¿Por qué tan radicales? Los viajes a Europa de Juan Carlos Mariátegui y Manuel González Prada


Trabajo Escrito, 2018
16 Páginas, Calificación: 20

Extracto

Tabla de contenidos

1. Los viajes educan: unas notas al introducir

2. ¿Por qué tan radicales? Comparación de los viajes a Europa de José Carlos Mariátegui y Manuel González Prada
2.1 Antes de salir
2.2 Observar para aprender
2.3 Radicalización
2.3.1 La radicalización como proceso
2.3.2 Mariátegui
2.3.2.1 Italia: Turín y Partido
2.3.2.2 Alemania: las revoluciones fracasadas y la ocupación del Ruhr
2.3.3 González Prada
2.4 Fundar el partido
2.5 El cosmopolitismo: entre nacionalismo y internacionalismo, el “imperialismo disfrazado”
2.5.1 Mariátegui
2.5.2 González Prada
2.6 Mariátegui sobre González Prada

3. Una crítica al imperialismo disfrazado al concluir

4. Bibliografía

1. Los viajes educan: unas notas al introducir

„Reisen bildet“ (algo como: “los viajes educan”) es un conocido dicho alemán. Esto vale no solo para nuestros tiempos, sino también para el pasado. Los viajes a Europa de los dos intelectuales peruanos marxistas Manuel González Prada y José Carlos Mariátegui pueden dar constancia de eso. Siempre ha sido una presunción común en la ciencia literaria peruana que todos los intelectuales y autores del movimiento indigenista se hayan educado en sus respectivos viajes a Europa, pero existe poca investigación para fundar esta tesis. Es necesario pues releer con precaución las biografías y repensar las vidas de los indigenistas, con una nueva pregunta: ¿por qué tan radicales?

Este modesto ensayo tratará la cuestión planeada en relación a los dos fundadores del indigenismo: Juan Carlos Mariátegui y Manuel González Prada. Lamentablemente, ambos no eran autores muy autobiográficos, pues será necesario usar fuentes secundarias. La Creación Heroica de José Carlos Mariátegui de Ruoillon, bibliografía clásica del amauta, ofrece más información que las obras Don Manuel de Luis Alberto Sánchez y Mi Manuel de Adriana de González Prada, bibliografías clásicas de Manuel González Prada, que se limitan más a narrar anécdotas, la última de los dos de la vida familiar.

Pero la tarea de este ensayo no será narrar lo que ya se ha narrado, sino comparar los viajes a Europa de los dos intelectuales, concentrándose en la actitud de observación, el proceso de radicalización, el cosmopolitismo y la cuestión del partido como ejes claves de comparación. Dado que Mariátegui, el más joven, se expresó sobre González Prada en sus 7 ensayos, aprovecharemos también releer la retrospectiva mariáteguista sobre las experiencias del pensador que sin duda también influyó a Mariátegui.

Las preguntas detrás de la elaboración siempre serán ¿por qué se radicalizaron?, y ¿por qué se radicalizaron en Europa ? Al final del ensayo, será pues posible sacar algunas conclusiones sobre la relación entre indigenismo peruano y pensamiento marxista europeo.

2. ¿Por qué tan radicales? Comparación de los viajes a Europa de José Carlos Mariátegui y Manuel González Prada

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

"De fines de 1919 a mediados de 1923 viajé por Europa. Residí más de dos años en Italia. donde [sic] desposé una mujer y algunas ideas. Anduve por Francia, Alemania, Austria y otros países. Mi mujer y mi hijo me impidieron llegar a Rusia. Desde Europa me concerté con algunos peruanos para la acción socialista. Mis artículos de esa época señalan estas estaciones de mi orientación socialista." (Mariátegui, Apuntes autobiográficos)

Estas líneas las anota el mismo Mariátegui con algo de subestimación irónica (solo “algunas ideas” quiere haber obtenido) en uno de sus pocos textos autobiográficos.

2.1 Antes de salir

Hay que decir ‘con subestimación’, porque, como señala Flores Galindo, el autor “no comenzó a pensar en París”, la primera etapa de su viaje, “sino en Lima” “Sin Juan Croniquer”, el seudónimo que usaba como periodista en Lima, “no podemos entender a Mariátegui” (Flores Galindo 182s.). Sin embargo, el joven periodista tiene gran parte de su vida (aunque haya sido corta) todavía por adelante.

París también fue la primera etapa de González Prada, e igual como Mariátegui, Delhom sostiene que ya había leído la mayoría de las obras que le influyeron antes de partir a París: "Une bonne partie de ce savoir était déjà acquis avant son séjour en France qui lui permit d'approfondir sa réflexion" (Delhom, “Manuel González Prada et la culture européenne” 131). Lo mismo vale para su posición sobre España (Suárez Cortina 72). Sánchez aún llega a concluir que, después de haber fundido el partido de la Unión Nacional, el viaje de González Prada sea “inexplicable” (Sánchez, Nuestras vidas son los ríos… 180).

Los viajes a Europa de los dos pues no son viajes de aprendizaje en el sentido estricto de la palabra (aprender algo nuevo), sino viajes de seguir aprendiendo y observar (véase también Flores Galindo 58).

Sin embargo, hay que señalar dos diferencias mayores: el país al cual le dedicaron el mayor tiempo de sus viajes fue Italia en el caso de Mariátegui y Francia en el caso de González Prada; y mientras el primero escribió su obra principal, los 7 ensayos, después de volver al Perú, el último redactó sus Pájinas libres en el extranjero en Francia.

2.2 Observar para aprender

¿De qué manera pues se hizo este aprendizaje? En ambos casos, con ‘aprender’ hay que entender ‘observar la vida que les ronda’, como señala Chenot para el caso de González Prada:

"Con el propósito de observar en concreto la vida diaria de las gentes en Europa, el viaje se erige así en ejercicio impostergable de observación, ya no de hechos de la vida política y mundana de élites, sino más bien del pueblo, en su devenir cotidiano, sus luchas por avances sociales." (Chenot 33)

Para esta tarea, Juan Carlos Mariátegui disponía de una herramienta a la cual Manuel González Prada no tenía acceso: su formación periodística.

"Para un hombre tan febrilmente inquieto como José Carlos, que alentaba la idea de interrogar a los grandes personajes europeos y estar pendiente de los acontecimientos cotidianos, una corresponsalía periodística, sin lugar a dudas, constituía un instrumento de inapreciable valor para allanar todas las posibles dificultades que podrían interponerse en su camino para obtener información fluida y coherente." (Ruoillon Duharte 123)

Ya en los primeros 18 días en París se aprovecha de la capacidad única de un periodista de entrar en contacto con la población local (Ruoillon Duharte 18s.); lo mismo vale para su estadías en Berlín (Ruoillon Duharte 118s.; 123) y Milán (Ruoillon Duharte 60s.). Pero además de eso, el periodismo le ofrece un espacio para la reflexión de sus experiencias, un apoyo económico y una llave para abrir puertas, especialmente cuando el diario limeño “El Tiempo” le ofrece la corresponsalía en Italia.

"Mariátegui aceptó, de inmediato, la propuesta [...], considerando de antemano que la tentadora oferta contribuiría a acrecentar su aprendizaje político y a facilitarle mejores fuentes de documentación al poder disponer de una franquicia especia expedida por un órgano de prensa." (Ruoillon Duharte 30)

Y así fue. Mariátegui termina publicando sus “Cartas de Italia”, una columna del diario que comenta los hechos políticos de Italia y Europa de esta época desde un punto de vista cada vez más marxista. Los resultados de este proceso de radicalización que analizaremos más adelante se reflejan en esta columna, tanto que a veces la censuran, sean el gobierno o el propio diario (Ruoillon Duharte 54; 86). En el congreso del partido socialista italiano de Livorno o en la famosa Conferencia de Locarno, la inscripción como corresponsal de ese diario le abre algunas puertas (Ruoillon Duharte 77) que tal vez sin ella hubieran permanecido cerradas.

Manuel González Prada, al contrario, „no logró integrarse en el mundo editorial de la época” (Suárez Cortina 87).

2.3 Radicalización

2.3.1 La radicalización como proceso

Como ya hemos señalado en la introducción, la radicalización y la inscripción de los dos intelectuales al marxismo se deben entender como proceso. Cuando se trata de analizar las experiencias de un viajero en el extranjero, muchas veces se aplica el modelo del choque cultural, pero en estos dos casos, este modelo clásico no resulta ser útil. En Mariátegui y González no se encuentra un momento de Saulo a Paulo; no hay durante el viaje el hecho o la vivencia o la experiencia que hubieran llevado a que se hayan convertido en comunistas al choque, de un momento al otro. Sin embargo, sí se pueden establecer algunos rasgos claves para su respectiva radicalización.

2.3.2 Mariátegui

Para el caso del amauta, no cabe duda que los hechos más importantes dentro de su proceso de radicalización fueron la lucha de los trabajadores de Turín y el debate por el partido socialista italiano, aunque en su “edad de piedra” (es decir, antes de salir a Europa) no se encuentren muchas referencias a este país (Melis 87). Así lo confirma también su esposa (Ruoillon Duharte 82).

2.3.2.1 Italia: Turín y Partido

Cuando llega a Italia, Mariátegui se integra fácil- y rápidamente a las filas del movimiento socialista italiano. "Bastaba para el extranjero ser un hombre de ideas marxistas o simplemente de izquierda para tener entusiasta acogida por todos los de la misma filiación" (Ruoillon Duharte 30), describe su biógrafo el clima de la época, lo que apunta a otro eje clave en el pensamiento de Mariátegui, el internacionalismo, el cual será analizado más adelante.

El debate en el partido socialista italiano entonces trataba de la solución correcta a la ‘cuestión social’: ¿socialismo o comunismo, reforma o revolución? Ante el peligro fascista, al cual Mariátegui conoce también en Italia, el viajero opta por la revolución. Notase que de vuelta en Perú, la revolución también aparecerá como única solución posible a la cuestión indígena. En Roma, Mariátegui integra a un círculo marxista de trabajo donde aprende mucho sobre la teoría marxista; Ruoillon se atreva a decir que la “abrazó” (Ruoillon Duharte 50). En poco tiempo logra obtener un papel importante en el socialismo italiano local; pero como los radicales tienen la minoría, al final les queda ninguna otra opción que fundar un partido propio, comunista (Ruoillon Duharte 41–50). En Génova se desempeña como líder obrero, yendo a las fábricas predicando el socialismo (Ruoillon Duharte 73).

Una constancia ejemplar de lo dicho hasta ahí puede dar la huelga de Turín, donde también visita a Gramsci.

"Simultáneamente en el seno del círculo de activistas, algunos militantes de la extrema izquierda y partidarios del paro – entre los que se encontraba José Carlos – asumieron la defensa del proletariado norteño y condenaron enérgicamente la orientación reformista y el espíritu de conciliación entre las clases que se ponía de manifiesto por parte de los impugnadores del movimiento huelguístico." (Ruoillon Duharte 51s.)

2.3.2.2 Alemania: las revoluciones fracasadas y la ocupación del Ruhr

Tras el fracaso fascista del proyecto socialista italiano, Mariátegui se siente desilusionado y desea volver al Perú, pero el gobierno de Leguía se lo niega (Ruoillon Duharte 93s.). En consecuencia, decide seguir viajando y aprendiendo, sobre todo sobre los otros intentos de revolución fracasados en el continente: Múnich, Viena, Praga, Budapest y Berlín serían sus próximos destinos, después de haber tomado la posición radical de Barbuse en el debate por el uso de la violencia para alcanzar destinos políticos que se daba entre él y Rolland en París. Le interesaba saber las razones por estos fracasos (Ruoillon Duharte 104s.).

En Múnich, se dio cuenta de que en un estado agrario como lo era Baviera en este tiempo, con ausencia de una clase obrera, no era posible llevar una revolución (Ruoillon Duharte 107), lo cual nos lleva a ciertas conclusiones sobre la revolución en Perú, siendo también un estado agrario.

En la ocupación del Ruhr, Mariátegui aprende de la solidaridad entre soldados franceses y trabajadores alemanes qué tan importante es el famoso lema “¡Proletarios de todos los países, unidos!” para poder llevar a cabo exitosamente una revolución (Ruoillon Duharte 126s.). Pero dejemos que nos cuente de esta experiencia en sus propias palabras:

"Habíamos [Mariátegui y César Falcón] pasado juntos algunos densos y estremecidos días de historia europea: los de la ocupación del Ruhr. La cita para esta última jornada común nos había reunido en Colonia. La atracción del drama renano, esa atracción del drama, de la aventura a la que ni él ni yo hemos sabido nunca resistir, nos llevó a Essen, donde la huelga ferroviaria nos tuvo bloqueados algunos días. Nos habíamos entregado sin reservas, hasta la última célula, con una ansia subconsciente de evasión, a Europa, a su existencia, a su tragedia. Y descubríamos, al final sobre todo, nuestra propia tragedia, la del Perú, la de Hispano-América. El itinerario de Europa había sido para nosotros el del mejor, y más tremendo, descubrimiento de América." (Mariátegui, “"El pueblo sin dios" por César Falcón”)

Su biógrafo resume su experiencia alemana así:

"Toda la experiencia lograda en Alemania así como el perfeccionamiento de su pensamiento revolucionario lo había obtenido al lado del pueblo y de sus luchas clasistas. Y ello lo llevó a la conclusión de que 'en el proletariado no existen sino dos intensos campos de gravitación: la revolución y la reforma'. Claro está, José Carlos escogió el primer campo que enunciaba." (Ruoillon Duharte 128)

Después de haber tomado esta decisión clave por la revolución, Mariátegui se niega a aceptar la oferta de integrar una red de conspiración contra el gobierno de Leguía que le llega en el viaje de vuelta en una parada en Ecuador, porque esta oferta no va junto con las ideas revolucionarias que había obtenido en Europa (Ruoillon Duharte 137).

[...]

Final del extracto de 16 páginas

Detalles

Título
¿Por qué tan radicales? Los viajes a Europa de Juan Carlos Mariátegui y Manuel González Prada
Universidad
Pontificia Universidad Católica del Perú
Calificación
20
Autor
Año
2018
Páginas
16
No. de catálogo
V471261
ISBN (Ebook)
9783668955325
Idioma
Español
Serie
Aus der Reihe: e-fellows.net stipendiaten-wissen
Etiqueta
Juan Carlos Mariátegui, Manuel González Prada, viajes a Europa, indigenismo, proceso de radicalización, teóricos indigenistas, imperialismo disfrazado
Citar trabajo
Jan Doria (Autor), 2018, ¿Por qué tan radicales? Los viajes a Europa de Juan Carlos Mariátegui y Manuel González Prada, Múnich, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/471261

Comentarios

  • No hay comentarios todavía.
Leer eBook
Título: ¿Por qué tan radicales? Los viajes a Europa de Juan Carlos Mariátegui y Manuel González Prada


Cargar textos

Sus trabajos académicos / tesis:

- Publicación como eBook y libro impreso
- Honorarios altos para las ventas
- Totalmente gratuito y con ISBN
- Le llevará solo 5 minutos
- Cada trabajo encuentra lectores

Así es como funciona