrá que eliminar las barreras para que el paciente llegue a la atención psiquiátrica'' (Borges, 2010: 303). Este punto podría ser relevante en determinado punto para las autoridades del metro, si hemos visto que se ha delimitado el suicidio en un punto o espacio geográfico, por lo tanto, la difusión de ayuda psicológica podría centrarse en estos espacios (Ilustración 2. Mapa de Arrollados en la delegación Cuauhtémoc en el 2008).

Se ha demostrado que se puede lograr una prevención al realizar un control de armas y de substancias por parte de los gobiernos, por lo tanto, se vuelve aquí el presupuesto común: ''no son las armas las que matan a la gente, son las personas'' obsoleto.

Así pues, se deben tener en cuenta diferentes factores al momento de crear políticas públicas. Ya que como vimos, los múltiples factores como son, trastornos psiquiátricos, abuso o dependencia del alcohol, ansiedad, salud precaria, baja autoestima, desesperanza, sentimientos de rechazo familiar y social, (Gutiérrez, 2006: 67) e incluso hasta consecuencia del virus de toxoplasmosis. El suicidio se apoya en 2 posturas para explicar los factores que propician el suicidio, la de estrés diátesis, donde se dice que hay sujetos predispuestos para el suicidio, y la del suicidio como un proceso que se va desarrollando a partir de que se tienen pensamientos suicidas, no importando cualquiera que sea el enfoque, los factores pueden ser fijos o modificables. Los Fijos son difícilmente tratables, ya que el individuo ya tiene en este caso algunos intentos previos, en cambio, los factores que se pueden modificar, son por ejemplo la ansiedad y la depresión (ibid: 69).

Dentro de este acercamiento que debería tener el sujeto con ideación suicida, la ayuda psicológica es de gran importancia. En los últimos años se habla de la nueva campaña "Salvemos vidas", presentada por director general del STCM Jorge Gaviño, para evitar suicidios en el Metro.[7]

Respecto a la creación de políticas y programas públicos, se puede decir que son relevantes, ya que existen estudios donde al prohibirse las armas se reduce el número de suicidios (Borges, 2010: 303). Por lo tanto, las políticas públicas que se podrían ejercer no serían tan nulas como la anomia y la apatía (consideradas un problema de anomia a la misma) nos podrían hacer creer, el suicidio es un tema complejo y se deben buscar soluciones de manera holística ya que es un problema integral, que incluso llega a afectar a los conductores y sin duda a otras personas alrededor de diferentes formas. Actualmente, e n dicha campaña emitida por el director general, "se contempla arte, charlas ytransmitir música de ambiente en las instalaciones", además de destacar un servicio de ayuda telefónica que tiene el lema: "Vive, cuida tu línea de la vida", laspersonas con pensamientossuicidaspodrán llamar aLocatel, donde serán atendidas, lo cual ataca las barreras de atención psicológica recién referidas, acercando la ayuda al usuario del metro.

Para que un programa como este sea eficiente se debería tener en cuenta también que según estadísticas, 25% de quienes intentaron el suicidio, lo volverán a hacer el siguiente año, y 10% lo llevarán a cabo en el plazo de 10 años(Gutiérrez, 2006: 68), es decir, no debería ser como otros programas que no tienen , como lo fueron los CENDIS en algún momento, programas de apoyo de guardería a niños de usuarios, programas que en muchos casos fueron abandonados y son objeto de crítica por parte de los usuarios por mal servicio.

Los factores de riesgo que propician el suicidio se han clasificado como primarios, cuando los individuos han tenido trastornos psiquiátricos previos, secundarios, cuando poseen una actitud disfuncional y terciarios, cuando se habla de situaciones sociodemográficas que influyen en el individuo, es decir cuando pertenecen por ejemplo a algún grupo minoritario vetado. Cuestiones como la de la edad también deberían ser consideradas, ya que en la infancia se puede desarrollar desesperanza, lo que puede desencadenar en un adolescente con ideación suicida, la depresión también constituye un predictor de suicidio. El mexicano en específico, ha mostrado en cuanto perfil del temperamento y la personalidad ya en estudios específicos de cómo se desenvuelve en el acercamiento al apoyo psicológico, una actitud de búsqueda de novedades, evitación del daño y preocupación por trascender, pero sin una definición clara de objetivos y metas, lo que se relacionaría con la anomia como pudimos analizar. En un estudio en México de cartas póstumas de sujetos suicidas se encontró que los problemas afectivos son los más comunes y que el estado anímico más frecuentemente localizado es la desesperanza, lo cual corresponde a múltiples factores psicosociales, y debe considerarse en los dispositivos de detección de personas con riesgo suicida (Chávez, 2011: 40). En general, diversos estudios destacan para la prevención del suicidio la necesidad de educar a los médicos para que se detecte de manera oportuna el problema y restringir el acceso a medios e instrumentos utilizados en el suicidio, y no dejar de lado el uso de los medios electrónicos con fines educativos (Gutiérrez, 2006: 71).

Bibliografía

Alonso, Salas Ángel

(2010) “Suicidio: ¿Derecho de autodeterminación física o ejercicio de la libertad con respecto a la propia vida?" en Episteme, Vol. 30, No 2, Caracas.

Alvarado, José Luis; Garrido, Alicia

(2003) Psicología social, perspectivas psicológicas y sociológicas, Mc GrawHill, México.

Augé, Marc

(1998) El viajero subterráneo. Un etnólogo en el metro. Gedisa. México.

Bautista Hernández, G.; J. Á. Vera Noriega y M, Zaragoza

(2012) ''Conducta antisocial, alienación y anomia en jóvenes infractores y jóvenes sin oportunidades'' en, La psicología social en México, volumen XIV, Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A. C., México.

Baztán Aguirre, Ángel

(1995) “Etnografía”, en Metodología cualitativa en la investigación sociocultural, Alfa Omega, grupo editor, pp. 3-20, Barcelona.

Bauman, Zygmunt

(2007) La globalización, consecuencias humanas, FCE, México.

Bauman, Zygmunt.

(2006) Miedo líquido: la sociedad contemporánea y sus temores, Paidós Ibérica, Barcelona.

Bembenaste, Narciso; Etchezahar, Edgardo y Del Río, Martha

(2008) Psicología de la anomia, Facultad de psicología, UBA/Secretaría de investigaciones/Anuario de investigaciones/Volumen XV, México.

Borges, Guilherme, Ricardo Orozco y otros

(2010) “Suicidio y conductas suicidas en México: retrospectiva y situación actual”, en Salud Publica, pp. 292-304, México.

Borges, Guilherme, H. Rosovsky, C. Gómez y R. Gutiérrez

(1996) “Epidemiología del suicidio en México de 1970 a 1994”, en Salud Pública, vol. 38(3), pp.197-206, México.

Chaparro Narváez Pablo, Guerrero Juan

(2001) “Condiciones de Trabajo y Salud en Conductores de una Empresa de Transporte Público Urbano en Bogotá D.C.”, en Revista de Salud Pública, Vol.3, Núm. 2, pp.171-187, Bogotá, Colombia.

Concheiro Elvira y José G. Gandarilla (expositores)

(2013) Seminario permanente de Marx revisitado, Auditorio CEIICH, Torre de Humanidades, 5o circuito escolar, Ciudad Universitaria, 25 de Septiembre, discusión del texto de Karl Marx “Sobre el suicidio, Presentadores: Gerardo Ávalos Tenorio/UAM-X Aldo Guevara / FCPyS-UNAM. El viejo Topo, España.

Costa, Giovanni

(2010) “Shift Work and Health: Current Problems and Preventive Actions.”En Safety and Health at Work 1.2 ;1:112-123 Department of Occupational Health, University of Milano, IRCCS “Ca’Granda - Ospedale Maggiore Policlinico” Foundation, Milan, Italy

Cothereau, C., C de Beaurepaire, C Payan, J P Cambou, F Rouillon, F Conso

(2004) “Professional and Medical Outcomes for French Train Drivers after ‘Person under Train’ Accidents: Three Year Follow up Study.”En Occupational and Environmental Medicine 61.6): 488–494. PMC.Paris.

Dahrendorf, Ralf

(1994) Ley y orden, Civitas Ediciones, Madrid, España.

De la Peña Astorga, Gabriela

(2010) “Dinámicas de interacción en escenarios urbanos. Espacios públicos, privados y de transición en Barcelona”, Tesis de doctorado en antropología y Territorio, Universidad de Barcelona, Barcelona.

Delgado Lezama, José Luis; Noriega Elio, Mariano; Velasco Tenorio, María del Rosario yVillegas Rodríguez, Jorge

(2012) “El subsuelo y mi cabina son mi espacio: perfiles laborales y patológicos en el metro. Salud de los Trabajadores”, vol.20, n.1, pp. 7-22. Universidad de Carabobo Maracay, Venezuela.

Delgado, Manuel

(2007) Sociedades movedizas: Pasos hacia una antropología de las calles, Anagrama, Pontificia Universidad Católica de Chile Santiago, Chile.

Delgado, Manuel

(1999) El animal público. Colección argumentos, Anagrama. 1999. Barcelona.

Delgado Ruiz, Manuel

(2000) Antropología y postmodernidad. En Trama y fondo: revista de cultura, ISSN 1137-4802, Nº. 9.

Díaz Canepa, Carlos

(2007) Tesis: “Influencia de las socializaciones previas y trayectorias biográficas sobre la constitución del rol y comportamiento laboral en conductores de metro”, Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Sociales, Escuela de Postgrado, Programa Doctorado en Psicología, Santiago.

Domínguez, Luz Olivia

(2010) Trovadores posmodernos, músicos en el Sistema de Transporte Colectivo metro. UNAM, México.

Durkheim, Émile

(2010) El suicidio, Ed. Fontamara, México.

Espinoza Ulloa, Jorge

(1975) El metro: una solución al problema del transporte urbano. Presentaciones y servicios de ingeniería, México.

Estruch, Joan y Cardús, Salvador

(1982) Los suicidios. Editorial Herder, Barcelona.

Fritschy, Blanca A

(2012) “Suicidio, una forma de violencia e indicador de salud de la población”, En Revista Ciência Geográfica - Bauru - XVI - Vol. XVI- (1): Enero/Diciembre, Brasil.

García-Valencia J., Palacio-Acosta C., Diago J., Zapata C., López G., Ortiz J., López M.

(2008) Eventos vitales adversos y suicidio: un estudio de autopsia psicológica en Medellín,Colombia- rev.colomb.psiquiatr.vol.37no.1Bogotá.

García Madariaga, Ivonne

(2011) “Suicidio: paradigma socio-cultural”, en revista Psicología, Fac. Psicología, UNAM, México.

Gaytán, Patricia

(2002) ” Émile Durkheim y Georg Simmel: ''un encuentro no planeado'', En revista Sociológica, año 17, , número 50, pp. 171-177 Septiembre/Diciembre.

Guilherme, Borges; Orozco, Ricardo; Corina, Benjet; Medina-Mora, María Elena

(2010) “Suicidio y conductas suicidas en México: retrospectiva y situación actual”. En Salud pública de México, vol.52, No. 4, Julio-agostol, pp. 292-30, Instituto Nacional de Salud Pública, México.

Guber, Rosana

(2004) El salvaje metropolitano, Reconstrucción del conocimiento social en el trabajo de campo, Paidós, Buenos Aires, Barcelona, México.

Gutierrez-Garcia, Ana; Contreras, Carlos; Orosco-Rodríguez, Chantal.

(2006) “El suicidio, conceptos actuales”. En revista Salud Mental, Vol. 29, No. 5, septiembre-octubre. Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz.México.

Hampden-Turner Charles

(1978) El hombre radical. Proceso del desarrollo psico-social, Fondo de Cultura Económica, México.

Hernández Sánchez, Héctor; Gutiérrez Carrera, Mabelys

(2006) “Hipoacusia inducida por ruido: estado actual”. En Revista Cubana de Medicina Militar,Vol.35,No. 4,Octubre-Dic.Ciudad de la Habana, Cuba.

Homobono, José Ignacio

(2000) "Antropología urbana: itinerarios teóricos, tradiciones nacionales y ámbitos temáticos en la exploración de lo urbano", Univ. del País Vasco Fac. de CC. Sociales y de la Comunicación Dpto. de Sociología Apdo. 644 48080 BIBLID [1137-439X, 19; 15-50]. Bilbao.

Joseph, Isaac

(1988) El Transeúnte y el Espacio Urbano, Gedisa, Barcelona.

Lévi-Strauss, Claude

(1995) Antropología Estructural, Paidós, Barcelona.

Lipovesky, Gilles

( 2002) La era del vacío, ensayos sobre individualismo contemporáneo, Anagrama, Colección Argumentos. Barcelona.

Mairal Buil,Gaspar

(2000) Una exploración etnográfica del espacio urbano, Revista de Antropología Social ISSN: 1132-558X, 9: 177-191, Universidad de Zaragoza. España.

Monsiváis, Carlos

(2008) “Sin consumo, ¿quién identifica a la Navidad?”, Periódico Milenio, 28 de Diciembre.

Navarro Bernardo, González Ovidio

(1989) Metro, Metrópoli, México. UAM, Unidad Xochimilco: UNAM, Instituto de Investigaciones Económicas. México.

Nieves, Salobral Martín

(2015) Amor: ¿Verdad o consumo? Investigaciones Feministas, Norteamérica, 5, feb., 2015. Norteamérica.

Nizama Valladolid, Martín

(2011) Suicidio. Revista Peruana de Epidemiología, vol. 15, núm. 2, abril,, pp. 81-85 Sociedad Peruana de Epidemiología Lima, Perú .

Pabts Battin, Margarett

(2006) La menos mala de las muertes: sobre eutanasia, suicidio, y otros ensayos sobre el final de la vida, Ed. Croma, Paidós. México.

Palerm, Angel

(2005) "Historia de la Etnología, Los precursores, los evolucionistas, Tylor y los preofesionales Brit´nicos. Centro de investigaciones y estudios superiores en antropologíasocial, universidad Iberoamericana, Instituto Tecnológico de Estudios superiores de Occidente, México

Parales-Quenza, Carlos J.

(2008) “Anomia Social y Salud Mental Pública” , en Revista Salud pública, Febrero. p. 658-666, Departamento de Psicología, Universidad Nacional de Colombia.

Peña Alfaro, Gonzáles, Graciela

(1986) Tesis “El suicidio: análisis comparativo de los enfoques sociológico, psicoanalítico y psiquiátrico, Facultad de psicología, UNAM. México,.

Rabotnikoff, Nora

(2005) “Historia conceptual de la anomia, reseña de: Girola, Lidia. Anomia e individualismo: del diagnóstico de la modernidad de Durkheim al pensamiento contemporáneo”. En Revista Internacional de Filosofía Política No.26, pp. 129-133. Anthropos, Barcelona.

Romero, María Aurora; Gonnet, Juan Pablo

(2013) “Un diálogo entre Durkheim y Foucault a propósito del suicidio”. En Revista Mexicana de Sociología, vol. 75, núm. 4, octubre-diciembre, pp. 589-616. Universidad Nacional Autónoma de México, México.

Rosales Aguilar Martha; Gutiérrez Villagrán María de Jesús; Díaz Trujillo Cesar Gerardo; Lugo Balderas José Luis

(2010) "Anticuerpos Anti-Toxoplasma gondii en donadores voluntarios de sangre en Hospital General de Tijuana, México" en Revista Iberoamericana de las Ciencias de la Salud ISSN: 2395 - 8057 Vol. 5, Núm. 10 Julio - Diciembre 2016.

Sánchez-Criado, Tomás;

(2011) "Imitación, oposición e innovación de las formas sociales: Finitud e infinitud en las leyes sociales de Gabriel Tarde" en Athenea Digital 11(1): 241- 254. Marzo 2011.

Schaff, Adam

(1979) La alienación como fenómeno social, Crítica, Barcelona.

Simmel, Georg

(2002) Cuestiones fundamentales de sociología, Gedisa, Barcelona.

Simmel, Georg

(1988) “La metrópolis y la vida mental'', en Antología de Sociología Urbana, compiladores Mario Bassols, Roberto Donoso, Alejandra Massolo, Alejandro Méndez, UNAM, México.

Sosenski, Susana

(2014) “Santa Claus contra los Reyes Magos: influencias trasnacionales en el consumo infantil en México (1950-1960)”, En revista Cuicuilco, número 60, mayo-agosto. Instituto de Investigaciones Históricas Universidad Nacional Autónoma de México, México.

Thom Gary B.

(1998) La natur aleza humana del malestar social. Fondo de Cultura Económica. México.

Vanegas Guido, Marisol

(1999) “Autoviolencia: una terrible consecuencia de la violencia”. En Encuentro: Revista Académica de la Universidad Centroamericana, No.48, pp. 71-76. Managua, Nicaragua.

Vargas Ayala, Alicia

(2004) Tesis: “El trabajo infantil callejero como una estrategia de sobrevivencia de las familias en situación de calle en la Ciudad de México (el caso de las delegaciones Cuauhtémoc y Benito Juárez)”, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Centro de Estudios Sociológicos, UNAM, México.

Vera, J. A.; Bautista, G.; Ramírez, M y Yáñez, A. I.

(2012) “Relación entre anomia social, alienación y conducta antisocial en jóvenes infractores mexicanos”, en Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, 10 No. 2, pp. 943-955, Manizales, Colombia.

Vera Noriega, José Ángel; Camino, Cleonice; Formiga, Nilton Soares; Yañez Quijada, Adrian Israel; Bautista, Gildardo

(2013) “Propiedades psicométricas de anomia, alienación y desarrollo moral en estudiantes de bachillerato”, en Psico-USF, vol. 18, núm. 2, agosto, pp. 231-240 Universidade São Francisco São Paulo, Brasil.

Villardón Gallego, Lourdes.

(1993) El pensamiento suicida en la adolescencia. Instituto de ciencias de la Educación, Universidad de Deusto, Bilbao, España.

Yañez Quijada Adrian Israel

(2011) Tesis: “Propiedades psicométricas de las escalas de Anomia y Desarrollo Moral en una muestra de Estudiantes de Bachillerato”. Universidad de Sonora, División de ciencias sociales Departamento de psicología y ciencias de la comunicación, Hermosillo, Sonora, México.

[1] www.sinembargo.mx, 18 de Noviembre de 2015.

[2] www.eluniversal.com.mx, 4 de mayo de 2014.

[3] www.metro.df.gov.mx

[4] www.jornada.unam.mx, Sábado 19 de septiembre de 2009.

[5] www.nosotrosdiario.mx, Lunes 11, de junio de 2012.

[6] www.nosotrosdiario.mx, lunes 11, de junio de 2012 .

[7] www.excelsior.com.mx, 10 de Agosto de 2016

97 de 97 páginas

Detalles

Título
Experiencia de los conductores del metro en relación con el suicidio. Un caso de anomia
Calificación
8.6
Autor
Año
2017
Páginas
97
No. de catálogo
V427241
ISBN (Libro)
9783668717541
Tamaño de fichero
1613 KB
Idioma
Español
Etiqueta
experiencia
Citar trabajo
Adán Enrique Cardona Herrera (Autor), 2017, Experiencia de los conductores del metro en relación con el suicidio. Un caso de anomia, Múnich, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/427241

Comentarios

  • No hay comentarios todavía.
Leer eBook
Título: Experiencia de los conductores del metro en relación con el suicidio. Un caso de anomia


Cargar textos

Sus trabajos académicos / tesis:

- Publicación como eBook y libro impreso
- Honorarios altos para las ventas
- Totalmente gratuito y con ISBN
- Le llevará solo 5 minutos
- Cada trabajo encuentra lectores

Así es como funciona