Los efectos económicos del terrorismo en la economía regional

Una leyenda al caso de la Región del Kurdistán de Iraq entre 2003-2017


Texto Academico, 2019
42 Páginas, Calificación: Phd

Leer texto completo

Contents

RESUMEN

ABSTRACT

INTRODUCCIÓN

I: ESTADO DEL CONOCIMIENTO
I.1 El terrorismo y su accionar
I.2 Medición Económica del Terrorismo

II: RESULTADOS
II.1 Costos Directos
II.2 Costos Indirectos

Desarrollo Regional del Kurdistán Iraquí
I- Ingreso Publico 2003 – 2017
2- El crecimiento de los Sueldos y Salarios
3- Los ingresos fiscales

CONCLUSIONES

BIBLIOGRAFÍA

RESUMEN

El estudio del terrorismo como eje principal del presente trabajo, se encuentra contextualizado por el avance transnacional que esta actividad, junto con la criminalidad económica, ha tenido en las últimas décadas, afectando a los Estados, desde distintos ámbitos, político, económico y social. En el caso particular del Kurdistán Iraquí, comprendido por las provincias de Iraq, en las que solo hay tres bajo el control del Gobierno Regional de Kurdistán (Sulaymaniyya, Erbil y Dahuk), mientras las reclamadas en su totalidad o en parte por el gobierno regional son las de Diyala, Kirkuk, Nínive, Salah al - Din y Wasit, el terrorismo azota.

El avance del terrorismo en la región afectó de manera considerable la economía de la región, más allá de las pérdidas materiales de los daños provocados por la guerra, sino también modifica el precio de los bienes de la economía interna, desalienta el capital, deteriora el comercio y afecta a los recursos naturales, en este caso el petróleo. El objetivo de esta investigación será realizar una revisión del impacto económico que el terrorismo ha tenido en la región del Kurdistán Iraquí, con el fin de averiguar respecto de las posibilidades de crecimiento que la región perdió por el terrorismo y el retraso que esta actividad generó. Los cambios que se analizarán serán tanto en variables económicas de nivel de actividad, como así también en relación con el poder adquisitivo de sus habitantes, y perspectivas futuras.

Palabras Claves:
- Terrorismo
- Efecto Económico
- Kurdistán Iraquí
- Halal
- KRG el gobierno regional del Kurdistán
- Estado Islámico conocido como ISIS
- Peshmarga

ABSTRACT

The study of terrorism as the main axis of this investigation, is contextualized by the transnational advance that this activity, along with economic crime, has had in the last decades, affecting the States, from different perceptions, political, economic and social. In the particular case of Iraqi Kurdistán, comprised by the provinces of Iraq, where there are only three under the control of the Kurdistán Regional Government (Sulaymaniyya, Erbil and Dahuk), while those claimed in whole or in part by the regional government are those of Diyala, Kirkuk, Nineveh, Salah al - Din and Wasit, terrorism strikes.

The advance of terrorism in the region, affected considerably the economy of the region, beyond the material losses of the damages caused by the war, but also modifies the price of the goods of the internal economy, discourages the capital, deteriorates trade and affects natural resources, in this case oil. The objective of this investigation will be to conduct a review of the economic impact that terrorism has had on the region of Iraqi Kurdistán, in order to investigate the possibilities of growth that the region lost due to terrorism and the delay that this activity generated. The changes that will be analyzed will be in economic variables of activity level, as well as in relation to the purchasing power of its inhabitants, and future perspectives.

Keywords:
- Terrorism
- Economic Effect
- Iraqi Kurdistán
- Halal
- KRG Kurdistán Regional Government
- ISIS The Islamic State in Iraq and Syria
- Peshmarga

INTRODUCCIÓN

Hablando del terrorismo, que tiene muchas caras y son actitudes humanas contra otros y contra todos los seres vivos incluyendo la naturaleza, en nuestro caso concentramos a la raíz del tipo terrorismo llamado Islamistas Yihadistas vuelva a la era de la invasión y la guerra soviético-afgana que duró más de nueve años, desde diciembre de 1979 hasta febrero de 1989. Grupos insurgentes conocidos colectivamente como muyahides, así como grupos maoístas más pequeños, lucharon una guerra de guerrillas contra el ejército soviético y el gobierno de la República Democrática de Afganistán, principalmente en El campo rural. Los grupos muyahides fueron respaldados principalmente por los Estados Unidos, Arabia Saudita y Pakistán, lo que la convirtió en una guerra de poderes de la Guerra Fría. Entre 562,000 a 2,000,000 civiles murieron y millones de afganos huyeron del país como refugiados principalmente a Pakistán e Irán [Lacina, Bethany 2005].

La avalancha de democracia después del 11 de septiembre 2001 es una reclamación muy seria, en opinión de Fukuyama, esta afirmación es peligrosa y nos recuerda un discurso de George Bush el hijo, quien habló de la democracia como un valor universal y cuyo éxito no se ha basado en ninguna cultura anterior. Pero en la práctica esto no era cierto porque su gobierno buscó a corto plazo establecer una democracia liberal en Afganistán e Irak, pero esta creencia en la "democracia global" no logró reconocer la historia de Occidente. Las instituciones democráticas existieron hace solo 200 años, En muchas partes de occidente solo en el siglo XX. Pero más haya vuelto a la revolución islamista en Irán 1980, que luego será el país Islámico mas grande y poderoso económicamente por los recursos naturales y una posición geopolítica importante.

La religión y la democracia dos ejes importantes lo que crearon la violencia y el terrorismo en toda Iraq, la democracia americana contra el régimen de Sadam y la rama musulmana - chiitas de Irán contra los Musulmanes Sunitas en Iraq crearon el odio lo que llevo a cavo a destrucción cultural, economía y política en todo el país, la conclusión del odio cultural incluyo el racismo islamismo panárabe. Se puede decir que el islamismo panárabe afirma que la nación situada en el norte de Iraq los Kurdos no son seres humanos si no son Genios pertenecen al rey Saloman, por esto todo lo que tienen es Halal*

El terrorismo instalado en la zona de Iraq conocida como el Kurdistán, modificó las distintas configuraciones del mercado, en términos de relaciones institucionales que se establecen en un sistema económico. Los cambios profundos que el terrorismo generó dentro de la región no sólo afectaron a la política y a la sociedad, en sus creencias ideológicas, sino también a la economía en el sustentó, no sólo de esta actividad, sino también en el desarrollo habitual de la vida de sus ciudadanos. El Índice Global del Terrorismo elaborado por el Instituto de Economía y Paz (2018), muestra en sus estadísticas una merma en la cantidad de muertos en la región de Iraq y Siria, producto de una disminución en la participación de la célula terrorista del grupo ISIS, que se había instalado en dicha región.

El organismo remarca que a pesar de la caída en la cantidad de vidas que se cobra el terrorismo, el impacto que esta actividad tiene, en la economía de un estado se mantiene inalterada, y su medición es objeto de estudio de diversos analistas. La necesidad de encontrar una medición y reconocimiento del terrorismo en sus costos para la economía resulta el comienzo del análisis necesario para que la política económica asuma una postura activa y preventiva frente a esta actividad, para que los indicadores macroeconómicos mejoren. Una consecuencia clara de esta afección económica en la vida de sus habitantes es que según el Índice de Desarrollo Humano (2017) que elabora las Naciones Unidas, en función del ingreso de sus habitantes, la situación resulta preocupante, porque la riqueza se encuentra concentrada y no se cumplen los estándares básicos de calidad de vida, por lo que se encuentra en los últimos puestos del ranking de esta medida.

El objetivo principal de este trabajo de investigación consiste en averiguar el impacto del terrorismo, a nivel económico, ocurrido en la región del Kurdistán Iraquí, por medio de diferentes indicadores macroeconómicos. A su vez, es necesario mencionar que la región seleccionada para el estudio posee la particularidad de poseer un recurso natural valioso en la actualidad, que resulta esencial para la economía de la región, pero que aún no se ha dimensionado el impacto total. Así, la identificación del problema a analizar es la falta de literatura al respecto de la medición del efecto económico del terrorismo en la región del Kurdistán Iraquí.

I: ESTADO DEL CONOCIMIENTO

I.1 El terrorismo y su accionar

El concepto de terrorismo se encuentra arraigado en la sociedad, según las Naciones Unidas (2013), como todo acto de violencia dirigido contra civiles procurando objetivos políticos o ideológicos. En términos jurídicos se puede afirmar, según Dominé (2006) es posible otorgar un concepto, que, si bien no se encuentra generalizado entre los distintos sectores, es una aproximación que se utiliza de manera constante entre los analistas. El concepto de criminalidad terrorista se manifiesta un modo de criminalidad organizada, con características de diversificación, transnacional e interacción.

La definición de terrorismo que emerge en el plano del derecho internacional frecuente parece articularse en torno a cinco requisitos:

1) Los actos deben integrar el tipo criminal sancionado en todos los Estados (del homicidio a las lesiones personales graves).
2) Tales actos deben ser destinados a golpear a la población civil o a personas que no toman parte en esta hostilidad.
3) Para impulsar el terror.
4) Para obligar a un gobierno o a una organización internacional a cumplir u omitir un acto.
5) Por razones políticas, religiosas o ideológicas.

El terrorismo, como definición jurídica dentro de los organismos internacionales, se incorpora en el año 1994, cuando por medio de un decreto la Asamblea General de las Naciones Unidas declara medidas concretas para eliminar el terrorismo internacional, reconociendo que el acto criminal con fines políticos generaba impactos sociales y económicos con mayor envergadura que los objetivos de terror y pánico. En este decreto se consigna que las principales causas que conlleva el terrorismo en la sociedad son;

- Amenaza la dignidad y la seguridad de los seres humanos en todas partes, pone en peligro o cobra vidas inocentes, crea un entorno que destruye el derecho de la población a vivir sin temor, pone en peligro las libertades fundamentales y tiene por objeto destruir los derechos humanos.
- Tiene efecto negativo sobre el establecimiento del imperio de la ley, desmejora la sociedad civil pluralista, procura la destrucción de las bases democráticas de la sociedad y desestabiliza gobiernos legítimamente constituidos.
- Tiene vínculos con la delincuencia organizada transnacional, el tráfico de drogas, el blanqueo de dinero y el tráfico de armas, así como con el transporte ilegal de material nuclear, químico o biológico, y también está relacionado con la posterior comisión de delitos graves como asesinatos, extorsiones, secuestros, agresiones, tomas de rehenes y robos.
- Tiene consecuencias adversas para el desarrollo económico y social de los Estados, pone en peligro las relaciones de amistad entre los Estados, y tiene efectos perniciosos sobre las relaciones de cooperación entre los Estados, incluida la cooperación para el desarrollo.
- Amenaza la integridad territorial y la seguridad de los Estados, constituye una violación grave de los propósitos y principios de las Naciones Unidas, es una amenaza a la paz y la seguridad internacionales, y su represión es un elemento esencial para el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.

El terrorismo en los distintos países genera pérdidas que superan los derechos humanos que los actos en sí mismos atropellan, la Economía del Terrorismo, como estudio de las formas de extracción de los recursos que sostienen los actos violentos, indaga respecto de los daños a economías y países que repercuten como pérdida del bienestar de las mismas. Rey (2013), una representante de este estudio de la Economía del Terrorismo afirma que entre las principales causas que se detectan de la presencia de esta situación de riesgo de un país, se encuentra el desaliento del capital como agente movilizador de la economía. En los países que se encuentran en conflicto armado, el capital productivo emigra o simplemente no ingresa, y el flujo de tecnología no se encuentra direccionado a actividades productivas que generen riqueza, pero sí en armamento.

A su vez, la autora remarca un resultado sobresaliente de Bandyopadyay, Sandler y Younas (2014) quienes obtuvieron de la evidencia, que, si se duplicaran en un año los incidentes terroristas en dos países con comercio entre sí, este se reduciría alrededor de cuatro puntos porcentuales, mientras que en las economías que desempeñan el papel de socios comerciales, el terrorismo funciona como un arancel que alcanza hasta un 30 por ciento, destruyendo el comercio como actividad. En este mismo artículo se puede distinguir que, la carga económica del terrorismo, si bien se puede expresar en innumerables formas, una posible aproximación a la misma es por medio de tres expresiones directas, las pérdidas de ingreso nacional y efectos de retardo del crecimiento, freno de la inversión extranjera directa y efectos dispares en el comercio internacional.

En este mismo trabajo de investigación, se puede observar que, Bandyopadyay, Sandler y Younas (2014) arriban a una conclusión directa en relación a la situación de las inversiones dentro de las economías que se ven afectadas por ataques terroristas en los últimos años. El análisis, según los autores, se encuentra en la movilidad de los factores, es decir, los trabajadores se pueden considerar los factores variables dentro del proceso productivo, y si bien el capital, es el factor de mayor impacto dentro del crecimiento económico, la inversión directa de una empresa, en un determinado país, se encontrará íntimamente relacionada con la disponibilidad de mano de obra. A modo de síntesis, los autores remarcan que;

“El aumento del terrorismo en una zona dada tiende a reducir el rendimiento esperado del capital invertido en la misma, lo que desplaza la inversión a otro lugar. Esto reduce el volumen de capital productivo y el flujo de tecnología que mejora la productividad hacia la nación afectada” (Bandyopadyay, Sandler y Younas, 2014, p 27).

En el mismo trabajo realizado por los autores, se observan efectos depresivos del terrorismo, donde en la mayoría de los países con incidentes terroristas mayores que el promedio reciben menos inversión extranjera directa y ayuda económica. En el siguiente ranking, se puede observar como los países con mayores incidentes terroristas internos como Colombia, Perú, Chile, Pakistán, Turquía, India la inversión extranjera directa es menor al promedio del 2,90, como en los casos antes mencionados.

A su vez, en relación a la ayuda económica que estos países antes mencionados han tenido dentro del análisis realizado por los autores, se puede observar que la misma se encuentra por debajo del promedio, remarcando que en la gran mayoría de los países en que se hace presente el terrorismo, el mismo no ocurre necesariamente por falta de crecimiento económico de la región, o posibilidades futuras, sino más bien por inseguridad política e institucional de manera interna.

En la siguiente ilustración se puede observar los resultados comentados anteriormente para el análisis realizado para una selección de 122 países, con la información disponible de cada uno de ellos, hasta el año 2013, inclusive.

Ilustración 1: Efectos depresivos del terrorismo

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Bandyopadyay, Sandler y Younas (2014)

La violencia no solo tiene un impacto directo en la economía, sino que también reduce los beneficios positivos que la paz tiene en el desempeño macroeconómico de los países. En los últimos 60 años, el crecimiento per cápita ha sido tres veces mayor en países pacíficos en comparación con países con niveles bajos de paz, según el Instituto de Economía y Paz (2018). La diferencia es más pronunciada sobre la última década, donde el crecimiento del PIB ha sido siete veces mayor entre países que mejoraron en paz en comparación con los países en lo que se deterioró la paz.

A su vez, el Instituto de Economía y Paz (2018) el impacto económico que tiene el terrorismo en la sociedad depende de cada país o región, y del desarrollo previo que cada país haya alcanzado previa la instalación del terrorismo. A modo de ejemplo, el costo económico del terrorismo por medio de homicidios posee una tasa de ocurrencia mayor en América del Sur y América Central, mientras que, en el caso del costo económico del terrorismo como conflicto armado, es mayor en el Medio Oriente y en el Norte de África. En las distintas expresiones de terrorismo, según el organismo, el mayor contribuyente al impacto económico global de la violencia, en más del 37 por ciento del total, fue militar. La seguridad interna es el segundo componente, ocupando el 27 por ciento del total.

En el cálculo realizado por el instituto en los últimos diez años en que se dispone de información, se obtuvo que, en el año 2017, el impacto económico de la violencia en la economía global fue$ 14.76 billones en 2017, en paridad de poder adquisitivo constante (PPP) términos. Esto equivale al 12,4 por ciento del producto bruto nacional de la economía en su totalidad, es decir aproximadamente $ 1,988 por persona. Así, en la economía global, el impacto de la violencia aumentó en un 2.1 por ciento de 2016 a 2017 como el nivel de paz global, medido por el Índice de Paz Global (GPI) 2018, también se deterioró un 0,27 por ciento. El aumento en el 2017 del impacto económico se debió principalmente a un aumento del gasto en seguridad interna. El siguiente gráfico que se consigna a continuación da cuenta de la evolución del gasto medido en dólares bajo la paridad del poder adquisitivo de la economía mundial.

En esta misma línea de análisis, Bandyopadyay, Sandler y Younas (2014) mencionan al comercio como una actividad netamente afectada por el terrorismo, ya que generalmente se considera que es más riesgoso comerciar con una nación afligida por el terrorismo, lo cual provoca que aumente el costo de las transacciones y tienda a reducirse el comercio. Mientras que afirma, por último, que otro de los efectos económicos que son necesarios dimensionar dentro del efecto económico que genera el terrorismo en las diferentes naciones, se encuentra el costo de la migración. El terrorismo también influye en la inmigración y en la política inmigratoria. Las pérdidas y ganancias tradicionales resultantes del desplazamiento internacional de la mano de obra pueden aumentar por las consideraciones de seguridad nacional basadas en la reacción del terrorismo.

Gráfico 1: Evolución del Gasto Total de la Economía Mundial en Violencia. Años 2007-2017

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Instituto de Economía y Paz (2018)

En una contextualización más profunda de la situación mundial del impacto económico del terrorismo, para el año 2017, en los distintos ítems que componen el gasto, se encuentra el siguiente gráfico resumen en donde se destaca que el mayor gasto a nivel económico que se realiza en materia de lucha contra el terrorismo y que afecta directamente a la performance de un país, es el gasto en seguridad interna y militar.

Gráfico 2: Evolución del Gasto Total de la Economía Mundial en Violencia. Año 2017

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Instituto de Economía y Paz (2018)

La elaboración de estas estimaciones para el caso de la región del Kurdistán Iraquí para determinar el impacto en la economía reviste de importancia en todos los ámbitos de la vida de los ciudadanos, y resulta un elemento de la política pública, que persigue, en su fundamento, la maximización del bienestar general como objetivo último. El objetivo es mejorar el bienestar ciudadano, y el terrorismo, en la zona de Iraq no constituye una excepción. Por lo tanto, al hablar de los costos de esta actividad se tratan específicamente sus costos sobre el bienestar: ¿en cuánto reduce el crimen el bienestar de los ciudadanos? Desafortunadamente, es difícil medir directamente el bienestar de los ciudadanos. Sin embargo, los datos disponibles ayudan al menos a aproximar los costos de bienestar que el terrorismo impone al público, que se buscará dilucidar en la siguiente sección en base a diferentes metodologías disponibles.

I.2 Medición Económica del Terrorismo

La medición económica del terrorismo como actividad dentro de un país, presenta pocos antecedentes en materia de metodología utilizada para alcanzar los resultados, debido a la dificultad que conlleva dicha tarea, por ser una actividad que se realiza por fuera de los circuitos formales de la economía. Sin embargo, un exponente de esta intención de medición es Jaitman (2017), no existe una metodología unificada capaz de incorporar simultáneamente todas las pérdidas sociales, y diferentes metodologías se basan en diferentes tipos de estimaciones, en la medición del impacto del terrorismo en la economía. Como consecuencia, las estimaciones de los costos del terrorismo sobre el bienestar varían ampliamente y rara vez son consistentes de un país a otro. La base teórica que utiliza la autora para el sustento de su metodología se basa en los fundamentos de Becker (1968), Stigler (1970) y Ehrlich (1973) quienes demuestran las consecuencias del terrorismo y del crimen, en términos generales, en función del bienestar de las víctimas potenciales. El concepto teórico subyacente para estos autores es que una medida de la pérdida de bienes es la probabilidad de victimización de un agente económico en una economía particular, la cantidad de bienes perdidos y los gastos en seguridad pública y privada y el sistema de justicia.

En los distintos trabajos de estos autores, el mayor inconveniente que se presentaba era la estimación de la probabilidad en países subdesarrollados, ya que no era posible la generalización de los valores obtenidos para países en desarrollo, y más aún la disponibilidad de datos dificulta la obtención de los costos económicos particulares, de bienes que se podían estimar. En este sentido, los autores remarcan que existe como posibilidad que la aproximación del terrorismo, como costo económico para la sociedad y, por ende, de allí la posible extrapolación a la pérdida en costo de oportunidad, del destino del dinero en esta actividad y no en otra, es la estimación de los gastos públicos en seguridad y en el sistema de justicia. Así, el esfuerzo público en términos de gasto destinado a dichas partidas representa una buena aproximación de cuál es el retraso, medido en gasto en otras partidas, crecimiento del producto interno del mismo y otras variables, por el padecimiento de esta actividad.

A su vez, Jaitman (2017) menciona que existe otro tipo de metodología disponible para la estimación de los costos del crimen y del terrorismo, que tiene como exponente en la actualidad a Soares (2015), el método contable, que es el más común y se emplea en la mayor parte de este volumen. Esta metodología es muy exigente en términos de datos comparables, pero captura una parte de los costos totales del crimen (costos directos y en parte indirectos), por lo que los resultados pueden interpretarse como estimaciones del límite inferior de los costos o conservadoras. El método contable cuantifica los costos incurridos y las pérdidas experimentadas en las economías que no se observan en ausencia del crimen y luego los utiliza para representar las pérdidas directas de bienestar para los ciudadanos. Dos metodologías estiman los costos del crimen como un todo: la valoración contingente y los precios hedónicos.

En la aplicación de este método, existen un sinfín, de representantes que arribaron a resultados generales para muestras de países específicos, como lo es Londoño y Guerrero (1999), quienes afirman que los costos estimados del crimen tienden a variar entre el 3% y el 15% ciento del producto interno bruto anual. A pesar, de la gran cantidad de autores que realizan exposiciones al respecto de este método, existen algunas críticas de la comparabilidad de los mismos entre sí, debido a que, el método se caracteriza por ser aplicado en función, de un subconjunto de gastos para formar el cálculo final, por lo que no necesariamente se utilizan los mismos componentes. Por ejemplo, la mayoría utiliza un subconjunto, pero no siempre el mismo subconjunto, de estos costos: gastos en seguridad (pública y privada); gastos médicos en lesiones; salarios perdidos por personas encarceladas, incapacitadas asesinadas; valor de los bienes robados o destruidos; y los costos subjetivos relacionados con el dolor y el sufrimiento.

A su vez, otra crítica identificable al respecto de este método, es que el mismo varía, en las decisiones o supuestos asumidos por cada autor para evitar el doble conteo de los diferentes rubros. Un claro ejemplo de la posibilidad de que se compute un gasto como un costo, es el trato con la policía. Algunos autores remarcan como costo dentro del proceso, el hecho de que la política intervenga en la solución de los diferentes conflictos, mientras que algunos autores asumen a la política, en su ejercicio de una función pública y de mantención del bienestar general, parte del gasto público como recurso destinado para la paz social dentro de una región. Por último, a veces atribuyen las pérdidas de bienestar a costos que de hecho no reducen el bienestar (por ejemplo, consideran el valor total de los bienes robados como un costo de bienestar, aunque estos bienes no desaparezcan y alguien, si no el dueño original, continúe obteniendo utilidad de ellos).

En la actualidad, a pesar de encontrarse presente la posibilidad de que los distintos resultados empíricos alcanzados por los autores que apliquen el método contable no resulten comparables, uno de los organismos de mayor relevancia en la materia utiliza el mismo, bajo ciertos supuestos que es posible de utilizar para la aplicación de la presente investigación. Así, la metodología del Instituto de Economía y Paz (2018), para contabilizar el impacto económico de violencia y conflicto agrega 17 indicadores que se relacionan con Gastos públicos y privados requeridos para “contener, prevenir y lidiar con las consecuencias de la violencia”.

En sí mismo, la aplicación de este método utiliza el profundo de las mediciones en los costos GPI que se calculan sumando el total de los costos unitarios a escala para diferentes tipos de violencia. El modelo incluye tanto los costos directos como los indirectos de la violencia y los divide en tres dominios;

1) Servicios de seguridad y costos orientados a la prevención.
2) Costos relacionados con el conflicto armado
3) Costos consecuentes de la violencia interpersonal.

En la utilización de estos tres dominios se encuentra, por ejemplo, que los costos directos incluyen los costos médicos para las víctimas de delitos violentos, destrucción de capitales por la violencia y los costos asociados con seguridad y sistemas judiciales. Los costos indirectos son pérdidas económicas que resultan de la violencia. Por ejemplo, esto puede incluir la disminución de la productividad como resultado de una lesión, pérdida de tiempo de vida, salida económica de la víctima de un asesinato, dolor y trauma derivado de ser víctima de violencia y de la anualidad. A su vez, en la misma línea de análisis, Jaitman (2017), afirma que numerosos estudios muestran que los costos indirectos o intangibles del crimen y de la violencia son significativos y tienden a concentrarse en los grupos de población más vulnerables, exacerbando sus condiciones de pobreza y marginación social. El hecho de que ocurran en este estrato social la mayor vulnerabilidad generada por el terrorismo como expresión de violencia genera un desafío para el investigador en la estimación de estas familias que se ven afectadas, tanto a nivel estadístico como emocional.

El impacto total del cálculo de los costos directos e indirectos implica que también se considere a la reducción del crecimiento económico resultante de una guerra prolongada o conflicto como un "efecto multiplicador" para representar la pérdida asociado al costo de oportunidad de la violencia. Cuando la tranquilidad mejora, el dinero ahorrado de contener la violencia puede ser redirigido a actividades más productivas, dando mayores rendimientos y aumento del PIB.

Otra posible aplicación de un método, que según Jaitman (2017) es posible de ser utilizado dentro del esfuerzo intelectual del cálculo del terrorismo dentro de un país, es el conocido como el método de precios gustosos para evaluar los costos del crimen sobre el bienestar.

La justificación de la autora en la utilización de este método es que en sí mismo, sienta sus cimientos en las bases expuestas por Pydnicky Rubinfield (2005) quienes introducen este método parte de la idea de que el conjunto de características que componen un bien heterogéneo tienen un reflejo en su precio de mercado. Por ello, se asume que el precio de dicho bien puede ser descompuesto en función de sus diferentes atributos y, por tanto, se puede asignar un precio implícito a cada uno de dichos atributos una vez estimada la ecuación de precios hedónicos. Así, en esta misma de análisis se puede esperar que mediante el supuesto de que el individuo revela sus preferencias, para la visión microeconómica, es posible, a partir de la disposición real de las personas a pagar por un delito menor encontrar el precio del crimen.

Los modelos de precios hedónicos descomponen el precio de un bien en sus atributos, de manera que se puede asociar un valor a cada atributo específico. El método ha sido aplicado por los investigadores para estimar cuánto están dispuestos a pagar los individuos para evitar el crimen en un barrio con cierto nivel de delincuencia. Si los individuos están dispuestos a pagar un cierto valor para evitar el nivel de delito asociado con un área específica, significa que el beneficio de bienestar que experimentan de tal reducción del crimen es al menos tan grande como el valor adicional que están pagando. Por lo tanto, los modelos de precios hedónicos proporcionan una estimación indirecta de la disposición a pagar por las reducciones de los índices delictuales o, en otras palabras, la pérdida de bienestar asociada con un cierto nivel de crimen.

Por último, y no menos importante, en un análisis integral de las distintas actividades ilegales que se pueden encontrar dentro de una nación y que como tales generan distintos niveles de violencia, se encuentra la financiación del terrorismo, como actividad que no necesariamente se encuentran incluidos, según el Helm Fondo (2014) como un valor económico que afecte que de manera directa a una economía. A los fines de que los trabajos dimensionen esta variable dentro de sus estimaciones es que la organización privada refiere una primera definición, que puede resultar aproximable a la que se utilice en la definición de cada método, como un costo indirecto;

“La financiación del terrorismo es el proceso por medio del cual se obtienen los bienes, recursos o activos de procedencia ilícita o lícita , que sirven para realizar actividades terroristas, es decir, aquellas que generan zozobra, temor o terror a la población a través de actos que ponen en peligro la vida, la integridad física o libertad de las personas, las edificaciones, los medios de comunicación, los medios de transporte y los medios de procesamiento o conducción de fluidos o fuerzas motrices valiéndose de instrumentos capaces de causar estragos.” (Helm Fondo, 2014, p 5).

Por último, es necesario realizar una aclaración respecto de la situación en la industria del seguro que genera el terrorismo al momento de perpetuar un ataque. El mercado de los seguros, antes de los ataques ocurridos el 11 de septiembre de 2001, a los Estados Unidos, poseían dentro de sus ofrecimientos de servicios la posibilidad de contratar un seguro personal contra ataques de violencia perpetuados sin ningún antecedente previo de una actividad ilícita, entre las que se encontraban abarcadas los ataques terroristas. El gran ataque sufrido por Estados Unidos en el año 2001 dio pie al cobro de distintos montos asegurados que generaron coberturas contraataques terroristas que fueron ejecutadas, por más de 15 mil millones en transacciones de bienes raíces fueron cancelados, según estimaciones, debido a que los inversionistas no podían obtener la protección de una póliza de seguros, ante esta situación.

En tanto, los inversionistas que poseían bonos respaldados por hipotecas comerciales se degradaron, dañando a los inversionistas de estos valores. Para 2002, el gobierno norteamericano se hizo cargo de estos costos y obligó a las empresas a contratar el seguro, al tiempo que se comprometió a reembolsar el 90% de las pérdidas aseguradas. El monto total de estas llegó a 100 mil millones de dólares y el gobierno de Estados Unidos se convirtió en el mayor reasegurador del mundo, según expone Rey (2013). En el mismo análisis de la industria del seguro, la autora remarca que fue necesaria la intervención de la autoridad monetaria en el mercado estadounidense para hacer frente a la necesidad de liquidez que el sector asegurador requería para el pago de las distintas coberturas. Unas de las acciones que debió realizar la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) fue, en el año 2003, una reducción de la tasa de interés de referencia a tres años de un 3% a un 1%, producto de la necesidad de inyectar liquidez al mercado.

La inyección de este dinero en la economía de Estados Unidos, si bien generó un costo económico inmensurable por parte del desaliento en las inversiones de los instrumentos financieros de referencia de este país, implicó una reasignación de recursos de actividades especulativas hacia actividad productivas, más la asunción de un riesgo, de que el mercado perciba la necesidad de liquidez como una insolvencia o falta de previsión del mismo, frente a esta catástrofe que pueda reflejarse en signos de debilidad.

II: RESULTADOS

En el apartado precedente se procedió a realizar de manera generalizada una exposición de la implicancia a nivel global del terrorismo dentro de la economía de los países afectados. A su vez, se realizó un recuento de los distintos métodos posibles de aplicar para la medición del terrorismo como una actividad planteada como una amenaza para la seguridad humana y puede tener un efecto devastador sobre el desarrollo y la paz sostenible. Además, el terrorismo moderno es un fenómeno complejo, que evoluciona constantemente, como así también sus motivaciones, su financiación y sus mecanismos de apoyo, por lo que la intención de este apartado será concentrar los esfuerzos de estimación en obtener indicadores de la región del Kurdistán Iraquí producto del terrorismo.

El alcance del objetivo de la medición sobre los efectos económicos del terrorismo en el Kurdistán Iraquí comienza con el reconocimiento de que el país de Iraq se encuentra organizada territorialmente en 18 provincias y una región. La región autónoma del Kurdistán está formada por tres provincias mientras que el resto de las 15 provincias se administran a través de sus respectivas Gobernaciones. Actualmente, Iraq está considerado por su constitución, como una república democrática parlamentaria, un estado islámico organizado de forma federal. En relación a sus actividades productivas, según la FAO, es un país agrícola, donde un cuarto de la población depende del mismo. Iraq dispone de grandes extensiones de tierras, llanuras fértiles, recursos hídricos y recursos humanos. En la actualidad la superficie cultivada es de 3-4 millones de Ha debido a salinidad de suelos, falta de recursos hídricos, escasez de sistemas de riego y a la inestabilidad política. La situación de violencia en el país ha dañado las explotaciones e infraestructuras, desplazado a los agricultores y ganaderos de sus tierras, dificultado y encarecido los inputs para la producción lo que ha condicionado la capacidad de producción y desestabilizado la cadena de alimentos. La economía iraquí se mueve al unísono del sector petrolero que proporciona el 90 % de los ingresos del Estado, más del 80 % de las entradas de divisas en el país y representa más del 50% de la economía nacional.

La metodología utilizada para la obtención del costo del terrorismo, debido a la falta de información disponible por parte del gobierno Iraquí, y debido a las diferentes guerras que este país ha sufrido en los últimos años, especialmente desde el año 2003, se dispondrá en base a las estimaciones realizadas por el Banco Mundial. El análisis que se llevará a cabo para la presentación de la información refiere a la aplicación del método contable mencionado anteriormente, para una selección de años desde 2004 a 2016, donde se analizará la evolución de los costos directos del terrorismo, en variables como gasto militar, gasto en seguridad, muertes producidas y su gasto, como así también los costos indirectos del terrorismo medidos por el estancamiento de la evolución de variables macroeconómicas agregadas, como el producto bruto interno de la economía, las exportación, la formación bruta de capital, el desempeño de la economía entre otros.

El tipo de análisis utilizado será exploratorio en función de la evolución de las variables a lo largo del tiempo, y la búsqueda de la relación entre las mismas por medio del coeficiente de correlación posible de calcular, como así también un análisis de quiebre estructural para observar si es posible dimensionar como el terrorismo para la evolución de las variables desde la invasión del país en 2003. Aplicando las técnicas de análisis de series temporales se trata de determinar si existe una tendencia y sus determinantes a fin de prevenir.

II.1 Costos Directos

El análisis de distintos especialistas respecto del efecto económico que genera el terrorismo dentro de una nación se puede analizar desde el punto de vista de la evolución del gasto militar que este país realiza de manera directa dentro de su país, como porcentaje de producto bruto interno. En particular, el Banco Mundial, como fuente de información define a dicho gasto como, gastos militares del SIPRI se obtienen de la definición de la OTAN, la cual incluye todos los gastos corrientes y de capital relativos a las fuerzas armadas, incluidas las fuerzas de mantenimiento de la paz; los ministerios de defensa y demás organismos de Gobierno que participan en proyectos de defensa; las fuerzas paramilitares, si se considera que están entrenadas y equipadas para operaciones militares; y las actividades en el área militar. Dichos gastos incluyen el personal militar y civil, incluidas las pensiones de retiro del personal militar y servicios sociales para el personal, operación y mantenimiento, compras, investigación y desarrollo militares, y ayuda militar (en los gastos militares del país donante).

A su vez, es preciso aclarar que, como tal, no incluye la defensa civil y los gastos corrientes de actividades militares previas, como los beneficios para veteranos, desmovilización, conversión y destrucción de armas. Sin embargo, esta definición no puede aplicarse a todos los países, ya que eso requeriría mucha más información detallada que la disponible en los presupuestos militares y las partidas de gasto militar fuera del presupuesto.

En relación a dicho gasto la evolución del mismo como gasto dentro del PBI, implicó en términos porcentuales, un promedio de 2,80, entre los años 2004 y 2017, siendo que, en años anteriores, según datos expresados por el mismo organismo la información no se encuentra disponible por más de veinte años, y en la década de los setenta, el valor alcanza casi 10 puntos del producto.

Si bien el promedio del gasto militar dentro de la economía no representa un valor de gran importancia, es preciso mencionar que el mismo, sufrió un aumento considerable, el 75% en el año 2013, producto de distintos ataques que la nación debió de afrontar, como así también en el 2015, producto de avances del grupo yihadista que avanza sobre el gobierno.

Gráfico 3: Evolución del Gasto Militar de Irak como % del PBI. Años 2004-2017.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Banco Mundial (Dataset)

La variación de dicho gasto en términos del producto bruto interno se puede correlacionar con la evolución de las bajas en combate, como muertes sufridas en conflictos armados entre las partes combativas (dos unidades que constituyen las partes de un conflicto). Por lo general, las bajas en combate ocurren en enfrentamientos bélicos que involucran a las fuerzas armadas de las partes beligerantes. Esto incluye enfrentamientos tradicionales en el campo de batalla, actividades guerrilleras y toda clase de bombardeos de unidades militares, ciudades y poblados, etc. Por lo general, el objetivo son los militares y sus instalaciones o instituciones o representantes del Estado, pero a menudo hay daños colaterales importantes como la muerte de civiles en fuego cruzado, en bombardeos indiscriminados, etc. Todas las víctimas de tales situaciones, militares y civiles se consideran bajas en combate.

La cantidad de muertes provocadas en el lapso de tiempo seleccionado para el análisis del gasto muestra un aumento considerable en los años 2013 y 2014, que se puede obtener su relación con el gasto militar en función del coeficiente de correlación. El valor de dicho indicador resulta negativo e igual a -4%, es decir que existe una relación inversa entre las variables a medida que aumenta el gasto militar disminuye el total de muerte en combate en Iraq durante el período de 2004 a 2017.

Gráfico 4: Evolución de las Muertes en combate de Irak. Años 2004-2017.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Banco Mundial (Dataset)

Gráfico 5: Variación interanual de las Muertes en combate. Años 2004-2017.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Banco Mundial (Dataset)

En relación a los costos directos que genera el terrorismo, según Jaitman (2017) es posible tener en cuenta que el terrorismo como actividad dentro del sector productivo, requiere de financiamiento y parte del mismo se financia con apoyo estatal. Según afirma la autora, para el análisis realizado en América Latina y el Caribe, para estos países, en los últimos cinco años, la lucha del terrorismo implicó un porcentaje del déficit del 12%. Si este porcentaje se extrapola al déficit público en que incurrió Iraq para intentar la lucha contra el terrorismo. Si la evolución que se presenta en el siguiente gráfico que muestra la dinámica del déficit de Iraq se analiza que el 12% del mismo es por la lucha del terrorismo y como tal implica un gasto para la economía, se observa el gráfico contiguo. Los valores del gráfico de deuda pública se encuentran expresados en millones de euros, por lo que también así será el caso de la participación de la deuda pública que se utiliza para la lucha contra el terrorismo.

Gráfico 6: Deuda pública Iraq. Años 2004-2017.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Banco Mundial (Dataset)

Gráfico 7: Deuda pública Iraq como el 12% del total. Años 2004-2017.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Banco Mundial (Dataset)

II.2 Costos Indirectos

En relación a las distintas variables demostradas anteriormente, el terrorismo afecta a la actividad económica en general, expresándose en variaciones en el producto bruto interno, tanto a nivel de la economía global, como en términos per cápita. Los valores expresados de estas variables corresponden al estado general de Iraq sin tener información respecto de la zona del Kurdistán dentro del país porque no se disponen los mismos en las estadísticas públicas. Los valores se encuentran expresados en millones de euros.

La variación del producto bruto interno del país, muestra como desde el año 2004, cuando estalló de manera vigorosa el terrorismo dentro de Iraq, se puede apreciar que las tasas de crecimiento observadas en 2004 y 2003, cayeron considerablemente, haciendo que la economía crezca en términos de su actividad económica, desde el año 2005, hasta el año 2017, en promedio un 5%.

Gráfico 8: Variación Interanual del PBI de Iraq. Años 1999-2017.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Banco Mundial (Dataset)

En relación a la evolución del producto bruto per cápita se puede observar que ambas variables poseen el mismo comportamiento a lo largo del tiempo, es decir que, desde al año 2004, el producto presenta una merma, pero con la gravedad de que en términos per cápita, se presentaron tres períodos de merma entre el año 2014 y 2015, donde el gasto militar aumentó por una revuelta de la presencia yihadista en el territorio.

Gráfico 9: Variación Interanual del PBI per cápita de la región del Kurdistán Iraquí.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Banco Mundial (Dataset)

En relación a la información expuesta anteriormente de la economía de la región del Kurdistán Iraquí, se puede observar que la misma, como así también la gran mayoría del país, la misma depende de la evolución de la renta del petróleo como actividad movilizadora de la economía en su conjunto. La evolución de las rentas, si bien no es una medida del terrorismo, es posible analizar si la misma, en términos de evolución, presentó alguna modificación con el estallido del terrorismo dentro de la región, y por ende esto genera un efecto económico negativo de la actividad.

El Banco Mundial, como entidad de la que se utiliza la información, se afirma que la renta del petróleo, se define como la diferencia entre el valor de la producción de petróleo crudo a precios mundiales y los costos totales de producción. Las rentas de esta actividad como porcentaje del producto de la economía presentaba a comienzos de los años 2000 aproximadamente un 60 por ciento de esta variable macroeconómica, mientras que a partir del año 2015, cuando ocurrió un hecho desencadenante dentro de la región del Kurdistán Iraquí, la participación, disminuyó un 25% respecto del año anterior, y un 47% respecto del mayor valor de la época del 2000.

El hecho de que la renta del petróleo haya disminuido, si bien en parte se puede justificar por una merma en el precio del crudo al cual se puede comercializar la principal actividad de la región, también se debe a que el terrorismo, como afirman los distintos autores, genera una reasignación de recursos desde actividades productivas y generadoras de ingresos hacia actividades relacionadas al conflicto.

Gráfico 10: Evolución de la renta de petróleo como % del PBI. Años 1999-2017. Datos de las provincias del Kurdistán Iraquí

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Banco Mundial (Dataset)

Gráfico 11: Variación interanual de la renta de petróleo como % del PBI. Años 2005- 2016 Datos de las provincias del Kurdistán Iraquí

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Banco Mundial (Dataset)

En relación a esta región de Iraq, el gobierno de la región del Kurdistán se caracteriza por una alta dependencia del petróleo como ingreso de los productores, ya que la reserva de este hidrocarburo es considerada la cuarta del país, pero como tal también juega el papel fundamental de ser la generadora de divisas del país. El desenlace desde el año 2003, de distintos actos terroristas modificó esta actividad, afectando de manera negativa a la balanza de pagos del país. En primer lugar, se mostrará un gráfico donde se evidencia la alta dependía del petróleo como parte del total de las exportaciones de mercadería del país.

Gráfico 12: Evolución de las exportaciones de petróleo en el total de mercaderías exportadas. Años 2004-2016

Datos de las provincias del Kurdistán Iraquí

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Banco Mundial (Dataset)

Si bien el porcentaje de participación no se vio afectada de manera sustancial ya que se mantuvo el mismo por encima del 99 por ciento. Otra variable que se presume, según los distintos investigadores que se modifica cuando se hacen presentes los actos de terrorismo, es la inversión extranjera directa, como otra variable que se desalienta cuando la seguridad interna de un país se encuentra desafiado producto de la presencia de actos terroristas.

Gráfico 13: Evolución de la Entrada de Capitales como Inversión Extranjera Directa % del PBI de Iraq. Años 2004-2017

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Banco Mundial (Dataset)

Gráfico 14: Variación Interanual de la Entrada de Capitales como Inversión Extranjera Directa % del PBI de Iraq. Años 2005-2016.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Banco Mundial (Dataset)

El promedio de la entrada de capitales como Inversión Extranjera Directa, alcanza un total del 0,97 por ciento del producto bruto interno, valor que presentó una performance que no presenta una evolución como era de esperarse durante el período que se encuentra signado por el terrorismo. El promedio de la variación en esta variable como entrada de capitales, implica que la región sufrió en promedio que la variable alcanzaba el 2,39 por ciento. Por último, otra variable que se ve afectada por las actividades terroristas es el destino de las inversión, no sólo extranjeras, sino también interna, en la formación del capital como porcentaje del producto. Esta variable se ve desalentada, cuando los esfuerzos de una economía se concentran únicamente en el gasto de dinero para mantener la paz. La variación interanual de esta variable, a lo largo de los cuatro últimos años de la serie seleccionada, presenta una caída sostenida en la formación del capital, mientras que en el caso del año 2013, ocurrió un aumento del 100% de esta variable, que tiene como explicación, según distintos especialistas del aumento en la cantidad de armamento utilizado para combatir el terrorismo.

Gráfico 14: Variación Interanual de la formación bruta de capital como % del PBI de Iraq. Años 2005-2017

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Banco Mundial (Dataset)

Como el sector turístico, otra variable que analizan los distintos expositores como Soares (2015) de afecciones que el terrorismo genera dentro de la sociedad, en este caso el Kurdistán Iraquí, se destaca el turismo. La medida se realiza en términos de dólares actuales, si bien existe la influencia de los precios como variable dentro del cálculo total, se puede afirmar que el mismo no presenta un comportamiento como era de esperarse por la autora, ya que no disminuye a medida que la sociedad afecta de manera preponderante a la región.

La región del Kurdistán tiene un carácter geográfico especial lo que se destaca en Iraq primero por el clima y la naturaleza y segundo por su seguridad personal que la región lleva en un país peligroso como Iraq, estos dos factores mencionados han ayudado la región a variar su ingreso propio alejando del único ingreso Iraquí petróleo.

Gráfico 15: Variación Interanual de turismo internacional al país Iraq a precios actuales. Años 2005-2017

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Banco Mundial (Dataset)

El sector turístico iraquí 2003 – 2017 se varea entre história y religión, a nivel internacional el 95% son visitantes chiitas al sur de Iraq a provincias de Nayaf y Karbala, y a nivel nacional que lleva el 90% del total la región del Kurdistán por su clima y naturaleza especialmente en verano, sumando su seguridad absoluta para los turismos.

Desarrollo Regional del Kurdistán Iraquí

I- Ingreso Publico 2003 – 2017

Iraq es un país del sistema económica dependiente fuertemente a los Estados Unidos de América desde 2003, los países tienen fuertes relaciones comerciales entre sí mismo. Después de la invasión de Iraq 2003 por América y sus alianzas, todo el control administrativo, político, económico y militar estaba dominado y dirigido fuera del control de los iraquíes. El país desde su levantamiento después de la primera guerra mundial 1914 y el establecimiento del primer gobierno Iraquí en 1925 y hasta hoy 2019, tiene un sistema económica dependiente fuertemente y único sector hidrocarburo, el mayor ingreso Iraquí más del 90% proviene de la exportación del petróleo. Este tipo de sistema económica depende del acontecimiento de otros factores y países como el caso de Iraq que tiene una relación asimétrica con Estados unidos.

El ingreso publico iraquí depende hoy en día fuertemente del sector hidrocarburo que forma el 90% de su ingreso general, la región del Kurdistán forma parte de Iraq que en su vez proviene el 90% su ingreso general del centro en Bagdad. El ministerio de finanza iraquí organiza y prepara la cuenta final para el presupuesto general para todo el país incluyendo la región del Kurdistán, el porcentaje y el presupuesto de esta región está arreglado y registrado en la constitución del año 2005 articulo 121, el porcentaje general es un 17% del presupuesto general de Iraq, excluyendo los gastos soberanos e incluyendo todas las ayudas internacionales y deudas al país. Desde el año 2005 no se entrega a una forma regular lo que es el porcentaje del 17% fijado en la constitución, los pagos se realizan siempre después de cortes y excluir gastos Iraquíes esto proviene de motivos:

1- Motivos políticos
2- Económicos y Finanza propia de la región
3- Motivos demográficos
4- Seguridad establecida

La región ha recibido irregularmente varios ingresos de diferentes flujos entre 2003 – 2005 como lo siguiente:

El año 2003 el ingreso publico Iraquí es (16016 IQD) mil millones de Dinares Iraquí, según el tipo de cambio del Dinar nuevo a dólares USA$ (13408$ USA) mil millones, el porcentaje de la región es un (2333 IQD) mil millones de Dinares Iraquí un 6.86 %, el año 2004 los ingresos generales de Iraq son (32989 IQD) se ha aumentado un 106% anual y la parte de la región del Kurdistán 2004 es (6749 IQD) mil millones representa un 4.88% del total de Iraq.

El porcentaje del ingreso del presupuesto iraquí para la región está fijado según la población de las tres provincias generales (Slemani, Erbil y Duhok), la total población según el gobierno regional del Kurdistán KRG en 2019 es 5,600,000 millones. Las personas que viven en la región del Kurdistán son kurdos, asirios, caldeos, turcomanos, armenios y árabes. La región tiene una población joven y en crecimiento, con un 36% de 0 a 14 años y solo un 4% de más de 63 años. La edad media en Kurdistán es un poco más de 20, lo que significa que más del 50% es menor de 20 años (UNDP Iraq) 2004.

La demografía de la Región del Kurdistán ha cambiado considerablemente en las últimas décadas debido principalmente a la migración forzada del gobierno iraquí anterior, que es una de las razones principales del movimiento del campo a los pueblos y ciudades. Para el año 2001, al menos 600,000 personas fueron desplazadas internamente debido principalmente a las políticas del régimen iraquí anterior desde la década de 1970. Esto incluyó a más de 100,000 personas expulsadas solo en noviembre de 1991 de Kirkuk por el gobierno iraquí. Según una encuesta del PNUD, el 66% de las personas que viven en la provincia de Duhok se han visto obligadas a cambiar de residencia debido a la guerra en cualquier momento de sus vidas, mientras que las cifras en Slemani y Erbil son del 31% y 7%, respectivamente. (UNDP Iraq) 2004.

Mapa Iraq: Fuente (Kurdistán Regional of Iraq (Chapman 2008))

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Tabla 1: El ingreso total de la región del Kurdistán entre los años 2003 – 2017 del total ingreso Iraquí que es 17% excluyendo Gasto soberano y gobernanza:

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración Propia en base al Cuenta final de la República de Irak para los años 2003 – 2017. http://mof.gov.iq/Documents/Forms/AllItems.aspx y International Monetary Fund.

Los datos mostrados indican que el gobierno Iraquí por diferentes motivos entre ello políticos y terroristas no mandan el 17% la parte de los ingresos de las exportaciones petroleras de Iraq, esto tendrá luego efectos financieros y económico al crecimiento y el bienestar de la región del Kurdistán.

El grafico 17: Ingreso público de la región del Kurdistán por el gobierno federal de Iraq 2003- 2017.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración propia en base al Cuenta final de la República de Irak para los años 2003 – 2017. http://mof.gov.iq/Documents/Forms/AllItems.aspx y International Monetary Fund.

Según los gráficos mencionado se destaca que la región se ha recibido entre los años 2003 y 2011 su porcentaje del ingreso general Iraquí que es el 17% excluyendo los gastos soberanos, pero la realidad el ingreso nunca ha superado el 11%, durante los 9 años que la región se ha recibido continuamente su porcentaje el nivel de la vida y el bien estar de la población se ha mejorado, y nivel de vida se ha mejorado también los salarios se han mejorado.

Lo destacado es el crecimiento del ingreso público de la región hico que el Banco mundial menciona en su documento publicado 2015 “Después de un fuerte crecimiento durante 2011-2013, la economía del KRG ha reflejado el camino de la economía iraquí en general y ha experimentado una caída significativa desde 2014.”

“After buoyant growth during 2011-2013, the KRG economy has mirrored the path of the overall Iraqi economy and experienced a significant downturn since 2014.”

2- El crecimiento de los Sueldos y Salarios

La región del Kurdistán Iraquí es la zona mas rica de Iraq en ingreso y recursos naturales, pero en general y según la constitución nuevo de Iraq 2005 la región tendrá sus ingresos desde el gobierno federal de Iraq. La región del Kurdistán tiene unos 5.600.000 de habitantes, el tamaño del empleo en el sector público es mucho más alto que los estándares internacionales y también ha estado creciendo a un ritmo insostenible. Incluso teniendo en cuenta los problemas de seguridad y el hecho de que uno de cada tres residentes de la región del Kurdistán son estudiantes (por lo tanto está justificado, que un gran número son maestros), una parte grande de la fuerza laboral está empleada en el sector público (alrededor de 680,000) lo que corresponde al 11.6 por ciento del total de la población que esta empleada en el amplio sector público (incluidos los militares y la policía) y el 8.3 por ciento empleado como funcionarios públicos. La norma internacional para el empleo civil es de un porcentaje de la población que varía de 3.5 por ciento a 6 por ciento, respectivamente, para países de ingresos bajos y medianos, y es de alrededor del 5 por ciento para la región de Medio Oriente y Asia Central (Publicación del Banco Internacional 2015).

La proporción del empleo en el sector público aumentó de 42 a 44 por ciento entre 2007 y 2012, y aumentó a 46 por ciento en 2014. En promedio, entre 2007 y 2012, KRG agregó aproximadamente 32,300 empleos por año en el sector privado y 31,900 por año. en el sector público. En contraste, en el período 2012-2014, el sector privado perdió empleos a una tasa de 13,000 por año, mientras que el sector público agregó empleos a una tasa de 17,000 por año. En la región existe un desafío del empleo que proviene del pequeño tamaño del sector privado que tiene la región, con una fuerza laboral en rápido crecimiento debido al crecimiento natural de la población y los eventos geopolíticos. La tasa de empleo a la población en KRG es del 22 por ciento y es similar al promedio para el país del Medio Oriente excluyendo los del golfo. La tasa de empleo se ve muy afectada por la baja tasa de participación en la fuerza laboral de las mujeres en edad laboral (15- 64), con un 14 por ciento que, sin embargo, aumenta al 17 por ciento si se excluye a los estudiantes. (Publicación del Banco Internacional 2015). la siguiente tabla muestra el sueldo básico del sector público de un empleado (empleados del KRG) en la región del Kurdistán Iraquí entre 2002 – 2017, en dólares USA$.

Tabla 2: Sueldos y salarios públicos en la región del Kurdistán 2002 – 2017.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración propia datos del gobierno regional de Kurdistán.

El grafico 19: Sueldos y salarios públicos en la región del Kurdistán 2002 – 2017.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Elaboración propia datos colectados en la región del Kurdistán y el KRG, http://mof-krg.org/Default.aspx?page=article&id=1122.

El carácter del desarrollo laboral en la región se ve entre los años 2002 – 2013 en estos años enseña que existe una estabilidad política y de seguridad. La estabilidad de la región del Kurdistán le ha permitido alcanzar un mayor nivel de desarrollo que otras regiones de Irak. En 2004, el ingreso per cápita fue 50% más alto que en el resto de Irak. Para el año 2009, este fue un 200% mayor. Las tasas de crecimiento más altas alcanzadas fueron de alrededor del 12,7% en 2005-2008 y nuevamente del 11,5% en 2010-2012. Desde 2012, la tasa de crecimiento se ha estabilizado entre el 7% y el 8%. El gobierno continúa recibiendo una parte de los ingresos de las exportaciones petroleras de Irak, y el gobierno pronto implementará una ley de inversión extranjera unificada. Desde 2003, la economía fuerte del Kurdistán iraquí ha atraído a unos 20.000 trabajadores de otras partes de Irak. Barkey, H. J.; Laipson, E. (2005).

Hasta 2015 el Gobierno Regional del Kurdistán financieramente dependía de manera muy importante, hasta un 95% de su presupuesto, del Gobierno central de Iraq, siendo responsable del pago de los salarios de 682000 funcionarios y de las pensiones de 718000 personas (David Poza Cano 2017)

Se muestra que con la llegada del Estado Islámico conocido como ISIS en el 2012 – 2017, y su invasión a Mosul la tercera ciudad más grande de Iraq, todo el país entra en caos la seguridad civil y economía del país paralizara durante un tiempo, hasta que el gobierno regional del Kurdistán responde y manda la fuerza armada Peshmarga y paran la invasión del ISIS. Los datos mostrados en la tabla 1, 2 demuestran que los actos terrorismos paralizan la economía y destrozan la infraestructura

3- Los ingresos fiscales

En cualquier país desarrollado los impuestos forman volumen y gran partes de los ingresos, en la región del Kurdistán los impuestos locales, son una parte más estable del ingreso público, constituyen solo el 2.6 por ciento del PIB y el 4.7 por ciento del ingreso total, uno de los más bajos en los países ricos en recursos: el 17.8 por ciento en Azerbaiyán, el 35.2 por ciento en Botsuana, el 15.5 por ciento en Malasia y el 5.3. porcentaje en Arabia Saudita. Tal bajo nivel de ingresos fiscales de KRG es el resultado de una combinación de (a) tasas bajas, (b) bajo cumplimiento debido a la informalidad generalizada en la economía y (c) bajo cumplimiento. Esta situación perpetúa la dependencia de los precios del petróleo y la volatilidad de los ingresos y gastos del gobierno (Publicación del Banco Internacional 2015).

El grafico 20: KRG: Ingresos fiscales e ingresos totales (miles de millones de IQD)

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

Fuente: Publicación del documento del Banco mundial 2015.

Se puedo observar que los ingresos fiscales de la región se han crecido durante los 2011 y anteriormente con una taza de crecimiento menos de 3 porciento anual, el crecimiento proviene do unos factores principales que el KRG ha tomado para el desarrollo económico en la región, entre ellos:

A- La ley de inversiones redactado 2006 por el parlamento del Kurdistán. B- La ley de fiscalía y sus facilidades para las inversionistas
C- Financiación del gobierno KRG a los proyectos estratégicos públicos (Electricidad,
agua y servicios generales e etc.…).
D- Facilidades gubernamentales de KRG a las inversiones directas y indirectas
E- Facilidades gubernamentales de KRG a las inversiones extranjeras.
F- Seguridad y protección del KRG a todas las empresas extranjeras.

Después del año 2013 empieza la guerra del terror y la llegada de Dáesh ISIS, se paran los ingresos provenidos del centro Bagdad, los proyectos sufren un golpe financiero y déficit en el presupuesto del gobierno de KRG como gastos de inversiones generales en el Kurdistán. Muchas empresas extranjeras tuvieron que parar y retirar sus capitales, algunos quedaron en quiebra por no poder pagar sus gastos, otros que terminaron no pudieron pagar sus deudas fiscales.

Lo mas destacado era los ingresos fiscales laborales y otros impuestos y tasas fiscales, porque el gobierno mismo había tomado una política de austeridad de sueldos en 2014 después del inicio de la guerra del terrorismo ISIS y los cortes del gobierno federal de los ingresos hacia la región, lo que causo un déficit civil de los ingresos salariales y concluyo manifestaciones y renegar a pagar los impuestos.

CONCLUSIONES

El análisis del terrorismo y sus efectos económicos dentro de la región del Kurdistán Iraquí implicó el esfuerzo del investigador en dar cuenta de la evolución de las principales variables que según distintos autores, forman parte de los costos directos e indirectos en los que se incurre en una sociedad cuando se encuentra agobiada por este proceso.

El terrorismo como actividad, a nivel general, para cualquier economía genera,

- Efectos sobre el turismo
- Efectos sobre la inversión extranjera
- Efectos sobre los mercados de capitales
- Efectos sobre líneas áreas
- Efectos de las medidas presupuestarias
- Efectos sobre el crecimiento económico

Estas variables se intentaron dilucidar dentro de la economía regional, para medir los efectos o costos económicos del terrorismo, arribando que, en el caso del turismo, para la región del Iraq, sin poder distinguir entre aquellas relacionadas al gobierno Kurdistán sino en términos regionales, el mismo no muestra un efecto en términos nominales negativo, aunque por falta de información de la variación de los precios, no es posible dilucidar si en términos reales la situación se modifica.

En relación a la inversión extranjera dentro de la economía Kurdistán la misma, si observó una merma en momento de mayor preponderancia del conflicto armado, como en los años 2014 y 2015, como así también los efectos en el crecimiento económico. El análisis de esta variable se dimensionó por medio de la evolución del producto bruto interno, ya que no se dispone de información respecto del desarrollo en otras dimensiones de la economía, o la brecha de la pobreza. La falta de datos no implica, que distintas organizaciones mundiales como la FAO no afirmen que la calidad de vida de los habitantes de esta región no se haya visto deteriorada por el terrorismo. En este sentido, se puede afirmar que el Índice de Desarrollo Humano calculado por las Naciones Unidas ubique a la sociedad como aquella de mala calidad.

En cuanto al déficit, el país presenta un mayor grado de gasto cuando el terrorismo se debe afrontar con erogaciones del Estado. Así la evolución, del gasto militar en esta nación se ha incrementado en los últimos años producto de la necesidad de la región, como nación de asegurar la paz social e interna.

Por último, en relación a la formación bruta de capital, se puede observar que la misma ha disminuido notablemente en los últimos años, producto de que se ha direccionado el esfuerzo de la economía en armar las distintas tropas en la lucha contra el terrorismo. A su vez, se tiene que la dependencia del petróleo y los precios internacionales de este han colaborado a que el ingreso de divisas no se deteriore de manera considerable de la economía y que por ende, la economía no se derrumbe de manera total.

BIBLIOGRAFÍA

Bandyopadhyay, Subhayu, y Todd Sandler. (2014). Immigration Policy and Counterterrorism, Journal of Public Economics, vol. 110, pp. 112–23.

Bandyopadhyay, Subhayu, y Todd Sandler.(2014). The Effects of Terrorism on Trade: A Factor Supply Analysis. Federal Reserve Bank of St. Louis Review, vol. 96, No. 2, pp. 229–41

Becker, G. (1968). Crime and Punishment: An Economic Approach. The Journal of Political Economy, Vol. 76, No. 2. (Mar. - Apr., 1968), pp. 169-217. The University of Chicago Press.

Barkey, H. J.; Laipson, E. (2005). "Iraqi Kurds And Iraq's Future". Middle East Policy. 12 (4): 66–76 [p. 68].

Dominé, M. (2006). Criminalidad económica y terrorismo. Revista de Derecho de la Universidad Católica de Uruguay.

David Poza Cano, Documento Opinión, 103/2017 La cuestión kurda: ¿hacia un nuevo Estado en Oriente Próximo? Instituto Español de Estudios Estratégicos. ieee.es.

Documento PDF de ICEX, Ministerio de Economia y Competitividad, Informacion de interés sobre el Kurdistán Iraquí. file:///C:/Users/DOMINI~1/AppData/Local/Temp/4684940.pdf

Ehrlich, I. (1973). The Supply of Illegitimate Activities. Unpublished manuscript, Columbia University. New York.

Helm Fondo. (2014). Sistema Integral de Prevención y Control del Lavado de Activos y de la Financiación del Terrorismo-SIPLAFT Manual de Procedimientos. Aprobado por la Junta Directa en Concordancia con los requerimientos de la Banca de Valores de España. Madrid, España.

Instituto de Economía y Paz. (2018). The Economic Value of Peace 2018. Measuring the Global Economic Impact of Violence and Conflict.Sydney, October 2018.

Jaitman, L. (2017). Los costos del crimen y la violencia. Nueva evidencia y hallazgos en América Latina y el Caribe. Banco Interamericano del Desarrollo. Washing ton D.C.

Lacina, Bethany; Gleditsch, Nils Petter (2005). "Monitoring Trends in Global Combat: A New Dataset of Battle Deaths" . European Journal of Population. 21: 154. Archive d from the original on Oc tober 6, 2014. Retrieved December 8, 2018.

Oilwatch accion ecologica, La Guerra petrolera en Irak, 25 Feb 2003. http://www.accionecologica.org/petroleo/politicas-petroleras/191-la-guerra-petrolera- e n-irak

Pydnick, R y Rubifield, D. (2005). Microeconómia. Madrid, España: Prentis Hall.

Rey Guerra, G (2013). Los costos del Terrorismo. Revista Científica, “T heVisionary”. N 52. Madrid, España.

Soares, R. (2015). Welfare costs of crime and common violence. Sao Paulo School of Economics, Getulio Vargas Foundation, Sao Paulo, Brazil

Stigler, G. (1962). What Can Regulators Regulate? The Case of Electricity. J-Law and Economic, Vol, V. October 1962.

SubhayuBandyopadhyay, Todd Sandler y JavedYounas. (2015). El Costo del Terrorismo. Revista Finanzas & Desarrollo. Fondo Monetario Internacional. Washington, D C.

UNDP Iraq Living Conditions Survey 2004, Volume 1 Tabulation Report, Table 1.6: Age in broad groups, mean and median age.

UNDP Iraq Living Conditions Survey 2004, Volume 1 Tabulation Report, Table 1.12: Displacement due to war.

World Bank Publication document, KURDISTÁN REGION OF IRAQ REFORMING THE ECONOMY FOR SHARED PROSPERITY AND PROTECTING THE VULNERABLE.

[...]


* Halal: En su significado islámico es todo lo que permite el Curan y Muhammad de comer y hacer, se puede expresar y modificar según la situación y el interés, por ejemplo, en caso de guerra todo lo que se gana es halal como (mujeres, niños, y todo lo que tenga valor) se matan los hombres.

42 de 42 páginas

Detalles

Título
Los efectos económicos del terrorismo en la economía regional
Subtítulo
Una leyenda al caso de la Región del Kurdistán de Iraq entre 2003-2017
Universidad
University of La Laguna Teneriffa
Calificación
Phd
Autor
Año
2019
Páginas
42
No. de catálogo
V507649
Idioma
Español
Etiqueta
región, kurdistán, iraq
Citar trabajo
Nawshirwan Rashid (Autor), 2019, Los efectos económicos del terrorismo en la economía regional, Múnich, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/507649

Comentarios

  • No hay comentarios todavía.
Leer eBook
Título: Los efectos económicos del terrorismo en la economía regional


Cargar textos

Sus trabajos académicos / tesis:

- Publicación como eBook y libro impreso
- Honorarios altos para las ventas
- Totalmente gratuito y con ISBN
- Le llevará solo 5 minutos
- Cada trabajo encuentra lectores

Así es como funciona