Por las huellas de los estudiantes salmantinos:el camino de la literatura de los Siglos de Oro en Salamanca


Ensayo, 2011
8 Páginas, Calificación: 1,3

Extracto

El camino de la literatura de los Siglos de Oro en Salamanca

1 Monumento al Lazarillo de Tormes y el toro de piedra
2 Huerto de Calixto y Melibea con el monumento a la Celestina
3 Cueva de Salamanca
4 Monumento a San Juan de la Cruz
5 Monumento a Luis de Góngora
6 Plaza de Colón con el monumento a Colón
7 Monumento a Fray Luis de León y su aula
8 Edificios Históricos de la Universidad
9 Plaza Mayor
10 Las dos catedrales
11 Convento de San Esteban
12 Iglesia de la Clerecía
13 Universidad Pontificia

Como Miguel de Cervantes dice en El licenciado vidriera, una de sus novelas ejemplares, la ciudad Salamanca «enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivienda han gustado» (267). Y, de hecho, hay un gran número de estudiantes salmantinos que han regresado a Salamanca de una manera o de otra. No obstante, algunos de ellos sólo póstumamente en forma de una estatua o un busto. Hoy en día, la capital resplandece por su larga tradición cultural y monumental, la cual se debe sobre todo a la formación de la Universidad de Salamanca hace ocho siglos. Durante el Renacimiento la Universidad atrajo a montones de estudiantes que buscaban una educación intelectual y humanista, así que había tanto escritores como músicos, filosóficos y teólogos en las calles de Salamanca. Además, la Universidad impregnaba particularmente el mundo literario de este tiempo; y muchos de esos personajes han vuelto de verdad, aunque sólo en bronce o piedra. En las huellas de ellos se puede seguir el camino de la literatura de los Siglos de Oros, un camino de más o menos dos kilómetros que comienza cerca del Puente Romano y termina en la célebre Plaza Mayor.

Entramos la ciudad antigua por el Puente Romano antes de parar en la primera estación del camino, el monumento conmemorativo del Lazarillo y su primer amo junto al verraco, el toro de piedra contra el cual el ciego ahoca la cabeza del Lazarillo en la historia. La vida de Lazarillo de Tormes, y de sus fortunas y adversidades es una novela picaresca, en forma de una autobiografía ficticia, sobre un chico pobre de la capa social baja que pasa su vida sirviendo a diversos amos, todos con diferentes vicios; sin embargo, el Lazarillo aplica las lecciones de ellos a sí mismo y, así, mejora su propia vida. El texto fue publicado allá por el año 1554, en el cual aparecieron incluso tres impresiones distintas; por eso, algunos filólogos afirman que existe por lo menos una edición anterior. Además, tampoco conocemos al autor de la obra porque fue escrita anónimamente. Naturalmente, no podemos establecer una conexión directa con la Universidad de Salamanca, pero, no obstante, hay una gran importancia de la ciudad dentro de la novela. El Lazarillo nació en Salamanca, en el río Tormes y allí comienza el camino de su aprendizaje. Justo al final del primer capítulo el Lazarillo y el ciego salen de la ciudad y llegan al “animal de piedra, que casi tiene forma de toro” (57); entonces, el amo persuade al Lazarillo arrimar la cabeza al toro para oír “gran ruido dentro dél” (57) antes de chocarla con la figura de piedra. Exactamente el mismo toro se puede contemplar allí, junto con el monumento que muestra el Lazarillo y el ciego, una estatua de bronce que se colocó en el año 1974. Después, continuamos nuestro camino a la derecha en la Calle de San Gregorio, pues, tomamos la primera calle a la izquierda, seguimos la Calle de El Expolio, la Calle del Patio Chico y llegamos a la Calle de Arcediano.

Ahora, estamos delante de la segunda estación del camino, el Huerto de Calixto y Melibea, que está abierto toda la semana desde las diez hasta la puesta del sol. Fernando de Rojas, estudiante en Salamanca, publicó La Celestina o Tragicomedia de Calisto y Melibea en 1499, así que el texto nació en el paso de la Edad Media al Renacimiento. Aunque, en general, se clasifica la obra por la literatura medieval, tenía mucha influencia durante los años siguientes, y, por eso, también pertenece al camino de la literatura de los Siglos de Oro. Según los expertos, la historia de amor entre Calisto y Melibea, que acaba con la muerte de la mayoría de los protagonistas, está centrada en Salamanca. Un escenario muy importante es el huerto de Pleberio, quien es el padre de Melibea, donde Calisto ve a Melibea por primera vez. Luego, los amantes se encuentran allí en secreto cada noche y, alrededor del final, Calisto cae de los muros que rodean el huerto y muere. El jardín salmantino fue construido encima de la antigua muralla y de allí se tiene una vista maravillosa de las dos catedrales. Además, es un huerto de orígenes musulmanes con una vegetación abundante: hay muchos arbustos, flores y árboles frutales. Dentro del huerto también está un monumento a la Celestina, la alcahueta que empareja Calisto y Melibea, con una inscripción en el pedestal de granito: “Soy una vieja cual Dios me hizo no peor que todas..., si bien o mal vivo Dios es el testigo de mi corazón.” Después de descansar un poquito, salimos del jardín y doblamos a la derecha; seguimos la Calle de Doyague hacia la derecha y llegamos a la Cuesta de Carvajal.

Allí está la cueva de Salamanca, el lugar de una leyenda muy antigua y la protagonista de uno de los entremeses de Miguel de Cervantes, nombrado también La Cueva de Salamanca. Aunque no hay prueba concreta, algunos investigadores afirman que Cervantes fue estudiante en la Universidad de Salamanca en el curso de 1567 a 1568. La teoría parece ser probado tanto por su novela ejemplar El licenciado vidriera, que refleja el ambiente estudiantil salmantino, como el antedicho entremés. Este entremés es de graciosa trama y contiene una crítica social: cuando Pancracio va a la boda de su hermana, su mujer se queda en casa y prepara una fiesta con un estudiante de Salamanca, el alguacil y el barbero. Más temprano de lo esperado, el marido vuelve a casa y los otros, con una artimaña, hacen como si todo sea normal. En la historia destaca el motivo de la magia, el cual está en relación con la creencia popular: los salmantinos dicen que el diablo enseñaba a algunos estudiantes hechicería y alquimia allí. La cueva está abierta de lunes a domingo desde las diez hasta aproximadamente la puesta del sol; además, hay una escenificación audiovisual el viernes y el sábado de 19:30 a 21:00 horas. Después de disfrutar del encanto de la cueva de Salamanca, seguimos la Calle de San Pablo en dirección sur y tomamos la primera calle a la izquierda, el Arroyo de Santo Domingo.

[...]

Final del extracto de 8 páginas

Detalles

Título
Por las huellas de los estudiantes salmantinos:el camino de la literatura de los Siglos de Oro en Salamanca
Universidad
University of Paderborn
Calificación
1,3
Autor
Año
2011
Páginas
8
No. de catálogo
V233590
ISBN (Ebook)
9783656502340
ISBN (Libro)
9783656503354
Tamaño de fichero
468 KB
Idioma
Español
Etiqueta
siglos, salamanca
Citar trabajo
Doreen Klahold (Autor), 2011, Por las huellas de los estudiantes salmantinos:el camino de la literatura de los Siglos de Oro en Salamanca, Múnich, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/233590

Comentarios

  • No hay comentarios todavía.
Leer eBook
Título: Por las huellas de los estudiantes salmantinos:el camino de la literatura  de los Siglos de Oro en Salamanca


Cargar textos

Sus trabajos académicos / tesis:

- Publicación como eBook y libro impreso
- Honorarios altos para las ventas
- Totalmente gratuito y con ISBN
- Le llevará solo 5 minutos
- Cada trabajo encuentra lectores

Así es como funciona