La técnica contrapuntística en Canción de Rachel de Miguel Barnet y La fiesta de los tiburones de Reynaldo González Zamora


Trabajo, 2005

39 Páginas, Calificación: 2,8


Extracto


Índice

1. Introducción
1.1 Planteamiento del tema
1.2 Definición del término "técnica contrapuntística"

2. Clasificación de Canción de Rachel y La fiesta de los tiburones
2.1 Las obras y su recepción
2.2 Contexto de la producción de las obras
2.3 Clasificación según las condiciones ideológicas del uso de la técnica

3. Análisis de la técnica contrapuntística
3.1 Estructuración:
3.1.1 La presentación formal de la técnica contrapuntística en Canción de Rachel
3.1.2 La presentación formal de la técnica en La fiesta de los tiburones
3.2 Función y efecto de la técnica contrapuntística en Canción de Rachel
3.2.1 Función y efecto en cuanto a la dimensión estética y estilística
3.2.2 Función y efecto respecto a la dimensión ideológica
3.2.3 El aporte del autor
3.3 Comparación: La técnica contrapuntística en La fiesta de los tiburones
3.3.1 La función y el efecto en cuanto a la dimensión estética y estilística
3.3.2 La función y el efecto en cuanto a la dimensión ideológica y temática
3.3.3 Crítica de otros autores de la técnica literaria en La fiesta de los tiburones
3.4 La técnica contrapuntística usada en otras obras

4. Resultado

5. Bibliografía

6. Apéndice
6.1 Lista de inserciones - Canción de Rachel
6.2 Lista de las inserciones: La fiesta de los tiburones

1. Introducción

1.1 Planteamiento del tema

El uso de lenguaje es básico para el testimonio y obviamente para toda la literatura porque la herramienta principal del escritor es su lenguaje; se da una intención con el lenguaje, directo o figurado. La emoción, la fuerza, la ternura le llega al lector mediante el lenguaje. Ningún tema por grandioso que sea, por dramático, humano o espectacular que sea podríamos llevarlo fielmente al lector si no usamos un lenguaje adecuado. (Rojas 1986: 322/323).

El lenguaje es medio para hacer literatura. En este trabajo se analiza la manera de narrar diferente - es el concepto de la técnica contrapuntística. Esta técnica, usada en las obras Canción de Rachel del Miguel Barnet y en La fiesta de los tiburones de Reynaldo González, cumple dos dos funciones: Por una parte tiene una dimensión en cuanto a la forma y la técnica de narrar y estructurar el texto, por la otra en cuanto a la ideología transportada por esta combinación de diferentes voces.

No hay estudios explícitos en cuanto a la técnica contrapuntística usada en novelas testimonios. Existe un insuficiente estado de investigación. Obras que tocan el tema tienen su origen en el análisis de formas literarias, y tocan el uso de la técnica de la narración solamente de manera superficial.

Por las razones ya explicadas el tema de este trabajo puede ser un intento para llenar el vacío de la literatura pasiva y de contribuir algunos conocimientos más a la literatura testimonial. En la parte investigativa de este trabajo se realiza un estudio empírico de la técnica contrapuntística a través de un esquema de la estructuración de la obra Canción de Rachel. En un segundo paso este esquema será comparada con la estructura existente en La fiesta de los tiburones. Este trabajo se concentra en la manera de la técnica contrapuntística es usada en la macroestructura (presentación formal, estilística) y cuál es su función y su efecto en las obras analizadas del uso de la técnica contrapuntística.

Primero va a ser presentado el término de la técnica contrapuntística, luego, se hará referencia a las novelas testimonios, y en una tercera parte, se tratará explícitamente el tema de la dimensión de la técnica. Finalmente la crítica de otros autores respecto a las obras en cuestión será analizada.

1.2 Definición del término "técnica contrapuntística"

El término „técnica contrapuntística” es fundamentalmente un término de la esfera musical. Contrapunto es, según el diccionario de la lengua española de la Real Academia Española la "concordancia armoniosa de voces contrapuestas" o el "arte de combinar, según ciertas reglas, dos o más melodías diferentes". Esta técnica se refiere al recurso de la composición que consiste en contraponer puntos entre dos melodías. El diccionario Encarta (2000), por su parte, define el "contrapunto" como

Bezeichnung aus der Kompositionslehre für eine Technik, die im Unterschied zur Harmonielehre die selbständige (polyphone) Führung zweier oder mehrerer Stimmen nebeneinander zum Gegenstand hat. Bei sukzessivem Stimmeneinsatz werden zu einer vorgegebenen Stimme (Cantus) eine oder mehrere Gegenstimmen gesetzt.

Esta cita indica que la parte básica en la técnica del contrapunto es la parte fija (el cantus), a la cual se oponen uno o más partes en contra. En los primeros intentos se trató de (com)poner en contraste una melodía fija con dos o tres voces. Los métodos del contrapunto se perfeccionaron en el siglo XVI. Sin embargo, el término se desarrolló a principios del siglo XIV.

Aunque los términos contrapunto y polifonía son casi sinónimos y utilizados de manera muy similar, se distingue: Mientras que polifonía se refiere a ciertas estructuras musicales, contrapunto indica la técnica para componer música polifónica (Encarta 2000).
En este trabajo se entiende por "técnica contrapuntística" el método de oponer textos de diferentes fuentes, tal como diferentes testimonios o artículos periodísticos para lograr cierta función, la cual será analizada más adelante.

2. Clasificación de Canción de Rachel y La fiesta de los tiburones

La obra Canción de Rachel, del autor cubano Miguel Barnet, nacido en 1940, es clasificada como "novela testimonio". Este término, introducido en 1979 por Barnet, sirve para señalar un grupo de textos que contienen partes no ficcionales o no literarias con partes literarias. La declaración del crítico Paschen (1993: 52) subraya la causa por la cual se usa el término en este trabajo: es un término que expresa el carácter híbrido, mejor dicho, el equilibrio entre la ficción y la no-ficción (encontramos en las dos obras tanto textos más o menos fingidos, ficcionales, como que hay una gran parte de textos no ficcionales).

El crítico Bunke (1988) propone la distinción entre cuatro tipos de testimonios: testimonios periodísticos, autobiográficos, etnográficos y múltiples. Canción de Rachel tanto como La fiesta de los tiburones pertenecen al tipo de los testimonios múltiples. Estas obras tienen las características del montaje, el cual coordina textos de diferente origen con elementos gráficos de diversas condiciones.

2.1 Las obras y su recepción

Canción de Rachel fue publicada en 1969 como segunda novela testimonio de Barnet. La historia de la primera novela testimonio de Barnet, Cimarrón, termina con la Guerra de la Independencia. La historia de Canción de Rachel empieza poco después, en la época de la República y trata del tiempo hasta la década de los 30, la paralización del régimen Machado. Rachel, nacida en 1888, es una vedette cubana, de padre alemán y madre húngara, que narra su recuerdos desde 1902 hasta finales de los años veinte. Al comienzo, Rachel es corista en un circo, luego es actriz en el teatro Tívoli, y a continuación trabaja en el teatro Alhambra. Con la aparición del cine su fama disminuye, y, pocos meses antes de que cierren la Alhambra, Rachel se retira y se queda viviendo en sus recuerdos a su gran tiempo.

Mientras que la recepción del Cimarrón es muy positiva a nivel mundial de los críticos, la recepción de Canción de Rachel es muy variada e híbrida. El concepto barnetiano de presentar un mal ejemplo para justificar la Revolución cubana, es para algunos demasiado sutil (Ingenschay 1994: 130); quizás algunos no pueden compartir la idea de Barnet de mostrar la ideología cubana desde otra perspectiva, la de una protagonista que no es ideológicamente aceptada o "correcta", sino un ejemplo "negativo". El crítico López no está de acuerdo con la idea de Barnet: Barnet quiere presentar Rachel como una "síntesis de todas las coristas" (Barnet 1970a: 8), como una mezcla de diferentes personas. Pero López critica que Rachel es una corista "igual a cualquier otra corista en tiempo y espacio" (López 1969: 123). Aunque López reconoce la ficcionalidad de Canción de Rachel, y sabe que la obra es "más novela que testimonio", el crítico la lee como documento (Azougarh 1996: 72).

En su tratado literario "Socio-literatura" Barnet dice que "los hechos principales" deben ser descritos por "protagonistas más idóneos" (Barnet 1986). Aquí uno puede preguntarse quién puede ser más idóneo para caracterizar la época de la República de los años veinte sino una protagonista que trabaja en el ambiente del teatro, de la diversión y del lujo. Rachel es la protagonista idónea "para conocer un medio, una época" (ibid. p. 137). En opinión de la crítica Chang-Rodríquez Canción de Rachel cumple el concepto de Barnet que afirma que en la novela testimonio suelen hablar personas marginadas. Rachel pertenece a un grupo doblemente marginado de la sociedad cubana debido a su sexo y su profesión (Chang-Rodríguez 1978: 134).

Aunque la idea de presentar un mal ejemplo de la Revolución cubana es obvia, con lo cual Barnet puede apoyar la ideología del socialismo y de la Revolución, la recepción de la obra fue peor que la del Cimarrón. Según Ingenschay "kann man im testimonio anscheinend soweit nicht gehen, wie Barnet hier wollte" (Ingenschay 1994: 132).

El pacto que establece Barnet al lector al establecer diálogos entre los diferentes narradores del relato exige un

conocimiento tanto del trasfondo histórico-social de la República como del ambiente de chismes y escándalos que tuvieron lugar en La Habana de aquel tiempo [...]. Más que ningún otro lector de la novela-testimonio, el de Canción de Rachel es un lector cubano (Azougarh 1996: 70/71).

La fiesta de los tiburones

La obra La fiesta de los tiburones del novelista, periodista y ensayista Reynaldo González Zamora (1940), galardonado con el Premio Nacional de Literatura Cubano 2003, reconstruye la historia cubana y da una crítica social de los hechos más dramáticos del primer cuarto del siglo xx. La obra narra las vidas de los cubanos de bajos recursos, a partir de diez informantes individuales. Ellos son obreros de la industria azucarera y son entre 69 y 95 años de edad (en 1970), entre ellos se encuentra una mujer. Las opiniones de los azucareros se refieren, de una manera hostil, a las dinámicas socioeconómicas y políticas de la República, dependiente del neocolonialismo. La historia trata, además, de la sublevación de la guerra de "Los Independientes de Color", una asociación política que procuraba la igualdad racial. Los comentarios de los obreros (de los que González cambia los nombres; por causas ideológicas) se refieren a la inestabilidad política, la violencia y el clientelismo y son mezclados con textos del periódico El Pueblo.

El autor cubano asevera en la "Noticia al lector" que La fiesta de los tiburones es su primer paso en dirección a la literatura-testimonio (González 1983: 21), conociendo las ideas de Barnet. González afirma que su obra, La fiesta de los tiburones, tiene un carácter testimonial, una visión subjetiva de la historia que se desarrolla a través de una conciencia nacional (González 1983: 21).

No hay muchos críticos de la obra de González, pero Barnet lo alaba al decir que este escritor cubano es "un testimonio fidedigno de un conglomerado humano ubicado regionalmente" (Barnet 1983b: 93). Además él enfatiza que la obra de González refleja la sociedad e historia cubana, "es representativo de esa célula compleja [...] con todas sus características" y representa "experiencias comunes" (ibid.: 94). Por eso Barnet caracteriza la obra, que tiene "valor universal", como testimonio: "La fiesta de los tiburones es un testimonio en modo mayor" (ibid.). Según Barnet el libro logra el concepto de novela testimonio porque González supo escoger e identificar con sus personajes y respetar un lenguaje local a través de una creación literaria (ibid.). González confirma que el estilo del lenguaje suele mantener el carácter de diálogo abierto y el testimonio oral.

2.2 Contexto de la producción de las obras

González hizo investigaciones durante cinco meses en Ciego de Ávila, el pueblo donde nació, buscando datos en publicaciones, documentos, libros de historia y periódicos respecto a la información de los testimonios. La primera versión de su libro corresponde al año en que había realizado las investigaciones (1970).

La obra de González está enmarcada en la época después de la Independencia de Cuba de los Estados Unidos. Todavía tenían el derecho a intervenir militarmente por la "Enmienda Platt" a Cuba, de la cual hicieron uso en una segunda intervención entre 1906 y 1909. El gobierno estaba caracterizado por una gran inestabilidad política, tal como por conflictos entre los partidos conservadores y liberales, y hasta caudillismo. A nivel económico se presentaba el boom azucarero que continuó hasta 1920, y posterior una caída dramática del precio de azúcar a nivel mundial, el cual causó la crisis financiera cubana.

El contexto en el que se desarrolla Canción de Rachel es la Revolución cubana. Barnet se distancia de Rachel en su obra, porque ella no es una portavoz, un buen ejemplo para la idea de la Revolución, como lo es Esteban Montejo, el informante del Cimarrón, el cual luchó en la Guerra de Independencia. Como propuso Fidel Castro en sus "Palabras a los intelectuales", los artistas y escritores deben elaborar obras sobre la historia de Cuba:

[...] Envidiábamos a los intelectuales y a los artistas y a los guerreros y a los luchadores y a los jefes de aquella época [Guerra de Independencia, S.L.].

[...] Nos ha tocado vivir un gran acontecimiento histórico. [...]. Y ustedes, escritores y artistas, han tenido el privilegio de ser testigos presenciales de esta Revolución [...]. [...] Ser actores de esa Revolución, de escribir sobre ella, de expresarse sobre ella (Castro 1961: 30/31).

Barnet sigue el camino señalado por Castro y narra en cada una de sus novelas-testimonios una época de la historia de Cuba. Ingenschay ratifica esta tendencia y afirma que Barnet no deja ninguna duda de que el género de la novela testimonio es el producto directo de la Revolución cubana (Ingenschay 1994: 125). Las directivas en Cuba respecto al contexto que las producciones deben seguir, se mantienen dentro de los marcos previstos por Castro: "Dentro de la Revolución: todo; contra la Revolución: ningún derecho" (Castro 1961: 11).

Se debe mencionar aquí la función de los premios a la novela testimonio concedidos desde 1970 por la Casa de las Américas, que es la primera institución de fomento cultural en Cuba. Con el reconocimiento del género de la novela testimonio ésta se ve confirmada y promovida.

2.3 Clasificación según las condiciones ideológicas del uso de la técnica

En los años 60 y 70 había fuertes tensiones en el ámbito artístico en Cuba debido Castro, quien dio directivas a los intelectuales de la sociedad cubana, sobre todo en su discurso "Palabras a los intelectuales" (1961). Él suprimió ideas contrarias, que no estaban conformes con la trayectoria de la Revolución, como ocurrió el caso Padilla[1]. También la crítica Gonzáles menciona que tuvo problemas con la intolerancia del gobierno, la cual causó un retraso en la publicación de su obra. Esto produce inevitablemente una fuerte limitación de las afirmaciones de los protagonistas en la obra de Barnet y González.

En este contexto se puede observar que González se distancia explícitamente debido a las anotaciones hechas al texto de los comentarios testimoniales, pues teme que los lectores no entendieran la técnica de presentar las opiniones de los obreros y contraponerlas con información de otra fuente. González revoca en su prólogo la fuerza de las interpretaciones de algunos de sus diez testimonios los cuales mostraban "supervivencias de lo que, desde nuestra actualidad, observamos como vicios republicanos" (González 1983: 14). Además, él enfatiza lo bueno de la política contemporánea al expresar que "el pasado republicano es también algo sin regreso" (ibid.). Debido a que el autor teme que los lectores pudieran entender mal su idea, da una introducción diciendo que las opiniones de los testimonios requieren de la paciencia del lector, pues los argumentos son de diversa índole y pueden ser racistas (González 1983: 16).

En cuanto a Canción de Rachel es llamativo que Barnet trata de distanciarse en cierta manera también de las opiniones de su protagonista. Él cambia la estructura de la narración en Canción de Rachel mucho más que en Cimarrón. Según Azougarh Canción de Rachel es mucho más una obra novelística:

Miguel Barnet no abandona del todo su propósito testimonial pero actúa esta vez más bien como novelista [...]. Esto se nota tanto en aspectos de índole estructural del relato (técnica contrapuntística) como en otros de naturaleza temática (Azougarh 1996: 71).

Ideológicamente Barnet se distancia, como González, de lo que dice su informante, mejor dicho, sus informantes. Para muchos críticos, como para Collazos, Canción de Rachel demuestra la posibilidad o el intento de "un reflejo complementario" (Collazos 1970: 191) de la historia cubana (de la República). Rachel refleja más bien la "inautenticidad" y el "crédito se dirige más hacia su imaginación". A diferencia de Cimarrón, Rachel no vive la historia, solamente la toca con una "conciencia artificial" (ibid.). En cierta medida es, según Collazos, ahistórica, porque "No vive la historia: la contempla. No la sufre, la desdeña. No participa en ella, la elude" (ibid.). Para Collazos parece como si Canción de Rachel fuera una parodia de la clase social de los años veinte, para que el lector no se confunda entre la ideología de Barnet y la ideología de Rachel.

Barnet ha interrumpido la épica del Cimarrón y ha abierto, pensamos que provisoriamente, la del encantamiento de la parodia, un poco con las delicias de la comedia. (Collazos 1970: 192).

Con una cita del crítico Vera León concluyen estos primeros planteamientos en cuanto a las condiciones ideológicas de la obra (que serán profundizas en el capítulo 3). Mientras que el autor debe dar la palabra al informante, él todavía tiene el poder de crear su propio "texto":

La oralidad referida y construida [...] es por lo tanto el espacio en el que el transcriptor construye su autoridad. La democracia de la enunciación testimonial, dar la palabra al otro, no es un acto de aceptación total. (Vera León 1992: 190).

[...]


[1] Herberto Padilla, que escribió un poemario aparentemente anti-revolucionario, fue detenido y encarcelado en 1971 por tensiones con el gobierno. A pesar de que a Padilla le es impuesto un aislamientoes puesto unos meses después en libertad. En 1980 se le permite salir de Cuba, y Padilla, como muchos otrtos interlectuales se distancian del régimen castrista. Se fue a los Estados Unidos.

Final del extracto de 39 páginas

Detalles

Título
La técnica contrapuntística en Canción de Rachel de Miguel Barnet y La fiesta de los tiburones de Reynaldo González Zamora
Universidad
University of Hamburg  (Insitut fuer Romanistik)
Curso
Lateinamerikanische Literatur
Calificación
2,8
Autor
Año
2005
Páginas
39
No. de catálogo
V61881
ISBN (Ebook)
9783638552356
ISBN (Libro)
9783656485889
Tamaño de fichero
538 KB
Idioma
Español
Notas
Sehr ausfuerlicher Analyse-Anhang der zwei Romane
Palabras clave
Canción, Rachel, Miguel, Barnet, Reynaldo, González, Zamora, Lateinamerikanische, Literatur
Citar trabajo
Sarah Lindner (Autor), 2005, La técnica contrapuntística en Canción de Rachel de Miguel Barnet y La fiesta de los tiburones de Reynaldo González Zamora, Múnich, GRIN Verlag, https://www.grin.com/document/61881

Comentarios

  • No hay comentarios todavía.
Leer eBook
Título: La técnica contrapuntística en Canción de Rachel de Miguel Barnet y La fiesta de los tiburones de Reynaldo González Zamora



Cargar textos

Sus trabajos académicos / tesis:

- Publicación como eBook y libro impreso
- Honorarios altos para las ventas
- Totalmente gratuito y con ISBN
- Le llevará solo 5 minutos
- Cada trabajo encuentra lectores

Así es como funciona