La Vida en Soledad. En la película "los ausentes" de Nicolás Pereda


Trabajo Escrito, 2020

12 Páginas, Calificación: 1,0


Extracto

Inhalt

1 Introduccion

2 La soledad

3 El Slow Cinema „los ausentes“ de Nicolas Pereda
3.1 Primera Escena (Pereda 2014, 07:30 - 08:28)
3.2 Segunda Escena (Pereda 2014, 33:21 - 34:30)

4 Conclusion

5 Bibliografia

1 Introduccion

El ser humano es una criatura que se alimenta de la comunicacion social y extrae vitalidad de una red de interaccion social. Sin embargo, a menudo se pierde en las demandas de la comunidad y se olvida de estar a solas con él y de soportar el silencio. Pero, ^qué sucede cuando decides prestarte mâs atencion y experimentar tu propio ser, para involucrarte completamente y hacer que las decisiones de la vida dependan de ti mismo? La soledad elegida puede ser la satisfaccion absoluta y estimular el crecimiento del yo. Por otra parte, también puede conducir a la completa alienacion de uno mismo o incluso a la pérdida de la propia mente.

En la siguiente obra, se examina mâs precisa la vida de un viejo eremita en la pebcula "los ausentes" de Nicolâs Pereda. El director mexicano-canadiense realiza narraciones minimalistas y un estilo contemplativo en una pebcula que desdibuja las fronteras entre la ficcion y el cine documental. Bajo la influencia del silencio y el desarrollo lento, transporta emoci ones que hacen pensar al espectador y lo ponen en un estado que solo se hace comprensible al final de la pebcula. La permanente sensacion de soledad, tristeza e impotencia juega un papel importante en esto. Para ello se utilizan dos escenas significativas y se analizan en términos del aspecto de la soledad para ilustrar el alcance de la pérdida de control y la impotencia asociadas.

2 La soledad

Alguien que vive solo no estâ solo automaticamente. Sin embargo, la principal razon de la soledad de la mayoria de las personas que la experimentan es el hecho de que viven solas. Los jovenes suelen estar solos porque estân separados de la familia por dentro y a menudo también por fuera, no han encontrado todav^a a su pareja y solo tienen al grupo a su alrededor temporalmente. Las personas que viven en pareja también viven a veces solas o separadas por periodos mâs largos. Ademâs, las personas que han perdido a su pareja por la muerte suelen volver a vivir solas. Pero incluso a una edad avanzada, las personas deciden vivir solas y determinar su vida cotidiana por s^ mismas. Todos estân amenazados por la soledad y sin embargo hay que distinguir entre estar solo y la soledad.

Estar solo es ante todo un hecho estad^stico y objetivo, la soledad es un hecho subjetivo. Una debe entenderse cuantitativamente, la otra cualitativamente, por lo que el estar solo puede considerarse como la condicion previa cuantitativa para la soledad cualitativa.

Estar solo, para explicar el término primero, se refiere al tiempo que una persona pasa sola sin otras personas, por ejemplo cuando camina sola en el bosque, ve la television sola en el sofâ o prepara la cena sola. El hecho de que este tiempo se considere positivo o negativo estâ en el punto de vista del espectador: Estar solo puede servir a la autodeterminacion en un sentido positivo o, en el caso de las personas mayores, puede tener un gran significado para la revision y el equilibrio de la vida. Por lo tanto, vivir solo también puede tener un efecto tanto positivo como negativo. Este término se utiliza para describir la situacion de vida en la que se encuentra un individuo. Sin embargo, un hogar de una sola persona dice poco sobre la cantidad o la calidad de los contactos sociales. A menudo, las personas mayores encuentran esta situacion de vida ventajosa porque les permite actuar de forma independiente y autonoma o estân convencidos de que vivir solos estâ directamente relacionado con estos dos aspectos. Los motivos de esta situacion pueden ser de distinta naturaleza, por ejemplo, la separacion, la muerte de la pareja, el divorcio o el libre albedrio. (ver Tesch-Römer 2010: 205 f.)

El aislamiento, por otra parte, describe la falta de contactos o relaciones sociales y, a diferencia de los otros términos, se refiere a un estândar normativo de comparacion. Por ejemplo, el aislamiento existe precisamente cuando el numero de contactos sociales es inferior a un determinado minimo. Segun la investigation gerontologica, este minimo corresponde a un contacto social por semana. Esta definicion parece ser adecuada para la vida cotidiana y comprensible, ya que el intercambio social es necesario para una vida normal y, por lo tanto, objetivamente medible. No obstante, hay que hacer aqui una distincion explicita entre el aislamiento social y el emocional: mientras que en el aislamiento social falta la red social de parientes, familia, conocidos y vecinos, en el aislamiento emocional el individuo carece de un confidente. (ver Cooper et al. 1991: 516)

Por el contrario, la soledad apunta a un componente de experiencia subjetiva: Si la red de contactos sociales es mâs pequena de lo que sugieren las propias demandas y deseos, la soledad resulta ser una soledad experimentada negativamente, viviendo solo y estando aislado y con ello la desagradable sensacion asociada de abandono, falta o pérdida de contacto. Lo que constituye la verdadera soledad no es, por tanto, la soledad cuantitativa, sino -posiblemente en medio de una estructura social- la falta de relaciones cualitativas, el aislamiento invisible, el alejamiento, que no tiene por qué ser necesariamente un retroceso. La gente se enfrenta a los demâs como si fueran extranos e indiferentes. Entre ellos hay una pared de cristal o agresividad subliminal, odio reprimido, habituacion paralizante, aburrimiento mortal, miedo aplastante o cansancio desenfrenado. Esta soledad es bastante diferente, activamente mâs opresiva que la de estar solo y abandonado. (ver Tesch-Römer 2010: 207 f.)

Ademas de estas caracteristicas de la red social, el estado de salud de una persona es un factor de riesgo para la soledad. En este contexto, cabe destacar que la soledad y la salud estan interrelacionadas: Los sentimientos de soledad pueden tener efectos negativos en el bienestar psicologico y somatico de la persona. Especialmente en la vejez, los recursos personales son un factor de proteccion contra la soledad: Las habilidades sociales, las convicciones de control interno y una alta autoestima ayudan a un individuo a convencerse de que puede controlar su propia situacion de vida y as! no caer presa de la soledad. Sin embargo, en este caso hay que senalar que las diferentes demandas individuales también influyen en la evaluation de la propia red: Si una persona le da un alto valor a su independencia personal, también sufrira menos de la soledad. (ver Güth 2018: 57 f.)

En la soledad podemos alienarnos de nosotros mismos, de modo que nos volvemos dependientes de ella. Por el contrario, la soledad puede estimular el crecimiento del yo. Puede ser experimentado, amado o temido como un espejo de nosotros mismos. Sin embargo, es precisamente en esta reflexion, la disolucion de los pensamientos suprimidos y la recuperacion del control, donde reside la bendicion de la soledad.

3 El Slow Cinema „los ausentes“ de Nicolas Pereda

La pellcula "los ausentes" de Nicolas Pereda puede clasificarse en el género del Slow Cinema, también conocido como "cine de la lentitud" o "cine contemplativo". El estilo de la narracion cinematografica se basa en el minimalismo, lo que significa que el cine de arte se caracteriza por los planos largos, en los que estos ultimos son mas observacionales en el modo y no colocan la accion en el centro. La estructura narrativa esta en el fondo en este tipo de pellculas, de modo que los dialogos solo ocurren esporadicamente. En el primer plano esta el material visual, que proporciona al espectador suficiente informacion, incluso sin partes narrativas. También se puede argumentar que la forma en que se hace la pellcula es similar a la del documental, debido al trabajo de la camara de observation y a las acciones sociocriticas, que no estan sujetas a idealizacion. (ver Amann 2014)

Nicolas Pereda es conocido por sus pellculas, que casi pueden ser analizadas desde una perspectiva documental, ya que muestra el cine como un documento de su propia construccion por un lado y utiliza métodos de trabajo documental por el otro (ver Vigil 2012:4). Con un tltulo diferente, Pereda crea una especie de documental de ficcion en el que trabaja con veracidad y realismo. Por otro lado, observa las narraciones internas de la pellcula y modifica lo real (ver Vigil 2012: 9). En sus pellculas, deja que un mundo imaginario se encuentre con el mundo real existente, lo que hace dificil que el espectador entienda el contenido. El mundo real siempre abarca el presente para probar los eventos ordinarios y cotidianos de la vida. El pasado no suele desempenar aqui ningun papel; el cuerpo humano parece ser un recipiente para el espacio y el tiempo (ver Staff Cine 2015), por lo que el espectador no recibe ninguna information sobre lo que ocurrio antes de la trama de la pelicula. El espectador es lanzado a la historia sin una introduccion adecuada y tiene que descubrir el problema central y las constelaciones de personajes por si mismo. Tan abruptamente como comienza la pelicula, finalmente termina, lo que lleva al espectador a imaginar un posible final para si mismo. En general, a menudo hace uso de la repeticion, utilizando personajes, actores, nombres o los mismos ausentes en varias de sus peliculas. Este estilo narrativo podria ser una metâfora del hecho de que una persona puede pertenecer a los contextos mâs diversos, pero siempre se enfrenta a los mismos problemas y asi lo inmutable de la vida sale a la luz (ver Vigilia 2012: 5f). Por lo tanto, las peliculas de Pereda no encajan en un determinado esquema, por lo que se distancian del paradigma clâsico. Ademâs, no estân disenados para complacer al espectador, sino que solo sirven para transmitir su propia estética personal. (ver Vigilia 2012: 9)

"Los ausentes" puede describirse como una pelicula de diseno bastante sencillo: un anciano de 70 anos, que vive solo en una simple casa en la costa de México, pierde su casa, cuya razon no es su propiedad. El verdadero drama comienza cuando se entera en la corte de la futura pérdida de su casa. Ante su situacion, comienza a perder la cabeza y surgen los recuerdos de su yo mâs joven, de modo que el viejo y su yo mâs joven aparecen en las escenas al mismo tiempo. Después de que el anciano regala su ganado en el presente, empaca las cosas mâs necesarias y sale de su casa, se muestra la demolicion de su casa. Mientras tanto, el viejo se aleja de la playa hacia las montanas y el bosque. En la ultima escena de la pelicula se sienta en la mesa frente a su yo mâs joven una vez mâs. Juntos hablan y cantan una vieja cancion sobre el amor.

Las complejas y dramâticas imâgenes muestran la pérdida absoluta que sufre el personaje aqui, que se manifiesta en una fuerte desesperacion e impotencia. La inmovilidad refleja esta impotencia, que a través de largos silencios transmite imâgenes de silencio aparente, aunque haya una gran agitacion en el interior de la persona. El silencio, el presente y la imagen dialéctica son tres imâgenes que impregnan la pelicula y estân permanentemente presentes. En el silencio, el personaje reflexiona sobre si mismo y su futuro, mientras que el publico tiene la oportunidad de reflexionar también sobre la situacion actual. El presente evoca un estado casi vacio de la figura; si deja su casa, que le es arrebatada, se queda sin futuro. Parece como si ya no estuviera en su tiempo, pero ahora se encuentra entre los limites de tiempos distintos. La inmovilidad y la impotencia dan la impresion de que el tiempo estâ parado, mientras que al mismo tiempo se mueve inexorablemente y lleva al anciano mâs cerca de un futuro incierto. Parece que Pereda quiere crear confusion en su pebcula, ya que la imagen ontologica tiene dos tiempos narrativos, el del anciano y el del yo mâs joven, que se alternan y permiten as^ una coexistencia simultânea. La situacion en la que el joven se quita el uniforme y lo cambia por unos pantalones cortos sin camiseta parece ser decisiva (ver Raos Gonzâlez 2020). Esta ropa parece ser la eterna y unica ropa hasta la vejez. Quizâs ya haHa elegido la vida de un eremita. Los fragmentos individuales sobre el joven y el viejo se alternan una y otra vez después de finales abruptos. Sin embargo, la câmara a menudo permanece inmovil durante las tareas domésticas cotidianas o realiza una toma panorâmica en la que el anciano parece perdido en el espectacular paisaje. Esta técnica le da a la atmosfera una cualidad de ensueno y crea una cierta intemporalidad. Aqu es donde el estilo neorrealista se hace notar: sin los elementos omricos, esta pebcula seria casi un documental. Pero esta ensonacion le da a la pebcula una sensibilidad inesperada y subraya el drama de la gente comun. (ver Rios Gonzâlez 2020)

Pereda cruza cierta frontera con esta pebcula, en la que no muestra ninguna consideration por el publico, ya que la pebcula se caracteriza por la falta de dinâmica. La falta de movimiento en el cuadro ilustra la impotencia, la falta de posibilidad de actuar y la falta de posibilidad de controlar el propio destino. Sin embargo, el espectador tiene que reconstruir este problema por s^ mismo a partir de la information de las acciones y los fragmentos individuales. (ver Rios Gonzâlez 2020)

3.1 Primera Escena (Pereda 2014, 07:30 - 08:28)

En la primera escena de "los ausentes", que se analiza a continuation, se puede ver al anciano probablemente lavando los platos con sus manos. Unos pocos momentos después mira hacia arriba (Pereda 2014, 07:45) y poco después vuelve a pensar en su mirada. Solo unos segundos mâs tarde levanta la cabeza de nuevo y la gira a un lado (Pereda 2014, 07:56 - 08:02), como si se le hubiera ocurrido un pensamiento, que ahora sigue y se detiene con la mirada en ângulo. Aqu se estâ cortando la escena, seguida de una pebcula en la que el anciano estâ parado inmovil frente a un arbusto crecido.

Al principio de la escena elegida (Pereda 2014, 07:30 - 08:02) el tamano del escenario estâ en primer plano, de modo que el anciano estâ en el centro de la imagen. Sin embargo, solo puede verse desde la raya hasta los hombros, con la cabeza ligeramente baja. La perspectiva de la câmara en ângulo normal le da al espectador una vista a nivel de los ojos. El fondo de la imagen es borroso, pero da una idea de la vegetation natural. Durante todo este tiempo la camara permanece inmovil, solo se mueve el anciano: debido a los sonidos "off screen" y a los movimientos naturales del anciano, se puede adivinar que esta a punto de lavar los platos con las manos. Se oyen las salpicaduras de agua y el traqueteo de los platos y cubiertos. Otro sonido que dura toda la escena es un constante silbido del "off screen". Pero el anciano no parece estar en luz directa, lo que se ve claramente en la parte trasera iluminada por el sol en la imagen. Él mismo esta fuertemente bronceado por el sol y solo destaca su pelo blanquecino. La vegetacion borrosa del fondo esta fuertemente enfatizada por el verde exuberante y brillantemente iluminado de los arbustos y arboles y da un toque de flores de naranja. El cuadro destaca por sus colores naturales: el contraste entre el color calido de la piel del hombre y el verde frio de la vegetacion se equilibra con la luz del sol, creando un gradiente calido uniforme. Se encuentra en un lugar abierto al aire libre, pero a la sombra. Probablemente el dosel de su casa le da un lugar protegido del sol.

Después de la escena, hay un corte duro: el anciano esta ahora frente a un arbusto crecido y permanece inmovil (Pereda 2014, 08:02 - 8:28). Durante todo este tiempo el ajuste de la camara esta en plano completo, para que el anciano pueda ser visto en toda su estatura. La camara se dirige a él desde atras en el angulo normal y es inmovil. Es un momento de inmovilidad que parece ser infinitamente largo. Los unicos sonidos que animan la imagen son los cantos de los pajaros del "off screen" y el ruido constante. La luz del sol es refractada por el dosel arboreo en el borde superior derecho del cuadro, dejando manchas irregulares de luz en la piel del anciano, en las ramas individuales y en el suelo. En el fondo derecho se puede adivinar un claro por la luz solar ininterrumpida detras de las ramas. El anciano casi parece fundirse con su entorno: el color calido de su piel bronceada se refleja en el suelo, las hojas secas y las ramas de los arboles. El dosel arboreo verde y sus pantalones cortos verdes forman un frio contraste con los tonos terrosos. Sus zapatos son apenas reconocibles y casi se funden con las hojas en el suelo.

[...]

Final del extracto de 12 páginas

Detalles

Título
La Vida en Soledad. En la película "los ausentes" de Nicolás Pereda
Universidad
University of Osnabrück
Calificación
1,0
Autor
Año
2020
Páginas
12
No. de catálogo
V915207
ISBN (Ebook)
9783346238054
Idioma
Español
Etiqueta
Nicolás Pereda, Soledad, largometraje, Slow Cinema
Citar trabajo
Isabelle Schemel (Autor), 2020, La Vida en Soledad. En la película "los ausentes" de Nicolás Pereda, Múnich, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/915207

Comentarios

  • No hay comentarios todavía.
Leer eBook
Título: La Vida en Soledad. En la película "los ausentes" de Nicolás Pereda



Cargar textos

Sus trabajos académicos / tesis:

- Publicación como eBook y libro impreso
- Honorarios altos para las ventas
- Totalmente gratuito y con ISBN
- Le llevará solo 5 minutos
- Cada trabajo encuentra lectores

Así es como funciona