Tareas Docentes Para El Tratamiento Metodológico

De Los Contenidos De La Unidad 2: Igualdades Que Contienen Variables, De La Asignatura De Matemática, Octavo Grado


Tesis de Maestría, 2013
89 Páginas, Calificación: Excelente

Extracto

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN

EPÍGRAFE 1. CARACTERÍSTICAS DEL PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE DE LA MATEMÁTICA EN LA SECUNDARIA BÁSICA
1.1 La Educación Secundaria Básica en Cuba
1.2 El aprendizaje de la Matemática desde una perspectiva desarrolladora
1.3 Reseña histórica sobre el trabajo con variables
1.4 La tarea docente desde un enfoque desarrollador
1.5 Características del programa de Matemática de octavo grado de la Educación Secundaria Básica
1.6 Características psicopedagógicas de los alumnos de la Educación Secundaria Básica

EPÍGRAFE 2. TAREAS DOCENTES PARA EL TRATAMIENTO METODOLÓGICO DE LOS CONTENIDOS DE LA UNIDAD 2: IGUALDADES QUE CONTIENEN VARIABLES, DE LA ASIGNATURA DE MATEMÁTICA, OCTAVO GRADO
2.1 Aplicación del Programa de Reunión Científico- Metodológica
2.2 Introducción a las tareas docentes
2.3 Propuesta de las tareas docentes.
2.4 Sugerencias metodológicas para el uso de las tareas docentes propuestas.
2.5 Conclusiones parciales…
2.6 Bibliografía.

EPÍGRAFE 3. ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS DEL DIAGNÓSTICO INICIAL Y FINAL
3.1 Diagnóstico del estado actual del aprendizaje de la Matemática en los alumnos de octavo grado de la ESBU “Antonio Maceo Grajales”
3.2 Diseño del cuasi - experimento para la concreción de las tareas docentes
3.3 Conclusiones de la prueba de hipótesis

CONCLUSIONES

RECOMENDACIONES

BIBLIOGRAFÍA

ANEXOS

INTRODUCCIÓN

Somos herederos de un pensamiento pedagógico que se planteó contribuir a formar hombres cultos, una pedagogía que se concibe como factor de mejoramiento humano y desarrollo. Ser continuadores implica asumir una serie de cambios que se reflejan en las concepciones teóricas y prácticas en la formación de los alumnos.

Una de las misiones del docente es alcanzar en sus educandos una cultura general integral que les permita tomar conciencia de sí mismo y de su responsabilidad como seres sociales críticos y transformadores para actuar oportuna y consecuentemente, orientándose en los sucesivos y frecuentes cambios que ocurren en el mundo que les ha tocado vivir para lo que requieren tener una visión global de la realidad en toda su complejidad.

En el mundo contemporáneo, marcado por la globalización de la economía, las diferencias sociales y los problemas que estas engendran; los sistemas educativos no responden totalmente a lo que la sociedad necesita, de ahí que para muchos países el cambio educativo sea una fuerte demanda.

En Cuba gracias al interés que el estado le reviste a la educación y a la calidad de los educadores, cada día se realizan esfuerzos extraordinarios para mejorar el sistema educacional, tratándolo de perfeccionar.

De acuerdo con lo expuesto se lleva a cabo el perfeccionamiento continuo de la educación, la cual está inmersa en un proceso de transformación en los diferentes subsistemas, con el objetivo de profundizar en la calidad del aprendizaje y en un sistema coherente de influencias educativas para formar las nuevas generaciones según los avances de la ciencia y la técnica, a tono con la condición histórica cultural actual y que es considerada la Tercera Revolución Educacional.

Entre las asignaturas que aparecen en los planes de estudio, una de las que con mayor frecuencia se encuentra lo es sin dudas las Matemáticas, materia que como ciencia ha ocupado en todos los tiempos la atención del hombre por enseñarla y aprenderla en función del desarrollo social y económico de cada país.

La enseñanza de las Matemáticas en Cuba responde a los objetivos generales de la educación comunista de las nuevas generaciones, mediante ella se dota a los alumnos de los conocimientos y habilidades necesarias para su activa participación en la construcción de la Sociedad Socialista y para la formación de la concepción científica del mundo, por lo que en la actualidad se desarrollan nuevas estrategias educativas con vistas a potenciar el aprendizaje de los estudiantes, esto ha conducido a la necesidad de nuevos enfoques pedagógicos que sustenten experiencias avanzadas, constituyendo un reto a asumir por parte de todos los que están comprometidos con la hermosa labor de educar.

La Matemática, por sus características y posibilidades educativas, puede contribuir a satisfacer las demandas de preparación del hombre para su inserción en el mundo contemporáneo. “La enseñanza de la Matemática tiene como principal objetivo el empleo, por parte del alumno, de los conocimientos adquiridos en la solución de problemas y estos conocimientos adquieren su justo valor en la medida en que se necesiten y empleen en la solución de un problema y no por el mero hecho de acumular en el cerebro gran número de definiciones, teoremas, etc.” H. Hernández (1995).[1]

En el caso de nuestro país, a los docentes en Educación Matemática se les plantea como problemática universal, encontrar vías que garanticen un adecuado aprendizaje, que posibiliten a las generaciones venideras enfrentar los retos y resolver los múltiples problemas a los que tendrán que buscar soluciones. Como dijera el actor intelectual del Moncada (…) “¿De qué vale aprender en las escuelas palabras cuyo contenido no se entiende, números cuyas combinaciones caprichosas huelgan en la mente...?”[2]

En lo anterior se puede apreciar que para que exista un buen aprendizaje no sólo basta con tener un grupo de conocimientos sobre algún tema en específico sino que es necesario saber como aplicar esos conocimientos en la vida práctica, además es de destacar que con su enseñanza, se pretende dotar a los estudiantes de sólidos conocimientos y habilidades que le permitan interpretar los adelantos científicos, que sean capaces de operar con ellos de modo consciente y que puedan aplicarlos de forma creadora en la solución de problemas de diversas esferas de la vida.

En el caso de la Matemática que se imparte en la Secundaria Básica se busca dar tratamiento a los contenidos que son de difícil comprensión por parte de los alumnos. Para el octavo grado, uno de estos contenidos está reflejado en la unidad 2: Igualdades que contienen variables, para lograrlo es necesario el diseño e implementación de tareas docentes como alternativa para la búsqueda y demostración de proposiciones matemáticas y la resolución de problemas.

En los diferentes subsistemas de Educación, cada materia de enseñanza tiene potencialidades para educar mediante la instrucción y formar a las nuevas generaciones según el fin planteado; al respecto el autor de este trabajo considera que una de las vías desde las ciencias es la utilización de la enseñanza desarrolladora mediante las tareas docentes.

La revisión bibliográfica al respecto muestra investigaciones en el orden nacional e internacional sobre el aprendizaje desarrollador y las tareas docentes, entre ellas se destacan las de Silvestre M. (1999) y Zilberstein J. (2000), que dirigen el aprendizaje desde la perspectiva de una didáctica desarrolladora.

Silvestre M. (2000) propone concepciones teóricas acerca del aprendizaje desarrollador, Castellanos D. (2002) brinda un marco teórico referencial para la comprensión de los procesos de aprendizaje. Alonso L. (2003) formula sugerencias metodológicas para el diseño de tareas docentes desarrolladoras, Álvarez de Zayas C. (1997) plantea estilos de evaluación del aprendizaje desde un enfoque desarrollador, Concepción R. y Rodríguez F. (2006) hacen una propuesta del rol del profesor y sus estudiantes en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Todas estas investigaciones constituyen valiosos aportes para el autor, le ofrecen claridad acerca de la temática en cuestión y coincide con Silvestre M. y Zilberstein J. (2002) en que el logro del mayor protagonismo del alumno, el cambio en la dirección y organización del proceso, requerirá importantes transformaciones en la concepción de la tarea docente, hacia una didáctica desarrolladora.

Se trata de lograr centrar la atención de los alumnos en los elementos fundamentales, que provoque el análisis reflexivo del estudiante y le conduzca a exigencias crecientes en su actividad intelectual, independencia y creatividad, para ello las tareas docentes que el maestro oriente deben ser relacionadas con la cotidianidad o con el resto de las asignaturas que recibe su alumno.

A través del sistema de trabajo metodológico de la escuela se ha declarado la prioridad referida al empleo de métodos y estilos de dirección del aprendizaje desde un enfoque desarrollador, en el que se logre una implicación personal del estudiante, revelando un papel activo, reflexivo y regulado del proceso de apropiación y aplicación del contenido que se aprende en la asignatura Matemática.

La escuela cubana juega un importante papel en la formación de esa cultura, desarrollo de valores y cualidades de la personalidad. Podemos entonces preguntarnos si están preparados los educadores de la Educación Secundaria Básica para enfrentar este reto en la asignatura Matemática, pues no siempre los resultados se asemejan a los esperados, en ocasiones el profesor sólo se limita a transmitir los conocimientos intramatemáticos para que el alumno apruebe el examen o por el contrario, pase de grado y no el contenido que pueda aprender.

Teniendo en cuenta todo lo anterior y considerando además el papel de la Matemática en la Educación Secundaria Básica se efectuó un estudio de diagnóstico para constatar el estado actual del aprendizaje en los alumnos de la ESBU “Antonio Maceo Grajales” y se puede resumir que de forma general para el desarrollo del proceso de enseñanza aprendizaje de la Matemática se manifiestan las siguientes limitaciones:

- El programa de la asignatura Matemática en el octavo grado adolece de orientaciones metodológicas dirigidas a como concebir tareas docentes para el tratamiento metodológico de los contenidos de la unidad 2: Igualdades que contienen variables.
- Es insuficiente el empleo de la ayuda metodológica en lo relacionado con el diseño de tareas docentes para el tratamiento metodológico de los contenidos de la unidad 2: Igualdades que contienen variables.
- Falta de preparación metodológica y pedagógica de los docentes en el diseño de tareas que favorezcan el aprendizaje desarrollador de los alumnos y su motivación hacia la asignatura.
- Las tareas docentes concebidas en clases no satisfacen las concepciones teóricas en torno al aprendizaje desarrollador.
- Predomina una concepción reproductiva del aprendizaje.

Atendiendo a lo anteriormente analizado, con respecto al aprendizaje de la asignatura Matemática se pudo comprobar la existencia del siguiente problema docente metodológico: ¿Cómo contribuir al tratamiento metodológico de los contenidos de la unidad 2: Igualdades que contienen variables, de la asignatura de Matemática, en el octavo grado de la ESBU “Antonio Maceo Grajales”, municipio Cacocum?

Teniendo en cuenta el problema planteado se determinó como tema: Tareas docentes para el tratamiento metodológico de los contenidos de la unidad 2: Igualdades que contienen variables, de la asignatura de Matemática, octavo grado.

En correspondencia con el problema se trazó el siguiente objetivo: Elaborar tareas docentes para el tratamiento metodológico de los contenidos de la unidad 2: Igualdades que contienen variables, de la asignatura de Matemática, octavo grado.

Para darle cumplimiento al objetivo de la investigación se elaboraron las siguientes tareas:

1. Fundamentar desde el punto de vista pedagógico, psicológico y didáctico las concepciones teóricas y metodológicas que expliquen como lograr un aprendizaje desarrollador de la Matemática en el octavo grado.
2. Diagnosticar el proceso de enseñanza aprendizaje de la Matemática que se imparte a los alumnos de octavo grado de la ESBU “Antonio Maceo Grajales”, municipio Cacocum, para comprobar el estado del tratamiento metodológico de los contenidos de la unidad 2: Igualdades que contienen variables.

Para su realización y fundamentación se trabajó con los métodos teóricos:

- El histórico lógico se utilizó para determinar las leyes fundamentales de los fenómenos relacionados con la poca preparación por parte de los docentes para lograr el fortalecimiento del aprendizaje, pues existe cierto desconocimiento para alcanzar este propósito, debe basarse en los datos que le proporciona el método histórico, de manera que no constituya un simple razonamiento especulativo.
- La modelación permitió el diseño y elaboración de la propuesta de tareas docentes con carácter desarrollador.
- El análisis y la síntesis posibilitó analizar y sintetizar toda la información bibliográfica, así como hacer valoraciones sobre el criterio de algunos autores.
- La inducción y la deducción facilitó la comprobación de los objetivos alcanzados por los profesores y guiarlos hasta deducir la intencionalidad: el nivel empírico del conocimiento.

Los métodos empíricos utilizados fueron:

- La observación a clases para diagnosticar y caracterizar las tareas docentes y el proceso de dirección de las mismas, también para evaluar el estado actual del aprendizaje de la Matemática en los alumnos de octavo grado de la ESBU “Antonio Maceo Grajales”, municipio Cacocum.
- La entrevista a alumnos, profesores de Matemática de octavo grado, las cuales se utilizaron para obtener información pertinente sobre la dirección de las tareas docentes, así como su asignación en el turno de clase.
- Prueba pedagógica (entrada y salida): aplicada a los alumnos para la caracterización del fenómeno a investigar.
- El método cuasi experimento pedagógico permitió corroborar la efectividad de las tareas docentes en el aprendizaje de las igualdades que contienen variables, en las muestras seleccionadas.

Métodos matemáticos-estadístico: para el cálculo porcentual de los datos obtenidos en la constatación inicial y final de la propuesta de tareas docentes y compararlos.

Población y muestra

La población la constituyen el total de docentes y alumnos de octavo grado de la ESBU “Antonio Maceo Grajales”, municipio Cacocum. De una población de 157 alumnos se tomó como muestra dos grupos: octavo 1 (grupo experimental) que cuenta con una matrícula de 30 alumnos, lo que representa un 47,1% con respecto a la población y el octavo 4 (grupo de control) que cuenta con una matrícula de 32 alumnos, para un 50,24%. De 13 profesores que trabajan con octavo grado, se seleccionó 4 que imparten la asignatura Matemática, lo que representa un 30,7% del total.

En la investigación se tiene como aporte una propuesta de tareas docentes para el tratamiento metodológico de los contenidos de la unidad 2: Igualdades que contienen variables, de la asignatura de Matemática, octavo grado, así como sugerencias metodológicas para su utilización.

La novedad científica de la investigación consiste en la propuesta de tareas docentes para el tratamiento metodológico de los contenidos de la unidad 2: Igualdades que contienen variables, de la asignatura de Matemática, octavo grado.

El material está estructurado por tres epígrafes:

En el epígrafe 1 se realiza una caracterización de la Educación de Secundaria Básica, partiendo de un análisis de las diferentes etapas en este nivel desde el triunfo revolucionario, enfatizando en el Programa Director de la Matemática teniendo en cuenta las particularidades del grado y el aprendizaje de la Matemática desde una perspectiva desarrolladora.

En el epígrafe 2 se aborda el diseño y metodología de las tareas docentes para el tratamiento metodológico de los contenidos de la unidad 2: Igualdades que contienen variables, de la asignatura de Matemática que se imparte en el octavo grado.

En el epígrafe 3 se presentan los resultados de la evaluación de las tareas docentes dirigidas a implementar el Programa Director de la Matemática desde las diferentes asignaturas del octavo grado de la Enseñanza Secundaria y su aplicación en la práctica educacional. Se expone el cuasi - experimento realizado con una muestra de 29 alumnos de octavo grado de la ESBU “Antonio Maceo Grajales”.

EPÍGRAFE 1. CARACTERÍSTICAS DEL PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE DE LA MATEMÁTICA EN LA SECUNDARIA BÁSICA.

1.1- La Educación Secundaria Básica en Cuba.

Los estudios de Secundaria Básica se realizan en dos tipos de centros: las Escuelas Secundarias Básicas Urbanas (ESBU) y las Escuelas Secundarias Básicas en el Campo (ESBEC); estas últimas con régimen interno. En todo el país funcionan 1006 centros, en los que se forman más de 43468 alumnos. También existen las Escuelas Vocacionales de Arte (EVA), y las Escuelas de Iniciación Deportiva (EIDE).

Antes de 1959, la Educación Secundaria Básica practicamente no existía en Cuba. Cuando triunfa la Revolución la cifra de graduados de sexto grado era inferior a 400 mil egresados. Es a partir de los años 60, con el desarrollo de la Campaña de Alfabetización y para alcanzar el sexto grado, como parte de las acciones encaminadas para elevar masivamente la escolaridad, que se puede comenzar a hablar de un sistema educativo que incluye a la Educación Secundaria Básica con carácter obligatorio, tal y como se establece en la Constitución de la República.

En 1975 se inició un proceso de aplicación de nuevos planes y programas de estudio y de otros indicadores, que determinaron cambios importantes conocidos como Perfeccionamiento del Sistema Nacional de Educación, el cual estuvo precedido de un trabajo de investigación científica y de toma de decisiones. La consolidación de este Sistema Nacional de Educación se produce en la década de los años 80, etapa en la que se trabajó intensamente para lograr los nueve años de estudios en toda la población, es decir, elevar la cultura del pueblo en la lucha por alcanzar el 9no grado.

Actualmente, la Educación Secundaria Básica en el país agrupa a los alumnos comprendidos entre los 12 y 14 años de edad, formando parte, junto con la Educación Primaria, de la educación básica obligatoria. Su objetivo es sentar las bases del desarrollo integral de la personalidad del adolescente, proporcionando la adquisición de conocimientos básicos y el desarrollo de habilidades propias de la Lengua Materna, la Matemática, las Ciencias Naturales y Sociales, el conocimiento del idioma Inglés.

A partir del año 2000 se establece que el objetivo principal de la educación es elevar el desarrollo humano de todos los cubanos, al propiciar una cultura general e integral desde la infancia y promover la asimilación de conocimientos sólidos y profundos. Se resalta la educación para la vida a partir de valores que se corresponden con el modelo social cubano, prestando atención a la diversidad de los alumnos e integrando a los propios estudiantes, al personal de las escuelas, la familia, el personal de salud, las instituciones, las organizaciones y los trabajadores sociales en esta tarea.

Investigaciones internacionales reconocen que la secundaria es la educación que mayor complejidad y dificultades presenta, las cuales la colocan en una situación de crisis mundial. Expertos de la UNESCO han señalado que la secundaria ha sido un lugar de tránsito de profesores y para los alumnos una sucesión de asignaturas diferentes con distintos profesores, donde han prevalecido criterios enciclopedistas, con recargo innecesario de materias y de información.

Cuba no ha estado ajena a esta problemática. En nuestro caso también el alumno se enfrentaba a la influencia directa de varios profesores diferentes, según el grado, donde recibía numerosas asignaturas, muchas veces divorciadas unas de otras, lo que llevaba a un saber atomizado y poco práctico.

Luego, estaba bien definido que el modelo anterior se caracterizaba por un cambio brusco y radical en la vida de los adolescentes, acostumbrados a la influencia de un docente en el primer ciclo (1ro a 4to grados) y dos en el segundo ciclo (5to y 6to grados); al llegar a la Secundaria Básica estaban expuestos a la influencia de 10 ó 12 profesores, especialistas en cada una de las asignaturas, quienes además, impartían clases a cuatro, cinco y hasta diez grupos de 30 a 45 alumnos cada uno, por tanto, impartían clases a 200 ó 300 alumnos, cuyos nombres difícilmente podían conocer, mucho menos sus características individuales, problemas personales o situación familiar.

Muchas veces el número de aulas era inferior al número de grupos de estudiantes en ese nivel, lo que complicaba el horario escolar al tener que ser utilizadas las instalaciones por grupos diferentes en sesiones contrarias y no se lograba la doble sesión en todas las escuelas. Esta situación resultaba mucho más compleja, pues el alumno por lo general no disponía de comedor escolar, teniendo que trasladarse hasta su hogar para almorzar.

Se imponía, por tanto un cambio para la Secundaria Básica y un nuevo reto a enfrentar: elevar la tasa de avance en los elementos formativos y en el nivel de conocimiento de los alumnos, producto de las transformaciones; lo cual impuso un nuevo Modelo de Escuela Secundaria Básica.

La escuela Secundaria Básica tiene como fin la formación integral básica del adolescente cubano, con una cultura general e integral, que le permita conocer y entender su pasado, enfrentar su vida presente y su preparación futura, adoptando constantemente una opción de vida socialista, que garantice la continuidad de la obra de la Revolución, expresada en su forma de sentir, pensar y actuar.

1.2- El aprendizaje de la Matemática desde una perspectiva desarrolladora.

Para llegar a comprender el significado de la Matemática y su enseñanza se debe conocer su desarrollo histórico que muestra el surgimiento de los conocimientos matemáticos a partir de los diferentes procesos que dan solución a necesidades prácticas del hombre, de ahí su carácter de ciencia.

La importancia de la enseñanza de la Matemática para la formación multilateral de los alumnos es sin lugar a dudas un presupuesto irrevocable. La Matemática juega en lo especial en el desarrollo del pensamiento lógico y en la interpretación que les rodea mediante un aprendizaje significativo de sus contenidos básicos.

El aprendizaje de la Matemática desde una perspectiva desarrolladora se evidencian en los avances que se producen debido a la Revolución Científico Técnica, el creciente volumen de información y la naturaleza cambiante de los conocimientos científicos son un reto que la sociedad impone hoy a la educación, ya que se deben formar niños y jóvenes capaces de enfrentar esa sociedad y de continuar transformándola.

En la formación de esos niños y jóvenes no puede obviarse la activación mental ya que esta contribuye a una mejor recordación, permite que se penetre en la esencia de los objetos, procesos y fenómenos.

El proceso de enseñanza y aprendizaje es bilateral y no siempre existe correspondencia entre lo que se enseña y lo que se aprende. En ocasiones se aprende menos de lo que se enseña, si se trasmite mucha información, conocimientos acabados sin que los alumnos razonen, emitan juicios, hagan descubrimientos, se les ofrecen pocas posibilidades para aprender por sí mismos y entonces sólo podrán repetir de forma mecánica lo que se les imparte.

Algunas investigaciones realizadas en nuestro país dirigidas al estudio del desarrollo del pensamiento de los escolares revelan la necesidad de formar en ellos procedimientos generalizadores que permitan la adecuada asimilación del material docente, por eso se ha determinado que lo esencial es enseñar a los alumnos además de los conocimientos básicos necesarios, los métodos para que los puedan obtener por sí mismos.

En este sentido la Matemática puede desempeñar un rol fundamental porque es la ciencia que más potencialidades tiene para contribuir al desarrollo del pensamiento y es a la vez una de la que más atención le han dedicado psicólogos, pedagogos y didactas, sin embargo el avance ha sido pobre, para modificar esta realidad es necesario cambiar el modo en que se dirige el proceso de enseñanza y aprendizaje, que no propicia el protagonismo de los alumnos, su activación mental.

Para lograr este propósito se debe tener en cuenta algunos requerimientos psicológicos y pedagógicos que indican como lograr un proceso efectivo. Han existido diversas concepciones en la Psicología y la Pedagogía con enfoques encaminados a solucionar esta problemática, se ha trabajado con el propósito de descubrir los mecanismos psicológicos responsables de la cognición, la estructura, función y contenido de las capacidades mentales surge la Psicología Cognitiva, que desde concepciones y enfoques psicopedagógicos dispares se ocupa del problema de la cognición humana y del papel de la actividad en el desarrollo psíquico e intelectual del individuo.

En tal sentido la Escuela Histórico Cultural abordada por Vigostky, donde se aplicó de forma creadora la filosofía Marxista a la Psicología y donde se formulan un conjunto de tesis e ideas para dirigir el proceso de enseñanza aprendizaje constituyen base teórica para esta investigación.

Para Vigotsky (1993), la enseñanza y la educación constituyen formas universales y necesarias del proceso de desarrollo psíquico humano y es fundamentalmente a través de ellos que el hombre se apropia de la cultura, de la experiencia histórica social.[3]

Según otro planteamiento del enfoque histórico cultural el aprendizaje no produce desarrollo en cualquier circunstancia, sino solo en aquellas en las que el alumno ha alcanzado un cierto desarrollo potencial. El aprendizaje no es en si mismo desarrollador, hay que organizarlo para que sea activo, pero a su vez no hay activación mental sin aprendizaje.

Otras importantes propuestas pedagógicas aparecen inspiradas en las tesis de la Escuela Epistemológica Genética o Constructivista de Jean Piaget, quien identificó el buen pensar con el pensamiento matemático y centró sus esfuerzos en el desarrollo del pensamiento a través de la Matemática, destacó el papel activo del alumno en el proceso de enseñanza aprendizaje como constructor de sus propios conocimientos.[4]

El constructivismo situó al sujeto que aprende en una posición activa, coloca a la escuela como estimuladora del desarrollo de aptitudes intelectuales y el maestro como guía, orientador, creador de condiciones para que el sujeto construya los conocimientos.

El pedagogo soviético Davidov (1980), asevera posteriormente la necesidad de activar el proceso docente de una nueva manera y teniendo en cuenta varias reglas que permiten el desarrollo, entre otros aspectos del pensamiento de los alumnos.[5]

Otro soviético que investigó en esta problemática fue M. I. Majmutov (1980), quien planteó que en gran medida el conocimiento se adquiere en el proceso individual, dentro de las condiciones propias del aprendizaje y destaca que el papel del alumno como sujeto del proceso docente debe ser más activo, al igual que el del maestro como organizador de la actividad cognoscitiva.[6]

En la medida en que se ha desarrollado la pedagogía la teoría de la enseñaza se apoya cada vez más en los fundamentos de la teoría Marxista-Leninista del conocimiento y como la base de todo conocimiento humano es la actividad, se profundiza en esta categoría.

La teoría de la actividad presentada por A.N. Leontiev (1981), y desarrollada por S.L. Rubinstein, B. G. Ananiev y otros se caracterizan por ser un sistema total dentro del cual funciona la psiquis y que constituye una unidad de lo externo y lo interno. Leontiev, además considera que la actividad tiene como componente necesidad, motivo, finalidad, condiciones para obtener la finalidad, acción y operación.[7]

La actividad cognoscitiva del hombre se manifiesta en diversas formas, en la enseñanza, en la escuela, los alumnos realizan la actividad cognoscitiva para asimilar conocimientos, lograr la formación de hábitos y habilidades, adquirir procedimientos, formas de trabajo, modos de actuación que les permitan plantearse tareas de carácter cognitivo, es decir, que les permita aprender a aprender.

Davidov (1980), entiende como actividad docente “la actividad del alumno que asimila los conocimientos que le garantizan el desarrollo intelectual, se trata además de aquellos métodos de trabajo del maestro con los alumnos, con los cuales estos dominan las habilidades peculiares para llevar a cabo esta actividad docente”.[8]

Para el desarrollo de los procesos cognitivos y la formación de la personalidad tiene gran significación la dirección adecuada de la actividad docente, que tiene como un resultado directo el aprendizaje. Por esa razón entendemos que en nuestra fundamentación y posteriormente en la elaboración del modelo teníamos que darle un peso significativo a la actividad.

El aprendizaje de los conocimientos debe producirse en forma de acciones que el alumno debe realizar, que exigen un trabajo de organización consciente, de un constante autocontrol, que le permita comparar esas acciones con un modelo y sobre esa base efectuar las correcciones necesarias y evaluar los resultados. En la medida en que se logre un mayor aprendizaje se contribuye a la formación de características intelectuales de la personalidad, tales como la independencia, flexibilidad y el espíritu crítico.

Coincidimos con las ideas expuestas anteriormente y además con lo planteado por especialistas en la enseñanza de la Matemática, que señalamos a continuación:

Para lograr éxitos en la elaboración, transmisión y asimilación de la nueva materia, señalamos que deben tenerse en cuenta los siguientes aspectos:

- Los alumnos deben colaborar activa y conscientemente.
- Se estimula la colaboración consciente de los alumnos a través de una buena orientación hacia el objetivo y la motivación adecuada.
- Se puede activar a los alumnos mediante la enseñanza problémica.

Por su parte Ballester (1992), plantea:”Al planificar la clase de Matemática el profesor tiene ya que pensar en que forma sus alumnos deben estar más activos, individualmente, en grupos o en colectivo, esto no debe dejarse a la casualidad.”[9]

Si tenemos el propósito de lograr colaboración activa y consciente ante el aprendizaje, tenemos que hacer las clases más amenas, lo que se imparte tiene que tener un significado para los estudiantes, este enfoque se introduce en las transformaciones de las Secundarias Básicas.

Para lo anterior se tuvo en cuenta las teorías cognitivas sobre el aprendizaje de la Matemática (Bruner 1961-º1966, Wittrock, 1979, Holmes, 1985) indican que los profesores han de lograr el aprendizaje significativo de sus alumnos, que para que los alumnos procesen significativamente la información tiene que existir una adecuada relación entre lo aprendido y lo nuevo apoyándose en imágenes o materiales necesarios, de modo que los alumnos generen relaciones por si solos, que puedan expresar de forma verbal o que les permita pasar a otros conceptos o conocimientos.

Los autores nombrados anteriormente hacen énfasis en que el aprendizaje es un proceso de descubrimientos, coincidimos en que deben crearse las condiciones en las aulas para que los alumnos puedan descubrir relaciones significativas entre los conocimientos previos y los nuevos, así como asumir responsabilidad para la actividad cognoscitiva.

La adquisición y el aprendizaje de nuevos conocimientos sólo es posible si este se realiza relacionado con el desarrollo de habilidades del pensamiento. Pensar es indagar, investigar, ensayar, con el fin de encontrar algo nuevo o de ver lo ya conocido bajo una perspectiva diferente, lo que puede ser favorecido y en esto coincidimos con los principales estudiosos de la Didáctica de la Matemática, con el empleo adecuado de la heurística en las clases, fundamentalmente en las de Matemática ya que ésta asignatura es ideal para enseñar a pensar, contribuye considerablemente a la formación del pensamiento reflexivo, incluso se han establecido paralelismo entre el pensamiento reflexivo y se considera necesario pensar reflexivamente desde la Matemática.

Para adquirir conocimientos en Matemática hay que formar conceptos relacionados entre sí, hay que potenciar la búsqueda de relaciones y dependencias en los conocimientos que se quieren aprender, esto influye en el proceso de Nickerson, Perkins y Smith (1987), los que consideran que los enfoques tradicionales de la educación se han centrado en impartir conocimientos prácticos.

[...]


[1] HERNÁNDEZ HERNÁNDEZ, ARIEL. El desarrollo de valores a través del uso del aprendizaje cooperativo en estudiantes del nivel de FOC de la Educación de Adultos. Tesis en opción al titulo de Master, 2003, p. 11.

[2] MARTÍ PÉREZ, JOSÉ JULIÁN. O.C. Tomo II, p. 33

[3] VIGOTSKY, L. Historia del desarrollo de las funciones psíquicas superiores. Editorial Científico-Técnica. La Habana., 1993.

[4] JEAN_PIAGET. En Wikipedia. La enciclopedia libre. es.wikipedia.org/wiki/Jean_Piaget.

[5] DANILOV, M. Y M. Skatkin. Didáctica de la escuela media. Editorial de libros para la educación, La Habana., 1980.

[6] MAJMUTOV M. I. La Enseñanza Problémica. Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 1983.

[7] LEONTIEV, A. N. Actividad, conciencia y personalidad. Editorial Pueblo y Educación, La Habana., 1981.

[8] Ídem. 4.

[9] Ballester, Sergio y Coautores El trascurso de las líneas directrices y la planificación de la enseñanza. Ed. Pueblo y Educación, 2002, p15-18.

Final del extracto de 89 páginas

Detalles

Título
Tareas Docentes Para El Tratamiento Metodológico
Subtítulo
De Los Contenidos De La Unidad 2: Igualdades Que Contienen Variables, De La Asignatura De Matemática, Octavo Grado
Curso
2011
Calificación
Excelente
Autor
Año
2013
Páginas
89
No. de catálogo
V215768
ISBN (Ebook)
9783656463696
ISBN (Libro)
9783656466376
Tamaño de fichero
919 KB
Idioma
Español
Notas
Material docente para uso de profesionales de la educación.
Etiqueta
tareas, docentes, para, tratamiento, metodológico, contenidos, unidad, igualdades, contienen, variables, asignatura, matemática, octavo, grado
Citar trabajo
Licenciado en Educación y Máster en Ciencias de la Educación Osmany Aguilera Almaguer (Autor), 2013, Tareas Docentes Para El Tratamiento Metodológico, Múnich, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/215768

Comentarios

  • No hay comentarios todavía.
Leer eBook
Título: Tareas Docentes Para El Tratamiento Metodológico


Cargar textos

Sus trabajos académicos / tesis:

- Publicación como eBook y libro impreso
- Honorarios altos para las ventas
- Totalmente gratuito y con ISBN
- Le llevará solo 5 minutos
- Cada trabajo encuentra lectores

Así es como funciona