Franco, Francisco - Presentación sobre Franco Bahamonde, Francisco


Trabajo, 2002

17 Páginas


Extracto

Ìndice

1) La carrera de Franco hasta al final de la Guerra Civil

2) La dictadura de Franco

3) El aislamiento de España

4) La integración de España en los años 50

5) Problemas económicas y politica interior

6) La evolución de la economía española y la aparición de ETA

7) El cambio politíco y la enfermedad de Franco

8) La transición a la democracia

Ìndice de literatura

Jonas Elmenhorst,

Matr.-Nr.: 107699

Presentación sobre Franco Bahamonde, Francisco

(nació en El Ferrol, España, 1892- murió en Madrid, 1975)

1) La carrera de Franco hasta al final de la Guerra Civil

Francisco Franco estudió en la Academia de Infantería de Toledo y se graduó en 1910. Destinado a Marruecos, intervino en diversas acciones militares y protagonizó una carrera rápida de ascensos.

En 1917, con el grado de comandante, Francisco Franco regresó a España e intervino en la represión de los mineros asturianos. Luego, regresó a África, en esta ocasión como oficial del Tercio de Extranjeros.

Ascendido a teniente coronel, Franco asumió el mando del Tercio de Extranjeros, con el que se distinguió en la lucha contra Abd el-Krim y ascendió hasta convertirse, en 1926, en el general más joven de Europa.

Al año siguiente, a Franco se le encargó la Academia Militar de Zaragoza.[1]

Tras el triunfo electoral del Frente Popular (1936), el nuevo gobierno lo nombró gobernador militar de Canarias, ante los rumores de un posible levantamiento militar. En Canarias se hallaba el 18 de julio, cuando se produjo finalmente el alzamiento militar contra la República. La sublevación fracasó en Madrid, Cataluna, Levante, en las provincias marítimas del norte y en gran parte de Andalucía y de Aragón. Después de la muerte del General Sanjurjo, la junta militar rebelde instalada en Burgos lo nombró Generalísimo de los ejércitos y Jefe de Estado de la España llamada nacional (29 de septiembre).

Desde aquel 18 de julio de 1936 hasta el 1 de abril de 1939, España se vió envuelta en la Guerra Civil. La derecha vió la Guerra Civil como una cruzada contra el comunismo; la izquierda la idealizó como la resistencia romántica del pueblo y del proletariado contra el fascismo.

Al finales de la Guerra Civil, en el otoño 1938, la URSS empezó a retirar sus tropas a la República y las Brigadas Internacionales empezaron a abandonar España el 22 de noviembre de 1938.[2] En enero de 1939 cayó Barcelona y en marzo del mismo año, las tropas de Franco entraban en Madrid. El 30 de marzo ocupaban Alicante, la última ciudad libre republicana en cuyo puerto unas 15.000 personas aguardaban inútilmente poder huír por mar. El 1 de abril Franco proclamó la victoria: en la guerra habían muerto en total unas 300.000 personas y otras 300.000 marcharon al exilio. Los tres años siguentes fueron años de hambre en España.

2) La dictadura de Franco

En enero de 1938 Franco formó su primer Gobierno.

Franco ostentó a lo largo de su mandato la jefatura del Estado, la presidencia del gobierno (hasta 1973), el mando de las Fuerzas Armadas y la jefatura de Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacionalsindicalista (JONS), y la dirección del Movimiento, el partido único creado por el decreto de Unificación de 17 de abril de 1937.

La Falange tenía una fuerte presencia en el aparato del Estado y en la vida social española. Falange fue el brazo principial del Movimiento. La primera Ley Fundamental del Régimen – el Fuero del Trabajo, del 9 de marzo de 1938 – definía a España como un Estado nacional-sindicalista. Los símbolos falangistas fueron incorporados como símbolos del Estado. Estos simbolos eran: “el Cara al Sol”, el saludo con el brazo en alto, el yugo y las flechas, la camisa azul y el “!Arriba España!”. José Antonio Primo de Rivera, el fundador de la Falange, fusilado por la República (el 20 de noviembre de 1936) fue objeto de culto oficial preferente.

El nuevo régimen se dotó efectivamente a partir de 1942 de un aparato representativo, las Cortes. Las Cortes no fueron concebidas como una cámara legislativa que fiscalizara el poder del gobierno, sino como un instrumento de coloboración subordinado al ejecutivo y a Franco mismo. Una buena parte de sus miembros eran designados y no elegidos. El partido único, el Movimiento, tuvo poco poder. Franco fue responsable solo “ante Dios y ante la Historia”.[3] El instrumento de su poder solo fueron los gobiernos (en total 19 entre 1939 y 1975).

Franco no pensaba restaurar la monarquia que presidiera Alfonso XIII hasta 1931 y cuyos derechos heredaba su hijo Don Juan de Borbón. El 12 de mayo Franco escribió a Don Juan que la revolución no era compatible con la restauración de la monarquía liberal y constitucional.[4] Franco pensaba, en el hipotético caso de una futura restauración monárquia, en un tipo de monarquía católica. Su opinión no cambiaría hasta 1969.

El franquismo enfatizaba la significación de España como país católico. La Iglesia – duramente castigada durante la represión en la zona republicana – había bendecido la Guerra Civil como “cruzada”. La recatolización del país había sido objetivo casi fundacional del nuevo régimen. En 1939 la Iglesia recibió el monopolio de la educación.[5]

El régimen de Franco se definió por su política exterior de amistad y cooperación con las potencias del Eje, la Alemania nazi y la Italia fascista. Esta amistad estaba basada en razones ideológicas y en los apoyos recibidos en la Guerra Civil especialmente en armas y soldados.

El 27 de marzo de 1939, la España de Franco se adhirió al pacto Anti-komintern suscrito en 1936 por Alemania, Japón e Italia. El 8 de mayo abandonó la Sociedad de Naciones. Las relaciones con Alemania e Italia fueron particularmente estrechas en la etapa de Ramón Suñer Serrano como Ministro de Exteriores.

La política exterior suponía, así, un claro compromiso con las potencias del Eje, con la Europa de Hitler. España no entró en la II Guerra Mundial, aunque Hitler puso presiones a Franco. España había proclamado su neutralidad el 4 de septiembre de 1939, pero cambió su posición de neutralidad por la de no-beligerancia el 12. de junio de 1940 y recibió a cambio una ampliación de su poder colonial gracias a la cual ocupó Tánger. En cualquier caso, cuando Alemania atacó a la URSS en junio de 1941, España envió al frente ruso la Divisón Azul (formado por unos 18.000 hombre). Franco ofreció ademas el 14 de febrero de 1942 un millón de voluntarios para defender Berlín en caso de una victoria comunista.

[...]


[1] Montalban: De Franquito a Franco, Franco, Franco, p. 9

[2] Fusi: Franco, p. 82

[3] Estatuto de FET-JONS, de 1938

[4] Fusi: Franco, p. 105

[5] Fusi/Palafox: España: 1808 – 1996, p. 306

Final del extracto de 17 páginas

Detalles

Título
Franco, Francisco - Presentación sobre Franco Bahamonde, Francisco
Universidad
University of Lüneburg  (Sprachen)
Curso
Espana por dentro
Autor
Año
2002
Páginas
17
No. de catálogo
V7948
ISBN (Ebook)
9783638150415
Tamaño de fichero
716 KB
Idioma
Español
Etiqueta
Franco, Francisco, Presentación, Bahamonde, Espana
Citar trabajo
Jonas Elmenhorst (Autor), 2002, Franco, Francisco - Presentación sobre Franco Bahamonde, Francisco, Múnich, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/7948

Comentarios

  • No hay comentarios todavía.
Leer eBook
Título: Franco, Francisco - Presentación sobre Franco Bahamonde, Francisco



Cargar textos

Sus trabajos académicos / tesis:

- Publicación como eBook y libro impreso
- Honorarios altos para las ventas
- Totalmente gratuito y con ISBN
- Le llevará solo 5 minutos
- Cada trabajo encuentra lectores

Así es como funciona