La Creación de las Comunidades Autónomas - La Implantación del nuevo Sistema Político


Seminararbeit, 2003
13 Seiten, Note: 1,7

Leseprobe

Índice

1. La situación política española después de la muerte de Franco
1.1. La crisis económica en los 70
1.2. La transición política – El primer gobierno de la Monarquía

2. La creación de los partidos más importantes en el nuevo sistema político y las primeras elecciones democráticas
2.1. La Constitución de 1978 – la elaboración de un Estado de Autonomías
2.2. Los gobiernos de UCD y la primera legislatura
2.3. La política autonómica
2.4. El gobierno de Calvo Sotelo y el fracaso de UCD

3. El gobierno socialista y la adhesión a la Comunidad Europea

1. La situación política española después de la muerte de Franco

El General Franco murió el 20 de noviembre de 1975. Después de que él hubiese sufrido una crisis cardiaca, Franco se fue sometido a una grave operación que no pudo superar. Esto significó el fin de la dictadura franquista que duraba de 1939 a 1975. Dos días después, a 22 de noviembre de 1975, Juan Carlos I fue proclamado rey de España, como Franco había decidido el 22 de julio de 1969 con base en la ley de sucesión de 1947, en la que se decía que “la jefatura del Estado corresponde al Caudillo de España y de la Cruzada, Generalísimo de los Ejércitos, don Francisco Franco Bahamonde.”[1]

Juan Carlos I fue coronado en las Cortes, la iniciativa legislativa compartida del gobierno donde se preparan y elaboran las leyes. Con las palabras «Hoy comienza una nueva etapa de la historia de España ...Una sociedad libre y moderna require la participación de todos en los foros de decisión, en los medios de información, en los diversos niveles educativos y en el control de la riqueza nacional.»[2]

La muerte de Franco y la coronización del rey Juan Carlos significó un cambio enorme para el Estado español en cuanto al desarrollo político en España. Con los nuevos gobiernos de Arias Navarro y luego de Suárez, se comenzó a reestructar el sistema político que se realizó introduciendo un sistema democrático a través elecciones libres, que tuvieron lugar por primera vez en el año 1977. De este modo UCD, la Unión Centro Democrático era el partido más importante que planificó que se reestructurasen el sistema político de España. Es aquel partido que ganó las primeras dos elecciones generales después de la implantación del nuevo sistema político. Se descentralizó la administración a través de un sistema de autonomías que basaba en crear 17 Comunidades Autónomas.

La creación de dichas Autonomías fue consagrado en la Constición que se elaboró en el año 1978. A partir del establecimiento de la nueva Constitución, se creó un Estado con estructuras democráticas que era importante, ya que España solicitó la adhesión a la Comunidad Europea en el año 1986. La transición, así se llama el proceso de la reforma política que comenzó con el gobierno de los ministros Carlos Arias Navarro y luego de Adolfo Suárez. No hay que olvidar que España tenía problemas en el sector económico, ya que la crisis económica de los años 70 afectó también a España.

1.1. La crisis económica en los 70

La súbida del precio del petróleo por la guerra árabe-israelí, causó un ciclo recesivo que afectó gravemente a la economía española cuyo equipo técnico no era tan avanzado como el de otros países industrializados en Europa.[3] Se producía con maquínaria anticuada en un seno de una econmía muy cerrada y poco competetiva. En 1975 el Producto Nacional Bruto fue inferior al 1 %, en comparación con el año anterior cuando el PNB había estado por encima del 4 %.[4] Una de las consecuencias era que los precios aumentaron de tal manera como había sido el caso en los años 40. En 1976 se registró una tasa de inflación del 20 %, en 1977 se acumuló incluso hasta el 30 %.[5] Así el proceso de la democracia en España comenzó bajo malísimas condiciones económicas que condujo a una elevada tasa de emigración a otros países industrializados. La deúda exterior se acumuló a 14.000 millones de dólares entre 1973 y 1977 lo que representaba un importe tres veces mayor que eran las reservas de oro y divisas del Banco de España.[6] En 1981, el paro alcanzó un récord histórico del 14 % de la población activa. Las persistencias negativas de la economía española afectaron sobre todo a los sectores de la indústria, sobre todo la química, la metálica y la energética. Allí se necesitaban inversiones para mantener los puestos de trabajo que causó una disminución de las necesidades de trabajo, mientras que se necesitaba más capital. Por consecuencia, España fue más dependiente del extranjero, especialmente en cuanto a la importación de energía porque en la Península faltaban yacimientos de materias primas. Incluso hasta hoy, el 66 % de la energía es importada del exterior.[7]

Hasta 1984, España se encontraba en una larga fase de depresión, las tasas de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) eran bajas o negativas y las inversiones así como las colocaciones se disminuyeron, mientras que las tasas de crecimiento de precios aumentaron. Para hacer frente a estas persistencias negativas de la economía, el gobierno propuso en 1977 un gran pacto económico, los “Pactos de la Moncloa” con el fin de reducir la inflación y el paro.

1.2. La transición política – El primer gobierno de la Monarquía

Con la proclamación del Rey de España de Juan Carlos I comenzó una nueva época política en la historia de España. Hubo que desmontar las estructuras de una dictatura para crear un Estado democrático. Se puede decir que la transición española duraba de 1975 a 1978 que se llevó a cabo con la aprobación de la nueva Constitución española. El Rey encargó la presidencia a Carlos Arias Navarro quien era el sucesor del Almirante Luís Carrero Blanco a quién dejó el General Franco la presidencia en 1973 cuando éste presentó su dimisión.

Pero Carrero Blanco murió tras un atentado causado por ETA el 20 de noviembre de 1973 y le sucedió Arias Navarro. Navarro consiguió una politíca que correspondía todavía al régimen del dictador Franco aunque éste constituyó un gabinete con algunos miembros que eran caracterizados por su política reformista. Estos ministros eran: Fraga, Areilza, Garrigues y Osorio. Así la nueva democracia no progresó porque Navarro no era un democrático. En su discurso del 24 de junio de 1975 el Presidente definó sus principios inmutables que preveía la exclusión radical del comunismo, la afirmación de la unidad nacional y el reconocimiento de la forma monárquica del Estado.[8]

Pero los reformistas no pudieron lograr sus fines de reformar el Estado, y así Arias Navarro pudo continuar la derrota. Siguieron algunos acontecimientos que ya signalizaron una ruptura en ese “nuevo” sistema. El desacuerdo de la oposición llevó a algunas movilizaciones en las calles que demonstraban que los partidiarios no eran de acuerdo con la política de Navarro. Un día, Fraga, el ministro de la Gobernación proclamóque “la calle es mía”[9] que llevó a una huelga general en Victoria que causó cuatro muertos.

En marzo de aquel año, los miembros de la oposición comenzaron a crear una “Coordinación Democrática”, también conocida como “Platajunta”. A partir de este tiempo, nacieron los partidos de la izquierda: el PCE y el PSOE.[10] Ellos querían abandonar la idea de un gobierno provisional lo que habría sido un cambio radical si los reformistas hubiesen estado de acuerdo. En este asunto se hablaba ya de una “ruptura pactada”.[11] Hasta que Arias dimitiese en julio de 1976, la situación no se cambió. Cuando Arias Navarro dimitió, la situación política española tuvo una nueva dinámica con el nombramiento de Adolfo Suárez como sucesor de Navarro. A partir del 7 de julio de ese año, una reforma política comenzó a entrar en vigor con el nuevo gobierno de Suárez que le dio un impulso importante a la transición del Estado español.

[...]


[1] ver: http://www.vespito.net/historia/transi/muerteft.html

[2] ver:ibídem

[3] Jesús Mestre Campi: Atlas de la Transición, Ediciones Península, Barcelona, 1997, p. 34

[4] Sergio Millares: España en el siglo XX, Editorial Edinumen, Madrid, p. 83

[5] Walther L. Bernecker, Horst Pietschmann: Geschichte Spaniens, Kohlhammer, Stuttgart, Berlín, Colonia, 1993, p. 378

[6] http://www.vespito.net/historia/transi/economft.html, p. 1

[7] ibídem

[8] http://www.vespito.net/historia/transi/cararft.html

[9] ibídem

[10] PCE = Partido Comunista Español; PSOE = Partido Socialista Obrero Español

[11] ver: Jesús Mestre Campi, p. 29

Ende der Leseprobe aus 13 Seiten

Details

Titel
La Creación de las Comunidades Autónomas - La Implantación del nuevo Sistema Político
Hochschule
Bergische Universität Wuppertal  (Wirtschaftswissenschaften / Romanistik )
Veranstaltung
Cultura y Civilización
Note
1,7
Autor
Jahr
2003
Seiten
13
Katalognummer
V72987
ISBN (eBook)
9783638731041
ISBN (Buch)
9783638878838
Dateigröße
399 KB
Sprache
Deutsch
Anmerkungen
Die vorliegende Seminararbeit beschreibt den politischen und wirtschaftlichen Umbruch Spaniens nach dem Tod von General Franco bis zum Beitritt in die Europäische Union.
Schlagworte
Creación, Comunidades, Autónomas, Implantación, Sistema, Político, Cultura, Civilización
Arbeit zitieren
Holger Overbeck (Autor), 2003, La Creación de las Comunidades Autónomas - La Implantación del nuevo Sistema Político, München, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/72987

Kommentare

  • Noch keine Kommentare.
Im eBook lesen
Titel: La Creación de las Comunidades Autónomas - La Implantación del nuevo Sistema Político


Ihre Arbeit hochladen

Ihre Hausarbeit / Abschlussarbeit:

- Publikation als eBook und Buch
- Hohes Honorar auf die Verkäufe
- Für Sie komplett kostenlos – mit ISBN
- Es dauert nur 5 Minuten
- Jede Arbeit findet Leser

Kostenlos Autor werden