Las Causas del Paro en España


Trabajo Escrito, 2015

20 Páginas, Calificación: 2,0

J. J. (Autor)


Extracto

Ìndice

1.Introducción

2. Las causas del paro en España

3. La situación actual

4. Medidas contra el paro

5. Conclusión

6. Bibliografía

1.Introducción

Desde el año 1978 en lo que fue promulgada la Constitución hasta los 2000 cambios importantes sucedieron en España, España se convirtió en un país democrático, entró tanto en la OTAN como en la Unión Europea y el euro fue implenmentado en España (Rivera 2015). Además había un aumento de la libertad de España y de su economía (Rivera 2015). En los primeros años del siglo XXI la economía española tenía mucho éxito, la tasa de paro no era alta y muchas personas fueron a España para comprarse una casa y para trabajar allí (Saló 2011). Al contrario en 2013 vivían casi 6 millones de parados en España y hoy en día el problema del paro en España es conocido en todo el mundo (Alcelay 2013b). La cuestión es ¿qué pasó en España? ¿Qué fue la causa desencadenante de ese desarrollo y qué son los estatísticas de la situación actual en 2015 y qué medidas se puede tomar para reducir el paro en España? A continuación voy a explicar las causas del paro en España y su desarrollo. Después voy a tratar el tema de la situación actual del paro en España y también me voy a ocupar de la situación de los jóvenes que están en paro y además de los problemas que causa el paro. Al final voy a presentar medidas contra el desempleo, entre ellas son propuestas y también medidas que ya han sido implentadas o medidas que van a ser implentadas en el futuro.

2.Las causas del paro en España

“En 2007” comenzaron las dificultades en el sector hipotecario y financiero que desembocaron en una crisis global” (González 2015). Unos años más antes la situación en España fue diferente,entre 1995 y 2007 España fue el país que creó más puestos de trabajo que otros países europeos (Rocha Sánchez 2012). En 2003 había “un boom de la construcción” por lo que muchos extranjeros, aproximadamente más de cinco millones, inmigraron a España (Alcelay 2013b). Mucha gente fue a España porque quería vivir “el Spanish way of life” que significaba comprar una casa a rajatabla “ y blanquear a través de la construcción lo que hizo que la demanda de vivienda se disparase y con ella el precio del suelo, lo que favorecía la especulación” (Ródeneas 2011).Dos años después, en 2005, había más construcción de casas en España que en Alemania, Francia e Italia juntas y por eso la economía española vivía un auge (Ródeneas 2011). La razón de ese “boom” se remonta al año 1998, en ese año la Ley del Suelo fue aprobada que “proponía privatizar el mercado de suelo” (Saló 2011). El objetivo de la Ley del Suelo era un aumento del “terreno urbanizable” y transformar “el mercado de suelo en un negocio superrentable para los empresarios”, eso abocó a más inversiones y la construcción de casas subió y el aumento de ofertas resultó en una disminución de los precios para comprar una casa (Saló 2011). Por la reducción de los precios era más fácil para la gente y especialmente para los jóvenes comprar sus propias casas,la oferta de los bienes inmuebles subió y los precios disminuyeron (Ródeneas 2011).Cuatro años después fue la Reforma Laboral que resultó en una reducción de los derechos laborales para que los empresarios contratasen a más personas y para disminuir el desempleo, a causa de eso había muchos puestos de trabajo en la obra que resultó en que miles de jóvenes abandonaron la escuela y empezaron a trabajar como obrero y además había muchos extranjeros que fueron a España para trabajar y para comprar sus propias casas (Saló 2011). La Reforma Laboral tenía como objetivo apoyar a contratar a más personas y según esa ley los paros tenían que aceptar una oferta de trabajo si el puesto de trabajo estaba entre 30 kilómetros de su residencia (Ródeneas 2011). A causa de la entrada del euro ganar dinero fue algo fácil durante unos años y eso es también una de las razones por las que muchos alumnos no terminaron su formación escolar porque creían que podían ganar dinero de manera facíl sin ir a la universidad (Rivera 2015:2). Lo único que querían fue empezar a trabajar en seguida y muchas de esas personas preferían trabajar en la construcción (Rivera 2015:2). No obstante la Ley del Suelo no sólo tenía un efecto positivo, no logró lo que había planteado porque había más y más gente que quería comprar una casa y eso llevó a un aumento de los precios (Saló 2011). En 2005 la construcción de casas estaba ampliando y el precio de las casas sigió aumentando (Saló 2011). Fue un aunmento enorme en comparación con los precios en 1990, 1994, 1998 y en 2002 (Saló 2011). En 1990 el precio fue 915€/m², cuatro años más tarde fue 954€/m², en 1998 el precio fue 1089€/m² y en 2002 fue 1667€/m² ( Saló 2011). Se puede ver que el precio subió durante los años y con la demanda enorme el precio por metro cuadrado fue en 2005 con 2516€/m² tres veces más que en 1990 (Saló 2011). En 2005 la tasa de paro en España fue con sólo 9,2% muy baja, especialmente en comparación con la tasa del paro en los años 2000 (13,9%) y 1995( 22,9%) (Saló 2011). No obstante el salario de la mayoría de los trabajadores en España fue muy poco, el salario medio anual en 2005 fue 20.438€ en España, eso es, comparado con otros países europeos, no mucho (Saló 2011). El salario medio anual fue 29.047€ en Francia, 36.672€ en Bélgica, 40.015€ en Gran Bretaña y 41.691€ en Alemania que es más que el doble del salario en España (Saló 2011). A causa del aumento de los precios de las casas y de los salarios bajos mucha gente no tenía suficiente dinero para comprar sus propias casas pero los bancos bajaron sus requirimientos y por eso esas personas podían apelar un crédito para comprar casas (Saló 2011). Adicionalmente, los bancos concedieron créditos para otras cosas, por ejemplo para comprar un coche, para financiar las vacaciones y mucho más, eso resultó en lo que las personas que ganaban poco vivían como si fueran ricas (Saló 2011). Para facilitar la vida de la gente los bancos alargaron el pago a plazos del crédito a 40 años y decían también por si a caso la gente no pudiera pagar la hipoteca podrían vender las casas porque los precios seguirían aumentando y la gente podría recobrar el dinero que había invertido y además obtendría beneficios (Saló 2011). Ese cambio dio lugar a lo que la gente creía que no tenía que preocuparse por su prosperidad pero la realidad fue diferente porque se endeudó (Ródeneas 2011). En 2007 la situación fue alarmante, no sólo las familias, administraciones públicas y empresas tenían deudas sino también los bancos españoles estaban cargados de deudas con respecto a los bancos internacionales (Saló 2011). España no estaba dispuesta a crear riqueza para aumentar el crecimiento, sólo tenía el crecimiento lo cual sólo había a causa de las deudas (Saló 2011). “La burbuja exploto” y una crisis grave comenzó, los desarrollos de los años antes hicieron la economía de España débil y eso también afecta el mercado laboral porque con esa economía es imposible terminar el paro en el país (Rivera 2015:2). Especialmente “la combinación de la Ley de Suelo de 1998 y la Reforma Laboral de 2002” son unas de las causes principales de ese desarrollo negativo (Ródeneas 2011). Con la caída de la construcción en 2007 aproximadamente dos millones de personas perdieron su trabajo, entre ellos unos 600 000 jóvenes que perdieron su trabajo en la construcción (Alcelay 2013b, Roselló 2014).El desarrollo es muy alarmante porque en sólo cinco años la tasa de paro aumentó de 9,2% en 2005 a 20,23% en 2010 (Europapress 2015). En 2008 los precios de las casas eran tan altos que algunas personas tenían que empeñarse a 40 años para vivir en una vivienda muy pequeña y finalmente los bancos ya no concedieron créditos y los inversores ya no compraron deudas a causa de la crisis crediticia en los Estados Unidos que afectó todo el mundo(Saló 2011). Esa crisis provocó “un efecto domino en bancos, cajas, empresas y familias” (Ródeneas 2011). Porque la gente no podía tomar dinero prestado de los bancos hubo una caída del consumo y de la economía que resultó en lo que las empresas españoles decidieron a despedir a muchas personas, había muchos despidos colectivos (Saló 2011). A causa de la contratación temporal fue más fácil para los empresarios despedir a mucha gente en poco tiempo porque al comienzo de la crisis en 2007 el porcentaje de la gente en España que tenía contratos temporales fue 31,7% y eso fue más que el doble del porcentaje medio de la Unión Europea, que sólo fue 14,6% (Serna 2013). Además había muchas familias que estaban en paro las cuales tenían que abandonar sus viviendas porque no podían pagar los costes de sus casas (Saló 2011). Por el “boom inmobilitario” que hubo en España hasta el año 2008, muchas personas tienen muchas deudas (Rivera 2015). De repente las personas que habían apelado al crédito para comprar una casa u otras cosas y habían vivido como si fueran ricas fueron muy pobres (Saló 2011). Otra cosa que dificulta la reducción del paro es el “bajo grado de movilidad” de los trabajadores en España, eso significa que mucha gente no está dispuesta a salir de regiones en España con una tasa del paro alta a regiones con una tasa del paro más baja (Serna 2013). En sólo seis años desde el principio de la crisis en 2007 hasta 2013 el número de personas sin trabajo en España aumentó enormemente de 1,9 millones a 5,977 millones (Alcelay 2013b). Especialmente los jóvenes que trabajaban en la construcción fueron afectados por la crisis y por eso más hombres perdieron su trabajo que mujeres (Rocha Sánchez 2012: 6-9).

3.La situación actual

El paro es un tema muy importante en España que también afecta el bienestar de los ciudadanos, casi la mitad de la población española, 48,1% , dice que el paro es lo que más los preocupa (Europapress 2015) y 80% de los habitantes piensa que el paro es el problema central en España (Fernández Toxo 2015). El paro causa un descenso del nivel de vida que también afecta la psique de los desempleados y puede resultar en una baja autoestima, en particular con respecto a los parados de larga duración pero el paro no sólo afecta la vida de los parados sino también la pensión (Vidal-Folch 2015a). Para mantener la Seguridad Social se necesita cotizaciones de los ciudadanos pero muchas personas no pueden contribuir porque no tienen trabajo y personas con contratos temporales sólo pueden apoyar la Seguridad Social un poco (Vidal-Folch 2015a). Según los datos de junio de 2015 “la Seguridad Social ha recuperado ya 1.105.648 personas desde su punto más bajo de afiliación en febrero de 2013” pero todavía sigue siendo un problema (Munera 2015).Otro problema actual es la desigualidad, ha habido una bajada de la masa salarial de 18,8% desde 2008 hasta 2014 y en cambio los consejeros y administradores de empresas ganan un 16,1% más, además “los parados de larga duración (más de dos años) han pasado del 49% del total en 2000 al 63% en 2015” (Vidal-Folch 2015a). En 2013 vivían casi seis millones de personas sin trabajo en España y comparado con otros países la tasa de paro en ese año fue con 26,02% muy alta, en Portugal fue 16,3% y en Italia 11,1% (Jiménez Arandia 2013). Un año después la tasa del paro se redujó un poco a 24,7% y de 2014 hasta 2015 se sigió reduciendo a 22,5% (S.E. 2015). No obstante España sigue siendo el segundo país europeo con la tasa de paro más alta después de Grecia que tenía una tasa de paro de 25,6% en marzo de 2015 (S.E. 2015). En los primeros tres meses de 2015 como mínimo una persona en cada uno de los 4.322.000 hogares en España estaba desempleada o en búsqueda de trabajo, pero también hay hogares en los que dos o más personas tienen ese problema (Toxo 2015). La situación es muy alarmante porque las personas de 1.794.000 hogares buscan trabajo activamente pero nadie de ellos ha logrado encontrar un puesto de trabajo, eso significa que 4,7 millones de personas tratan de encontrar trabajo sin éxito (Toso 2015). Otro problema es que muchas personas que no tienen mucho dinero tienen que pagar deudas, “en el 20% de hogares con menores ingresos, los pagos de deuda representaban un 60% de sus ingresos” (Rivera 2015). El endeudamiento es un problema muy grave en España que afecta a cientos miles de personas (Rivera 2015). Según un informe de la Organización Internacional de Trabajo “la tasa de paro en España bajará de manera gradual durante los próximos cinco años, pero sigue siendo una de las más elevadas entre las economías desarrolladas durante la presente década” (Europapress 2015).Además dice que “el desempleo superará el 21% al menos hasta 2019” (Europapress 2015). Desde abril a junio de 2015 fueron generados en total 411.800 nuevos puestos de trabajo,entre ellos 300.000 contratos temporales, eso ha sido el mejor desarrollo del mercado de trabajo en España en los últimos diez años, pero la mayor parte de ese desarrollo se sucedió gracias a los contratos temporales (Gómez 2015a). Esos contratos temporales fueron creados especialmente a causa de las circunstancias entre abril y junio en España, como el tiempo y la Semana Santa que atraen a muchos turistas a España (Gómez 2015a). A causa de ese desarrollo el paro bajó en 5,1 millones de personas que todavía es un número alto (Gómez 2015a). La contratación temporal sigue aumentándose y por el desarrollo entre abril y junio la contratación temporal era 25% que es lo más alto desde la segunda parte del año 2011 (Gómez 2015a). En junio de 2015 el desempleo se diminuyó en 94.727 personas pero en ese mes el paro normalmente se baja por los puestos de trabajo gracias al turismo pero comparado con los años 2014, 2013 y 2012 el paro bajó menos, en 2014 se disminuyó en 122.684 personas, en 2013 en 127.248 personas y en 2012 se disminuyó en 98.853 personas (Munera 2015).Un mes después en julio de 2015 74.028 personas encontraron trabajo pero todavía estaban registrados 4.046.276 desempleados en ese mes y entre ellos había todavía muchos jóvenes, desempleados de larga duración o personas que tienen más de 45 años (El País 2015).La situación es muy alaramante porque entre los jóvenes sin trabajo hay también desempleados de larga duración (El País 2015). Según la Encuesta de Población Activa, uno de cada cuatro de los 5,6 millones de desempleados en España está en paro desde hace tres años o más y para muchos de los desempleados de larga duración la oportunidad de encontrar trabajo cuando tienen más de 40 años es muy baja porque muchas empresas prefieren contratar a gente más jóven (El País 2015). En junio de 2015 1.8778.739 personas entre 25 y 44 años y 1.897101 personas a partir de 45 años estaban en paro en España, esos números se refieren a los desempleados registrados pero según la Encuesta Población Activa había más (Martín 2015). Aunque el número de parados bajará, mucha gente sólo tiene contratos temporales que son según la OCDE 24% de la gente que trabaja en España (Murcia Economia 2015). El número de los parados en julio era según los Servicios Públicos de Empleo 4.046.276 personas (Arboledas 2015). En agosto el número de parados subió a 4.067.955 personas registradas, en ese mes 21.679 personas perdieron su trabajo entre otros a causa de la contratación temporal (Jiménez 2015). “Agosto es un mes muy particular en materia de empleo. Hay empresas que hacen coincidir con ese mes el final de los contratos temporales (o que directamente dan de baja a sus trabajadores) para evitar cotizar por los empleados en un mes de escasa actividad.” (Jiménez 2015). En comparación con los datos de agosto de los últimos cuatro años se puede ver que el número de parados se ha bajado, en 2014 eran aproximadamente 4,42 millones de parados, en 2013 4,69 millones de parados, en 2012 4,62 millones y en 2011 eran 4,13 millones de parados, sólo había menos parados en 2010 con 3,96 millones y en los años antes de 2010 (González 2015). Muchas empresas despiden a sus trabajadores cuando ellos están de vacaciones, por ejemplo en junio de 2015 se despidieron a 200.000 de profesores y en agosto se despidieron por ejemplo a 15.000 personas que trabajan en la construcción (Núñez 2015).Las empresas lo hacen para que no tengan que pagar las cotizaciones pero muchas de las personas que están despedidas pueden retomar su trabajo después de la vacaciones (Núñez 2015).Por ejemplo en junio de 2014 180.304 profesores fueron despedidos y dos meses después, en agosto, retomaron sus puestos de trabajo (Núñez 2015).El mes en lo que la mayoría de las empresas despide a los trabajadores es el agosto y los empleados normalmente no hacen nada contra el comportamiento de sus empresarios porque tienen miedo de que perdieran su puesto de trabajo si dirían algo (Núñez 2015). Además del problema del paro hay otro problema que también afecta a muchas personas en España, este problema es el desahucio (Castillo 2013). Desde 2008 hasta los primeros meses de 2015 habían “598.747 procesos de ejecución hipotecaria” en España y aproximadamente 100.000 familias tuvieron que abandonar sus pisos (Muñoz 2015). La mayoría de los jóvenes en España tiene una opinión pesimista con respecto a su futuro en el mercado laboral y por eso 58% de los jóvenes quieren ir a otros países para trabajar allí (Muñoz 2014). Tres de cada cuatro jóvenes piensan que la posibildad de encontrar trabajo es mejor en el extranjero, ese porcentaje es muy alto, por ejemplo en comparación con Alemania, en Alemania sólo 21% de los jóvenes quiere mudarse al extranjero para trabajar allí (Muñoz 2014). A causa de “la tarifa plana de 100 euros para la contratación indefinida” que empezó en febrero de 2014 más de 265.000 de personas tienen un contrato indefinido (La Razón 2015). Se puede ver que el porcentaje de los desempleados a los que el Ministerio de Empleo ayuda ha aumentado, se refiere al 27,8% pero todavía hay muchas personas a las que el Ministerio de Empleo no ayuda, esas personas representan“la gran cantidad de parados que han agotado el seguro de desempleo en todas sus modalidades, no encuentran un trabajo y no reciben ayuda alguna” (Gómez 2015b). Eso se aplica a más de 3,1 millones de desempleados y además hay 561.000 personas que no han tenido un puesto de trabajo nunca (Gómez 2015b). En total entre abril y junio de 2015 hubo 1.657 millones de familias en España en las que ninguno de los miembros tenía un puesto de trabajo, pero se puede decir que eso es un desarrollo positivo porque en 2013 había más de 2 millones de familias (Gómez 2015a). Lo inquietante es que entre esas familias viven más de 750.000 familias que tienen ningún tipo de cobro y el número no se reduce (Gómez 2015a). Aproximadamente 300.000 de personas encuentran puestos de trabajo en verano en España gracias al turismo y para muchas de esas personas ese trabajo temporal es el único trabajo que tienen durante el año y la única manera de ganar dinero, por eso muchas personas tienen miedo y se sienten incómodas cuando llega el fin del verano (Vincent 2015). Las personas que sólo tienen trabajo en el verano intetan ahorrar tanto dinero como puedan mientras tienen trabajo y a causa de eso mucha gente sólo gasta dinero por las cosas imprescindibles como la comida, el alquiler, etc. (Vincent 2015). Otro problema es que la gente que trabaja en el sector turístico no gana mucho dinero, “el salario medio en el sector es muy bajo, no llega a los 14.000 euros anuales de media” (Vincent 2015).Esas personas que tienen un trabajo temporal en el secotr turístico también conciernen “las afiliaciones a la Seguridad Social”, eso significa que por ejemplo después de la Navidad las afiliaciones bajan en 184.000 personas y unos meses más tarde en abril hay una subida de 134.000 personas a causa de la Semana Santa por la cual muchos turistas llegan a España (Vincent 2015). El desempleo en España afecta menos a las personas que tienen una formación en matemáticas y estatística y a las personas que quieren trabajar en los servicios de seguridad, la tasa de paro de la gente que tiene una formación en matemáticas y estatística es 5,7% y la de la gente en servicios de seguridad 7,45% (Lavanguardia 2015). La tasa de paro más alta se refiere con 30,89% a las personas que tienen la secundario obligatoria o el bachillerato pero no tienen carrera universitaria (La Vanguardia 2015). “España es el segundo país tras Grecia con mayor número de parados de larga duración, que representan el 12,9 % del total, según la Comisión Europea” (La Vanguardia 2015). También existe una desventaja para las mujeres que trabajan en España, al contrario a los hombres ellas tienen que trabajar 79 días más en el año para ganar el mismo salario que los hombres que trabajan en la misma profesión, además hay más mujeres que están en paro que hombres (Rodriguez-Pina 2015a). En el segundo trimestre de 2015 21,0% de los hombres y 24,0% de las mujeres estaban en paro (Datosmacro 2015). ).

[...]

Final del extracto de 20 páginas

Detalles

Título
Las Causas del Paro en España
Universidad
University of Trier
Calificación
2,0
Autor
Año
2015
Páginas
20
No. de catálogo
V427431
ISBN (Ebook)
9783668714465
ISBN (Libro)
9783668714472
Tamaño de fichero
547 KB
Idioma
Español
Etiqueta
paro, España causas Arbeitslosigkeit Spanien
Citar trabajo
J. J. (Autor), 2015, Las Causas del Paro en España, Múnich, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/427431

Comentarios

  • No hay comentarios todavía.
Leer eBook
Título: Las Causas del Paro en España



Cargar textos

Sus trabajos académicos / tesis:

- Publicación como eBook y libro impreso
- Honorarios altos para las ventas
- Totalmente gratuito y con ISBN
- Le llevará solo 5 minutos
- Cada trabajo encuentra lectores

Así es como funciona